Liechtenstein

A primera vista, Eliot Spitzer ex gobernador del Estado de Nueva York y Klaus Zumwinkel el ex presidente de la gigantesca empresa alemana Deutsche Post no tienen mucho en común. En sus momentos de ocio a Spitzer le gusta frecuentar prostitutas caras. A Zumwinkel en cambio le gusta el alpinismo. «En mi tiempo libre me gusta escalar montañas y en mi vida profesional también quiero alcanzar cimas muy altas», ha dicho. En esto último se parecen mucho: ambos alcanzaron altas cimas profesionales. Spitzer llego a ser el mandatario de un Estado cuya economía es más grande que la de muchos países independientes y Zumwinkel fue durante 18 años el jefe del sistema postal más grande de Europa y dueño de importantes empresas como DHL y Deutsche Postbank AG.…  Seguir leyendo »

Todos los arqueólogos pasados y presentes han soñado alguna vez en su viva que descubrían el lugar del planeta donde el Creador situó el paraíso terrenal para deleite de los padres del género humano. En él plantó además los árboles de la vida, de la ciencia y del bien y del mal. En este último, la serpiente se encargó de echarlo todo a perder.

A los que siguen obsesionados con la búsqueda les recomendaría que abandonasen toda esperanza. El verdadero paraíso terrenal está en Liechtenstein. Si entramos en las guías oficiales actualizadas, podemos encontrar datos sobre su demografía, 35.000 habitantes, capaces de acoger en su minúscula superficie a 73.700 compañías mercantiles y 75.000 fundaciones, no precisamente benéficas, sino para guardar en secreto el nombre del titular que depositó los fondos.…  Seguir leyendo »