Moralidad

Isabel Díaz Ayuso en el Salón de Arte Moderno de Madrid

Cada vez que sale a pasear la ética en la vida pública española se degrada el nivel moral de nuestra sociedad (en vez de elevarlo). La ética desprovista de justicia es el arma más poderosa con la que corromper el debate social. Para emitir juicios éticos se precisa, al menos, de una pequeña guía procedimental. Estos son los tres pasos imprescindibles para ahormar nuestras opiniones buscando ser justos con ellas.

1. El punto de partida del juicio no puede ser su conclusión

¿Sería moralmente justo exigir que ningún familiar, amigo o conocido de un político preste jamás servicios o reciba subvenciones de la Administración incluso cuando los servicios jurídicos, los tribunales de cuentas y otros organismos de contratación establecieran que pudieran hacerlo?…  Seguir leyendo »

Los menos son los más

Penguin Random House, la compañía editorial, tenía previsto celebrar el centenario de Norman Mailer con una selección de sus escritos más conocidos. Pero ha suspendido los planes de publicación. ¿Por qué? Una de las piezas llevaba por título ‘The White Negro’, y ‘negro’ se ha convertido en una palabra impronunciable en los Estados Unidos. El caso es que un empleado de la editorial ha levantado la liebre delante del juez. Nuevo siniestro ocasionado en el mundo de las letras por los guardianes de lo políticamente correcto.

Detalle importante: Mailer lleva muerto desde el 2007. No existe por tanto razón alguna para que no se extienda el mismo trato a otros autores pretéritos.…  Seguir leyendo »

El reparto de Harry Potter ha decidido reunirse por el vigésimo aniversario de la saga cinematográfica pasando por alto que J. K. Rowling, mira por dónde, inventó ese universo que los hizo millonarios. De modo que la situación es extraña y, si uno se pone creativo, no muy distinta a una misa donde Dios fuera una nota a pie de página.

El especial, promocionado a bombo y platillo y patrocinado por la misma cadena que se llevó por delante Lo que el viento se llevó (una película terriblemente racista), ofrece un paseo por la estación de trenes, con su espesa niebla a fuerza de vapor de agua y glicerol, y reúne a los niños ya crecidos y con canas y arrugas y como sacados de la familia Roy de Succesion para hacer caja con la nostalgia.…  Seguir leyendo »

La serie 'South Park' que bordea habitualmente lo políticamente correcto.

La frase del título no es mía, se la escuché a Ana Iris Simón hace unos días en un podcast. Hacía referencia a la cultura de la cancelación, que tan de moda está en estos últimos tiempos, en la que los autodenominados jueces de lo políticamente correcto, desde un determinado sector que se proclama de izquierda, se avalanzan, por lo general en redes sociales, contra una persona por emitir una opinión distinta a la que ellos esperan, que suele ser, a su juicio, no favorable a un colectivo que se presenta como vulnerable.

La periodista Ana Iris Simón, víctima del intento de la cultura de la cancelación tras la publicación de casi todas sus colaboraciones en prensa, argumentaba que ella, frente a otras “víctimas”, tenía la suerte de que no se hiciera efectiva, es decir no le impidieran seguir escribiendo.…  Seguir leyendo »

La campaña publicitaria ha sido habilidosísima. Una pléyade de los nuevos prescriptores del humor contempla ceñuda las proyecciones de viejos sketches surgidos de las profundidades del archivo de RTVE. Por él desfilan Martes y 13 o Paco Arévalo. Sus rostros no dan crédito a los chistes machistas u homófobos. Acto seguido, nos miran desafiantes. “¿Quién se ríe ahora?”. El efecto es tan buscado como logrado. Parte del público percibe que el wokismo le va a hacer la enésima enmienda. “Te reíste mal”. La obsesión por analizar el pasado exclusivamente desde la mirada del presente. Lío en las redes. Exaltaciones y cabreos preventivos.…  Seguir leyendo »

Lecciones de Benedetta

El estreno del último largometraje de Paul Verhoeven, durante el pasado Festival de Cannes, ha vuelto a entusiasmar a sus seguidores y a enfurecer a sus detractores. No es para menos: Benedetta combina a la perfección muchas de las filias y fobias temáticas y visuales de este director, quien reparte a unos y a otros toda la carne y toda la carnaza que desean, manteniendo vivas las brasas de una filmografía longeva, con títulos tan emblemáticos como Delicias turcas, Instinto básico o Showgirls. Su estreno en España, en el Festival de San Sebastián, tampoco ha pasado desapercibido, por idéntica ecuación.…  Seguir leyendo »

Manifestantes en apoyo de la huelga de trabajadores trans de Netflix, y otros en apoyo del comediante Dave Chappelle, el 20 de octubre de 2021 en Los Ángeles, California. (Frederic J. BROWN / AFP)

