Museos (Continuación)

This year saw the end of the five-year-long trial here of Marion True, a former antiquities curator of the J. Paul Getty Museum in Los Angeles. The case against her — for the purchase of art allegedly looted from Italy — petered out inconclusively when the Italian statute of limitations expired.

The Getty is hardly the only American institution to be accused of buying art of dubious origin. In recent years, the Metropolitan Museum of Art in New York, the Museum of Fine Arts, Boston, and the Princeton University Art Museum have all returned contested works of art to the Italian authorities.…  Seguir leyendo »

La gran institución cultural de la que Madrid, como ciudad que la alberga, y España, como reino que la potencia, se sienten justamente orgullosas, cumple hoy 191 años de existencia, camino de su bicentenario, que tendrá lugar en 2019 . No obstante, aunque la primera cifra evidencie una trayectoria tangible, si se atiende al contenido del museo, su historia comienza mucho más atrás, avanzado el siglo XVI en lo concerniente al espíritu coleccionista con ánimo de perdurabilidad. Sin embargo, en lo que atañe a los tesoros que guarda, hay que ir en demanda de centurias muy anteriores, en razón de la presencia de piezas pertenecientes a las civilizaciones clásicas mediterráneas.…  Seguir leyendo »

Va a comenzar la carrera y la joven maestrita dispone a los niños (no llegan a la docena, pero son muy ruidosos) en dos filas, los mayores detrás. «Cuando suene el silbato, salid corriendo y a ver quien es el primero que llega a Auschwitz». Suena el silbato y los niños salen disparados pasillo arriba. Estamos en el cruce de caminos de la Diáspora. Los pasillos forman ángulos obtusos. No hay ni un solo ángulo recto en el Museo Judío de Berlín. Los muros, las escaleras, los techos, las diagonales que hacen de ventanas, tienen la vertiginosa expresión que hizo famosa la cinta muda El gabinete del Doctor Caligari.…  Seguir leyendo »

Con el debate sobre el traslado del Guernica al Prado ya llegado a su conclusión, creemos que es el momento oportuno de replantear los futuros usos del antiguo Salón de Reinos del Buen Retiro y del edificio en que se inscribe. En el transcurso del debate, se han oído dudas de distinta índole sobre la recreación del Salón (a la cual había dado ya su visto bueno el Patronato del Prado en 1997). Como se recuerda, el Salón era la galería principal del Palacio del Buen Retiro y contenía doce cuadros de batallas ganadas durante el reinado de Felipe IV, diez escenas de la Vida de Hércules (como fundador de la Monarquía) y los retratos ecuestres de los monarcas y el príncipe heredero.…  Seguir leyendo »

Existen en España museos de todo tipo, orden y condición, algunos bastante pintorescos como los que se dan en ciertas autonomías y municipios. Pero, paradójicamente, no existe un Museo de nuestro cine. Tanta afición al séptimo arte, tantas figuras aportadas a la cinematografía mundial, tantas películas que son ya referencias ineludibles, y no contamos con un centro que recoja 115 años de historia y la acerque a los ciudadanos. Todo un contrasentido.

Hay, sí, en Girona, el importante Museo Tomàs Mallol, al igual que el interactivo Centro Buñuel de Calanda y colecciones destacadas como la de Basilio Martín Patino que se exhibe permanentemente en la Filmoteca de Castilla y León o la de Josep María Queraltó que itinera por diversos festivales y salas.…  Seguir leyendo »

¿Por qué está el «Guernica» en el Reina Sofía? Porque es nuestro museo nacional de arte moderno. La respuesta es evidente; y, sin embargo, ¡cuánto ha costado!, ¡qué difícil ha sido y qué difícil parece seguir siendo!

Hagamos un poco de historia. El primer antecedente de lo que es hoy el Reina Sofía fue creado, con el nombre de Museo de Arte Contemporáneo, en 1894. En el preámbulo del decreto fundacional se aludía a la necesidad de un museo que estudiara y expusiera «con orden y método» las obras de arte contemporáneo que, «mal acondicionadas y no bien clasificadas, se han reunido en algunas de las salas del Museo Nacional del Prado».…  Seguir leyendo »

Periódicamente leemos que el Gobierno griego (si es que merece tal nombre) exige la devolución de los mármoles que Lord Elgin robó del Partenón y hoy son la gloria del British Museum. Es una disputa estupenda, ya que esos mármoles son tan de los actuales griegos como las terracotas precolombinas lo son de los mexicanos actuales. El comprensible deseo de que las obras de arte regresen a su lugar de origen tenía sentido cuando esos lugares existían, pero en nuestros días no regresarían a ningún lugar originario, sino que se trasladarían de un museo a otro. De modo que es una mera cuestión de narcisismo nacional.…  Seguir leyendo »

