Matrimonio homosexual (Continuación)

Enrique Rojas, catedrático de Psiquiatría (ABC, 28/11/04).

El asunto me parece de una extraordinaria responsabilidad. Se trata de educar a unos niños en un ambiente en donde no existe la complementariedad masculina y femenina. Educar es convertir a alguien en persona libre e independiente; tarea de orfebrería, lenta, gradual, progresiva. Educar es acompañar a una persona para enseñarle a vivir, entusiasmándola con lo valioso. Educar es seducir por encantamiento y ejemplaridad, hacia lo mejor.

Voy a intentar esgrimir mis argumentos, en un decálogo sistematizado.

1º. Los padres son los primeros modelos de identidad. Las uniones homosexuales no son matrimonio. No puede ser por derecho lo que no es por naturaleza.…  Seguir leyendo »

Por Javier Ugarte Pérez, doctor en Filosofía y director del volumen 4 de la revista Orientaciones, dedicado a las familias homoparentales (EL PAIS, 07/03/04):

Era cuestión de tiempo que llegase a la opinión pública información sobre un hecho que resulta nuevo para muchas personas, pese a no ser excepcional, como es la existencia de familias formadas por homosexuales y sus hijos, sean éstos biológicos, producto de un matrimonio anterior, o de la inseminación artificial, o adoptivos. La razón de que este hecho se convirtiese en motivo de reflexión ha sido la noticia de que una juez de Pamplona ha concedido la patria potestad de los hijos de una lesbiana a su compañera, que ha pasado a ser una segunda madre para las niñas.…  Seguir leyendo »

Por Enric Berenguer, psicoanalista (EL PAIS, 07/03/04):

Se espera que un psicoanalista defienda a papá y mamá. En parte es lógico: Freud salvó al padre, le dio una razón de ser. Pero contribuyó a demoler lo que quería rescatar, pues sus investigaciones revelaron admirablemente cómo funcionaba eso por lo que nadie se planteaba preguntas. Sacó muchas cosas a la luz, y no pocos trapos sucios. Lacan, a partir de 1968 -tomen nota de la fecha- pone las bases para pensar al padre como un mito. Lo hace explícitamente un año más tarde, cuando, fíjense qué cosas, se refiere en su seminario a la inseminación artificial, con una chanza traducible más o menos como el «padre enlatado».…  Seguir leyendo »