Justicia Universal

Celebramos el 45 aniversario de nuestras relaciones con China, potencia descomunal, inmenso mercado. Es probable que su presidente nos visite dentro de unos meses. También es posible que como regalo nuestro Gobierno le entregue no una capa española como a Kofi Annan sino un documento sellado que diga que España quiere juzgar a su predecesor como genocida por su conducta en el Tibet. No es broma, ya se planteó. ¿Nos va a salir gratis la anunciada reforma de la jurisdicción universal? Ciertamente no, aunque la ministra de Justicia, con considerable buenismo, ha afirmado en un par de ocasiones, la última en el Club Siglo XXI, que el Gobierno hará en breve una profunda reforma de la jurisdicción universal, es decir: de la ley que permite a tribunales españoles enjuiciar ciertos delitos graves cometidos en el extranjero por nacionales de otros países.…  Seguir leyendo »

Son muchos los retrocesos de derechos humanos en España en los últimos años. Frente a ello, la protesta no puede quedar reducida a un instante concreto sino que debe mantenerse viva. Y reiterarse la reivindicación de recuperar lo que se ha ido restringiendo y perdiendo. Uno de los recortes más flagrantes se refiere a la aniquilación de la justicia universal, tema sobre el cual EL PERIÓDICO ha tenido especial sensibilidad con artículos de Joan J. Queralt y otros expertos. Ahora se produce un hecho que debe ser destacado y da la oportunidad de evidenciar lo que tantas voces críticas ya advertían: la más que posible inconstitucionalidad de esa decisión.…  Seguir leyendo »

El caso Guantánamo, cuya investigación inicié en 2009 y continuó el juez Ruz por delitos de torturas, tratos degradantes e inhumanos en la prisión del mismo nombre, sufridos por cuatro ciudadanos (entre ellos un español) después de su detención por Estados Unidos en Afganistán, Pakistán y Gambia, y hasta su liberación años después, fue archivado el 17 de julio por el actual titular del Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional.

Se enviaron comisiones rogatorias a EE UU y Reino Unido. Sólo este cumplió con la justicia española. El primero, desde la soberbia del poderoso, guardó un silencio culpable y sostiene un centro de detención y tortura que, a la postre, no ha impedido el avance del terrorismo yihadista pero sí ha contribuido a la frustración del Estado de derecho.…  Seguir leyendo »

La provocación del Estado Islámico (EI) a la conciencia de la humanidad es constante. Pretenden destruir todo aquello que conforma la civilización. Los valores y principios inherentes al ser humano y ahora también nuestro patrimonio cultural e histórico. Los cimientos de nuestra civilización. Se trata de la destrucción de legendarias obras que atestiguan nuestra historia: los restos artísticos de las civilizaciones asirias y sumerias. Las imágenes de una horda de bárbaros arramplando con obras del museo y la biblioteca de Mosul, al norte de Irak, bajo control del EI desde junio del año pasado, lo dicen todo.

A la realidad de los degollamientos, asesinatos masivos contra la etnia Al-Sheitaat, la venta de 300 mujeres yazidíes a sus militantes, toma de territorios, recursos naturales y la captura de jóvenes occidentales, el EI añade la necesidad de destruir la historia como una provocación más a Occidente.…  Seguir leyendo »

Desde hace algún tiempo, la llamada justicia o jurisdicción universal es cuestión recurrente en los medios españoles. Y con razón. ¿Por qué este interés, ahora y de repente, por limitar a toda costa la jurisdicción universal que permite a cualquier Estado juzgar determinados delitos que claman a la humanidad con independencia de la nacionalidad del delincuente, la víctima, el lugar de comisión o cualquier otro vínculo que habitualmente determina la competencia de un tribunal?

La justicia universal había sido durante décadas una cuestión pacífica. Desde el año 1985, España contaba con una regulación sobre jurisdicción universal bastante avanzada, considerada por muchos un referente mundial.…  Seguir leyendo »

Supongo que a estas alturas nadie duda de que la democracia y el Estado de Derecho descansan en la separación de poderes, doctrina clásica atribuida a Montesquieu, aunque, para ser precisos, antes que él ya la había elaborado gente tan bien pensante como Aristóteles o el inglés Locke. Pero con independencia de quién de los tres fuera el padre de la criatura, a mi juicio el primero fue el que mejor la explicó. Frente a principios tan maquiavélicos como que el poder no se comparte o que el poderoso debe preservar intacto el teatro de su ceremonia, Montesquieu escribió que era indispensable que el poder contrarrestase al poder, que si el poder legislativo iba unido al poder sobre la vida y la libertad de los ciudadanos, eso sería arbitrario y si era al ejecutivo, entonces el juez podría tener la fuerza de un opresor.…  Seguir leyendo »

Miembros del Congreso español quieren adoptar leyes para limitar a algunos jueces españoles el ejercicio de lo que al parecer ha sido una licencia itinerante para perseguir en tribunales españoles violaciones a los derechos humanos cometidas en otros lugares del mundo. En un caso actual, un juez español quiere dictar órdenes de detención contra Jiang Zemin, expresidente de China, y Li Peng, exprimer ministro chino, por supuestos delitos cometidos en el Tíbet. No hay un vínculo discernible entre el caso y España.

