Materias primas

El volumen de recursos naturales empleados en todo el mundo para la construcción de edificios e infraestructuras se multiplicó por un factor de veintitrés entre 1900 y 2010. Y cerca del 80% de tales recursos eran arena y grava. Concretamente, según Naciones Unidas, en el transcurso de 2010 se habrían utilizado a escala global 28.600 millones de toneladas de ambos materiales, lo que representa el mayor ritmo de extracción de todas las materias primas del planeta, por encima del de los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural) y del de la biomasa.

De forma intuitiva, tendemos a dar por sentado que arena y grava son recursos naturales prácticamente inagotables, de manera que tal vez se pregunten ¿bueno, y qué, dónde está el problema?…  Seguir leyendo »

Indudablemente, la actual desaceleración del crecimiento chino tuvo efectos de vasto alcance sobre la economía mundial, pero su papel en la brusca caída de los precios de las materias primas desde 2014 —un resultado devastador para los países exportadores de esos productos, entre los que se cuentan economías emergentes alguna vez dinámicas— es más limitado de lo que sugiere la creencia popular. De hecho, la desaceleración china solo nos cuenta una parte de la historia de los precios de las materias primas.

Ciertamente, existe una clara correlación entre el crecimiento del PIB chino y los precios de las materias primas. A principios de la década de 2000, cuando se aceleró el crecimiento de China, los precios de las materias primas aumentaron bruscamente, pero desde 2011 —cuando comenzó la desaceleración económica en ese país— los precios de la energía han caído el 70 %; los de los metales, un 50 %; y los precios de las materias primas agrícolas, el 35 %.…  Seguir leyendo »

El súper ciclo global de las materias primas no es un fenómeno nuevo. Si bien los detalles varían, los exportadores de commodities primarios tienden a actuar de la misma manera y los resultados económicos suelen seguir patrones reconocibles. Pero el elemento de previsibilidad en el devenir del ciclo de precios de las materias primas, como sucede con el recorrido de una montaña rusa, no hace que sus giros y vueltas sean más fáciles de tolerar.

Desde fines del siglo XVIII, se han producido siete u ocho auges de los precios de las materias primas no petroleras, en relación al precio de los productos manufacturados.…  Seguir leyendo »