Mercados emergentes

En su novela Crónica de una muerte anunciada,Gabriel García Márquez relata una tragedia que todos anticipan, pero que nadie detiene. Lo mismo vale para la difícil situación que enfrentan los mercados emergentes hoy: la comunidad internacional podría evitar un inminente desastre macroeconómico, pero le falta voluntad para hacerlo.

Para las naciones emergentes y en desarrollo, el Covid-19 no representa uno, sino cinco shocks. Al shock de salud inicial, hay que sumarle una brusca baja en los precios de los productos básicos; una masiva contracción en el volumen de exportaciones (la Organización Mundial del Comercio prevé que el comercio global puede disminuir hasta un tercio en 2020); la pérdida de las remesas; y salidas de capital sin precedentes en marzo.…  Seguir leyendo »

El riesgo de deuda oculto de los mercados emergentes

Las crudas advertencias sobre los efectos potencialmente devastadores de la crisis del COVID-19 en los mercados emergentes (ME) se han vuelto ubicuas. En un momento en que la pandemia abraza cada vez a más países, los ME enfrentan una salida masiva de inversores extranjeros que buscan activos seguros. Como resultado de ello, las salidas de capital y las depreciaciones de la moneda se han sincronizado de una manera sin precedentes.

Una primera ronda de intervenciones en las políticas para mitigar el impacto financiero y económico de la pandemia en los ME ya está en marcha. Pero, si bien estas acciones –destinadas principalmente a aliviar el estrés en los mercados de divisas- son bienvenidas, las depreciaciones de la moneda que se experimentan hoy presentan retos para la estabilidad financiera que tienen implicancias de largo plazo que van mucho más allá de los problemas de liquidez inmediatos.…  Seguir leyendo »

Las economías emergentes

Muchos están reclamando una moratoria temporaria de todos los pagos de deuda por parte de las economías en desarrollo y emergentes, para impedir que la pandemia del COVID-19 desate un tsunami de defaults soberanos. En lugar de esperar pasivamente a que los deudores dejen de cumplir con sus obligaciones, sostienen, sería mejor que los acreedores acordaran ahora suspender los pagos por un tiempo.

Pero, si bien un congelamiento general de los pagos de deuda podría ayudar a muchos países de bajos ingresos que carecen de una opción mejor, podría ser contraproducente para las economías emergentes que hoy siguen teniendo acceso a los mercados financieros.…  Seguir leyendo »

La inteligencia artificial está permeando casi todos los aspectos de la vida en las economías avanzadas. Desde los gobiernos y las empresas hasta los individuos, el alcance de la IA es arrollador, y su implementación está demostrando ser transformacional.

Sin embargo, los beneficios no sólo se están sintiendo en el mundo desarrollado. Se calcula que la IA aportará 15,7 billones de dólares a la economía global en 2030, brindando valor socioeconómico a todos los sectores de la sociedad en los próximos años. Y un porcentaje sustancial de este total estará representado por las economías emergentes, donde la IA ya está ayudando a resolver problemas muy arraigados.…  Seguir leyendo »

Decir una cosa y luego hacer otra. Esa fraseresume a la actual ortodoxia en las economías emergentes con respecto al manejo del tipo de cambio. Se supone que los países deben usar la tasa de interés para alcanzar una meta inflacionaria y dejar que el tipo de cambio flote libremente. En la práctica, los bancos centrales asiáticos y latinoamericanos suelen intervenir en los mercados cambiarios comprando y vendiendo reservas internacionales, además de tomar otras medidas con el objeto de limitar la volatilidad de sus monedas.

Será más difícil mantener esta ficción sobre la política cambiaria después del memorable discurso que pronunció Agustín Carstens, Gerente General del Banco de Pagos Internacionales (BPI), la semana pasada en la nueva Escuela de Políticas Públicas de la London School of Economics.…  Seguir leyendo »

¿Son las crisis cambiarias y de deuda en gestación en Argentina y Turquía hechos localizados sin implicaciones más amplias? ¿O señales anticipadas de alarma respecto de fragilidades más profundas en mercados globales de deuda sobrecargados, que salen a la luz conforme la Reserva Federal de los Estados Unidos sigue normalizando las tasas?

El aumento de tipos de interés también puede poner a prueba la estabilidad en algunas economías avanzadas, especialmente en Italia, donde los votantes (en particular los del sur, menos desarrollado) optaron decididamente por un gobierno populista disruptivo. La economía de Italia es diez veces más grande que la de Grecia, y un default de su deuda haría saltar toda la eurozona.…  Seguir leyendo »

¿Los bancos centrales de los mercados emergentes están excedidos de peso en dólares y demasiado delgados en oro? Frente a una desaceleración de la economía global, en la que los mercados emergentes probablemente estén muy agradecidos por las reservas que lograron conservar, ésta podría parecer una pregunta inoportuna. Sin embargo, se podría aducir que un giro en los mercados emergentes a favor de una acumulación de oro ayudaría a que el sistema financiero internacional funcionara de manera más fluida, para beneficios de todos.