Los diputados tienen razón en un punto: permitir que magistrados del país determinen casos en cualquier parte del mundo para perseguir, sin que haya un vínculo jurídico claro con España, es una invitación a politizar el proceso.…  Seguir leyendo »

El grupo parlamentario mayoritario en el Congreso de los Diputados avanza una reforma de nuestra Ley Orgánica del Poder Judicial que desnaturaliza y prácticamente erradica de nuestro ordenamiento jurídico la jurisdicción universal, el mecanismo a través del cual los tribunales españoles pueden atribuirse competencia y perseguir crímenes de carácter internacional cometidos fuera del territorio español.

La reforma culmina otra anterior de 2009, que ya operaba un reduccionismo incompatible con algunos principios elementales del derecho internacional equiparando lo universal a lo español. Ahora, prácticamente, incluso lo español desaparece. En adelante, los jueces y fiscales españoles nos ocuparemos de lo que ocurre dentro de nuestras fronteras, y punto.…  Seguir leyendo »

Adornada con la diadema del Derecho y el efecto del caso Pinochet pintado en los sonrientes carrillos, España, quijote ella, acudió al llamamiento de la justicia universal. Precavidamente, trató de adivinar el buen futuro de la acción, pero –sintiéndose más augur que arúspice– no bajó la vista para observar sobre el tapiz las entrañas de la cuestión, sino que, doblada la cerviz hacia lo alto, miró al vuelo de los nobles pájaros de Utopía, que le evocaron la espléndida narración de la inmarchitable batalla del Bien contra el Mal, que debe llevarse a términos de lo Absoluto cuando el Mal se expresa en la repugnancia del genocidio.…  Seguir leyendo »

Le procès de Pascal Simbikangwa qui s’est ouvert à Paris, mardi 4 février 2014, pour crime de génocide ouvre de nouveaux espoirs à la lutte contre la criminalité internationale ! Vingt ans après le génocide rwandais initié le 9 avril 1994, un procès s’ouvre enfin en France pour juger une personne accusée de ce crime. Au-delà des efforts remarquables de celles et ceux qui ont dépensé sans compter leur énergie pour qu’un tel procès ait lieu en France, il faut se garder de tout triomphalisme car la route a été longue et reste encore de le demeurer. Plusieurs raisons incitent à rester modeste quant aux attentes placées dans ce procès.…  Seguir leyendo »

Lo peor que puede suceder a un Gobierno es que mienta de forma sistemática a los ciudadanos, pretextando que con ello garantiza sus derechos. El último ejemplo, pero no único, lo tenemos en España. En esta ocasión el Gobierno no ha tenido el valor suficiente para cometer el atropello de propia mano y ha utilizado al partido que lo sustenta para presentar la reforma de la jurisdicción universal (JU). Ante este hecho la pregunta es: ¿hasta dónde es posible que un partido democrático se preste a generar espacios de impunidad cuando se trata de combatir los crímenes más graves contra la humanidad, con la excusa de la defensa de las víctimas, a las que, sin el menor pudor, se las categoriza o clasifica según el interés político o económico que convenga?…  Seguir leyendo »

Cuando, hace veinte años, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas creó el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY) el 25 de mayo de 1993, muchos lo consideraron un gesto sin sentido. En aquel momento, ya hacía más de un año que había estallado la guerra de Bosnia, la ciudad de Sarajevo estaba sitiada, habían muerto ya decenas de miles de civiles no combatientes y centenares de miles habían sido desplazados por la fuerza.

Los servobosnios –y quienes los apoyaban en Servia– parecían estar ganando la guerra, mientras que las NN.UU. no adoptaron disposiciones para detener a los acusados de ordenar o ejecutar atrocidades.…  Seguir leyendo »

Since the International Criminal Court became operational in 2002, we have witnessed an unprecedented integration between peace and security and international justice.

The I.C.C. Office of the Prosecutor is investigating and prosecuting cases in eight situations — Uganda, Democratic Republic of Congo, Central African Republic, Darfur, Kenya, Libya, Ivory Coast and Mali. The Office has also made a substantial contribution to international peace and security by proactively collecting information and monitoring situations under preliminary examination, including those in Guinea, Georgia, Colombia, Honduras, Korea, Nigeria and Afghanistan.