Se han abierto los almacenes para, a partir de los fondos que posee el museo, reconstruir lo que llamaría el museo visible. No soy partidario de que la historia del arte se entienda únicamente en sus aspectos cronológicos y se parcele. Ahora bien, si los museos estatales han funcionado hasta ahora amparados en la cronología y si se pretende modificar su sistema, el cambio exigiría un planteamiento bien fundamentado que permita la interconexión no sólo entre el Museo del Prado y el Reina Sofía, que son los que están en el debate, sino también entre otros museos como por ejemplo el Arqueológico, todos ellos públicos.…  Seguir leyendo »

Visitar en una misma semana dos grandes museos europeos en busca de testimonios de las culturas del Congo y de la Amazonia puede deparar al visitante insospechadas lecciones sobre la civilización de nuestro tiempo y la manera como en ella, sin que nadie lo pretendiera ni a menudo lo advirtiera, se ha ido produciendo esa sustitución del fondo por la forma -del contenido por el continente- que, en el pasado remoto, sólo era concebible mediante la magia, el pacto satánico o el milagro. Entre nosotros, los responsables del prodigio no parecen haber sido magos, diablos ni santos sino el narcisismo y la frivolidad.…  Seguir leyendo »

Cuando José Guerrero volvió a Granada a principios de los años ochenta su cercanía personal fue una revelación para unos cuantos jóvenes con inquietudes de distinto signo que teníamos en común el ansia de asomarnos al mundo y la vocación de no dejarnos acogotar en nuestras ambiciones inventivas y vitales por el peso melancólico de la provincia. La afición de cada uno -la poesía, la pintura, la novela, el diseño- importaba menos que el propósito compartido de lograr algo que no se pareciera a lo que ya existía, y que nos vinculara a la vez con el lejano mundo exterior y con los escasos pero resplandecientes modelos de modernidad que habían sucedido en otros tiempos igualmente lejanos en la ciudad donde vivíamos: Lorca, Falla, el festival de cante jondo de 1922, José Guerrero.…  Seguir leyendo »

The imminent arrival of Thomas Campbell as the director of the Metropolitan Museum of Art is much more than a simple changing of the guard after the long tenure of his predecessor, Philippe de Montebello. Mr. Campbell, who will take over one month from today, is a 46-year-old curator from the Met’s department of European sculpture and decorative arts, and he has a unique opportunity to shift the tone of an enduring and increasingly hostile debate in the world of art and museums: Who should own the treasures of antiquity?

Up to now, the parties on either side of this dispute have stood in opposing corners with their fingers in their ears.…  Seguir leyendo »

It’s been astonishing how the British Museum’s director, Neil MacGregor, has got away with it. For several years he has embarked on a radical redefinition of the role a museum plays in public life. Not so much a repository of beautiful objects that generates tourist dollars, but a place for some of the most fraught and contentious of contemporary political debates. If that seems a far-fetched claim, then the recently opened exhibition Babylon: Myth and Reality will convince you. After wandering past cuneiform tablets and exquisite carvings, you end up in front of footage of armed American soldiers sauntering through Babylon’s ruins, and Iraqi archaeologists pointing out the damage inflicted by the US troops in the ancient site.…  Seguir leyendo »

Bien sé que la política es el arte de lo posible, no de lo deseable. El Ministerio de Defensa comunicó el pasado día 2 de noviembre a través de la periodista de este medio en Madrid Patricia Martín que las colecciones de armas incluidas en el Museo Militar de Montjuïc se trasladarán al castillo de Sant Ferran, en Figueres, la impresionante fortaleza que inició en 1753 Pedro Zermeño y que culminaron aquellos magníficos ingenieros militares formados en el Colegio de Matemáticas de Barcelona, entre ellos, su hijo Pedro.

Ante la terca postura del Ayuntamiento de Barcelona, políticamente correcta, jurídicamente muy discutible, dado que una orden ministerial del Ministerio de Hacienda rectifica una ley aprobada en el Congreso, se opta por el traslado.…  Seguir leyendo »

Escribí en fechas recientes que, si no fuese por el enorme respeto y afecto que le tengo a Barcelona y a muchos barceloneses y al imperecedero recuerdo que guardo de mi paso por la Capitanía General, no hablaría de Montjuïc. No puedo respaldar determinadas decisiones políticas que vienen de atrás, soy muy crítico con el comportamiento de alguno de mis compañeros de armas y cáustico con la actitud pasiva de gran parte de mis amigos vecinos de la ciudad condal. Me enfado con ellos cuando me piden que haga algo. ¿Tú que has hecho?, les respondo.

