Madrid (Continuación)

EL pasado mes de septiembre el Ayuntamiento de Madrid, con su alcaldesa a la cabeza, bautizó un espacio privado de uso público, contiguo a la plaza de Colón, en el centro de la capital, con el nombre de Margaret Thatcher, la que fuera primera ministra británica de 1979 a 1990. Al inaugurar esa plaza, la corporación madrileña cumplía un acuerdo del pleno municipal de dar el nombre de la Dama de Hierro a un espacio de la ciudad de Madrid.

Los criterios para atribuir los nombres de calles y plazas no siempre han sido demasiado lógicos y, por el contrario, muchas veces han respondido a circunstancias políticas concretas, o a modas pasajeras.…  Seguir leyendo »

La Gran Vía. Dolor de corazón, propósito de enmienda

Madrid, imán central en la Meseta interior de Hispania, es lugar de encuentro de quienes se acercan desde todas las orientaciones atraídos, además, por sus cuatro siglos y medio de capitalidad. Facultad que debería ser apoyada para impulsar y distribuir la vida a sus alrededores, incluso distantes, dada su capacidad de convocatoria, su templanza y empatía. Su comunidad lidera (2014) la recuperación con un crecimiento del 1,6%, cuatro décimas más de lo que hizo España. Su autonomía se revela como motor de la economía nacional.

El clima afable, su adehesado paisaje preserrano (Viñuelas, El Pardo, Monte de París, Monte del Pilar, Escorzonera, Venta de la Rubia) y la abundancia de aguas subterráneas, no fluviales –el Manzanares siempre fue «aprendiz de río»– detuvieron la provisionalidad centenaria de una capital itinerante según reconquistaba.…  Seguir leyendo »

Puede parecer que, los últimos 20 meses en Madrid a cuenta de la externalización, hemos asistido a una batalla ideológica sobre cuál debía ser el modelo sanitario que debe imperar en nuestro país. Y puede parecer que, fruto de esa batalla, han vencido los defensores de la sanidad pública y han perdido claramente los «privatizadores», los que veían en la sanidad pública un nuevo posible nicho de negocio. Puede parecer eso, pero la realidad es bien distinta: hemos perdido todos.

Durante casi dos años hemos asistido a la utilización demagógica por parte de gran número de nuestros políticos de la externalización de la gestión de los seis hospitales públicos madrileños, que a pesar de pertenecer al mismo partido que el que la ha promovido, han renegado de ella como de la peste, los titulares al estilo de «lo que nosotros vamos a hacer no tiene nada que ver con lo de Madrid» han estado a la orden del día, y los que pertenecen a algún partido diferente se han subido al carro de la «antiprivatización» y al «eslogan» sobre el ánimo de lucro en la sanidad, como si sólo de ello dependieran su futuro y su proyección política.…  Seguir leyendo »

A comienzos de este siglo (febrero de 2001), Pascual Maragall publicó un artículo titulado «Madrid se va» en el que resumía un sentimiento dominante en Barcelona sobre el despegue madrileño: «Madrid se va de España, juega a otra liga; la mundial de las ciudades... Se mide con Miami, con Sao Paulo; ya no les interesamos... Antes Madrid era la capital política, y Barcelona, Bilbao y Valencia las capitales industriales y económicas. Ahora es al revés, Madrid es capital económica, de la innovación y la nueva economía, mientras el poder político se descentraliza a la Generalitat, a Euskadi y sus fueros, y Valencia con su IVAM y sus trenes rápidos y autopistas a Madrid…».…  Seguir leyendo »

El mar y las batallas fueron su escenario natural, donde forjó sus legendarias gestas. La inteligencia y la astucia, la sencillez y la humildad, el arrojo y la valentía, el sacrificio y la tenacidad, sus grandes virtudes. Su obsesión era cumplir con su deber. Servir a su Nación. Y gracias a él, a Blas de Lezo (1689-1741), en la América hispana se sigue hablando hoy español.

