Libertad de expresión

Reporters gather before a White House press briefing in 2019. (Oliver Contreras for The Washington Post)

“I say up front, openly and proudly, that when I WIN the Presidency of the United States, they and others of the LameStream Media will be thoroughly scrutinized for their knowingly dishonest and corrupt coverage of people, things, and events”, Donald Trump posted on Truth Social in September in an attack on NBC News. “The Fake News Media should pay a big price for what they have done to our once great Country”.

What could Trump do to the news media and their ability to inform the American people? Judging by what he did in his first term, plenty.

As president, he habitually attacked the news media and individual journalists as “fake news” and “the enemy of the people”, undermining public trust in the fact-finding press.…  Seguir leyendo »

La posibilidad de amordazar a la prensa

El presidente del Gobierno puso en marcha el pasado miércoles 24 de abril un estado de excepción comunicativo y paró el tiempo político haciéndolo girar en torno a su figura. El asunto de Begoña Gómez puede tener mayor o menor importancia pública, pero a estas horas parece una coartada para dar al sistema constitucional un giro plebiscitario e introducir junto al principio de legitimidad democrática un principio de legitimidad carismática. No hay nada en esta grotesca operación que no fuera atisbado y explicado hace un siglo por Max Weber. Conviene, en todo caso, dejarse de literaturas e ir al grano: Pedro Sánchez quiere regenerar la democracia española y ha puesto el foco en el fango periodístico y en la conspiración político-judicial que quiere derrocarle.…  Seguir leyendo »

Tan solo en la primera semana del año, al menos 18 periodistas fueron asaltados o agredidos mientras cubrían supuestas irregularidades y violencia en las elecciones de Bangladés. Luego, a principios de febrero, en Pakistán entorpecieron la cobertura de las elecciones con una ola de violencia, apagones generalizados de Internet y la suspensión de las redes de telefonía móvil. En Turquía los periodistas fueron atacados con armas de fuego y les prohibieron observar las elecciones locales en marzo, a pesar de su derecho legal a ello.

Fue un inicio preocupante, aunque no demasiado sorprendente de este «super año electoral»: la mitad de la población del mundo irá a las urnas, y la cobertura por periodistas independientes de los candidatos y los problemas es fundamental; sin embargo, los medios sufren cada vez más ataques, incluso en democracias más maduras.…  Seguir leyendo »

When Russia invaded Ukraine in 2022, newsrooms across the world scrambled to send their reporters to the front lines. Journalists gave the international public firsthand experience of the conflict. Air raid sirens blared during live on-air reports. Reporters flinched at nearby explosions. They brought the world to the heart of the fighting: “20 Days in Mariupol”, a documentary that showcased an Associated Press report on the attack on the city, won an Oscar last month. That report, among other things, helped debunk Russian claims that the bombing of a maternity hospital, in which three people were killed, was “staged”.

No such international coverage has been possible a thousand miles away in Gaza, where war has claimed the lives of more than 33,000 Palestinians, according to local health officials, since the Oct.…  Seguir leyendo »

No descubro la sopa de ajo si digo que estamos sumidos —de palabra y de facto— en la moda de lo inclusivo, como evolución de lo políticamente correcto y para afianzar las ideologías de género, tan en boga en la izquierda líquida. Así las cosas, J. K. Rowling, la aclamada autora de Harry Potter, consciente como pocos del poder de las palabras, no ha tardado en enfrentarse a la reciente Ley de Delitos de Odio y Orden Público de Escocia, porque a su juicio limita la libertad de expresión y minará los derechos de las mujeres. Y lo ha hecho en distintos tuits utilizando en ellos los pronombres en función del sexo de cada una de las personas citadas, señalando que esperaba que la arrestaran.…  Seguir leyendo »

The Extradition of Julian Assange Threatens Press Freedoms

Fourteen years ago, at a human rights conference in Oslo, I met Julian Assange. From the moment I encountered the wraithlike WikiLeaks founder, I sensed that he might be a morally dubious character. My suspicions were confirmed upon witnessing his speech at the conference, in which he listed Israel alongside Iran and China as part of a “rogue’s gallery of states” and compared the Guantánamo Bay detention facility to a Nazi concentration camp.

