Libertad de expresión

Luis Manuel Otero Alcántara, activista opositor cubano, cumple cuatro días en huelga de hambre y sed en La Habana, este domingo.Katherine Bisquet","Movimiento S / EFE

“Yo tengo esperanzas, pero si pasa lo peor, voy a morirme feliz”, dice Luis Manuel Otero, artista y activista político cubano, a cuatro días de haber iniciado una huelga de hambre y sed por la liberación del rapero contestatario, Denis Solís. Junto a Otero, el músico Maykel Castillo también sostiene huelga de hambre y sed, mientras otras cinco personas se mantienen solo en huelga de hambre. Desde el pasado 16 de diciembre un total de 14 personas –entre las que se encuentran también periodistas, poetas, emprendedores y profesores– están acuarteladas en una casa del barrio habanero de San Isidro.

El motivo de la huelga comenzó el 7 de noviembre, cuando un policía irrumpió en la casa de Solís sin orden judicial.…  Seguir leyendo »

El rapero cubano Denis Solís, detenido por elementos de la Policía en Cuba, lo cual ha descadenado protestas del gremio artístico. (Cortesía Denis Solís) (Cortesía Denis Solís)

Denis Solís, un joven rapero cubano contestatario, llamó “penco (cobarde) envuelto en uniforme” a un policía que el pasado 7 de noviembre entró a su casa a acosarlo sin su permiso. Filmó el altercado con su celular y colgó el video en sus redes sociales. En un juicio sumarísimo, sin abogado defensor, Solís fue condenado por desacato a ocho meses de privación de libertad.

En Cuba, estos atropellos comunes podían pasar antes sin demasiado escándalo, la máquina represiva solía disfrazar con bastante eficacia sus constantes episodios de injusticia. Pero ese manto, luego de años de resistencia de distintos grupos de oposición política, parece haber sido desgarrado de una vez, para no volver a zurcirse.…  Seguir leyendo »

La mentira va ganando. Necesitamos nuevas armas para combatirla

Una imagen de tres adolescentes argelinos fue utilizada a principios de mes para responsabilizar a migrantes de los disturbios y saqueos en la ciudad de Logroño, al norte de España. Lo que siguió viene repitiéndose con frecuencia: la fotografía viralizada había sido tomada una década antes en Orán, Argelia, los detenidos por los altercados fueron españoles y el desmentido se perdió en el pozo sin fondo de la desinformación, donde la verdad rara vez recupera el terreno perdido.

Utilizando las redes sociales como plataforma y la libertad de expresión como coartada, manipuladores en serie fomentan el odio hacia minorías, ponen en riesgo la salud pública, desgastan la confianza en procesos democráticos y alimentan populismos.…  Seguir leyendo »

Al poder político siempre le ha complacido controlar la información que se difunde públicamente para conseguir o mantener apoyo social y para evitar la desafección de posibles oyentes o lectores que puedan formarse la impresión de que sus gobernantes actúan de forma ilegal, inapropiada o simplemente equivocada. La ingente cantidad de recursos públicos que se invierten en medios de comunicación -televisión y radio- controlados por distintas administraciones (estatal y autonómicas) en España es significativa del altísimo coste del concienzudo esfuerzo de los políticos por conformar la mente de una ciudadanía, que sostiene con los impuestos su propio adoctrinamiento, en algún caso tan sectario y descarado que insulta no ya la inteligencia, sino el sentido común (el cual los populistas y nacionalistas radicales pretenden adormecer primero, para extirparlo después, sin quejido ni protesta).…  Seguir leyendo »

