Municipales y autonómicas 2019

Hace años visité la geografía de mis raíces paternas, los pueblos segovianos de Santo Domingo de Pirón y Sotosalbos. Me invitó un pariente lejano de mi padre, alcalde, creo recordar, de Santo Domingo de Pirón y el motivo fue la inauguración del nuevo ayuntamiento. Aproveché la ocasión para recorrer esos pueblos y en otro viaje visité los cementerios, bien poblados de lápidas en las que lucía mi apellido.

Tenía casi olvidado todo aquello cuando salta a la actualidad Sotosalbos. Supongo que conocen la razón: en las últimas elecciones un candidato por Vitoria al Senado estaba llamado a ejercer de portavoz de su partido en esa Cámara, pero las urnas le ignoraron: el partido quedaba sin su portavocía senatorial, él sin escaño y en paro, al menos político.…  Seguir leyendo »

La elección del nuevo Gobierno en Navarra salido de las elecciones autonómicas del 26 de mayo ha certificado una alianza que parece querer animar, a pesar de todas las dificultades de Madrid, hacia un Ejecutivo nacional de Pedro Sánchez apoyado en Podemos y los nacionalismos y separatismos. Sería algo así como el modelo a seguir a la vuelta del verano. Se le califica incluso como Gobierno progresista y eso que dentro del mismo está Geroa Bai, trasunto navarro del PNV. Pero la realidad es que los once diputados del PSN van a ver diluida su presencia en un magma de partidos cuya identidad nacionalista se va a imponer sobre cualquier otra consideración.…  Seguir leyendo »

Hacerse perdonar por ETA

Ya lo cantó la voz rota de Bob Dylan en una de sus composiciones: «No se necesita al hombre del tiempo para saber de qué lado sopla el viento». Mucho menos cuando, prolongando las senda emprendida por Zapatero y sus componendas con ETA, mientras devaluaba el Pacto Antiterrorista que suscribió con Aznar para salvar la cara ante la opinión pública, el actual secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha asegurado la abstención del brazo político de la banda armada para su reinvestidura (en suspenso), tras respaldar la moción de censura Frankenstein contra Rajoy, así como para aupar a su conmilitona María Chivite (consumada) a la Presidencia de Navarra.…  Seguir leyendo »

Son contundentes las críticas al PSOE por su actitud con el partido «heredero de ETA». Se tacha de intolerable que pacte con los representantes de los terroristas y que acepte sus votos o su abstención para gobernar, como desde hoy ocurre en Navarra. Sin embargo, pese a que se da por hecho que Bildu es el brazo político de ETA, nadie reclama que sea ilegalizado.

Es una incoherencia clamorosa que se acepte que un partido al que se acusa de filoterrorista forme parte del establishment político. Desde que en mayo de 2011 fue legalizado -y por tanto legitimado- in extremis por el TC, tras un tortuoso paripé político y judicial para ocultar que era un requisito esencial de la negociación con ETA, Bildu está en las instituciones con normalidad.…  Seguir leyendo »

«Depreciar a las víctimas sería sobre todo olvidar, disculpar o disponerse a aceptar en cierto grado la causa política a la que fueron sacrificados. Pues hay una suerte de legitimación a posteriori de los crímenes de ETA. Si ahora se otorgara por fin algún fundamento a la reivindicación nacionalista sobre Navarra, esta meta política injustificable habría adquirido por ello la apariencia de justificada. Y se estaría declarando que los caídos en el camino han sido un coste necesario para alcanzarla». Las palabras de Aurelio Arteta en 2007 en su artículo O Navarra, o nada tienen plena vigencia. Los recientes acontecimientos en la Comunidad Foral y el País Vasco confirman, en efecto, el desprecio a las víctimas al aceptarse en cierto grado la causa política nacionalista a la que fueron sacrificados.…  Seguir leyendo »

“El adversario del PSOE son las derechas”, afirmaba este martes la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, al ser preguntada por el pacto del PSN con Bildu en la Comunidad Foral. Y más allá de plantearnos qué tipo de deriva ideológica e histórica atraviesa el Partido Socialista, la sentencia no puede contener más verdades. Se ha demostrado en Navarra. Cualquier opción ideológica un milímetro a la derecha del PSOE será siempre peor que Bildu, los mismos que todavía no han condenado los asesinatos de ETA.

