Madrid 11-M (2004) (Continuación)

El director de EL MUNDO, que es un epistológrafo pertinaz al estilo de Unamuno y, a lo que se ve, como éste, sin ganas de corregir tan saludable costumbre, en su penúltima carta dominical, o sea, no en la de ayer sino en la del pasado 6 de los corrientes, que titulaba ¿A quién le importa?, lamentaba el nulo interés que otros medios de comunicación y los partidos políticos sin excepción mostraban por la investigación judicial que se está llevando a cabo para esclarecer el delito de falso testimonio que pudieron haber cometido dos testigos en el juicio por el atentado del 11-M y que sería decisivo para revisar la sentencia que condenó a Jamal Zougam a la pena de 42.922 años de prisión por ser miembro de una célula terrorista de tipo yihadista y, como tal, autor de 191 homicidios consumados y de 1.856 homicidios en grado de tentativa.…  Seguir leyendo »

El miércoles se produjo un punto de inflexión en la búsqueda de la verdad del 11-M. La negativa de C-65 y J-70, las dos testigos protegidas que declararon contra Zougam, a contestar a las preguntas de la juez que instruye la causa abierta contra ellas por falso testimonio debería llevarlas al banquillo y abrir el camino hacia un juicio de revisión para el único condenado como autor material de la masacre.

Todo imputado tiene derecho a callar y era hasta cierto punto previsible que estas dos ciudadanas rumanas rehusaran responder al abogado del marroquí sentenciado a 42.000 años de cárcel que ahora les acusa de mentir para obtener un beneficio económico.…  Seguir leyendo »

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial, al estimar el recurso de la defensa de Jamal Zougam, obliga a la titular del Juzgado número 39 de Madrid a llamar a declarar a su socio Mohamed Bakkali. Es decir, abre la puerta a determinar si Jamal Zougam vendió o no las tarjetas que usaron los terroristas en los móviles para activar las bombas que causaron la masacre del 11-M.

La sentencia dictada por la Audiencia Nacional (31 de octubre de 2007) daba por hecho que Zougam «suministró» la tarjeta que se encontró en la mochila de Vallecas. Ésa era una de las pruebas aportadas por la Fiscalía para sostener que Zougam fue uno de los autores materiales de la masacre.…  Seguir leyendo »

Coges EL MUNDO del lunes y te topas con este Morcillo de rostro amorcillado, empedernido fumador infumable, que esboza la justificación de lo injustificable. Amplías la portada en la tableta y te fijas en los restos de lo que fue su pelo engominado a lo fachilla, en la nariz de boxeador curtido en mucho toma y daca, en la mirada aviesa sobre las bolsas abultadas de los párpados, en las cejas agrestes y en el bigote y barba de malvado de ópera de Verdi. Te das cuenta de que también esta vez la cara es el espejo del alma y de que después de una vida de fechorías, mezclado siempre con el hampa y con la droga, este hombre dice la verdad.…  Seguir leyendo »

El Mundo es el único periódico español que no ha tirado la toalla en el intento de llegar hasta sus últimas consecuencias en la investigación del 11-M. He seguido con atención sus últimas revelaciones. Por de pronto ya no se puede afirmar que el explosivo utilizado en la criminal masacre fuera Goma 2 Eco, como afirma la sentencia de la Audiencia Nacional. Y esto hace tambalear todo el armazón de la «verdad» oficial.

La referida sentencia comienza atribuyendo la autoría de los atentados -eso sí, sin justificar por qué lo hace- a los miembros de una célula de musulmanes islamistas espontáneamente organizada para sumarse a la Yihad y castigar a los españoles por su intervención en Afganistán e Irak.…  Seguir leyendo »

En septiembre de 2006 este periódico publicó que el informe original que, a requerimiento del juez Juan del Olmo, entonces titular del Juzgado Central de Instrucción (JCI) 6, había sido elaborado por tres peritos de la policía científica, dirigidos por Manuel Escribano, para analizar una sustancia encontrada en el domicilio de Hassan El Haski, en aquel momento procesado por dicho juzgado en el sumario del 11-M, había sido alterado y sustituido por otro por Francisco Ramírez -superior orgánico de los tres peritos-, siendo este segundo informe de Ramírez el que, finalmente, fue remitido a Del Olmo. En el primer informe se llegaba a la conclusión de que la sustancia analizada era ácido bórico, señalándose, en sus «Observaciones», que tal sustancia había sido hallada también, en 2001, en un piso franco de ETA y que existía la posibilidad de que el ácido bórico se utilizara, de alguna manera, en la elaboración de explosivos.…  Seguir leyendo »

¿Pero cómo eres capaz de defender a un «delincuente»…. a un «asesino»? No hay abogado penalista al que no le hayan hecho esta pregunta. Nosotros, obviamente, no defendemos los hechos imputados a nuestros clientes (hechos que podemos aborrecer tanto o más que cualquier otra persona), ni siquiera personalmente a nuestros clientes (sobre los cuales podremos tener las más variadas opiniones). Lo que defendemos son los derechos fundamentales de las personas acusadas de cometer delitos, esencialmente el derecho a la defensa y el derecho a la presunción de inocencia, que son derechos que no pertenecen a nuestros clientes, sino que son patrimonio de toda la ciudadanía.…  Seguir leyendo »