El Diario de la Rioja publicó en julio de 1931 una noticia que le costó 250 pesetas de multa, lo equivalente a la mitad de un salario mensual. Fue tachada de falsa por el gobernador civil, cargo político que tenía facultades en la República para controlar y sancionar lo que publicaban los periódicos. La falsedad radicaba en que la reseña de una sesión municipal, escrita por un redactor presente en el acto, no se ajustaba a la “versión oficial” que había levantado el secretario del Ayuntamiento, única verdadera según establecía la autoridad. El incidente no fue insólito, era lo habitual (y así lo recojo, perdonen la autocita, en mi libro La Prensa en la Segunda República española de 2006, trabajado en los archivos oficiales y hoy agotado) porque los gobernadores debían perseguir lo que reputaban información falsa, tendenciosa o derrotista, o sea, las fake news de entonces.…  Seguir leyendo »

Les limites de la liberté d’expression

Interrogé, à la suite de l’horrible assassinat du professeur français Samuel Paty, sur la republication en France des caricatures de Mahomet, Justin Trudeau a estimé que la liberté d’expression « n’est pas sans limites » et « qu’on n’a pas le droit par exemple de crier “au feu” dans un cinéma bondé ».

Outre que cet exemple choisi par le premier ministre du Canada constitue un sophisme, ainsi que le soulignait tout récemment le professeur de philosophie Jean-Sébastien Bélanger, on pourrait ajouter qu’il en faisait usage à contre-emploi. Aux États-Unis, en effet, l’exemple du cinéma bondé est invoqué en règle générale pour défendre une liberté d’expression (qui est très large au pays de l’oncle Sam et constitutionnellement garantie) en évoquant le principe selon lequel elle ne peut être limitée que dans des cas de force majeure qui demeurent tout à fait exceptionnels.…  Seguir leyendo »

Samuel Paty, the French history teacher, who was beheaded after showing his students caricatures of the prophet Muhammad. Photograph: Picasa 2 7/Flickr

Since that fateful morning of 7 January 2015, and the Charlie Hebdo massacre, it sometimes feels as if we French are living our lives between terrorist assaults, each as vile as the previous but each more poignant in its viciousness and symbolism. When we think this can’t get any worse, a new attack proves us wrong.

In the past five years, Islamists in France have targeted and murdered journalists, cartoonists, policemen and women, soldiers, Jews, young people at a concert, football fans, families at a Bastille Day fireworks show, an 86-year-old priest celebrating mass in his little Normandy church, tourists at a Christmas market… the list goes on.…  Seguir leyendo »

El 9 de julio, el bloguero uzbeko Miraziz Bazarov publicó en Facebook una carta abierta al Fondo Monetario Internacional y el Banco Asiático de Desarrollo (ADB), donde destacaba la probabilidad de que el gobierno estuviera usando los fondos de asistencia para la COVID-19 de manera indebida. Se demostró que la acusación de Bazarov estaba justificada, pero pagó un precio por ella: el Servicio de Seguridad Estatal (SGB) lo llamó para interrogarlo.

Bazarov se dirigió al FMI y el ADB porque ellos —junto con el Banco Mundial— otorgaron casi mil millones de dólares en créditos para la batalla de Uzbekistán contra la COVID-19; pero Uzbekistán tiene una larga historia de corrupción, se ubica en el puesto 153 entre 180 países en el ranking del Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional, principalmente porque su funcionarios usaron con frecuencia sus puestos para enriquecerse y silenciar a sus críticos.…  Seguir leyendo »

Activists of Ahle Hadees Ittehad Council protest during an anti-Shiite rally in Karachi, Pakistan, on Sept. 20. (Rizwan Tabassum/AFP/Getty Images)

Last month, I sent a tweet — intended as a commentary on Pakistan’s problem of political abductions — that sparked a violent backlash of gender-based slurs, slut-shaming and death threats. By the next day, #ArrestMarviSirmed_295C became the top trending Twitter hashtag in my country, with countless people suggesting my extrajudicial murder. They took their inspiration from Pakistan’s controversial blasphemy laws. (Section 295-C makes it a criminal offense to use derogatory remarks about the Holy Prophet.) The hatred and calls for violence sent me into hiding, fearing that vigilantes might take matters into their own hands. The mere accusation of blasphemy has become a license to kill in most of the Muslim world, particularly in Pakistan.…  Seguir leyendo »

Julian Assange is taken from court in London in May 2019. Photograph: Matt Dunham/AP

The British courts will soon be deciding the fate of the Australian journalist Julian Assange, a man who has been unjustly charged as a criminal. Assange committed no crime. He is a champion of the cause of freedom.

