Internet

A filósofos e intelectuales les gustaría creer que las ideas, y preferiblemente sus ideas, gobiernan el mundo. Esta visión idealista de nuestras sociedades es difícil de demostrar. Sabemos que, para los marxistas, las ideas solo existen como una apariencia del equilibrio de fuerzas entre las clases sociales. ¿Cómo arbitrar entre estas dos tesis opuestas? No podemos, sin duda, y ninguna de estas dos versiones deja lugar al azar. Sin embargo, el azar puede ser decisivo: el virus Covid-19 ya ha provocado transformaciones sociales (el teletrabajo, por ejemplo) que nadie había previsto. Además, las tesis idealistas, materialistas y arriesgadas nunca dejan suficiente espacio a las innovaciones técnicas y, sobre todo, a las innovaciones en la circulación del pensamiento.…  Seguir leyendo »

Los primeros en caer fueron los mayores. La tecnología los hizo sentir anticuados—como si la obsolescencia pudiera ser humana en vez de tecnológica—y convenció a muchos de no ser lo suficientemente modernos como para abrazar la cultura digital. Después de hacer sentir inútiles a decenas de miles, esa misma tecnología echó a patadas a millones de pensionistas de los bancos donde habían ahorrado e invertido durante toda su vida. Se dijo entonces que las personas mayores debían trabajar su “alfabetización digital” y adquirir destrezas nuevas. Así nos tragamos una doble mentira. La primera es que las personas debemos adaptarnos a la tecnología cuando es la tecnología quien debe resultar útil y sencilla para todos.…  Seguir leyendo »

El algoritmo parece hoy convertido en la cifra del mundo. Como el logos que otrora indagaban los antiguos filósofos, o la música numérica que Pitágoras buscara en las esferas celestes. El algoritmo viene a cumplir el deseo cartesiano de una mathesis universalis o el leibniciano de una characteristica universalis; en ambos casos, se trataba del anhelo de reducir la naturaleza física y aun humana a su formulación aritmética, a una escritura universal. Leibniz, inventor del sistema binario, soñaba con un sistema de signos, un lenguaje común con el que pudieran expresarse los contenidos de los hallazgos matemáticos, físicos, técnicos, sociales, administrativos, utilizable en los más elevados ámbitos del saber, pero también en el funcionamiento común de las sociedades, capaz de traducir no solo lenguas y figuras, sino también pensamientos y opiniones, el cual, por simples operaciones, podría resolver las disensiones más profundas.…  Seguir leyendo »

‘Matrix’ representa el optimismo por un internet libre. Silicon Valley tiene otros planes

Cuando se estrenó Matrix en 1999, la expectativa sobre internet había llegado a un frenesí. La revista Time había nombrado a un joven Jeff Bezos como la Persona del Año, por personificar los dos grandes temas del momento: “el comercio electrónico y la manía de las puntocoms”. La BBC lo declaró “el año de internet”. En The New York Times, Thomas Friedman describió la web como “un símbolo de que todos estamos conectados, pero nadie está al mando”.

Algunos designaron con entusiasmo a Matrix —con sus efectos especiales innovadores generados por computadora y su estilo ciberpunk— como “la primera película del siglo XXI”.…  Seguir leyendo »

A man walks past an ad at an Internet devices shop in St. Petersburg in April 2019. (AP Photo/Dmitri Lovetsky)

In early December, Russian censors scored an unexpected success: Internet users all over the country reported that Tor, an encryption software that allows users to bypass online government controls, was going offline.

The Russian security services have been trying to neutralize Tor for years. They view it as the West’s censorship circumvention tool of choice. Its creation was sponsored by the International Broadcasting Bureau, a U.S. agency that provides technical support to Voice of America and Radio Free Europe/Radio Liberty. The irony, though, is that Russian state scored this victory over freedom of information with the help of Western companies.

Russia calls its system for controlling online discourse the “sovereign Internet.”…  Seguir leyendo »

En la economía, todos somos, varias veces al día, un producto, porque si el producto es gratis, el producto somos nosotros. Quien más y quien menos ya es consciente de esa realidad, hace años inadvertida.

Sin embargo, aún actuamos con la venda en los ojos. El buscador de internet, nuestra red social favorita, el punto azul que seguimos en el mapa cuando visitamos otra ciudad: todo nos parece gratis, pero no lo es. Pagar con datos es pagar, y con nuestros datos, grandes plataformas tecnológicas de Estados Unidos o China están construyendo imperios que rayan la condición de monopolios.

Con el poder de su músculo financiero y la casi mágica eficiencia de sus productos y servicios, estas empresas nos han acostumbrado a permitir, en el mundo digital, situaciones que nos resultarían inconcebibles en lo físico.…  Seguir leyendo »

Deberíamos saber menos de los demás

En 2017, luego de la conmoción que causaron el brexit y la elección de Donald Trump, Christopher Bail, profesor de sociología y política pública en la Universidad Duke, se propuso estudiar qué pasaría si se sacara a la gente de las cámaras de eco que son las redes sociales.