El 3 de abril de 2004, el subinspector Francisco Javier Torronteras, miembro del Grupo Especial de Operaciones (GEO) del Cuerpo Nacional de Policía, murió a consecuencia de la explosión suicida que siete de los yihadistas directamente implicados en los atentados del 11-M ocasionaron en un inmueble de Leganés. La Comisaría General de Información (CGI) había conseguido dar con su paradero tras una magnífica investigación que, todavía hoy, sigue sin recibir el debido reconocimiento público. Sin embargo, esa labor puso de manifiesto el alto nivel de profesionalidad de los funcionarios de la CGI que, a buen seguro, impidieron que los terroristas escondidos en Leganés ocasionaran más muertes en otros atentados que tenían previsto a partir del 4 de abril y para los cuales se habían fijado en nuevos blancos.…  Seguir leyendo »

En relación con los atentados de 2004, ciertos medios esgrimen periódicamente titulares presentados con tantos aspavientos como vacuidad en su contenido. En ocasiones, logran incluso que alguna figura pública se atragante con sus buñuelos y la excitación alcanza cotas tragicómicas. Es lo que parece haber ocurrido recientemente con el supuesto redescubrimiento de un vagón del 11-M y la posterior reacción del fiscal general del Estado.

Como casi todo lo que tiene que ver con aquellos terribles hechos, el asunto viene enturbiado por una maraña de equívocos, medias verdades y mentiras completas que se repiten sin descanso. En lo que sigue, trataré de aclarar algunos puntos esenciales del hecho para que el lector interesado se forme su propio criterio.…  Seguir leyendo »

Hace unos meses se cumplieron 10 años del más cruento embate terrorista ocurrido en Estados Unidos a lo largo de su historia: el que se produjo aquel 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington. Ese 9/11 del que hablan los norteamericanos, fechado según su costumbre de anteponer el número del mes al del día. Pues bien, con un intervalo de precisamente 911 días, fue en España donde el terrorismo se dejó sentir asimismo con una capacidad letal hasta entonces desconocida. Otro día 11 —como aquel originario día 11— pero de marzo de 2004 y en Madrid. Los terroristas del 11-S utilizaron cuatro aviones para atentar contra las Torres Gemelas, el Pentágono y el Capitolio o la Casa Blanca, aunque el comportamiento heroico de los ciudadanos del vuelo United 93, que se dirigía hacia uno de estos dos últimos blancos, hizo que cayese sobre unos campos de Pensilvania.…  Seguir leyendo »

No hay nada tan kafkiano en El proceso de Kafka como la historia que le cuenta a Josef K. un sacerdote que se presenta como «capellán de la prisión» en la oscuridad de la catedral vacía. No en vano Orson Welles extrajo ese «relato dentro del relato» del final del libro y lo convirtió en una especie de preámbulo onírico a su película. Las palabras del narrador aún resuenan en mis oídos como trasfondo de una solemne puerta abierta hacia la luz:

«Ante la ley hay un portero. A este portero se le acerca un hombre del campo y le pide que le deje entrar en la ley.…  Seguir leyendo »

La semana pasada conocíamos el auto por el que la sección decimoséptima de la Audiencia Provincial de Madrid acordaba el sobreseimiento de la causa seguida contra el comisario Jesús Sánchez Manzano, ex jefe de los Tedax, por la desaparición de diversas piezas de convicción durante la investigación de los atentados del 11-M.

La resolución no entra a valorar los hechos denunciados, y en ningún momento niega la ya archidemostrada ocultación dolosa de pruebas cuyo esclarecimiento vienen demandando las asociaciones de víctimas, y en concreto, la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M. Por el contrario, la Audiencia Provincial se detiene únicamente en cuestiones formales y técnicas, para aplicar el principio de cosa juzgada en base a una resolución del Juzgado de Instrucción nº 6 de Madrid, que hace años archivó una denuncia inconcreta y poco seria de un partido marginal sobre unos hechos demasiado generales como para fundamentar un procedimiento penal.…  Seguir leyendo »

Vamos a seguir dando la batalla de la letra pequeña como han hecho estos días Casimiro García- Abadillo y Joaquín Manso con su minuciosa deconstrucción de la sentencia, y en especial de los probables falsos testimonios, fruto de meses y meses de investigación periodística. Pero si ustedes quieren entender a grandes rasgos, de forma a la vez amena y dramática, por qué Jamal Zougam fue condenado a más de 42.700 años de cárcel vayan a ver esta misma tarde la película de Robert Redford The Conspirator.

De entrada se darán cuenta de que el clima de confusión, el caos logístico y político, la escalada de rumores, la espiral de la consternación y el miedo que se desencadenó en Washington la noche del asesinato de Lincoln debió de parecerse bastante a lo que tuvimos la desgracia de vivir en Madrid la mañana del 11-M.…  Seguir leyendo »

Escrito que, para su firma y rúbrica, brinda a Jamal Zougam un abogado de oficio a quien la condena de un inocente siempre le produjo viva desazón y que cada vez que una de esas sentencias se revoca y, por tanto, el fallo injusto se elimina, siente un alivio infinito. Tanto como cuando oye decir al director de este periódico que están decididos a seguir buscando la verdad hasta que el infierno se hiele.