The UK will say whether it will accept or deny the request for the extradition of Assange to the US, where he will face 18 charges brought against him by the government of that country. If he is extradited, Assange, 49, could be tried and sentenced to up to 175 years in prison, the equivalent of a life sentence.

We must keep this outrage from happening.…  Seguir leyendo »

Una pintura del artista callejero francés Christian Guémy, también conocido como C215, en París el 2 de septiembre en homenaje a los miembros del periódico satírico Charlie Hebdo que fueron asesinados por yihadistas armados en enero de 2015. (Michel Euler/AP Photo)

Mientras se desarrolla en París el juicio a los co-conspiradores de la masacre de la revista Charlie Hebdo, es importante recordar que la libertad de expresión no puede sobrevivir sin la solidaridad de todos los involucrados en el negocio de las ideas.

Charlie Hebdo es un semanario humorístico francés conocido por satirizar todos los lados del debate político y tener un desprecio especial por la religión, o mejor dicho, por todas las religiones. Papas, rabinos y califas por igual han recibido críticas de estos alegres bromistas ateos de la publicación francesa, y si no les gustaba el chiste, no hacían mucho al respecto.…  Seguir leyendo »

La misma crisis de salud global que está fomentando el resurgimiento de gobiernos autoritarios por todo el mundo, cobró la vida de tres periodistas encarcelados el mes pasado.

Mohamed Monir en Egipto, David Romero en Honduras y Azimjon Askarov en Kirguistán vinieron de diferentes lugares del mundo. Sin embargo, cada uno pasó su vida expresando su desacuerdo y crítica en lugares donde hacer eso significó un gran riesgo personal.

Sus muertes evitables reafirman el hecho de que no existe otro evento o tendencia política en memoria reciente que haya sido más destructivo para la libertad de prensa que la pandemia del COVID-19.…  Seguir leyendo »

Somos de la opinión que la carta remitida a Harper’s por escritores e intelectuales de diversas procedencias y tendencias políticas, dentro de una corriente liberal, progresista y democrática, contiene un mensaje importante.

Queremos dejar claro que nos sumamos a los movimientos que luchan no solo en Estados Unidos sino globalmente contra lacras de la sociedad como son el sexismo, el racismo o el menosprecio al inmigrante, pero manifestamos asimismo nuestra preocupación por el uso perverso de causas justas para estigmatizar a personas que no son sexistas o xenófobas o, más en general, para introducir la censura, la cancelación y el rechazo del pensamiento libre, independiente, y ajeno a una corrección política intransigente.…  Seguir leyendo »

Cómo proteger a los periodistas

Francia es uno de los pocos países que han promulgado leyes contra el ciberacoso, entre ellas una que aborda a los periodistas. Otros países harían bien en imitarla.

El acoso en línea a periodistas es un problema creciente: los acosadores suelen apuntar a quienes escriben sobre troles, grupos de supremacistas blancos y otros temas malolientes que pululan por las entrañas de la web. Las periodistas son las más vulnerables, especialmente cuando cubren temas supuestamente masculinos como el deporte, señala Sarah Guinee, que ha investigado el acoso en línea como investigadora de la cátedra Patti Birch sobre libertad de expresión y género en el Comité para la Protección de los Periodistas, con base en Nueva York.…  Seguir leyendo »

El día de san Fermín, tras el Consejo de Ministros, el señor vicepresidente segundo del Gobierno se plantó en el ruedo de la sala de prensa, se atusó la coleta, se ciñó la faja, se puso flamenco y ante la mirada atónita de dos ministros y una ministra, empezó a hablar del caso Dina. Esto es lo que don Pablo Iglesias dijo:

