Nacionalismo

Leí hace tiempo, en el prólogo del lingüista Carlos Peregrín Otero a la edición española de Estructuras sintácticas de Noam Chomsky, que la ideología es «un conjunto funcional de creencias». Las ideologías son creencias, es decir, valores, preferencias, ideas subjetivas, no comprobables empíricamente. Y, sobre todo, tienen un carácter funcional. Esto significa que, más que alcanzar la verdad o explicar la realidad de forma racional, sirven para transformar –o sostener– un orden social y los intereses de un grupo. Tienen, pues, un valor instrumental; su idoneidad depende de que alcancen o no sus objetivos.

Los nacionalismos regionales en España, los de las llamadas por ellos mismos «naciones sin Estado», presentan unas características especiales desde el punto de vista ideológico.…  Seguir leyendo »

La montée en puissance de l’Inde commence à modifier la place des affaires internationales dans la compétition électorale ouverte le 19 avril et qui sera close le 1er juin. L’idée selon laquelle la politique étrangère n’est pas la préoccupation majeure des électeurs reste sans doute fondée, mais quelque chose se transforme, car la construction du récit nationaliste hindou a pris, sous Narendra Modi, au pouvoir depuis dix ans, une coloration internationale d’ampleur inédite. Une triple rhétorique électorale est ainsi à l’œuvre.

Un premier volet du discours prend acte de cette montée en puissance, l’Inde étant désormais le pays le plus peuplé du monde.…  Seguir leyendo »

El error de Arzalluz

Solo es cuestión de tiempo que Bildu gobierne en el País Vasco. Todos hemos contribuido a ello. Nos habíamos encelado exigiendo la condena de los crímenes y, mientras nuestros reproches se agotaban en «su falta de claridad», ellos ya estaban a otra cosa. Han cambiado de ropa, peluqueros, gafas y, por las fotos de Otegi, hasta de dieta. En menos de un par de años, anticipo, habrán condenado los crímenes de ETA.

Así que mejor nos vamos olvidando de sutilezas filológicas escrutando palabras y silencios. Pasarán los días, hablarán de «banda armada», de «terrorismo», de lo que haga falta y, cuando lleguen las condenas, que llegarán, solo nos quedará el clavo ardiendo de «han tardado años».…  Seguir leyendo »

Refutación del soberanismo

Nuestra última Guerra Civil enfrentó a los así llamados “nacionales” con los así llamados “republicanos”, nomenclatura fraudulenta que también determinó el curso del conflicto. En España esta oposición recubría, en efecto, un potente espejismo histórico: el término “nacional” se asociaba a la nación, lo natural, lo nativo, mientras que el de “republicano” parecía apelar a una opción ideológica extranjera e incluso intrusa. En el contexto de la época era quizás imposible sacudirse este esquema, pero hoy convendría explicar que en 1936, tras el golpe de Estado de Franco, se enfrentaron más bien los “nacionalistas” y los “españoles”: nacionalistas de vocación imperial que ocuparon desde África, con el apoyo del nacionalismo marroquí, su propio país; y pluriespañoles no siempre lúcidos que aspiraban, entre otras cosas, a una constitución federal democrática.…  Seguir leyendo »

De aquellos fascistas estos nacionalistas

En 1928, Abba Ahimeir, un periodista del periódico Doar Hayom, editado en Palestina por el movimiento sionista revisionista, publicó un artículo llamado Sobre la llegada de nuestro Duce. Se refería a la visita inminente de Zeev Jabotinsky, líder indiscutible del sionismo de derechas. El artículo apareció en su columna habitual en ese rotativo titulada Del cuaderno de un fascista. Cuatro años después, este mismo periodista fue arrestado por interrumpir una conferencia en la Universidad Hebrea de Jerusalén. En el juicio que siguió, su abogado defensor, en respuesta al discurso del fiscal comparando la acción de su representado con los disturbios causados por los nazis en Alemania, dijo: “Los comentarios sobre los nazis van demasiado lejos.…  Seguir leyendo »

