Ley de Memoria Democrática

El proyecto de ley de Memoria Democrática se basa en la declaración aprobada por la Asamblea Permanente del Consejo de Europa el 17 de marzo de 2006, en París, que reconoce en la actuación franquista de separaciones forzosas, ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias, trabajos forzados, torturas, violaciones e incluso secuestros masivos de recién nacidos bajo una política de inspiración genética, persecuciones por razones políticas, ideológicas, de conciencia o creencias religiosas y políticas de campos de concentración. Pero el examen de la demanda por el Consejo de Europa no tuvo en cuenta, como marcan sus normas, la persecución religiosa del gobierno republicano durante la Guerra Civil, en que hubo una masacre de ejecuciones que les costó la vida a 4.184 sacerdotes, 2.365

frailes y 383 monjas por motivos de creencias religiosas.…  Seguir leyendo »

Memoria familiar de la guerra

La guerra civil está en nuestras raíces y ha quedado en nuestra memoria. Afectó en todos los planos a las personas y al buen nombre de las familias. El recuerdo biográfico implica un esfuerzo por ordenar aspectos inconexos pero también exige una operación de limpieza, de distanciamiento con el relato familiar. Una operación encubierta en el caso de los historiadores que, a pesar de todo, no amortigua en nada su dureza. Sabemos lo que pasó o hemos logrado ordenarlo casi todo, pero demostrar cómo fue interiorizado y cómo ha sido transmitido a nivel familiar sigue siendo una tarea pendiente. Es la búsqueda del grial, si se mantienen la metodología y la pretensión de objetividad, pero, sobre todo, por las mutaciones e implicaciones que han sufrido la historia y la memoria de nuestro pasado reciente.…  Seguir leyendo »

Memoria y patrimonio democrático

Todo parece indicar que el Gobierno no tardará en enviar al Parlamento el proyecto de ley de memoria democrática para su tramitación legislativa. La iniciativa retoma el camino ya iniciado en el año 2007 por el Gobierno del presidente Zapatero con la aprobación de la ley de memoria histórica.

El Congreso de los Diputados se encontrará así ante una nueva oportunidad para afrontar tareas que, tras más de 40 años de democracia recuperada, todavía siguen pendientes sobre la tensa y asimétrica relación que mantiene España con su propia memoria. Especialmente, con la de uno de sus mayores abismos históricos; el golpe de Estado del 18 de julio de 1936, la guerra y la represión franquista posterior a 1939.…  Seguir leyendo »

Hará ahora algo más de un mes afirmaba Carmen Calvo, en la presentación del Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática (ALMD), que es importante que nuestros jóvenes sepan «de dónde venimos». Uno de esos jóvenes, el diputado de Vox Ignacio Garriga, ha denunciado en su presentación de la moción de censura que con sus leyes de memoria democrática el Gobierno «social-comunista», heredero del «Frente Popular» y del golpe de Estado del 34, pretende reabrir el pasado, reavivar odios, que los nietos hagamos la guerra y negarnos el derecho a conocer el dolor y la gloria de nuestra historia. El joven diputado catalán había decidido preparar su discurso rezando en el Cerro de los Ángeles, allí donde a finales de julio de 1936 un grupo de milicianos fusiló la imagen de Cristo.…  Seguir leyendo »

Aquella República

El 27 de julio de 1931, en su discurso de toma de posesión como presidente de las Cortes Constituyentes de la Segunda República, Julián Besteiro aludió a la historia en estos términos: «La Historia es, en efecto, la maestra de la vida; pero ¡cuántos errores se cometen invocando su nombre! ¡Cuántas veces se la hace servir a las más bajas pasiones y se la convierte, de una respetable matrona, en una especie de Celestina de las especies más variadas de Melibeas!». Lejos de mi intención usar de esa respetable matrona para terminar cayendo en este artículo en semejantes extravíos. Pero esas palabras de Besteiro, tan premonitorias del desenlace que iba a tener aquel régimen, resultan hoy de una actualidad vigorosa.…  Seguir leyendo »

El Gobierno aprobó, el pasado 15 de septiembre, el anteproyecto de “Ley de Memoria Democrática”. El debate generado a partir de tal decisión alude al pretérito, aunque sus consecuencias afectan al presente y, sobre todo, al futuro.

El ayer está sirviendo para justificar lo que vendrá mañana y está forjándose ahora, ése es el sentido profundo de la manipulación sobre la “memoria histórica”. Memoria, que no Historia, porque ésta debe ser disciplina científica que, basada en teorías explicativas, metodologías contrastadas y pruebas documentales, verifique lo acontecido con el fin de conocerlo y explicarlo.

Siguiendo ese gesto del barón Munchausen, aparentemente absurdo y desde luego doloroso, el historiador debe tirar hacia arriba de sus cabellos para salir del charco de fango en que se convierte la actualidad donde desarrolla su trabajo.…  Seguir leyendo »

El olvido que no baja

Durante la sesión en el Congreso en la que se debatió la proposición de Ley de Amnistía el 14 de octubre de 1977 decía Xabier Arzalluz: “Una ley puede establecer el olvido, pero ese olvido ha de bajar a las personas, ha de bajar a toda la sociedad”. En otras palabras, el olvido no se impondría por decreto si no conseguía poner fin antes al dolor. Más de 40 años después, y como pone de manifiesto la querella argentina, el sufrimiento de muchos sigue presente. El olvido no parece haber bajado a toda la ciudadanía. Por el contrario, el deseo de recordar está aún vigente en muchos sectores.…  Seguir leyendo »

No es casual que el Gobierno saque la mal llamada “Ley de memoria democrática” justo antes de la moción de censura de Vox. El propósito es calentar al personal a través de aquellos que saben que van a reaccionar anunciado que ahora sí, por fin, ya llegó el fin de los tiempos.

De esta manera, el sanchismo mostrará con gran facilidad el "abismo" entre la "ultraderecha" y los "progresistas". El tema elegido para ejemplificar esa diferencia es el favorito de esa derecha: la Guerra Civil y el franquismo. Picarán, y harán el juego al sanchismo, que cobrará una vez más otra presa.…  Seguir leyendo »

Carmen Calvo está contenta. El Partido Socialista aguanta en las encuestas. La Kitchen tiene a los medios ocupados. Y ella ha recuperado protagonismo después de la primera ola pandémica. Y no cualquier protagonismo. Precisamente en el asunto en el que más goza, el del feminismo falso y las fosas. La semana pasada, la vicepresidenta primera del Gobierno presentó su anteproyecto de Ley de Memoria Democrática (sic). El texto, previamente filtrado a un par de periódicos, supone una vuelta a la España de Franco. El retorno a un tiempo sin luces, lastrado por la ignorancia, la intransigencia y la imposición. Una involución.…  Seguir leyendo »

En plena subbética cordobesa, Cabra es un enclave privilegiado que, entre un mar de olivos, ha sido cuna de una pléyade de próceres. Como Gonzalo Fernández de Córdoba, ilustre general de Felipe IV, o Dionisio Alcalá-Galiano, héroe de Trafalgar, amén de Juan Valera, el preclaro novelista y diplomático, o José Sánchez Guerra, jefe de Gobierno de una Restauración en declive que dio paso a una fugaz República cantonal en la que su primer presidente, Estanislao Figueras, se despediría casi recién llegado «a la francesa» –escapó a París– tras despacharse a gusto con sus ministros: «Señores. Voy a serles franco. Estoy hasta los cojones de todos nosotros».…  Seguir leyendo »