A esa derecha apestada cualquiera puede añadirle el apellido que quiera (los “falos y la testosterona” de la ministra Delgado) o generarle un nuevo neologismo (“trifachito”) siempre que vaya acompañado de un masaje parlamentario como el de Sánchez a sus nuevos socios de Bildu en el Congreso la semana pasada.…  Seguir leyendo »

George Orwell decía que «el lenguaje político está diseñado para hacer que las mentiras suenen confiables y el asesinato, respetable». Así ocurre ahora en Navarra. El nuevo Gobierno que presumiblemente presidirá María Chivite se anuncia como cambio y progreso, según la retórica oficial del Partido Socialista de Navarra y de la coalición nacionalista vasca Geroa Bai impulsada por el PNV. Con la participación de Podemos y el respaldo de Izquierda-Ezkerra. Y con el apoyo en la sombra del partido heredero del terrorismo vasco, EH Bildu, de cuya abstención depende no sólo la investidura sino la aprobación o modificación de cualquier ley que proponga este Gobierno al Parlamento foral.…  Seguir leyendo »

La nueva configuración política resultante de las elecciones del 28 de abril y del 26 de mayo advertía un horizonte repleto de pactos para conformar gobiernos. El problema es que, al día de hoy, tanto el gobierno nacional como el de cuatro comunidades autónomas (Navarra, Madrid, La Rioja y Aragón) continúan pendientes de los acuerdos entre las distintas fuerzas políticas. En unos casos los protagonistas son el PSOE y Unidas Podemos, y en otros, el PP, Cs y Vox. La cuestión es que, de momento, ninguno de los dos bloques ha sido capaz de dar una salida al bloqueo institucional que sufren estos territorios.…  Seguir leyendo »

Durante gran parte de la historia de la humanidad, el cielo era un caos. Sol, Luna, estrellas, cometas, aparecían y desaparecían, se cedían el paso y se eclipsaban, sin ton ni son. Hasta que las leyes de la física moderna, radicalmente simples, tocaron con su varita mágica el universo que conocíamos y, donde antes hubo desorden, ahora había claridad.

Los humanos somos más difíciles de pronosticar que los astros. Sobre todo en política. El distante Marte es más predecible que el próximo tuit de Trump. Utilizando una clásica distinción en ciencia, casi todas las cosas pueden clasificarse en dos categorías en función de si son como relojes —porque operan sistemáticamente— o nubes —porque cambian caprichosamente de forma al cruzar el firmamento—.…  Seguir leyendo »

Igual que ahora, en el año 1991 las elecciones al Parlamento de Navarra se celebraron el domingo 26 de mayo. Esta no es la única coincidencia entre ambos comicios porque, entonces, la nueva UPN, salida del pacto estable y permanente que dos meses antes habían firmado UPN y PP, logró veinte escaños, los mismos que ahora ha conseguido Navarra Suma, surgida de la unión de UPN, Cs y PP. En ambas ocasiones el PSN-PSOE ha sido la segunda fuerza política -con diecinueve parlamentarios en 1991 y con once ahora-, y tanto entonces como en la actualidad las opciones de gobierno en la Comunidad Foral se reducen a dos: o se deja gobernar a la lista más votada (UPN/Navarra Suma) o se forma un gobierno presidido por los socialistas con el apoyo de los nacionalistas moderados (EA, entonces, y hoy Geroa Bai) y de los partidos de izquierdas (IU y Podemos), que en 1991 sumaron veinticuatro escaños y hoy tienen veintitrés y que, para lograr su empeño, al menos necesitan de la abstención de los batasunos -hoy EH Bildu-, que lograron siete y seis escaños, respectivamente.…  Seguir leyendo »

'Don Cirongilio de Tracia', publicado en Sevilla (1545) por Bernardo de Vargas.

