Menores no acompañados

La guerra en Ucrania ha provocado el mayor éxodo en Europa desde hace décadas. Entre las personas que se desplazan, hay menores que viajan sin sus padres, acompañados de otras personas adultas. A su llegada a España, estos menores llegan en ocasiones indocumentados, por lo que no se puede comprobar su identidad y la relación con la persona con la que viajan. Estos menores se considera que están en situación de riesgo, son trasladados junto a la persona adulta con quien viajan a centros de acogida y se comunica su llegada a la Policía y a la Fiscalía, en tanto se obtiene más información.…  Seguir leyendo »

La infancia de los migrantes no acompañados siempre se ha encontrado en tierra de nadie, se los trata antes como extranjeros que como niños. Se caen entre las grietas de un sistema que, teniendo las competencias divididas, falla en actuar de manera corresponsable. Además, a esto se une una cierta tendencia a la informalidad en lo que tiene que ver con la infancia en el imaginario colectivo. Pareciera que fuese suficiente actuar con buena intención asegurando que sabemos, de corazón, lo que es mejor para los niños, niñas y adolescentes, así en general, y mejor que ellos en particular.

La repatriación de un niño o una niña a su país de origen no es ilegal.…  Seguir leyendo »

La situación de los menores no acompañados en España ha ocupado la portada de muchos periódicos. Sin embargo, la infancia migrante en España comprende también a aquellos menores en situación irregular que, aun estando acompañados, se enfrentan a múltiples limitaciones por su condición administrativa. Entre ellas, en el acceso a la educación. Aunque España es uno de los siete estados miembros de la Unión Europea que legalmente reconocen el derecho a la educación a menores indocumentados, el laberinto burocrático al que se enfrentan abre la brecha entre la norma y la práctica, condenando a miles de menores a un futuro aciago.…  Seguir leyendo »

Cuando nos paramos a pensar en la situación de los menores no acompañados, se ve claramente lo injusto e irresponsable de la actitud de determinados sectores sociales y representantes públicos que estigmatizan y culpabilizan de manera generalizada y a las primeras de cambio a este colectivo tan vulnerable.

El último ejemplo lo tenemos en la posición que algunos partidos políticos, como Vox, han mostrado ante los altercados, actos vandálicos y saqueos que se han producido en las últimas semanas, precisamente a raíz de manifestaciones convocadas o apoyadas por este grupo político contra las restricciones sanitarias. Es muy triste ver cómo se acusa a estas personas sin fundamento ni prueba alguna, y especialmente indignante la utilización de estos menores, llamados menas despectivamente, como chivos expiatorios por puro interés partidista.…  Seguir leyendo »