Yet despite this, we consistently hear voices questioning whether perpetrators of crimes against humanity, war crimes and genocide should always be prosecuted.…  Seguir leyendo »

El debate internacional sobre las virtudes e inconvenientes de dos tesis contrapuestas —jurisdicción universal e inmunidad soberana— ha entrado en una nueva fase al incorporarse de lleno al mismo Gobierno de Estados Unidos.

A más tardar el próximo 7 de septiembre, dicho Gobierno deberá presentarle al juez federal Alvin W. Thompson de Connecticut su “declaración de interés” en torno al otorgamiento de “inmunidad soberana” al expresidente mexicano Ernesto Zedillo. Este último fue demandado por la vía civil en septiembre del año pasado por daños causados a familiares de las víctimas de la masacre de Acteal, acontecida en diciembre de 1997 en el estado de Chiapas.…  Seguir leyendo »

The International Criminal Court made headlines last week by pronouncing its first sentence, on Thomas Lubanga, a former Congolese warlord who forced children into combat. A decade after the I.C.C. opened its doors, the completion of its first trial marked a major milestone in the development of international justice.

But even as the I.C.C. savors this achievement, the court is struggling to deal with growing demands for justice that it can’t satisfy. The I.C.C. has the capacity to try only a handful of perpetrators in any conflict. Though Lubanga has been convicted, many who committed rape and murder remain at large, limiting the court’s deterrent impact.…  Seguir leyendo »

Tomorrow the international criminal court begins an important new chapter when the Gambian lawyer Fatou Bensouda takes over as prosecutor. Having served as the court’s deputy prosecutor for the past nine years, Bensouda has solid credentials. Even so, she has a tough assignment ahead. Lately it has become fashionable to criticise the court, particularly for taking too long and costing too much. As Bensouda begins her nine-year term, it is also time for a more constructive dialogue on our future vision of international justice.

International justice is not cheap – the court’s budget for 2012 is over €100m. But consider just some of the returns on our investment since 1993 when the UN security council created the international criminal tribunal for the former Yugoslavia – the first international war crimes tribunal since Nuremberg.…  Seguir leyendo »

International criminal justice grinds slowly, but it can grind exceedingly small. Charles Taylor was first indicted in 2003 for crimes against humanity, in a UN court over which I presided. Then, he strutted the world stage as a head of state. Ghana refused our request to arrest him when he visited, and Nigeria gave him refuge for several years. There was a general expectation that he would escape trial, but the whirligig of time brings its changes and revenges: Taylor was sentenced to 50 years imprisonment, for aiding and abetting 11 kinds of war crimes and crimes against humanity – ranging from terrorism, rape and murder of civilians, to recruiting child soldiers and child sex slaves.…  Seguir leyendo »

Ten years ago, when the treaty creating the International Criminal Court took effect, the prospect of holding heads of state and powerful warlords to account for mass slaughter seemed like science fiction.

Today the signs carried by Syrian protesters demanding “Assad to The Hague” are powerful testimony that the court is making its presence felt.

But as the I.C.C.’s influence grows, its promise of impartial justice for the world’s worst crimes is at risk of being undercut by international politics.

The I.C.C. has committed its share of missteps. Some are performance problems of its own making. At the same time, it runs the toxic risk of appearing to be used to advance the political objectives of powerful states.…  Seguir leyendo »

El expresidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, ha sido trasladado a la prisión de la Corte Penal Internacional en La Haya. Es la primera vez que este Tribunal detiene a un jefe de Estado. ¿Quiere decir eso que la justicia internacional empieza, por fin, a imponerse en todas partes, que la era de la impunidad ha llegado a su fin y los poderosos del mundo deben temblar?

Una pequeña matización que añadir al entusiasmo suscitado por esta noticia es que debemos tener en cuenta la geografía de los procesamientos. Desde su creación en 2002, el Tribunal se ha hecho cargo de siete situaciones, todas vinculadas a países africanos: Uganda, la República Democrática del Congo, la República Centroafricana, Sudán, Kenia, Costa de Marfil, Libia.…  Seguir leyendo »

La memoria es un tema apasionante. Lo es porque una cosa es lo que sucedió en el pasado, otra lo que se explica, y otra lo que la mayoría de la gente cree. A esta última, que puede no tener nada que ver con la primera, los historiadores la llaman «la verdad social». Suele ser un relato construido a partir de equívocos interesados, tergiversaciones y lugares comunes, pero a veces permanece en el imaginario de las sociedades a lo largo de generaciones.

Aún recuerdo el escándalo que se generó en 1995 en Argentina cuando el capitán de corbeta de las Fuerzas Armadas Adolfo Scilingo confesó en un arrebato de desesperación que durante el régimen castrense que gobernó el país de 1976 a 1981 los militares drogaban a las personas a las que habían detenido ilegalmente (los desaparecidos), las subían a un avión de madrugada y las lanzaban al mar del Plata con bloques de cemento atados a los pies.…  Seguir leyendo »