Blas de Lezo es uno de los más extraordinarios navegantes de nuestra Historia. Un marino vasco, español y universal, a quien debemos esa aportación fundamental a los países de habla hispana durante el siglo XVIII.…  Seguir leyendo »

Aunque el pasado 11 de septiembre se registraron en Madrid algunas escaramuzas fascistoides de signo anticatalán, no cabe duda de que la mayoría de los madrileños miraban ese día a Cataluña con envidia (quizá no del todo sana). Y no lo digo sólo porque las Olimpiadas, que para Madrid son un sueño imposible repetidamente negado que huye de la ciudad hacia un porvenir cada vez más incierto y lejano, en Barcelona están ya consolidadas en su pasado reciente como el punto de arranque histórico del imparable prestigio de la marca internacional de la ciudad. Lo digo sobre todo porque Cataluña tiene eso mismo que el COI le ha quitado hace poco a Madrid, un proyecto (en una célebre entrevista, el president Mas aseguraba que los catalanes son los únicos en España que tienen en este momento tal cosa), un objetivo de futuro.…  Seguir leyendo »

Un hombre a pie es, como ciudadano, más importante que otro que va en automóvil. Ve y siente todo aquello de lo que el otro pasa. Pero ambos quieren que su ciudad sea atractiva, disfrutar de ella como escenario invitador en el que están prestos a vivir, a actuar.

Y la atracción cívica máxima es la que se ha ido acrisolando año a año; lo que ocurre normalmente en su «Centro». Al que se debe llegar fácilmente y en el que cualquiera ha de sentirse cómodo y orgulloso para que aflore lo mejor de sí mismo: alegría, esperanza, acción y, después, nostalgia, evocación, recuerdo.…  Seguir leyendo »

Madrid ha visto frustrado una vez más su sueño olímpico. Apenas tomada la decisión del COI, los españoles nos quedamos estupefactos ante tal decepción. No es para menos, y no solo por el inestimable trabajo del equipo de la candidatura, sino porque realmente este era un sueño que nos unía a todos, deportistas, políticos y ciudadanos.

Tras la noticia, han pululado todo tipo de elucubraciones sobre los motivos de esta decisión, desde las que achacan a los miembros del COI su escasa sensibilidad con nuestro proyecto —al optar por la solvencia económica de Japón ante la austeridad de nuestra candidatura— hasta el escaso peso de España en política internacional.…  Seguir leyendo »

¿Hubo alguien con cierta capacidad mental, es decir, un ciudadano responsable ajeno al rebaño, que no sintiera alivio al saber que Madrid no iba a ser sede de los Juegos Olímpicos? Entendámonos. Un país en quiebra, con unos partidos políticos convertidos en competidores de los servicios de recogida de basuras, con una juventud en estado de desahucio y sin necesidad de tener vivienda, literalmente desesperada, una economía donde se manipulan datos y se exhiben 31 individuos que han dejado unas listas del paro que alcanzan a varios millones y que ¡anuncian un cambio de tendencia! Los que se deslizaron por esa tela de araña digna del elefante de la canción infantil deberían ser registrados en el anuario de la infamia; recién entregados mil y pico millones de euros a la banca para que pueda seguir pagando a sus ejecutivos según los estándares de Wall Street.…  Seguir leyendo »

La política internacional —y el COI hace política internacional— es un ejercicio de equilibrio entre el realismo y la estrategia en defensa de los propios intereses.

La elección de la ciudad organizadora de los JJ OO es el resultado de, al menos, cuatro factores. En primer lugar, las propias condiciones de la ciudad candidata, que permita acoger el escenario que se instala durante los treinta días de celebración de los juegos olímpicos y paralímpicos: sus dimensiones, seguridad, situación, logística, comunicaciones, capacidad hotelera. Hay que estar preparado para recibir a numerosos dirigentes mundiales, a 11.000 deportistas, al menos a 20.000 periodistas y a más de un millón de sucesivos visitantes que permanecerán tres o más días.…  Seguir leyendo »