«Hay que naturalizar que en una democracia avanzada cualquiera que tenga una presencia pública y que tenga responsabilidades en una empresa de comunicación o en política está sometido tanto a la crítica como al insulto en redes sociales».…  Seguir leyendo »

Durante estos días, la prestigiosa revista Harper´s ha publicado un manifiesto firmado por numerosos liberales de izquierda —con nombres tan eminentes como Noam Chomsky, Salman Rushdie, Anne Applebaum o Martin Amis— que ha reabierto el debate sobre la siempre polémica cultura de la cancelación en Internet y a favor de la tan vapuleada libertad de expresión. El debate, sin embargo, sigue polarizado precisamente porque elude esa ambigüedad que pretende defender y presenta el fenómeno como una estrategia diabólica en la que unas multitudes enardecidas se meriendan a unos pocos liberales que se atreven a manifestar alguna opinión poco ortodoxa. A partir de aquí, 10 puntos que creo que pueden ayudarnos a llevar el debate a lugares más complejos y menos previsibles:

1.…  Seguir leyendo »

El poder y la gloria

Lord McGregor of Durris, que fue presidente de la Comisión Real de Quejas sobre la Prensa en el Reino Unido, solía decir que un buen indicador de la libertad de prensa era el número de conflictos entre los medios de comunicación y los Gobiernos. Si esto es verdad, nuestros niveles al respecto serían casi excelsos después de que desde el palacio de la Moncloa un vicepresidente del Gobierno envuelto en asuntos judiciales amagara con la creación de una comisión parlamentaria que investigue el comportamiento de determinados periodistas.

Pero el diagnóstico del lord británico es errado para lo que sucede en nuestros días, cuando las quejas de los gobernantes ante lo que consideran excesos de los medios son reflejo de una creciente presión sobre los mismos para evitar que cumplan su función, no solo informativa, sino de control del poder.…  Seguir leyendo »

It’s time for Mark Zuckerberg to really start listening.

Civil rights and good government groups and users have been shouting from the rooftops for years for real change at the world’s most powerful social media company. Facebook, they say, has helped enable misinformation about the coronavirus, elections, political repression — as well as incite actual violence. Critics have long warned about President Trump’s spread of misinformation on the platform, where hate groups like white supremacists have also found a cozy home.

Far too often Mr. Zuckerberg has chosen to allow posts spewing bigotry and lies to remain on Facebook in the name of free speech.…  Seguir leyendo »

En diciembre de 2017, el académico John Ackerman publicó un artículo deplorando el alto número de periodistas asesinados ese año en México al tiempo que elogiaba investigaciones periodísticas que habían revelado el desvío de recursos públicos para favorecer al PRI en las elecciones. La importancia de un periodismo libre e independiente era un tema recurrente para el investigador de la UNAM.

Dos años y medio después, en un mensaje en Twitter el mismo Ackerman comparó a periodistas con sicarios. Días antes, una investigación periodística reveló detalles de propiedades de su esposa, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

De igual forma, en 2017, la periodista Sanjuana Martínez, en una entrevista lamentaba la “indefensión absoluta” en la que trabajan los periodistas mexicanos.…  Seguir leyendo »

The country’s most prominent media owner-editor is detained and incarcerated. The image-conscious prime minister ignores a letter from United Nations officials about the detention, which Time magazine lists among the “10 ‘Most Urgent’ Cases of Threats to Press Freedom in the Age of Coronavirus.” The media tycoon is held for over 100 days without charge; five bail hearings are postponed, and the bench assigned to hear his case is changed three times in as many months.

Even for a nascent democracy such as Pakistan, under military rule for much of its existence, the bizarre arrest and ongoing detention of Mir Shakil-ur-Rahman is novel and tragic.…  Seguir leyendo »