Sólo para ser claro, no le estoy dando la razón a quienes defienden un retorno al patrón oro –por lo general, unos chiflados norteamericanos de extrema derecha-.…  Seguir leyendo »

Estimated stock of debt at the end of 2014, as a share of GDP

Mientras presidentes de bancos centrales y ministros de finanzas de todo el planeta se congregan aquí en Perú para las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional, en el mundo emergente abundan síntomas de una creciente vulnerabilidad económica. Atrás quedaron los días en que los problemas de las economías avanzadas para recuperarse de la crisis de 2008 monopolizaban las reuniones del FMI. Ahora la discusión volvió a centrarse en las economías emergentes, que están en riesgo de sufrir sus propias crisis financieras.

Aunque no hay dos crisis financieras iguales, en todas tienden a repetirse ciertos síntomas reveladores: desaceleración significativa del crecimiento económico y las exportaciones, relajación del boom de precios de activos, aumento del déficit de cuenta corriente y fiscal, apalancamiento creciente y reducción (o directamente cambio de signo) del ingreso de capitales.…  Seguir leyendo »

Con el nivel récord al que ha llegado la reciente depreciación de las monedas de Malasia, Indonesia, Sudáfrica, Turquía, Brasil, Colombia, Chile y México, los operadores cambiarios alrededor del mundo preguntan: ¿cuánto más pueden debilitarse las monedas de los mercados emergentes?

Un método muy usado para contestar esta pregunta es tomar como base un año relativamente normal y medir cuánto se ha depreciado la moneda de un país desde entonces. Esa cifra luego se ajusta por la diferencial entre la tasa de inflación de ese país y la de sus socios comerciales. Si la tasa de cambio real resultante no difiere demasiado de la del año base, se concluye que el mercado está en equilibrio, y que ya no debería anticiparse una depreciación adicional.…  Seguir leyendo »

Algo ha ido muy mal en las economías emergentes que se suponía iban a dar forma al futuro del mundo, e incluso dominarlo. Ya se está buscando culpables: entre otros, los precios de los productos básicos, el fracking, los tipos de interés de EE.UU., El Niño y China. La respuesta es más sencilla y tradicional: es la política.

Pongamos de ejemplo a Brasil, donde una economía que parecía dirigirse a un auge perpetuo apenas ha crecido en más de dos años y  hoy está en contracción. Poco ha ayudado el que los precios de los productos básicos que exporta estén a la baja, pero se suponía que su economía era mucho más que cosechas e industrias extractivas.…  Seguir leyendo »

Tras 15 años de euforia, ha ganado fuerza un nuevo tópico: que los mercados emergentes pasan por grandes dificultades. Muchos analistas habían proyectado un crecimiento rápido e indefinido en países como Brasil, Rusia, Turquía e India, apresurándose a calificarlos como los nuevos motores la economía mundial. Hoy en casi todos ellos ha bajado el ritmo de crecimiento y los inversionistas retiran sus capitales, en parte impulsados por las expectativas de que la Reserva Federal de EE.UU. aumente sus tasas de interés en septiembre. Sus monedas han perdido valor, al tiempo que los escándalos de corrupción y otros problemas políticos abruman la narrativa económica en lugares como Brasil y Turquía.…  Seguir leyendo »

Las economías de mercados emergentes prosperaron en los últimos años como consecuencia de un entorno externo favorable caracterizado por un aumento en los precios internacionales de las materias primas, por tasas de interés excepcionalmente bajas y por una considerable liquidez en los mercados financieros internacionales. Este entorno externo favorable, junto a condiciones macroeconómicas estables a nivel nacional, dieron por resultado en muchas economías emergentes un largo período de crecimiento relativamente elevado.

Este escenario a nivel mundial está cambiando y las economías emergentes se enfrentan actualmente a un entorno externo más complejo. Primero, la tendencia decreciente en el precio de las materias primas y —más importante aún— la fuerte caída en el precio del petróleo a partir de junio de 2014, están generando presiones en varios países, en especial en los exportadores de petróleo, como México.…  Seguir leyendo »

Mientras Europa pierde uno tras otro sus iconos tecnológicos –el último en caer ha sido Nokia– los mercados emergentes se están haciendo cada vez más fuertes en innovación y tecnología. Algunas de sus empresas ya son líderes mundiales en sus respectivos sectores. Esta es la gran noticia: los mercados emergentes han dejado de ser países de bajo coste y poca intensidad tecnológica. Si bien todos tenemos en mente que su ascenso es imparable, los tópicos sobre ellos todavía abundan. Mejor cuanto más rápido entendamos que se está experimentando un rebalanceo masivo no sólo de las riquezas de las naciones, de los flujos comerciales y financieros, sino que también la innovación y la tecnología se está reconfigurando a favor de los emergentes.…  Seguir leyendo »

Hasta hace relativamente poco, se ignoraban en gran medida las llamadas transiciones de ingreso medio de los países, en parte porque lo que se esperaba como una transición a menudo se convertía en una trampa. Unas pocas economías asiáticas –especialmente Japón, Corea del Sur y Taiwán– se deslizaron tranquilamente a la categoría de altos ingresos con tasas de crecimiento relativamente elevadas. Pero, en la gran mayoría de las economías el crecimiento se desaceleró o se detuvo por completo en términos per cápita una vez que entraron en la categoría de ingreso medio.