También escribí que los hijos de los hijos de quienes han tomado ahora la decisión de desmantelar el Museo Militar acabarán recorriendo medio mundo para intentar recuperar lo que ahora se dispersa.…  Seguir leyendo »

By Charlotte Higgins (THE GUARDIAN, 24/07/08):

When Glenn Lowry, director of the Museum of Modern Art in New York, was welcomed into Tate Modern recently by Nicholas Serota, it was a meeting of arguably the two most influential museum directors in the world.

Lowry was in London to promote MoMA’s forthcoming shows – including the first full retrospective of the South African-born painter Marlene Dumas, and a major show on Martin Kippenberger. In Tate Modern, all was courteousness as Serota, the impeccably besuited director of the Tate, introduced the equally trim and stylish Lowry to his British audience. Lowry extravagantly praised the Cy Twombly exhibition, curated by Serota, that has just opened at Tate Modern, calling it «a model of what we all seek to achieve» and «a truly wonderful show».…  Seguir leyendo »

By Sandy Nairne, director of the National Portrait Gallery and a vice-president of the Museums Association (THE GUARDIAN, 25/02/08):

For many years the first priority of the museum director was an overriding concern to protect the objects in a collection from theft or loss: ensuring that they would survive for future generations. The next considerations included putting items on display, the conservation of items needing attention and researching the collection – so that knowledge could be shared with others outside the museum.

Nobody would doubt the importance of these priorities. But now they should be seen in a wider framework, testing whether a museum is putting its collection to best use.…  Seguir leyendo »

By Allan Gerson, a former professor of international law and senior State and Justice Department official (THE NEW YORK TIMES, 23/02/08):

London’s Royal Academy of Arts is drawing excited crowds with its exhibition “From Russia: French and Russian Master Paintings 1870-1925 From Moscow and St. Petersburg.” These 120 Impressionist and Modernist masterpieces couldn’t be shown, however, until Britain acceded to a very unusual condition: that Parliament enact special legislation providing complete immunity to Russia from anyone claiming ownership of these paintings, some of which were seized by the Communists during the Bolshevik Revolution.

Art lovers may be delighted to see artworks long held in secret by Russia, but the sad truth is that the British government and the Royal Academy are now complicit in the theft of private property.…  Seguir leyendo »

Por Pedro González-Trevijano, Rector de la Universidad Rey Juan Carlos (ABC, 21/01/08):

He aprovechado estos días de asueto navideño para acercarme al Museo del Prado. La ocasión lo merecía. De una parte, para conocer con detalle y sosiego -en las inauguraciones oficiales no es posible- una ampliación acorde con las exigencias actuales. Y, de otra, para disfrutar con las exposiciones temporales del edificio de Juan de Villanueva: Goya. El toro mariposa, Los Grecos del Prado y Las Fábulas de Velázquez. Y, sobre todo, por la oportunidad de ver las postergadas Pinturas de Historia del siglo XIX. A ellas llegamos, tras entrar por la puerta de Velázquez, y atravesar unas vivísimas estucadas paredes en rojo, donde somos saludados por las elegantísimas ocho Musas helenísticas de la Reina Cristina de Suecia adquiridas por Felipe V e Isabel de Farnesio.…  Seguir leyendo »

Por Benigno Pendás, ex Director General de Bellas Artes (ABC, 29/11/07):

Acaso el viejo tópico nunca fue cierto: Madrid, poblachón manchego, villa y corte, majas castizas y empleados holgazanes. Dicho con el masoquismo genial propio de Camilo José Cela, esta ciudad era una mezcla de Navalcarnero y Kansas City. A día de hoy, en cambio, Madrid ejerce no sólo como capital política, sino también empresarial y financiera, dinámica y pujante, en condiciones de competir con las mejores de Europa. Global pero local, el siglo XXI es muy exigente en materia de iconos. Tenemos ya unos cuantos: el metro, la T-4, un incipiente «skyline»… No hace falta ser experto en urbanismo para buscarle la gracia al proyecto Prado-Recoletos.…  Seguir leyendo »

Por Jonathan Brown (ABC, 29/10/07):

Pisé el sagrado terreno del Museo del Prado por primera vez en el mes de septiembre de 1958, es decir cuando el billete de autobús valía dos pesetas. Aquel era un templo sin fieles. La tranquilidad era absoluta. Claro, la luz era pobre pero, siguiendo la carrera del sol, visitando las salas del este por la mañana y las del oeste por la tarde, se veía bastante bien. Otro factor: los cuadros no cambiaban de sitio. En las visitas que hice en los años siguientes, podía ir directamente a los cuadros que estudiaba sin despistarme ni un metro.…  Seguir leyendo »