Hay un momento, en la Segunda Parte del Quijote, en la que el Ingenioso Hidalgo cataloga a los ilustres antecesores que le han servido de fuente de inspiración como caballero andante: «¿Quién más honesto y más valiente que el famoso Amadís de Gaula?, ¿quién más discreto que Palmerín de Inglaterra?, ¿quién más acomodado y manual que Tirante el Blanco?…». Pero, tras detenerse en estos tres héroes míticos de las novelas de caballerías, menciona a otros paladines menores, tipo Felixmarte de Hircania o Lisuarte de Grecia, y, como si tomara aliento, añade enfáticamente: «¿Quién más arrojado que don Cirongilio de Tracia?».…  Seguir leyendo »

Vox y el cantón de Cartagena

Después de contemplar el esperpento del jueves en la Asamblea de Murcia, donde Vox protagonizó su singular «¡Viva Cartagena!» retrotrayéndose a la época cantonal de la ciudad que hoy alberga la Cámara autonómica y dejando compuesto y sin investidura al aspirante del PP, Fernando López Miras, cabe preguntarse lo que aquel crítico teatral neoyorquino tras asistir al estreno de una obra que entendía indigna de figurar en la gran cartelera del mundo. Desfogando su disgusto, aporreó con dureza el teclado de su máquina de escribir para sentenciar como el que clavetea un féretro: «Anoche se estrenó… ¿Por qué?».

No debió de ser para menos aquello ni tampoco lo ha sido este episodio jupiterino digno de figurar, por lo desatentado y estúpido, en una recreación de Míster Witt en el cantón.…  Seguir leyendo »

Supongamos por un momento, y solo por un momento, que el PSN consigue convencer a los comunistas de IU, a los demagogos de Podemos y a los nacionalistas de Geroa Bai, y con ellos a sus doce parlamentarios, y alcanzar, junto con sus once, los veintitrés a los que aspira. Con todos ellos, matemáticamente, como ahora se dice, consigue superar los veinte parlamentarios de Navarra Suma que, sin duda, se le opondrán por la indubitada desconfianza que le suscitan los programas políticos de aquellos, en especial en lo referente a Navarra, su supervivencia como sujeto con personalidad política propia y por las relaciones con el Gobierno español y la Constitución que lo ordena.…  Seguir leyendo »

Ahora que tenemos una Estrategia de Seguridad Nacional, con un flamante departamento en Presidencia ordenando las diferentes disciplinas, nos damos cuenta de la dificultad que supone hacerlo por la enorme falta de cohesión de los distintos actores de la sociedad española. Las recientes ocasiones electorales -generales, europeas, autonómicas y municipales- han decantado un panorama global difícilmente gobernable, si no es por un complicado damero de pactos en el que prácticamente quedan diluidos los centros de gravedad de los programas de los partidos primigenios. No solo sucede esto, sino que se producen limitaciones en los pactos porque se establecen cordones sanitarios a ciertos extremos de la geometría política del país, como si se pudiera excluir de existencia y representación a millones de ciudadanos votantes.…  Seguir leyendo »

Sírvame este remedo de la frase, muy celebrada en los liceos franceses del mundo, que dirigiera una joven Madame du Barry a su anciano amante, Luis XV, como preámbulo a la tesis de que Manuel Valls está muy lejos de comprender la gravedad del momento político/existencial que vive España. Esta frase (realmente «France, ton café fout le camp!») ha quedado como anuncio de un régimen que se desintegra y al que acechan convulsiones traumáticas. Ese peligro, a mi juicio, puede estar rondando al exprimer ministro. Tomemos su discurso en el Ayuntamiento barcelonés para detectar tres grandes despistes.