Hoy, desde la otra orilla del Atlántico, los españoles por fin sabremos si Madrid ha sido elegida por el Comité Olímpico Internacional (COI) para albergar los Juegos Olímpicos y Paralímpicos del año 2020. Su Alteza Real el Príncipe de Asturias encabeza la delegación madrileña que dará, en Buenos Aires, la última batalla para persuadir al organismo olímpico de que el proyecto español merece su respaldo y confianza. Las energías y esfuerzos, los anhelos y aspiraciones de muchos, se han conjurado tras este tercer intento consecutivo por convertir en ciudad olímpica a la capital de nuestra nación, como ya l o fue con un éxito arrollador ese faro español en el Mediterráneo, Barcelona.…  Seguir leyendo »

Si mañana en Buenos Aires Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional, nombra a Madrid como ciudad organizadora de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2020 significará, además de un momento histórico para la capital española, una oportunidad única para demostrar la capacidad de nuestro país para salir de la crisis económica y la posibilidad real de recuperar la confianza, tanto de ciudadanos como de inversores. Pero lo que es más importante, supondría un empujón muy necesario para los jóvenes, que serán los auténticos protagonistas de los Juegos del 2020.

Tal y como dice el dossier que M2020 presentó al COI, «hoy más que nunca creemos que los valores del movimiento olímpico representan una motivación fundamental y constituyen la fuerza impulsora de un desarrollo económico sostenible enfocado al bienestar social, al crecimiento de nuestro potencial humano y al progreso de nuestra sociedad».…  Seguir leyendo »

(Carta abierta a los miembros del Comité Olímpico Internacional)

Honorables miembros del CIO:

Me dirijo a ustedes para sumar mi voz a las más doctas y autorizadas que el próximo miércoles defenderán la candidatura de Madrid a los Juegos de 2020 ante su Asamblea General de Lausana. No tengo otro título para hacerlo que el de decano de los directores de periódicos de España, y tal vez del mundo democrático, pues llevo ya 33 años compitiendo deportivamente por la confianza de los lectores. Pero conozco lo suficiente el movimiento olímpico como para saber que así como ustedes no se someten nunca a ningún tipo de poder, prácticamente cualquier ser humano puede contribuir a moldear su criterio y determinar sus decisiones.…  Seguir leyendo »

El próximo mes de mayo se cumplirán 30 años desde la celebración de las primeras elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid. En ese tiempo, la Comunidad estuvo gobernada por la izquierda, por el PSOE (con acuerdos con IU en la última fase) durante doce años, y dieciocho lo ha estado por la derecha. Aquella institución que se creó tenía como objetivo fundacional mejorar la calidad de vida de sus habitantes y fue sinónimo de bienestar.

Sin embargo, la conmemoración de este 30 aniversario se va a producir en medio del cuestionamiento de las bases que sustentaron el cúmulo de adhesiones e ilusiones con que la región se construyó.…  Seguir leyendo »

La Comunidad de Madrid ha sufrido 2.500 manifestaciones en 2012; y cada día, 7 de ellas en el Centro; lo cual supone, sumadas las huelgas, una pérdida de 1.748 millones de euros a la Comunidad y una reducción de 23.780 puestos de trabajo (Ignacio González); y, en estas cifras, no se contabilizan los retrasos irritantes vividos por los conductores, incapaces de llegar con puntualidad a sus destinos. Los ministerios, ayuntamientos y presidencias principales, destinatarios de las quejas multitudinarias, se sitúan, lógicamente, a la vera de las vías principales, Gran Vía, Alcalá, Cibeles, Neptuno, Castellana y Paseo del Prado. El colapso circulatorio consecuente, especialmente en dicho centro, elegido por los manifestantes para, además de hacerse ver y oír, molestar al máximo, castiga a nuestra capital con el descrédito de su habitabilidad y el desmerecimiento de su prestigio.…  Seguir leyendo »

Fue en 1986 en Laussanne cuando José Antonio Samaranch, entonces presidente del Comité Olímpico Internacional, pronunció unas palabras históricas: «À la ville de… Barcelona». Aquella sencilla frase tuvo un impacto enorme, no solo para nuestra ciudad, sino para el conjunto del país. Porque los Juegos Olímpicos de 1992 fueron el detonante de cambios en profundidad que abrieron las puertas a la modernización de nuestro tejido económico, a la construcción de nuevas infraestructuras y, al mismo tiempo, al impulso de la cohesión social y territorial de Barcelona.