Nothing Mr. Assange has said or done in the intervening 14 years has altered my initial impression of him as a man unhealthily preoccupied with the shortcomings of democracies and suspiciously uninterested in the crimes of dictatorships.…  Seguir leyendo »

Polarización y libertad de expresión

La Fundación para el Español Urgente (Fundeu) ha elegido 'polarización' como palabra del año 2023. Se trata de un término que define con precisión la situación política que vive España -y otras democracias, como es el caso paradigmático de Estados Unidos- y que se caracteriza por la extrema confrontación entre dos bloques. No se alude con ello a la tradicional división entre mayoría y oposición, sino a una contraposición radical entre dos polos políticos que pretende dividir a la sociedad en sendos bloques enfrentados e incomunicados. El riesgo inherente a la polarización es que quienes se sitúan en uno y otro polo o bloque dejen de verse como adversarios legítimos y se perciban como enemigos irreductibles.…  Seguir leyendo »

Libertad de expresión y antisemitismo

Durante años, los defensores de la libertad de expresión se han quejado de que las universidades protegen a los estudiantes de discursos incómodos a expensas de la libertad de expresión. Ahora que la retórica es dolorosa para los judíos (los chivos expiatorios más convenientes de la historia), los administradores de las universidades se sienten, de repente, comprometidos con la libertad de expresión.

Cuando a las presidentas de Harvard, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y la Universidad de Pensilvania se les preguntó en una audiencia del Congreso sobre el antisemitismo en los campus si «instar al genocidio de los judíos» violaba los códigos de conducta de sus instituciones, Sally Kornbluth, del MIT, explicó que podría constituir acoso «si va dirigido a individuos, no como declaraciones públicas».…  Seguir leyendo »

Cuando tres presidentas de las universidades más importantes de Estados Unidos son interrogadas en una audiencia de la Cámara de Representantes y las tres son juzgadas por no haber defendido la autoridad moral de sus universidades, llega la hora de la verdad para las universidades, no solo de EE.UU. sino de todo el mundo. Y a la hora de la verdad, las preguntas para las universidades, no solo allí, son cuál es su autoridad moral, cuál su deber para con sus estudiantes y profesores y cuál su deber para con la sociedad en general. En opinión de la mayoría de los observadores, incluso de los que pertenecen a sus propias universidades, las tres presidentas estadounidenses fallaron porque permitieron que los políticos las intimidaran y que una audiencia política las incriminara como unas pusilánimes cautivas de una ideología de izquierdas antisionista, políticamente correcta y a favor de la justicia social.…  Seguir leyendo »

University of Pennsylvania President Liz Magill testifies during a House hearing on Capitol Hill on Dec. 5. (Jabin Botsford/The Washington Post)

The testimony of three university presidents before a House committee last week provoked outrage after they suggested that calls on their campuses for Jewish genocide might not have violated their schools’ free speech policies. One of them, Liz Magill, was forced to step down on Saturday as president of the University of Pennsylvania, where I am a faculty member.

But their statements shouldn’t have come as a surprise. Congress could have assembled two dozen university presidents and likely would have received the same answer from each of them.

This is because the value of free speech has been elevated to a near-sacred level on university campuses.…  Seguir leyendo »

Protesters hold up banners at an anti-same-sex marriage rally in Sydney on September 23, 2017. PETER PARKS/AFP via Getty Images

The global landscape for freedom of expression has faced severe challenges in 2023. Even open democracies have imposed restrictive measures to combat a range of threats including hate speech, disinformation, extremism, and public disturbances.

The European Union’s Digital Services Act (DSA) exemplifies this trend. Following Hamas’s attack on Israel on Oct. 7, the European Commission’s cyber sheriff Thierry Breton sent a flurry of not-so-subtle letters to tech companies such as Meta, Google, TikTok, and X (formerly known as Twitter), inquiring about responses to unspecified hate speech, “terrorist content”, and “disinformation”, threatening significant fines for noncompliance. Breton’s aggressive policing has sparked accusations of overreach and violation of international human rights standards.…  Seguir leyendo »

Israel Is Silencing Internal Critics

On Oct. 25, Professor Nurit Peled-Elhanan, a lecturer at a college in Jerusalem, participated in a discussion in a faculty WhatsApp group about the horrific events of Oct. 7. In response to another lecturer’s message, she wrote that “the massacre”, referring to the actions of Hamas, reminded her of something the French philosopher and playwright Jean-Paul Sartre once wrote about race relations, adding a paraphrased quote: “‘After so many years that the neck of the occupied has been suffocating under your iron foot and suddenly was given a chance to raise his eyes, what kind of gaze did you expect you would see there?’…  Seguir leyendo »

India Is Devouring Its Best and Brightest

Prison.

It’s just a word. But when you are using it to describe your own possible future, it leaves the lips with a heaviness and a bitter taste, like bile.

Until a few years ago, ending up in an Indian prison because of my work or things I said seemed as unimaginable as my death — a grim but distant prospect. When I met with fellow journalists, we discussed stories we were working on or the latest political gossip.

But today the possibility of arrest and prosecution on fantastical charges lurks deep in my heart and in those of many Indian journalists, historians, writers, academics, intellectuals and others who openly criticize Prime Minister Narendra Modi and his government.…  Seguir leyendo »

Embattled Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu is visiting the United States this week and can be expected to trumpet the opposition against him back home, with protests on the streets and an unfettered media, as a reflection of a healthy democracy.