Dave Chappelle señalado de transfóbico tras el estreno de un especial de comedia en Netflix, la reina Victoria derribada por genocida, Pepe Le Pew y Speedy González tachados por representar el acoso y el racismo: estatuas, artistas, personajes históricos y de dibujos animados frente al lente implacable de la cancelación. La nueva moral puede señalar y borrar sujetos repudiables del espectro público por medio de su método infalible: la condena masiva en redes sociales. Si todos —al menos en el espacio de las interacciones digitales— tenemos el poder de vigilar y castigar, ¿estamos frente a una nueva era de solidaridad y justicia o en los tribunales de una inquisición friendly?…  Seguir leyendo »

Guardianes de la moral iraníes

Escribió José Ortega y Gasset que lo primero que hacía un español de hace un siglo cuando subía a un tranvía era mirar a las mujeres que viajaban en él. Desconozco las costumbres actuales, pues no soy un usuario frecuente del transporte público. Sin embargo, contrasta con la ensoñación de mucha gente que consiste en el deseo de trocarse invisible para realizar ciertas cosas que no se pueden hacer a la vista de los demás. Porque si las mujeres del tranvía quisieran, y pudieran, hacerse invisibles, nadie las podría mirar.

No obstante, “ser invisible no es sólo que no te vean, sino también que no te miren”.…  Seguir leyendo »

Los inexistentes escrúpulos de José Zaragoza

Igual que el columnismo es un género rotundamente español, el político cantamañanas es algo muy nuestro. Tanto, que hay que quererlo como presumimos, por ejemplo, de La Alhambra. Tenemos a Cervantes y tenemos, desde que Twitter democratizó la estupidez, cantamañanas en el Congreso capaces de hundir la reputación de un país nada más levantarse. ¡Me encanta el olor de la inteligencia saltando por la ventana!

A esa larga tradición española en la que se encuentran Gabriel Rufián, Arnaldo Otegui o Pablo Iglesias viene a sumarse ahora José Zaragoza.

Es normal que el lector no sepa ni quién es porque casi nadie en España lo conocía hasta ayer.…  Seguir leyendo »

Mantener las apariencias. Durante mucho tiempo el término aludió al cuidado de la propia fama en un contexto de doble moral. El hombre o la mujer que finge desinterés erótico por otras personas, que no tiene experiencias extramatrimoniales (o se cuida de su privacidad) y que reproduce las expectativas de una sociedad burguesa mantiene las apariencias. De esta forma, la violación del compromiso de fidelidad en el matrimonio podía resolverse de dos formas. Una es hacer ver que tal cosa no ha ocurrido (mirar para otro lado) y la otra es simular sorpresa y escándalo… ante una realidad que todo el mundo sabe que está muy extendida.…  Seguir leyendo »

El asunto Foucault

De todos los defectos de carácter, la hipocresía me parece el más perverso. Acabo de experimentarlo personalmente al desencadenar una bomba mediática llamada Michel Foucault. Foucault, filósofo francés fallecido de sida en 1985, es uno de los santos de la izquierda universitaria, sin duda el último después de Jean-Paul Sartre. Michel Foucault es particularmente actual, porque los movimientos transgénero antirracistas y anticoloniales, tanto en Europa como en Estados Unidos, están de su parte. Básicamente, su obra consiste en denunciar los abusos de poder, políticos y sexuales, que se esconden detrás de normas y leyes. Cuestionó, con influencia, los manicomios, porque le parecía que los locos no estaban realmente locos desde el momento en que se redefinió la noción misma de normalidad.…  Seguir leyendo »

Los polémicos cuervos de Dumbo que, supuestamente, reproducen "estereotipos raciales".

Disney ha decidido proteger a nuestros hijos de Peter PanDumbo Los aristogatos. Su impacto es dañino, dicen, y por ello a partir de ahora estas películas sólo se podrán ver acompañadas de adultos y después de haber leído el siguiente rótulo: “Este contenido incluye representaciones negativas o tratamiento inapropiado de personas o culturas. Estos estereotipos eran incorrectos entonces y lo son ahora”.

En un acto de liberalidad, la compañía del ratón ha decidido finalmente no eliminarlas del catálogo, pero sí advertir de su peligrosidad, tutelando el envoltorio con la citada advertencia. Viene a ser como lo de las cajetillas de tabaco: “Fumar mata”.…  Seguir leyendo »

El libro de la selva (Disney, 1967).

Corren malos tiempos para la lírica. Para las dos o tres dimensiones. Para los animales que hablan y para todos aquellos que crecimos inspirados por el Disney más canalla. Porque hay un Disney de princesitas y de ciervos maniqueos y pusilánimes, y hay otro Disney del Rey Louie, de Thomas O'Malley, del oso perezoso Baloo (un liberado sindical de la jungla) y de los cuervos nihilistas y cachondos que Kipling ni se imaginó. Ese es quizá el Disney que más nos interesa; Mickey Mouse es un populista cayetano de primera en tanto que el Pato Donald, bipolar y atrabiliario, diría que sí, que sí nos representa.…  Seguir leyendo »