Bail es el director de The Polarization Lab, un equipo de científicos sociales y estadísticos que estudia cómo la tecnología amplifica las divisiones políticas. Él y sus colegas idearon un experimento sencillo. Como Bail escribe en su libro más reciente, Breaking the Social Media Prism, reclutaron a 1220 usuarios de Twitter que se identificaban como demócratas o republicanos, y ofrecieron pagarles 11 dólares para que siguieran una cuenta de Twitter específica durante un mes.…  Seguir leyendo »

En 2016, Timothy Garthon Ash, historiador y analista británico, publicó el libro Freedom of Expresion. Ten Principles for a Connected World. En él, establecía una serie de nociones mínimas para que, en medio del tropel de voces y posturas que transitan en la esfera digital, se buscara preservar la libre expresión y, al mismo tiempo, “civilizar” el conflicto inherente a la diversidad de la red. Cinco años después, la libre expresión en el mundo conectado que analizaba Garthon Ash, se ve amenazado por nuevos elementos que, si bien no son del todo inesperados, sí ameritan una reflexión.

La organización no gubernamental Freedom House elabora desde hace once años el reporte Freedom on the Net, que evalúa el estado de la libertad digital en el mundo.…  Seguir leyendo »

Google and Apple removed a Russian opposition voting app from their online stores after pressure from Russian lawmakers. (Alastair Pike/AFP via Getty Images)

On Sept. 16, one day before Russia’s parliamentary election got underway, members of the upper house of the Russian parliament summoned representatives of Google and Apple to rebuke them for allegedly “interfering” in the vote. The tech companies’ ostensible offense: allowing users to access a voting assistance app created by supporters of jailed opposition leader Alexei Navalny. In the end, both companies buckled and removed the app from their online stores.

Much of the resulting coverage depicted Moscow’s crackdown on the two Silicon Valley platforms as just another part of the government’s broader assault on freedom of expression. But focusing on that aspect, as accurate as it is, risks missing a bigger story.…  Seguir leyendo »

Sajjad Hussain/AFP via Getty Images

En la cumbre del G7 el mes pasado, la India se sumó a otros 11 firmantes —desde Canadá hasta Corea del Sur y la Unión Europea— en una declaración conjunta que afirma la «convicción que comparten sobre las sociedades abiertas, los valores democráticos y el multilateralismo». La declaración promociona el compromiso de los firmantes con las reglas internacionales y normas relacionadas con, entre otras cosas, «la libertad de expresión, tanto en línea como por otros medios» e identifica los «cortes de Internet con motivaciones políticas» como amenazas contra la libertad y la democracia. Según esta definición, ya no se puede considerar a la India como un modelo de los valores democráticos.…  Seguir leyendo »

Russian President Vladimir Putin talks with Chinese President Xi Jinping via video conference in Moscow on June 28. (Alexei Nikolsky, Sputnik, Kremlin Pool Photo via AP)

At the very moment that Russia and China are facing more pressure from Western governments to stop malicious cyberattacks, they’ve announced a pact to work together for new rules to control cyberspace.

In the annals of diplomatic hypocrisy, this new accord is a stunner, even by Russian and Chinese standards. It promotes a new Russian plan for international governance of the global Internet, even as it stresses the right of Russia, China and other authoritarian states “to regulate the national segment of the Internet” to edit and censor what their people can see.

The June 28 Russia-China accord was revealed in a little-noticed posting the next day by the Chinese embassy in Moscow, which was sent to me by a European Internet activist.…  Seguir leyendo »

Nada más cercano a la ceguera que un mundo saturado de imagen. Nuestro mundo-pantalla en cierta forma vuelve más difícil cerrar los párpados, y ante la saturación y disponibilidad que incita a ver todo el tiempo complica observar lo mirado, detener la imagen y profundizar en ella, abordar el espesor más allá de lo epidérmico. La dificultad de mirar sin párpados conlleva el riesgo de inmunizarnos frente a las imágenes que en otro tiempo nos hubieran agitado: ese niño tiritando en la frontera, esas muertes masivas.

Porque la luz tiene fama de alentadora, pero ¿han advertido cómo muchas de las cosas que importan suelen protegerse de ella y necesitan oscuridad o párpados?…  Seguir leyendo »

Russia’s campaign to control the Internet isn’t just a secret intelligence gambit any longer. It’s an explicit goal, proclaimed by Russian President Vladimir Putin as a key element of the Kremlin’s foreign policy.

Putin complained during his annual address to the Russian federal assembly on April 21 that the United States and other western countries are “stubbornly rejecting Russia’s numerous proposals to establish an international dialogue on information and cybersecurity. We have come up with these proposals many times. They avoid even discussing this matter.”

