Moción de censura

Tratando de encontrar una explicación al sorprendente comportamiento de Pablo Casado en el debate de la moción de VOX, uniendo informaciones, viajes, y circunstancias coincidentes paso a relatar una serie de conversaciones políticas. “Se non è vero, è ben trovato”

Bilbao, martes, 20 de octubre. Sede del PNV, Sabin Etxea. Reunidos Ortuzar, Urkullu, y Aitor Esteban. Inicia la conversación Ortuzar:

-Aitor, esto que nos dices ¿es información o sólo una impresión?

-Las dos cosas. El «no» del PP en la moción va a ir dirigido a escenificar una ruptura con VOX y posibilitar la Gran Coalición que exigen Merkel y Macron.…  Seguir leyendo »

Negar al aliado es regalar la victoria al adversario

El discurso de repuesta del presidente del PP, Pablo Casado, a modo de desquite político y personal, a la moción de censura del líder de Vox, Santiago Abascal, ha obrado la paradoja de suscitar mayores y más estruendosas felicitaciones cuanto más alejados se encontraban sus autores de los postulados liberales del centroderecha y más próximos al Gobierno de cohabitación socialcomunista. Es de temer que la ofuscación del jefe del principal partido de la oposición le haya cegado y no haya tenido la cautela de perro viejo de la fábula de Samaniego. Al verlo saciar su sed en el río sin dejar de correr a la vez, un taimado cocodrilo le encomienda: «¡Bebe quieto!».…  Seguir leyendo »

Casado ya tiene galones

¿Qué opinión puede merecer quien, a los pocos días del estreno de una película, que casi nadie ha podido ver todavía, reproduce el mismo golpe de efecto final del guión cinematográfico, supuestamente fruto de un alarde de emotividad espontánea, como colofón de un debate parlamentario?

Como mínimo que es un oportunista. Pero el juicio moral se endurece necesariamente si la materia prima de ese golpe de efecto, copiado y, por lo tanto impostado, son los nombres y apellidos de las 800 víctimas de ETA.

Eso es lo que hizo Santiago Abascal el miércoles, imitando la lectura que el activista Tom Hayden hace de los nombres de los soldados que morían en Vietnam, mientras tenía lugar la interminable vista oral por sus protestas durante la Convención Demócrata de 1968.…  Seguir leyendo »

¿De verdad el vencedor de la moción de censura ha sido Pablo Casado? Quiero decir más allá de los papeles, de la burbuja político-mediática. ¿Quemar los puentes con los votantes de Vox lo consolida como alternativa real, viable, a Sánchez? ¿Poner un cordón sanitario a varios millones de españoles cuyo voto mantiene en el poder a Ayuso y a Almeida, a Moreno Bonilla y a López Miras es una buena idea?

Solo se puede responder afirmativamente a esas preguntas desde la convicción de que Vox es una incomodidad pasajera. Que sus votos son prestados, que se irán (que se están yendo ya) al PP una vez Casado ha aclarado que se trata de un partido despreciable -«el de la España grande y libre», o sea franquista- y que su presidente es más despreciable aún, pues «pisotea la sangre de las víctimas del terrorismo».…  Seguir leyendo »

El vencedor de la moción de censura de Santiago Abascal contra Pedro Sánchez ha sido Pablo Casado. El PP necesitaba un proyecto, una idea a la que aferrarse, y parece que la ha encontrado. No se trataba de apoyar a uno frente a otro, sino de colocar a ambos en el mismo bloque, en esa España alterada que preocupa. ¿Quién puede negar que la crispación social va en aumento, o que el ataque a las instituciones democráticas es cada vez más descarado y peligroso?

El ambiente de odio social, alimentado por unos y otros, es palpable día a día. El temor a molestar a alguien con una opinión política o una bandera no se vivía en España desde hacía décadas.…  Seguir leyendo »

Las mociones de censura en España han funcionado más para alimentar el postureo presidenciable de los partidos que la presentan —su capacidad de liderar la oposición parlamentaria y defender un programa alternativo de gobierno— que para sustituir al Gobierno de turno. Hasta ahora, solo una de las cuatro mociones presentadas en el Parlamento ha tenido éxito, la de Pedro Sánchez en mayo de 2018, mientras que en las comunidades autónomas lo hicieron cinco de un total de veintiuno. Esto es así porque para tumbar al Gobierno en el sistema español no basta con retirarle el apoyo: se necesita un candidato alternativo que consiga ser investido por una mayoría en la Cámara.…  Seguir leyendo »

En la pasada moción de censura, de 2017, de Pablo Iglesias contra el presidente Rajoy, una luz se encendió en la cabeza de Pedro Sánchez: era posible derrotar al PP en una moción presentada por el PSOE.

En efecto, los 82 votos favorables acumulados de Iglesias fueron neutralizados por las 97 abstenciones lideradas por el PSOE. Era evidente que la suma de votos de Podemos y las abstenciones daban una mayoría suficiente como para jubilar a Rajoy. Dado que el PP no retiraba a Rajoy, los exvotantes del PP habíamos extremado la debilidad del inquilino de la Moncloa.