Imaginemos que se encuentran unas grabaciones en las que Stalin se muestra como un insuperable cantante de ópera. ¿Estaría justificado un homenaje público a Stalin? Pocos estarían a favor. Previsiblemente, entre los argumentos –si es que se necesitan– que respaldarían la negativa destacarían dos: el artista Stalin era un dictador y una obra, por más excepcional que sea, no disculpa un homenaje institucional. De lo anterior se siguen dos conclusiones: está justificado criticar moralmente a un artista y la descalificación moral de la persona es suficiente para desaconsejar el homenaje. Y no se siguen otras: la calidad artística debe juzgarse moralmente y los ciudadanos no pueden homenajear a quien quieran.…  Seguir leyendo »

Cada año surgen innumerables investigadores que descubren que Martin Heidegger coqueteó con el nazismo, de la misma forma que el policía de Casablanca constataba escandalizado que en el casino en el que él ganaba cada noche, en efecto, se jugaba.

Casi ninguno de estos estudiosos ha aportado ninguna interpretación medianamente interesante sobre su obra. Que Heidegger fue inequívocamente nazi es una de esas obviedades eternamente reservada a los descubridores de mediterráneos, pero no hay nada, en mi opinión, que lo sea menos que su filosofía.

Es decir, el hombre abrevó incuestionablemente en la barbarie, pero otra cosa muy distinta es su pensamiento, por lo demás, una de las cumbres filosóficas del pasado siglo.…  Seguir leyendo »

El pasado 14 de enero EL MUNDO publicaba una crónica, firmada por Luis Alemany, que se titulaba La incómoda gloria de Gil de Biedma. ¿Puede homenajear el Instituto Cervantes a quien se ha jactado de pederastia? El artículo recogía declaraciones de distintos escritores y periodistas y se preguntaba si era lícito que una institución pública rindiera tributo a un poeta que en su diario de 1956 había referido un encuentro en un prostíbulo de Manila con un menor. El debate es un ejemplo más de la deprimente y a veces hilarante puerilidad que, de un tiempo a esta parte, viene animando la impugnación, por lo demás bienvenida, de las inercias de nuestra cultura.…  Seguir leyendo »

Un mínimo moral irrenunciable

En lo que llevamos de siglo XXI, la moral -la conducta libre y responsable- se mueve en el seno de una contradicción. Por un lado, hemos heredado la moral de la época moderna que se consolida con los valores de la Ilustración y la Revolución francesa. A saber: la libertad, la autonomía individual, el deseo de alcanzar la sociedad reconciliada, la democracia, el dominio de la naturaleza, el mercado, el crecimiento o el progreso. Por otro lado, hemos heredado la moral posmoderna que gira alrededor del relativismo y el escepticismo. El detalle que retener: la posmodernidad sería el corolario lógico de la crisis -no sabemos si reversible o irreversible- de la modernidad.…  Seguir leyendo »

El evangelio de San Yo Yo Yo

Es probable que quieras ser una buena persona y también, quizá, que estés muy centrado en ti mismo. Así que puede que te haya pasado por la cabeza un pensamiento como: “No hay manera de ser bueno si también soy narcisista. ¿Ser bueno no se trata de preocuparse por los demás?”.

Si eso crees, ¡estás muy equivocado!

Vivimos en una cultura del “yoísmo” que hace mucho énfasis en el autocuidado y la autoimagen. Y una de las cosas que hemos descubierto es que sí, ¡sí puedes ser muy buena persona cuando solo piensas en ti mismo!

En el pasado la gente creía que la moralidad se trataba de cumplir con algún estándar externo de excelencia moral.…  Seguir leyendo »

¿En qué consiste “una extraordinaria novela de amor”?

Lolita es una novela profunda y brillante, llena de matices y sugerencias, de inagotables lecturas, entre las que no cabe la apología de la violación. No obstante, tanto su recepción, desde Lionel Trilling hasta Nina Berberova, como el imaginario que generó, ayudada por la película de Kubrick, vulgarizaron su contenido y la convirtieron en una aparente historia de amor de la que surgió el mito de Lolita: adolescente seductora y provocativa, según la RAE.

Poco a poco, los cambios sociales han modificado esta interpretación hegemónica centrando la atención en el rapto y el abuso de la protagonista. Acorde con esta sensibilidad, en la nueva portada de Henn Kin para Anagrama encontramos la imagen de una niña atravesada por una cuerda para juguetes, subrayando su carácter de objeto, su indiscutible condición de víctima.…  Seguir leyendo »

Nuevas inquisiciones

Trato de ser optimista recordando a diario, como quería Popper, que, pese a todo lo que anda mal, la humanidad no ha estado nunca mejor que ahora. Pero confieso que cada día me resulta más difícil. Si fuera disidente ruso y crítico de Putin viviría muerto de miedo de entrar a un restaurante o a una heladería a tomar el veneno que allí me esperaba. Como peruano (y español) el sobresalto no es menor con un mandatario en Estados Unidos como Trump, irresponsable y tercermundista, que en cualquier momento podría desatar con sus descabellados desplantes una guerra nuclear que extinga a buena parte de los bípedos de este planeta.…  Seguir leyendo »