Supporters of Indian Prime Minister Narendra Modi in Meerut, India, March 2024. Anushree Fadnavis / Reuters

On March 15, Indian Home Minister Amit Shah traveled to the state of Gujarat to launch his reelection campaign. Speaking to a crowd of Bharatiya Janata Party workers, Shah—Indian Prime Minister Narendra Modi’s close associate—argued that the BJP was both advancing the fortunes of everyday Indians and raising India’s reputation around the world. Only the BJP, he said, could enable “a small-time party worker” such as himself and “a tea-seller from a poor family” such as Modi to become the most powerful men in the country. Only Modi, he continued, could have made India safe and prosperous, stood up to China, and brought his country international recognition.…  Seguir leyendo »

No todos los partidos independentistas amenazan por igual la unidad de España. Y es que no es verdad eso de que este país se rompecomo dice la derecha— por el peso que tienen Bildu, Junts, ERC o incluso los nacionalistas del PNV y el BNG para la gobernabilidad de Pedro Sánchez. La realidad quizás sea otra: nunca tuvieron más influencia en el Congreso todas esas formaciones juntas, o en sus comunidades autónomas, pero su afán de autodeterminación nunca fue tan inviable como ahora. Una especie de independentismo folclórico se abre paso.

El mayor ejemplo está en Euskadi. Según el barómetro de 40dB.…  Seguir leyendo »

Uno de los rasgos idiosincráticos de los nacionalismos vasco y catalán es el de la deslealtad. En la historia reciente de España, que abarca también el entero siglo XX, no han sido fieles a ni uno solo de los compromisos históricos que dijeron abrazar. No lo fueron con la II República, ni cuando se proclamó en 1931, ni cuando entró en crisis en 1934, ni cuando se produjo el golpe franquista porque las mesocracias de Bilbao y de Barcelona se hicieron pancistas, dejando a la izquierda -y más específicamente al Partido Comunista y en otra medida distinta al PSOE- la ingrata tarea de torpedear al régimen del 18 de julio de 1936.…  Seguir leyendo »

1. Cataluña es una nación. La falacia originaria. A finales del XIX, el catalanismo/nacionalismo imagina una nación catalana seleccionando características, reales o imaginarias –lengua, identidad, mitos, símbolos, historia, tradición, cultura, manera de ser, etc.–, susceptibles de cohesionar a una parte de la población alrededor de un sentimiento nacional diseñado a la carta. Un ejercicio de manipulación, mitificación, mistificación y reivindicación que nacionaliza determinados elementos «propios» que se opondrán a los elementos «impropios» españoles. La obsesión enfermiza por la diferencia y la exaltación de lo «nuestro». La afirmación heráldica. La depuración/exclusión del Otro español. El dilema: domesticación o extranjerización.

2. Cataluña es una nación y España es una nación fallida.…  Seguir leyendo »

Confieso que, porque tenía buenos amigos vascos –algunos pertenecientes al PNV–, mi interpretación de su trayectoria en los últimos años me produce cierta pena. Para mí representaban la integración en una plural y rica comunidad española que, conservando sus indudables peculiaridades culturales e históricas, enriquecían una pieza, que considero esencial de la Civilización occidental y cristiana que, pese a que parece nublarse ahora, revivirá, porque –como decía Javier Esparza en su Guía políticamente incorrecta de la Civilización occidental «está fundada en la esperanza y se basa en la palabra de Aquel que siempre cumple sus promesas».