Excmo. Sr. Ministro de Justicia:

Jamal Zougam, de 38 años de edad, como nacido el 5 de octubre de 1973, natural de Tánger (Marruecos), hijo de Mohamed y de Aicha, de estado civil soltero y titular del N.I.S.…  Seguir leyendo »

Que la crisis económica que deja ahora el PSOE es más grave que la del 96 salta suficientemente a la vista, aunque siempre le quedará la excusa de que tiene un origen internacional y se ha agravado a escala europea. Menos obvio resulta que también la crisis política que hereda Rajoy es más honda e intensa que la que recibió Aznar con toda la truculencia del terrorismo de Estado y la corrupción en el entorno mismo del Gobierno. Y, sin embargo, pasen y vean.

Mi indignación ante aquel comentario cáustico de Aznar al año siguiente de llegar al poder -«¿Te parece poco un Gobierno que no mate y que no robe?»- no podía dejar de tener, por desgracia, una dimensión cosmética.…  Seguir leyendo »

Quiero agradecer públicamente al presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, su decisión arbitraria -en el sentido de innecesaria, libre y personal- de trasladar a un pleno de 15 magistrados, que se reunirá pasado mañana en la pasarela mediática de San Fernando de Henares, la potestad de resolver sobre la calificación jurídica del caso Faisán. Máxime cuando el criterio del juez instructor, Pablo Ruz, de considerar los hechos como un caso flagrante de colaboración con banda armada aparece sólidamente fundado en todos sus autos en la jurisprudencia de la propia Audiencia Nacional y del Supremo y cuando la Sección integrada por tres magistrados a la que le correspondía revisar sus decisiones y a la que estaba abocado el caso, se pronunció ya en sentido coincidente.…  Seguir leyendo »

Hace más de tres años, casi cuatro, que Jamal Zougam fue condenado a 42.922 años de prisión por los atentados cometidos en Madrid el 11 de marzo de 2004. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, en sentencia de 31/10/2007, consideró probado que Zougam era miembro de una célula terrorista de tipo yihadista y que, como tal, fue autor, además de otros delitos, de 191 homicidios consumados y de 1.856 homicidios en grado de tentativa.

Del asunto no tengo formada una opinión jurídica sólida. Sólo conozco los hechos según se relatan en la sentencia y los argumentos jurídicos que ofrece.…  Seguir leyendo »

Se cumplen hoy siete años de los atentados de Madrid y nadie ha conseguido olvidar a los 191 asesinados y más de 2.000 heridos. Aquel maldito jueves, muchas vidas fueron truncadas por el fanatismo y el odio. Entre todas, una de aquellas vidas robadas fue la de Sergio Sánchez López, de 17 años, hijo de Manuel y de María y hermano de Silvia. Conocí a María pocos días después, cuando, como presidente de la ACVOT y responsable del área socio-asistencial, empecé a recibir llamadas de víctimas de los cuatro atentados simultáneos. Llamadas desde Madrid, Alcalá de Henares, Fuenlabrada, Guadalajara, León, Palencia… Víctimas y familiares de víctimas de las que teníamos constancia al acudir al pabellón de Ifema de Madrid el viernes 12 con el equipo de psicólogas de que disponíamos para ayudar con nuestra experiencia.…  Seguir leyendo »

El pasado 24 de marzo, en Trípoli, tuve ocasión de mantener una entrevista privada con Abu Abdullah al Sadeq, el hasta hace muy poco emir o jefe supremo del Grupo Islámico Combatiente Libio (GICL), una organización terrorista formada a mediados de la década de los noventa del pasado siglo y después asociada con Al Qaeda. Entre otras cosas -enseguida diré por qué- hablamos sobre Serhane ben Abdelmajid Fakhet, El Tunecino. Es decir, sobre quien fuera cabecilla de la célula operativa que preparó y ejecutó los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid y algo más de tres semanas después, concretamente el 3 de abril, llevase a cabo, junto a otros componentes de la misma, un acto de terrorismo suicida en Leganés, episodio del cual se acaban de cumplir seis años.…  Seguir leyendo »

Las efemérides y los actos de homenaje tienen un sentido profundo que va más allá de lo formal, de lo protocolario. Si, además, es la efeméride de un hecho terrible y si el homenaje es a las víctimas de la violencia terrorista, esa percepción adquiere mayor relevancia si cabe. Rememorar lo ocurrido no supone reabrir heridas. Por el contrario, recordar es un acto de respeto, de justicia y de dignidad.

Por eso debemos empezar recordando aquel fatídico 11 de marzo de hace seis años, en 2004, en el que 192 personas fueron asesinadas, y 1.893 resultaron heridas, en Madrid. Un día en que esa ciudad se convirtió en la capital del dolor.…  Seguir leyendo »