Fueron unos Juegos donde todos trabajamos con ilusión, uniendo fuerzas desde las diferentes administraciones (desde el Ayuntamiento, la Generalitat y el Gobierno central), estableciendo las bases de una colaboración público-privada que es hoy de referencia para otras ciudades organizadoras de Juegos Olímpicos.…  Seguir leyendo »

Democracias en las que no existen opciones políticas que elegir, donde la política económica es todo lo que importa ( y donde ésta es determinada por actores no políticos como bancos centrales, agencias internacionales o corporaciones transnacionales) acaban por dejar de ser democracias funcionantes o acomodándose una vez más a políticas de frustración o de resentimiento populista”. Reappraisals. Toni Judt

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González en su reciente mensaje navideño, aseguraba que los ciudadanos de su región seguirán contando con una sanidad “universal, gratuita y de la máxima calidad”. Pero para mantenerlo “es preciso hacer reformas que permitan racionalizar nuestros gastos”, reformas que el gobierno madrileño define como externalizaciones de la gestión, evitando en todo momento el término de privatización.…  Seguir leyendo »

Decía Platón que el filósofo es un médico del alma, esto es, un terapeuta de la psique humana. La máxima poco o nada tiene que ver con la ciencia positiva que hoy conocemos como psicología sino que se incardina dentro de la filosofía moral del maestro ateniense. Lo relevante no es, por supuesto, la apología de la filosofía como terapia sino la posibilidad que se subraya cuando desde ésta o desde cualquier otra disciplina se advierte de un riesgo siempre inminente: la enfermedad moral. La moral o, si lo prefieren en clave griega, la ética, es una disciplina eminentemente social y política como bien subrayara el otro gran pensador de la Grecia clásica, su discípulo Aristóteles.…  Seguir leyendo »

La Península Ibérica tiene una singular configuración poligonal casi geométrica delimitada por el océano Atlántico, el mar Mediterráneo y la cordillera pirenaica. Sus componentes nacionales, España y Portugal, de historias paralelas, muestran un progresivo acercamiento que acentúa el valor gravitatorio de Madrid como capital.

Sus ganglios nerviosos, agrupaciones de cuerpos neuronales, vivificantes y ordenadores están estratégicamente situados: al norte Bilbao, al noroeste Santiago, al nordeste Barcelona, al oeste Lisboa, al este Valencia, al sur Sevilla, al suroeste Huelva y al sureste Granada. Cada uno con historia de capital pluricentenaria.

El corazón y cerebro rector, palpitante en particular crecimiento, es Madrid. Que, a su vez, ubica, en sus orientaciones solares, nucléolos determinantes: al norte El Escorial respaldado por Ávila y Segovia; al este Guadalajara en compañía de Alcalá; al sur, Toledo con la Corte de Aranjuez; al oeste sin encontrar capital hasta alcanzar a más de 200 kilómetros Trujillo y Cáceres.…  Seguir leyendo »

Creo que en los Estados Unidos se exigía un referéndum, supongo que no federal sino estatal, para permitir la instalación de un casino público para juegos de azar, esencialmente el de la ruleta. La familia americana, con su tradicional puritanismo, no amaba que sus hijos se criaran en semejante vecindad; las instituciones públicas, Ayuntamientos, juzgados, iglesias, tampoco la debían de tener por muy honrosa; quizá incluso las calles comerciales preferían no tenerlas en sus proximidades. Los urbanistas y los propios promotores de casinos sabían por experiencia que la instalación de uno de esos centros hacía bajar ante la demanda la cotización de los solares colindantes o cercanos; la expansión natural de una ciudad se atajaba por esos alrededores o acaso se especializaba en el tipo de edificios suburbiales como grandes naves de almacenamiento o centros de distribución al por mayor, no sé; aunque supongo que en tal caso sería al casino al que ya no le gustase estar allí, y se marcharía.…  Seguir leyendo »