Asking for “international dialogue” takes some nerve, coming from the world’s biggest cyberbully — a country that notoriously meddled in the 2016, 2018 and 2020 U.S.…  Seguir leyendo »

Chinese Communist Party diplomat Yang Jiechi speaks at the U.S.-China talks in Anchorage on March 18. (Frederic J. Brown/AP)

China’s top diplomat had an interesting rejoinder to Secretary of State Antony Blinken’s call in Anchorage this month to “strengthen the rules-based international order.” Such an order already exists, answered Politburo member Yang Jiechi. It’s called the United Nations.

Many people have grown used to thinking of the United Nations in recent decades as an annoying talk shop, created with the noblest intentions but increasingly a morass of bureaucracy and mutual back-scratching. But for China and Russia, the United Nations is increasingly the venue for unsubtle power plays — often ignored by the United States — that could shape the new world order that’s emerging.…  Seguir leyendo »

Réduire la haine sur Internet

Internet permet une plus grande participation à la sphère publique. La technologie numérique fournit aux citoyens de nouveaux moyens de s’exprimer, de participer à la vie politique, d’interagir avec leurs élus et de tenir les pouvoirs responsables.

Mais comme nous l’avons tous constaté lors de la récente attaque contre le Capitole à Washington, notre espace public peut également être contaminé par la haine et la désinformation. Il s’agit d’un des paradoxes troublants de notre époque. Le modèle d’affaires des géants de l’Internet amplifie le problème parce que leurs algorithmes nous servent exclusivement l’information que nous voulons consommer, sans égard aux faits.…  Seguir leyendo »

Estamos hartos de neologismos y anglicismos: posverdad, fake news… y, ahora, donde no cabe una palabra extraña más, introduzco esta: oopart. Oopart es el acrónimo en inglés de «artefacto fuera de lugar» y quienes los rastrean sostienen, por ejemplo, que algunos jeroglíficos egipcios representan aviones o que se han encontrado mapas de Sudamérica anteriores a 1492. Por supuesto, todo lo relacionado con estas presuntas anomalías fuera de la historia ha proliferado en Internet, donde protagonizan una parte importante de la disparatada literatura de la conspiración.

Hoy se me ocurren pocas cosas tan fuera de lugar como esa banda de matones y bárbaros que asaltaron el Capitolio estadounidense.…  Seguir leyendo »

Trump decidió dónde iba a echar el resto antes de abandonar la Casa Blanca, ha sido en la sección 230 de la Ley de 1996 de Decencia en las Comunicaciones. No estamos hablando de una norma cualquiera; es la ley fundacional de Internet en EE UU, y actúa como escudo legal para plataformas como Facebook o YouTube protegiéndolas de dos maneras: en primer lugar, de ser demandadas por contenidos publicados por sus usuarios, y en segundo, al dejarles eliminar contenidos susceptibles de objeción. En otras palabras, se trata de la ley que las exime de responsabilidad legal por los contenidos que los usuarios publican en ellas.…  Seguir leyendo »

El Internet global, descentralizado, no gubernamental, abierto y gratuito que existió en sus inicios ha venido desapareciendo. No es ni global, ni abierto. Más del 40% de la población mundial vive en países donde el acceso a Internet es controlado por las autoridades. El Gobierno chino, por ejemplo impide que desde su territorio se pueda acceder a Google, YouTube, Facebook, Instagram, Twitter, WhatsApp, CNN, Wikipedia, TikTok, Netflix o a The New York Times, entre otros. Hay, por supuesto, versiones chinas de esos productos digitales. En la India, Irán, Rusia, Arabia Saudí y muchos otros países, el Gobierno bloquea sitios de la Red y censura sus contenidos.…  Seguir leyendo »

Governments from Belarus to Kyrgyzstan to Zimbabwe have addressed recent protests with a common response: full or partial Internet shutdowns. Other countries — including Myanmar, Sudan, Venezuela, India and Ethiopia — have also recently limited or barred citizen access to the Internet.

Deliberately cutting off or slowing access to the Internet, in fact, has become increasingly common. In 2019, the #KeepItOn coalition recorded 213 incidents of Internet shutdowns across 33 countries.

Our recent work suggests that shutdowns pose three major challenges for protest movements. Here’s what you need to know.

Protest movements rely increasingly on the Internet

When access to the Internet is shut down, people mobilizing against the government find themselves cut off from essential coordination tools, such as messaging apps, alert systems and crowdsourced protest maps.…  Seguir leyendo »

Safari guide Jimmy Lemara Sengeny uses a stargazing app when leaving Porini Camps early on June 19 in Kenya's Ol Kinyei Conservancy. (Luis Tato for The Washington Post)

In Nigeria, thousands have taken to the streets in recent weeks, calling for the abolition of the police’s Special Anti-Robbery Squad (SARS) and other police reforms. On social media, #EndSARS has been a rallying cry for those protesting how the unit has extorted, harassed, illegally detained, tortured and even killed with impunity for decades. This social movement has demonstrated how disenfranchised groups, in this case youths and women, can harness the power of digital media to fight endemic problems like police corruption and brutality.

Earlier this year, Ethiopians took to social media after the killing of singer Hachalu Hundessa. While many shared expressions of sadness, others spread speculation and rumors.…  Seguir leyendo »