Recuerdo que, hace algunos años, el Colegio Oficial de Secretarios de Administración Local del País Vasco me invitó a impartir algunas lecciones a los profesionales de allí.…  Seguir leyendo »

El Lehendakari Iñigo Urkullu saluda al exentrenador de fútbol Javier Clemente durante la gala de los Premios Sabino Arana 2023, en el Teatro Arriaga, el pasado domingo en Bilbao. H.Bilbao / Europa Press

Siempre me ha caído bien Javier Clemente. Pero sólo por una cosa. Cuando fue entrenador de aquel Athletic que ganó dos Ligas y una Copa demostró, aunque fuera por una vez, que en la Liga española, en la que entonces jugaban estrellas como Maradona y Schuster, un equipo con jugadores de la cantera podía ganarlo todo.

A partir de ahí, su deriva deportiva fue a peor, aunque llegara a ser entrenador de la Selección Española.

Lo que él siempre quiso fue entrenar al Athletic, pero por muchos años. Como Alex Ferguson en el Manchester United. Durante 27 años, Ferguson ejerció de director técnico en el histórico club inglés y lo controló todo: el fútbol base, el primer equipo, la planificación, los fichajes.…  Seguir leyendo »

Carles Puigdemont y ERC pueden perder el monopolio de la Generalitat. Se ha instalado un clima de opinión en Cataluña de que las elecciones autonómicas, previstas para 2025, podrían dar sorpresas en el tablero político, con el salto al Parlament de otras formaciones independentistas, como la ultraderechista Aliança Catalana, o incluso, la pérdida del poder a manos de un tripartito o del PSC. Y ello es síntoma de cómo se empiezan a sepultar las lógicas que durante años vertebraron el procés.

Basta observar el volumen deliberado de críticas en el seno del movimiento hacia sus partidos, algo inaudito desde tiempos de Artur Mas en 2012.…  Seguir leyendo »

A spectre is haunting Europe – the spectre of national populism. Far-right national populism currently holds power in Italy and Hungary, co-rules in Finland, and provides governmental support in Sweden. At the same time, it stands as the most popular political force in France and the option that won most votes in the recent Dutch elections. Leading democracy indexes confirm a decline in democratic quality, driven by the rapid ascent of national populism in Europe and beyond. The once celebrated waves of democratisation, as conceptualised by Samuel Huntington, appear to have given way to autocratic waves fuelled by people’s resentment and anger arising from the crises within capitalist society, as articulated by Michael Sandel.…  Seguir leyendo »

Comprender el pasado para comprometer el futuro

1714, una fecha que parece hoy una referencia lejana. Sin embargo, ha sido repetidamente mencionada en los debates últimos en Cataluña para proyectarse heroica en el reciente debate de investidura de Pedro Sánchez. Los nacionalistas vascos sitúan su 1714 en 1839 para reivindicar el restablecimiento de una “nación foral”. Lo sorprendente del caso es que, siendo tanta la insistencia de la cita de estos dos momentos, nadie parece interesado en una reconsideración de tan remotas justificaciones para defender posiciones políticas actuales.

La explicación es bien sencilla. La tensión nacionalista de la última década se sustentó en buena medida en un relato que situaba su origen remoto en el mito de una guerra entre derechos históricos y despotismo monárquico.…  Seguir leyendo »

El nuevo candidato del PNV a lehendakari, Imanol Pradales, franqueado por Andoni Ortuzar e Iñigo Urkullu, en un acto el pasado domingo. Efe

Por esa capacidad congénita del Partido Nacionalista Vasco de engañar a todo el mundo, nos ha hecho creer que su órgano directivo (o sea, el Euskadi Buru Batzar, presidido por Andoni Ortuzar) ha echado a Iñigo Urkullu como candidato para las próximas autonómicas, y que ha puesto en su lugar a un tal Imanol Pradales Gil.

Y la mayoría de los medios se lo ha tragado.

El pobre Urkullu sería así la víctima de un partido inmisericorde que pone "la felicidad de los vascos" (esta expresión la utilizó Ortuzar el otro día) por encima de todo lo demás.