Sólo había que esperar una coyuntura favorable, una percha, en la que colgar la iniciativa de la moción para terminar con el gobierno de Rajoy.…  Seguir leyendo »

La moción de censura es un instrumento de control que existe en los sistemas parlamentarios para exigir la responsabilidad política del Gobierno. En el caso de España, el procedimiento se encuentra recogido en el art. 113 de la Constitución, y a través del mismo el Congreso de los Diputados puede retirar su confianza al presidente del Gobierno y forzar con ello su sustitución.

Hay establecidos una serie de requisitos para limitar que este mecanismo pueda ser empleado de manera indiscriminada por sus señorías como una maniobra para debilitar y desestabilizar al Gobierno. Por eso, una propuesta de moción de censura debe ser presentada, al menos, por una décima parte de los diputados (35), en escrito motivado dirigido a la Mesa del Congreso en el que debe incluirse el nombre de un candidato alternativo.…  Seguir leyendo »

El enfrentamiento entre la mayoría y las minorías parlamentarias –y entre las diversas minorías en que dentro de estas se articulan– es la esencia del parlamentarismo europeo o, lo que es lo mismo, el ser esencial de la democracia en Europa. Este enfrentamiento, siempre que se respete el fair play político, es tanto más vivo cuanto más avanzada sea la democracia. Se ignora la esencia del parlamentarismo cuando se critica la dureza de los debates parlamentarios (palabra tópico: «crispar») porque el debate legitima a la oposición, no como un grupo hostil al que se pueda ignorar, despreciar o tratar de absorber en la mayoría parlamentaria, sino como un engranaje insustituible que representa la quintaesencia del gobierno democrático.…  Seguir leyendo »

Ni salvar España, ni echar a Sánchez, ni frenar a los independentistas. La moción de censura que ha anunciado Vox solo pretende dar un impulso a un Santiago Abascal que se encuentra dramáticamente estancado o en caída libre en las encuestas.

Para evitar que España caiga «en la ruina, la muerte y la opresión», como dice Abascal, su moción tendría que ser apoyada por todos los regionalistas e independentistas, incluidos ERC, Bildu, BNG y el PNV. Es más; incluso Unidas Podemos tendría que caer rendido ante el programa de Vox, contando, claro, con el PP y Cs.

Incluso se puede deducir que la moción de censura beneficiará a los nacionalistas.…  Seguir leyendo »

El recusado

Mi liberada:

Es probable que en esta semana de mutación de monstruos en que al gobierno Frankenstein le ha sucedido el gobierno Franconstein (©Jorge Ferrer), te haya pasado dolosamente inadvertido el auto de la Audiencia Nacional que aparta al juez José Ricardo de Prada del tribunal que decidirá en su día si hubo una caja B en la contabilidad del Partido Popular. El pleno de la Audiencia ha decidido que ese juez no es imparcial para juzgar, porque ya juzgó. Y que lo hizo cuando no correspondía, porque no tenía conocimientos para hacerlo, en algunos párrafos nucleares de la sentencia que redactó (mayo 2018) y que condenó por blanqueo al tesorero Luis Bárcenas y, a título lucrativo, al PP.…  Seguir leyendo »

Se ha armado una buena durante los últimos días con la constitución de los parlamentos y de los gobiernos de las Comunidades Autónomas y de los ayuntamientos. Cada cual –candidatos y partidos– iba buscando precipitada, casi desesperadamente, su pareja para formalizar con ella un matrimonio de intereses por cuatro años, o sólo por dos en algunos casos en los que tales intereses no daban para más. Ahora toca gobernar, que es lo que los ciudadanos esperan un poco cansados ya de reuniones, propuestas, llamadas, declaraciones, rectificaciones, bromas y veras.

A los candidatos les merecía la pena el esfuerzo porque el premio era y es goloso, sobre todo en el caso de los alcaldes por varios motivos, principalmente dos.…  Seguir leyendo »

Prime Minister Theresa May of Britain speaking outside 10 Downing Street after a confidence vote by Conservative Members of Parliament, in London, on Wednesday.CreditCreditHenry Nicholls/Reuters

And so Theresa May limps on — bruised, battered and with less authority than ever to enact any real policies, destined to serve only as a vehicle for delivering Brexit.

There is a sense that we’ve finally reached a tipping point this time. Yes, she’s survived, but the wounds from Wednesday’s no confidence vote, while not immediately fatal, appear impossible to fully recover from. When she does finally go — and we now know that her departure will be sooner rather than later — the sense of loss in the country may be keener than expected.

For there’s a paradox at the heart of Britons’ relationship with the woman who is still, for now, their prime minister.…  Seguir leyendo »

Conservative members of Parliament being addressed by Prime Minister Theresa May on Wednesday in a committee room at the Houses of Parliament in London.CreditCreditPhil Noble/Reuters

So Prime Minister Theresa May lives to fight another day. She won Wednesday’s vote of no confidence: 200 members of her party stood by her; 117 did not. Indeed, under the Conservative Party’s rules, it will be another year before her opponents in the party can try to unseat her as leader.