He is set to meet Wednesday with President Joe Biden on the sidelines of the UN General Assembly in New York. But the US leader and Israel’s other friends in America should not be fooled: Netanyahu has not only launched an attack on the democracy that brought him to power, but he and his allies are coming for Israel’s journalists.…  Seguir leyendo »

TED ALJIBE/AFP via Getty Images

En julio de 2019, el secretario de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, lanzó una campaña mundial por la libertad de prensa en una conferencia en Londres coorganizada por el gobierno canadiense. “Hoy nos acompañan delegaciones de más de 100 países... nunca antes se habían unido tantos países en esta causa”, anunció con orgullo. El evento estableció la Coalición por la Libertad de los Medios, y desde entonces se han unido más de 50 países.

El impulso detrás de la iniciativa de libertad de prensa fue el asesinato en octubre de 2018 del periodista saudita Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul.…  Seguir leyendo »

La censura ya no es lo que era

Cuando Pablo IV se inventó el Índice de libros prohibidos, allá por el año 1559, su objetivo era borrar de la conciencia de los católicos todo lo que fuera protestante: todos los libros y todos los autores. Ésos sí que eran grandes proyectos: no solo era cuestión de proteger la vida terrenal de los fieles de todo el mundo, sino también su vida eterna, pues la lectura de los libros malos podía condenar un alma al infierno. La Inquisición española, que tenía sus propias ideas acerca de los riesgos del alma, incluyó en la lista los libros judíos o judaizantes (claro: a Pablo IV no lo recordamos solamente por la creación del Índice, sino por haber encerrado a los judíos de Roma en un gueto), pero además notó con envidiable clarividencia el peligro que contenía un libro como El lazarillo de Tormes, esa máquina de destrozar jerarquías, y su capítulo americano vio lo mismo o algo muy parecido en el Quijote, que después de prohibirse acabó llegando a las colonias —nos lo cuenta Irving Leonard, me parece— metido de contrabando entre toneles de vino.…  Seguir leyendo »

La libertad de prensa, a juicio en Guatemala

El 29 de julio marca el primer aniversario del arresto del periodista guatemalteco José Rubén Zamora. Como fundador y editor del diario elPeriódico, dedicó décadas a poner al descubierto la corrupción política antes de ser arrestado por falsas acusaciones de lavado de dinero. En junio fue condenado a seis años de prisión, pero se espera que la fiscalía apele e insista en una sentencia de 40 años. Los fiscales aducen que mientras más severo sea el castigo, más se verán compensados aquellos cuyo “buen nombre y reputación” se han visto perjudicados por Zamora y su publicación. Su verdadero objetivo es disuadir a otros periodistas de seguir los pasos de Zamora.…  Seguir leyendo »

Un encapuchado quema una bandera española en la plaza de Sant Jaume de Barcelona.Andreu Dalmau (EFE)

“Hay que prenderle fuego a la puta bandera” y “aquí tenéis el silencio de la puta bandera” fueron las palabras de un representante sindical en una concentración de protesta por el impago de los salarios adeudados a los trabajadores de la empresa de limpieza del Arsenal de Ferrol, justo cuando la bandera estaba siendo izada. La justicia española condenó a su autor al pago de una multa, considerándolo culpable de un delito de ultraje a la bandera. Posteriormente, el condenado recurrió al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), denunciando a España por la violación de su libertad de expresión. Ahora, el TEDH ha dictado sentencia (Asunto Fragoso) avalando la pretensión del demandante, lo que no causa extrañeza, teniendo en cuenta su jurisprudencia en la materia.…  Seguir leyendo »

Cuando todo dios quiere ser columnista, por algo será. Esta casa me dará ocasión de hablar sobre ello dentro de los actos de su centésimo vigésimo aniversario. Ahí es nada. ABC ha atraído a las mejores firmas de cada época, muchas están fijadas en la historia del pensamiento y de la literatura. La absoluta libertad de la que goza aquí el columnista que quiera ejercerla es un privilegio y una responsabilidad. Hace casi doce años que me acogió este medio, que es a la vez historia y espejo de España.

Hay una paradoja inherente a los diarios de larga duración. La manera en que reflejan la historia es lenta, la historia exige perspectiva.…  Seguir leyendo »

Hong Kong’s Memory Is Being Erased

The group of about 80 protesters wore numbered lanyards around their necks and cordoned themselves off with tape as they marched, like a crime scene in motion.

This odd spectacle last month was Hong Kong’s first authorized protest in three years — highly choreographed, surveilled and regulated, even though it was not an explicitly antigovernment demonstration, and a world away from the crowds that thronged streets in 2019 to protest China’s tightening grip on the city. One participant said the protesters, who were opposed to a land reclamation project, were “herded like sheep”.

It was just one example of how Hong Kong, a global, tech-savvy city whose protests were once livestreamed around the world, is being transformed.…  Seguir leyendo »