La ikurriña inventada por Sabino Arana Goiri y representada en un pañuelo diseñado por Luis Arana, con la efigie de Sabino Arana.…  Seguir leyendo »

Nacionalismo y Europa

«El nacionalismo es la guerra», dijo François Mitterrand hace casi treinta años. Una frase que se sigue repitiendo y que nos retrotrae a la época de lo que podríamos llamar «gran guerra civil europea», que se desarrolló entre 1914 y 1945 y que la generación de Mitterrand, Helmut Kohl o Jacques Delors conocieron bien. El nacionalismo, sin embargo, no es solamente el que arraigó en algunos Estados nación europeos en los siglos XIX y XX; sino que en la actualidad adopta otras formas, y el caso del nacionalismo catalán nos ofrece un ejemplo acabado de lo que supone en el siglo XXI, un nacionalismo que no es todavía la guerra; pero que sí es la división.…  Seguir leyendo »

Las obsesiones del nacionalismo: 1714

La semana pasada se firmó el proyecto de acuerdo entre el PSOE y Junts para asegurar la elección de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno de España a cambio de amnistía y otras prebendas de tipo personal y para la comunidad autónoma catalana. Vivimos tiempos aciagos. En los antecedentes del documento se hace una alusión explícita a los decretos de Nueva Planta de 1716, una de las consecuencias del final de la Guerra de Sucesión, en 1714. Se traza una continuidad entre entonces y la actualidad: «Reivindicaciones y demandas con un profundo recorrido histórico y que han adoptado diferentes formas desde que los Decretos de Nueva Planta abolieron las constituciones e instituciones seculares de Cataluña».…  Seguir leyendo »

En Italia, la primera ministra, Giorgia Meloni, proclama a menudo que el principio rector de su acción política es «Dios, patria, familia». Hace unos años, el 31 de marzo de 2019, en un debate con el periodista estadounidense Alan Friedman, afirmó que el lema es «de Mazzini». Pero el lema que se puede extraer de los escritos de Mazzini es «Dios, Humanidad, Patria, Familia». Para Mazzini, la actuación del hombre debe ajustarse al plan de Dios, que sólo se revela a través de la humanidad. De Dios descienden también las patrias, cada una con sus propias prerrogativas y, por tanto, con sus propios deberes concretos hacia la humanidad.…  Seguir leyendo »

Uno más. 2017 y 2023. Mañana en Barcelona

Una señora Plaja, portavoz del Govern, ha salido diciendo a propósito de la manifestación de mañana en Barcelona que «quien la convoca y quien ha confirmado su asistencia (...) lo hará contra Cataluña y en contra de los catalanes».

Si mañana acuden a esa manifestación un millón de personas como hace seis años, solo será la constatación de esto: son muchos quienes se resisten a ser avasallados por el nacionalismo, esa mezcla de populismo identitario que se nos presenta envuelto con el celofán de la superioridad moral de la izquierda. Una superioridad inexplicable, cómica y ficticia. No busquen otra razón. Lo disparatado es que teniendo cada vez menos votos en Cataluña, los independentistas disfruten de más influencia y poder en el Estado.…  Seguir leyendo »

Ataque de independentistas radicales a una carpa de S'ha Acabat! en la UAB. S'ha Acabat!

Apreciada vicepresidenta Jourová, apreciado comisario Reynders:

1- ¿Puede haber ciudadanos de primera y de segunda en la UE?

2- ¿Tiene alguna competencia la UE y, en concreto, la Comisión Europea en la lucha contra los discursos de odio en la UE?

3- ¿Es compatible con el Estado de derecho la crítica, desde el poder público, a los ciudadanos por manifestar públicamente su desacuerdo con dicho poder público?

Disculpen las preguntas anteriores, que deberían ser retóricas, pero que se convierten en genuinas cuando se sufre la discriminación por razón ideológica, la limitación de derechos y la estigmatización por parte de las autoridades simplemente por no plegarse a los dictados de las mismas.…  Seguir leyendo »