En primer lugar, Valls despotricó contra Vox, como eje central de su posición política.…  Seguir leyendo »

Recordamos con frecuencia y casi exclusivamente a Ortega diciendo «España es el problema y Europa la solución», mostrado a la vez el desconocimiento del filósofo patrio y la esperanza que durante siglos han representado para los españoles los países vecinos. Así lo vivieron varias generaciones durante los 40 años de franquismo y así lo entendieron todos los presidentes de los Gobiernos democráticos desde 1977; especialmente Suárez, que bregó por entrar en aquella esquiva Comunidad Europea, y González, que lo consiguió y logró influir en el que sería un gran salto a la realidad europea que conocemos. El mismo impulso guió a Aznar, Zapatero y Rajoy, con influencia y resultados distintos.…  Seguir leyendo »

Una ambición destructiva para Navarra y España

Esto se dijo en Madrid, en presencia de Pedro Sánchez, el 20 de marzo de 2018. «Lo identitario prevalece en el día a día de la acción del Gobierno navarro [de Uxúe Barcos], que está hipotecado por Bildu». «Navarra tiene una identidad propia y si no se entiende y se acaba asimilándola a la Comunidad Autónoma Vasca, España tendrá un problema añadido al catalán». El pasado 16 de mayo, el todavía presidente en funciones del Gobierno español dijo en Pamplona: «Los socialistas somos el único partido que defiende la identidad y la foralidad de Navarra». Y sentenció: «O gobierna el PSN o el nacionalismo -cuyo único proyecto es una construcción nacional que nada tiene que ver con el sentir mayoritario de los navarros y de las navarras- paralizará Navarra».…  Seguir leyendo »

Sánchez nos suicida en Navarra

Puede que fuera demasiado optimista, pero hasta el miércoles estaba convencido de que, a Casado y sobre todo a Rivera, los teníamos rodeados. Había tanta carga de sentido común, patriotismo constitucional y pragmatismo político en los argumentos de quienes defendíamos la abstención de Ciudadanos y el PP en la investidura de Sánchez, que empezaba a tener la sensación de que, aunque las posiciones públicas no hubieran cambiado un ápice, la fruta comenzaba a estar madura y el viraje llegaría a tiempo para la segunda vuelta de un debate de investidura, retrasado a finales de julio.

Por mucho que tratara de blindarse frente a todas esas influencias, cortando sus lazos con el exterior, encerrado en el inmovilismo del «no» junto a sus leales, Rivera no podía seguir haciendo oídos sordos durante mucho tiempo a las apelaciones de los intelectuales que fundaron Ciudadanos, los periodistas y escritores que desde tiempo inmemorial reivindicamos el centrismo, los empresarios grandes, pequeños y medianos que han venido apoyando a la formación naranja y, sobre todo, al clamor de su propio electorado.…  Seguir leyendo »

No hace ni 10 años que la política española, protagonizada por el Partido Popular, el PSOE y los nacionalistas periféricos, parecía inevitablemente embarrancada. Habíamos perdido la ilusión y todo parecía atascado por los grandes partidos nacionales. El PP, al carecer de socios significativos, tenía que ganar con mayoría absoluta para gobernar ayuntamientos y comunidades autónomas; el PSOE gozaba en estos ámbitos de socios a su izquierda para formar gobiernos frecuentemente. En el Gobierno de la nación ambos solían recurrir a partidos nacionalistas con los que podían intercambiar su apoyo en el Congreso de los Diputados a cambio de transferencias, financiación y el prestigio que necesitaban para construir un poder político monopolístico en sus respectivas autonomías.…  Seguir leyendo »

Tras el batacazo de las últimas generales y la pérdida generalizada de presencia institucional en las municipales y forales, la situación del PP vasco no se presenta muy halagüeña de cara a las próximas autonómicas. A diferencia del PP nacional, el PP vasco no tiene a nadie con quien pactar, ya que ni Vox ni Ciudadanos existen en Euskadi. Es por ello que su organización está inmersa en un proceso de refundación del que tiene que salir o bien su recuperación en el medio plazo o bien su definitiva marginación política.

Los dirigentes del PP vasco han entendido la gravedad del momento y están dispuestos a renovarse, pero para ello necesitan la comprensión y el apoyo del PP nacional, que debería ser consciente de lo que se está jugando en el envite: quedarse sin representación en el País Vasco.…  Seguir leyendo »