But does her victory really resolve anything? There’s been speculation that the deep divisions and factional fighting between the hard-line Brexiteers and the Conservatives’ less Euroskeptic wing might do more than just unseat the prime minister; it might ultimately break the party apart, with some members coalescing around a nationalist, even populist, alternative while their less strident colleagues join a putative “centrist” party committed to a more moderate, more open style of politics.…  Seguir leyendo »

La torre de los ambiciosos

Cuando el presidente de una empresa fallece, se desencadena una guerra de sucesión. La refriega acumula intrigas, medios legales y golpes bajos que por sus tonos plebeyos igualan al hombre de a pie con los dioses de los rascacielos de cristal. No, no estoy hablando del culebrón «Los ricos también lloran», pero sí de la película americana del año 54 del mismo título protagonizada por Barbara Stanwyck y William Holden. El argumento, un melodrama financiero, permite recordar que una facción importante del tiempo de empresarios y altos ejecutivos se ocupa en consejos de administración; esos grandes desconocidos cuyos avatares mercantiles sólo en parte afloran en los medios cuando nos hablan de la resistencia de una empresa ante una opa hostil o se denuncian conexiones escandalosas entre dirigentes y empresarios; visión insuficiente de un papel que consiste en crear riqueza y gestionarla.…  Seguir leyendo »

N0 pocos han aceptado como normal una proclamada superioridad moral de la izquierda que se perdona a sí misma las mayores desviaciones en la convicción de que sus acciones conducen inexorablemente al bien común, a la felicidad del pueblo. Y esto ocurre de la categoría a la anécdota. Desde creer que posee una especie de condición singular para que de manera natural deba gobernarnos hasta considerar jauría a quienes no aceptan complacidos o en silencio sus errores.

Lo de jauría lo aventó un breve ministro quejoso de ser acosado por un conjunto de perros, señalando a los periodistas, en relación con una conducta suya censurable y sentenciada.…  Seguir leyendo »

Han pasado unas cuantas semanas desde que Sánchez ganara la moción de censura y se convirtiera en el séptimo presidente de la democracia española. Un tiempo insuficiente para una crítica pormenorizada de la gestión del nuevo Gobierno pero razonable para analizar con frialdad las circunstancias del éxito de Sánchez y algunas de sus consecuencias. En política, como en la vida, cada elección, cada decisión, supone olvidar otras opciones e iniciar sólo uno de los caminos posibles. Yo no haré el esfuerzo de analizar las posibilidades que tanto Rajoy como Sánchez rechazaron. Sólo sabemos que tanto uno como otro estuvieron en contra de devolver a los españoles la palabra y con ese objetivo actuaron en consecuencia y con total convencimiento.…  Seguir leyendo »

Los padres de la Constitución, y los responsables políticos de entonces, tuvieron siempre la preocupación de dar estabilidad a los gobiernos del futuro evitando caer en reiteradas crisis, a veces frecuentes en algunos regímenes parlamentarios. Se quería que nos alejáramos del modelo italiano para parecernos lo más posible al modelo alemán. En ese sentido la medida más sobresaliente y destacada que se decidió adoptar fue la llamada Moción de Censura Constructiva regulada en el artículo 113 y siguientes de nuestra Constitución.

La moción de censura consiste en que con una sola y única votación puede censurarse al presidente del Gobierno de turno y, al mismo tiempo, investir al nuevo presidente que ha de reemplazarle.…  Seguir leyendo »

No sé si podemos decir que lo que está pasando en nuestro país es los que nos está pasando a nosotros o, por el contrario, es cosa de ellos, porque siempre podrán espetarnos que no hay otra legitimidad política que el sufragio, y por eso están ahí. Elegir es una palabra sagrada por la que lucharon algunos padres y abuelos de los que hoy se sientan en el hemiciclo de la carrera de San Jerónimo. Palabra sagrada, degenerada en tabú por quienes solo ven en ella el acceso a un sueldo vitalicio con el salvoconducto del aforamiento.

Elecciones: neguemos la mayor.…  Seguir leyendo »

El 26 de junio de 2016 se celebraron elecciones legislativas en España, dando por resultado un Parlamento dotado de legitimidad de origen, y que representaba el sentir de la mayoría de los españoles, pues la participación alcanzó el 66,48% del electorado. Sin embargo, casi dos años después las dos Cámaras que lo integran -Congreso y Senado- difícilmente pueden considerarse legítimas y tampoco parecen representar el sentir de los españoles. ¿Por qué? La respuesta a esta pregunta está en los dos acontecimientos centrales que han marcado el último año de la vida política española.

El primero, el desafío secesionista de los independentistas catalanes que tuvo su momento álgido en los sucesos de octubre de 2017; culminados con la declaración unilateral de independencia del día 10.…  Seguir leyendo »