Izquierda Unida

La dirección central de Izquierda Unida (IU) propone cambiar de nombre, por otro más inclusivo de sus componentes, a la coalición con Podemos. Vuelve la tan denostada caja de herramientas. Sin embargo, el problema es el contenido: una política errática, una IU diluida y una estrategia más preocupada del sorpasso al vecino que del adversario político. En la pérdida del millón de votos en las generales de junio de 2016, además de un nombre que negaba la identidad de IU, de la humillación del quinto puesto por Madrid y del tercero por Asturias, primó el fracaso del cambio y la investidura.…  Seguir leyendo »

También las organizaciones, incluso las que más amas y de las que has formado parte buena parte de tu vida, tienen derecho a suicidarse, y es algo que aunque me duela tengo la obligación de respetar, porque creo en la libertad y en la autonomía de personas y organizaciones, incluso para equivocarse. Lo que no se me puede pedir, además, es que asista en silencio y mucho menos que colabore con un suicidio que para mí y muchos ciudadanos de izquierdas no tiene sentido ni razón política.

Asisto con estupor a una suerte de eugenesia política de ocasión en dramáticos plazos o actos que creo que es imprescindible denunciar, negar y combatir, precisamente cuando a pesar de más de dos años de inmersión de IU en el grupo parlamentario de Podemos, sus empecinados y casi heroicos electores se mantienen vivos y con clara expectativa al alza en contraste con el estancamiento del conjunto.…  Seguir leyendo »

Durante casi ochenta años, la extinta Unión Soviética levantó, a base de exterminios, cárceles, gulags y cientos de miles de kilómetros de alambres de púas, el paraíso comunista que extendía sus fronteras hasta la mitad de Europa. Durante todo ese tiempo, una gran parte de los llamados intelectuales de izquierda del mundo occidental miraron con anuencia todo aquel inventario de atropellos y asesinatos, a veces simplemente negando su existencia o, si eran puestos contra las cuerdas por la tozuda realidad, explicando la serie de males necesarios que se requerían para luchar contra el perverso capitalismo.

En su ensayo Pasado imperfecto. Los intelectuales franceses (1944-1956), Toni Judt reflexiona con minucia sobre el carácter ambivalente de muchos de estos intelectuales y la pasmosa relajación moral de algunos de ellos, como Emmanuel Mounier, quien escribe, a propósito del golpe de Praga de 1948, que “no hay progreso que no tuviera su comienzo en una minoría audaz, ante la instintiva pereza de la mayoría”.…  Seguir leyendo »

Lamentablemente, no fue posible formar un Gobierno de coalición de centro-izquierda con el que se hubiera abierto una nueva etapa política en nuestro país, y con ella una nueva esperanza para los millones de españoles que votaron a favor del cambio. Se frustró un proyecto que hubiera permitido abordar con consenso e ideas renovadas los grandes problemas del país: el paro, la corrupción, las duplicidades administrativas, las tensiones territoriales y la educación. No ha sido posible. Somos muchos los que señalamos a un responsable principal de nuestra frustración: Podemos, y, en particular, Pablo Iglesias y su radicalismo verbal, que tanto recuerda el lenguaje de ciclostil clandestino de los años 60 y 70 del siglo pasado.…  Seguir leyendo »

Nunca la absorción de una empresa en quiebra había sido celebrada de modo tan espectacular. Podemos se queda con las aminoradas acciones de Izquierda Unida a precio de saldo que es en lo que, ahora la autodenominada Unidad Popular, había quedado. Un nombre imposible para una triste realidad, la unidad popular, la unidad del pueblo, no puede reducirse a dos diputados.

La coalición entre ambas formaciones se escenifica haciendo virtud de la necesidad, pues aunque se venda como la expectativa que acompaña y fortalece a un proyecto imparable no es sino un intento por sobrevivir políticamente a costa de reducir las posibilidades del PSOE, al que tantas veces se menta como necesario aliado.…  Seguir leyendo »

El éxito de Podemos reside en su carácter camaleónico. Pero Podemos no es un camaleón al uso: mientras que los camaleones corrientes se mimetizan con el cromatismo del lugar donde reposan, Podemos posee la excepcional propiedad de mimetizarse con el observador. Así, para el votante urbano, joven (en cuerpo o alma) inconformista, con estudios, políticamente activo y que se considera muy de izquierdas, Podemos se aparece como un instrumento con el que superar esta democracia neoliberal europeizada vasalla de los poderes financieros y las élites de los partidos en la que se ha convertido la España de la Constitución del 78.…  Seguir leyendo »

Mientras los que estamos en Bruselas nos vamos acostumbrando a los controles, mientras la rabia de la gente hacia quienes cometen atentados terroristas, los inspiran, o no los condenan, aumenta por momentos, mientras aún hay velas encendidas por las víctimas del 22 de marzo, nuestro terrorista, Otegi, hablará en el Parlamento europeo ante sus afines entre los que se encuentran Podemos e IU. No es fruto de mi fantasía. El grupo político de la izquierda europea, en el que hasta hace poco se encontraba Pablo Iglesias y hoy están sus compañeros y los de Garzón, ha invitado a Otegi a participar en la reunión de su grupo.…  Seguir leyendo »

Hace algo más de cuatro años ocupamos las plazas para exigir un cambio total en el sistema. Recogimos e hicimos nuestras las luchas históricas del movimiento obrero y de los movimientos sociales a favor de los derechos sociales y democráticos, siempre pensando en la necesidad de construir un futuro común con justicia social. Gritamos que no queríamos ser mercancía en manos de políticos y banqueros, y exigimos abrir una nueva etapa democrática en nuestro país.

Constatamos entonces, como también ahora, que nuestra Constitución de 1978 está agotada. Es más, ha sido tan incumplida por nuestros Gobiernos como superada por los poderes salvajes y antidemocráticos que realmente gobiernan nuestro país.…  Seguir leyendo »

Por Gaspar Llamazares Trigo, coordinador general de Izquierda Unida (EL PAÍS, 26/03/08):

Negar que el resultado electoral ha sido un tsunami bipartidista, impulsado por la polarización de una campaña en torno a los dos grandes partidos, PSOE y PP, es ignorar que las restantes fuerzas políticas del arco parlamentario han bajado sustancialmente en número de votos, menos BNG y Na-Bai, que se mantienen. En el caso de Izquierda Unida este tsunami ha tenido devastadores efectos, porque el sistema electoral magnifica la pérdida de votos de la tercera fuerza estatal, convirtiéndola en una catástrofe parlamentaria, con una desproporcionada pérdida de escaños.…  Seguir leyendo »

Por Julio Anguita, ex secretario general del Partido Comunista de España y ex coordinador general de Izquierda Unida (EL MUNDO, 24/03/04):

El retroceso electoral de IU está produciendo un rosario de posicionamientos y declaraciones de dirigentes que no esperan el debate en los órganos de dirección. Dos líneas de argumentación captan mi atención: la que proyecta sobre el PCE la responsabilidad última del fracaso y la que propugna una vuelta a los orígenes para refundar el proyecto. Ambas se acompañan con una apelación vehemente a la apertura de relaciones con movimientos sociales, intelectuales, profesionales y a las propuestas feministas, ecologistas, pacifistas, etcétera.…  Seguir leyendo »