En la actualidad, los inversores, los responsables de las políticas y las empresas cuentan con sobradas razones para dedicar mucha más atención a esas transiciones.…  Seguir leyendo »

Para muchas economías emergentes, 2014 ha tenido un arranque sombrío. Las inquietudes por la pronunciada desaceleración de la economía china y la abrupta devaluación del peso argentino respecto al dólar estadounidense, han desencadenado una fuerte presión para vender divisas de una serie mercados emergentes. Sin embargo, la volatilidad actual no presagia un crecimiento menos dinámico sostenido en economías emergentes en conjunto. Es necesario hacer la distinción, y eso es lo que están haciendo ahora los mercados financieros.

La magnitud del daño varía ampliamente de un país a otro. Por ejemplo, los problemas que ahora acosan a Argentina no son nuevos. Al contrario, son la consecuencia inevitable de años de políticas mal administradas que han provocado una alta inflación, una moneda seriamente sobrevaluada y una erosión enorme de las reservas extranjeras.…  Seguir leyendo »

“Cuando la marea baja, se ve bien quien ha salido a nadar desnudo”. Esta célebre frase del inversor americano Warren Buffet es la lógica que están aplicando los operadores financieros especializados en mercados emergentes a los conocidos como los “cinco frágiles” (the fragile five): Sudáfrica, Turquía, Brasil, la India e Indonesia. Si estas cinco economías emergentes de peso están cuestionadas, qué decir ya de las más vulnerables e inflacionarias economías de Venezuela y Argentina, que con un simple cambio de corriente pueden desestabilizarse.

Este mes de enero ha sido el peor mes para las monedas de los países emergentes desde 2009, cuando todavía estábamos en medio de la crisis financiera global.…  Seguir leyendo »

Las monedas de los mercados emergentes están colapsando y sus bancos centrales se ocupan de ajustar sus políticas, para hacerlas más restrictivas en un intento por estabilizar los mercados financieros de sus países. ¿A quién puede culparse por esta situación?

Hace unos pocos años atrás, cuando la Reserva Federal de los Estados Unidos se embarcó en otra ronda más de “flexibilización cuantitativa”, algunos líderes de los mercados emergentes protestaron enérgicamente. Éstos líderes vieron las adquisiciones abiertas de valores a largo plazo de la Reserva Federal como un intento de maquinar una devaluación competitiva del dólar y temieron que las condiciones monetarias extremadamente expansivas de los Estados Unidos desencadenarían una avalancha de flujos de entrada de “capital especulativo”, forzándolos a subir sus tasas de cambio.…  Seguir leyendo »

El crecimiento económico disminuye significativamente en muchos países importantes con ingresos medios y los precios de los activos caen bruscamente en todas partes, ¿nos ha alcanzado ya la inevitable «crisis del eco» en los mercados emergentes? Después de años de sólidos –y, a veces, fuertes– aumentos del producto desde la crisis financiera de 2008, el efecto combinado de la desaceleración del crecimiento de largo plazo en China y un posible final a las políticas monetarias de dinero ultrafácil en los países avanzados está dejando al descubierto significativas fragilidades.

Que shocks relativamente moderados hayan causado un trauma tan profundo en los mercados emergentes nos lleva a preguntarnos qué problemas dispararía un cambio más dramático.…  Seguir leyendo »

Los mercados emergentes han sido los preferidos de los inversores a nivel mundial durante la mayor parte de la última década. Incluso los sobrios fondos de pensiones y los fondos soberanos de inversión han aumentado sus asignaciones de inversiones en activos de mercados emergentes.

Sin embargo, recientemente se ha deteriorado considerablemente el entorno para los flujos de capital que se dirigen a las economías emergentes. La desaceleración del crecimiento y las políticas equivocadas, junto con las señales que indican que la Reserva Federal de EE.UU. comenzará a endurecer su política monetaria al dar marcha atrás en su “flexibilización cuantitativa” (“QE” por su denominación en inglés, también conocida como compras abiertas de activos a largo plazo), han provocado profundas y generalizadas puestas a la venta de monedas, bonos y valores en los mercados de las economías emergentes.…  Seguir leyendo »

Durante los últimos años se alimentó mucha expectativa por los BRICS (Brazil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Según se dice, con sus grandes poblaciones y rápido crecimiento, pronto se convertirán en algunas de las mayores economías del mundo –y, en el caso de China, en la mayor de todas ya para 2020. Pero los BRICS, como muchas otras economías de mercados emergentes, recientemente han sufrido una fuerte desaceleración económica. ¿Se terminó entonces la luna de miel?

El PBI brasileño solo creció el 1 % el año pasado y es posible que no supere el 2 % este año. Su crecimiento potencial se estima apenas por encima del 3 %.…  Seguir leyendo »