Nicaragua

If sanctions failed to solve Nicaragua’s crisis, will more sanctions succeed?

A few months ago in Managua, a leading figure of the opposition met me at an exclusive club frequented by critics of the government for meetings and press conferences, often under the watchful eye of the police. Before excusing himself to join his daughter’s graduation, he told me that if President Daniel Ortega were to win elections later this year, business leaders should forget past differences and “get together with him again, there’s no other way.” The man I met is now in jail, completely incommunicado, and reportedly without access to the medical care he requires. He has been accused of “betraying the homeland.”…  Seguir leyendo »

La palabra “asesino” está sobrepuesta al rostro del presidente Daniel Ortega en un mural de 2018 en Managua, Nicaragua. Credit Esteban Felix/Associated Press

¿Vendrán por mí? ¿Qué se sentirá ser encarcelada por la misma gente con la que peleé hombro a hombro para derrocar la dictadura de 45 años de los Somoza en Nicaragua, mi país?

En 1970, me uní a la resistencia urbana clandestina del Frente Sandinista de Liberación Nacional, conocido como FSLN. Tenía 20 años. La larga y sangrienta lucha para librarnos de Anastasio Somoza Debayle ahora es un recuerdo que produce un orgullo agridulce. Alguna vez fui parte de una generación joven y valiente dispuesta a morir por la libertad. De los diez compañeros que estaban en mi célula clandestina, tan solo sobrevivimos dos.…  Seguir leyendo »

Una mujer con una pancarta contra Daniel Ortega durante una protesta en Managua (Nicaragua).STRINGER / Reuters

Cuando las columnas sandinistas entraron victoriosas en Managua el 19 de julio de 1979, una de las fotos que dio vuelta al mundo fue la de unos guerrilleros enjabonándose en la pileta de mármol donde se bañaba Somoza. En las oficinas presidenciales, adyacentes al baño, lo que quedaba era un reguero de papeles y uniformes militares, cananas de tiros, y en una esquina en el suelo un retrato del dictador sonriente, perforado de un balazo.

La euforia en el país era total, y al día siguiente, cuando se celebró el triunfo en la plaza de la República, bautizada como Plaza de la Revolución, la multitud estaba compuesta por gente de todas las clases sociales que llegaban a celebrar el fin de la tiranía, tras tanta sangre derramada, tanta muerte y tanta destrucción, una guerra que también había involucrado a todos.…  Seguir leyendo »

The Spanish word for “assassin” seen painted across a mural in Managua, Nicaragua, of President Daniel Ortega in 2018. Credit Esteban Felix/Associated Press

Will they come for me? What will it be like to be jailed by the same people I fought alongside to topple the 45-year Somoza dictatorship in Nicaragua, my country?

I joined the clandestine urban resistance of the Sandinista National Liberation Front, known as the FSLN, in 1970. I was 20. The long and bloody struggle to get rid of Anastasio Somoza Debayle is now a bittersweet memory of pride. I was once part of a brave young generation willing to die for freedom. Of the 10 “compañeros” who were in my clandestine cell, only two of us survived. On July 20, 1979, three days after Mr.…  Seguir leyendo »

Juan Sebastián Chamorro, left, and Félix Maradiaga, right. (INTI OCON/Photos by AFP via Getty Images a)

Today marks 23 days since our husbands, Nicaraguan presidential candidates Félix Maradiaga and Juan Sebastián Chamorro, were arrested and disappeared by Daniel Ortega’s regime. Since June 8, they have not had any contact with their families or lawyers, and we worry constantly for their safety, health and well-being. Our days are balanced by hope and despair. The arrests of our husbands are just two in a broad campaign by Ortega to crush any opposition to his rule before the presidential elections in November: Five presidential candidates are among the at least 16 opposition leaders who have been jailed.

Ortega has tightened his iron grip on power to ensure that no credible candidate can oppose him.…  Seguir leyendo »

Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, y el presidente Daniel Ortega, en un discurso el 23 de junio de este año. Credit Agence France-Presse — Getty Images

Cuando era adolescente tenía en casa un poster del Frente Sandinista de Liberación Nacional con la imagen de Augusto César Sandino y una frase, roja y enorme, detrás: “No pasarán”. Yo defendía a esos poetas, rebeldes y soldados.

El tiempo pasó y las revoluciones románticas han resultado ser más peligrosas que cualquier contrariedad amorosa. Ahora debiéramos poner el “No pasarán” al líder de esa revolución, el presidente Daniel Ortega, a su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, y a sus hijos y la gavilla que les asisten para perpetuarse en el poder.

Nicaragua es asediada desde dentro, atacada por su propio gobierno.…  Seguir leyendo »

En mi poema Último aniversario de la revolución cuento la historia de unos pantalones caqui, un trofeo del día que derrotamos al dictador Somoza y entramos a Managua. Ese día en 1979, que tantas veces imaginé imposible, tomé esos pantalones de unas instalaciones militares al lado de su búnker. Decenas de jóvenes que éramos, sucios y sudados, llegamos a un cuarto lleno de uniformes en estantes, y tomamos pantalones y camisas para cambiarnos felices, riendo. Recordaba una pareja besándose sobre el montículo de ropa desechada. “Toda esa escena viene a mi memoria / Dulce, mágica, velada de nostalgia / al tocarme la pierna caminando hacia la plaza”

Ahora, a menudo, siento vergüenza de la piltrafa en la que se ha convertido el sandinismo que un día creó tanta esperanza.…  Seguir leyendo »

A woman walks past a mural depicting Nicaraguan President Daniel Ortega in Managua on Monday. (Stringer/Reuters)

American progressives have a lot to say about U.S. policy in Central America — four decades ago. Rep. Alexandria Ocasio-Cortez (D-N.Y.), to take one example, recently expounded, in the context of the immigration debate, on the Central American victims of U.S. Cold War policies. Fair enough. But when it comes to what’s happening right now in, say, Nicaragua, where de facto President-for-life Daniel Ortega is locking up every opposition and civic leader in sight, that doesn’t seem to interest her very much.

For those who may have missed it — and given the level of U.S. media coverage, that is probably most everyone — Ortega, now in his 14th year of uncontested rule, has in recent weeks arrested nearly 20 opposition and civic leaders, including seemingly anyone even considering running against him in the Nov.…  Seguir leyendo »

Dora María Téllez, símbolo de la revolución sandinista y detenida por el régimen de Daniel Ortega. Ariel Leon / AP

Entre la lista cada vez más creciente de rehenes secuestrados por la dictadura en Nicaragua, hay un buen número de mujeres de distintas edades y credos políticos, unidas por el fervor de la libertad y la democracia, valores que en mi país se imponen ahora ante cualquier diferencia ideológica. Volver a ser una república, como demandaba desde las páginas del diario La Prensa Pedro Joaquín Chamorro, el héroe nacional asesinado por Somoza en 1978.

Algunas son jóvenes, o muy jóvenes, una generación de relevo que busca dejar atrás el pasado amargo y repetitivo de demagogia y represión en nombre de ideales hace tiempo enterrados, y abren el camino para que el país entre en la modernidad democrática que le sigue siendo negada.…  Seguir leyendo »

Foto de archivo del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante la conmemoración del 51 aniversario de la campaña guerrillera Pancasana en Managua, el 29 de agosto de 2018. (Inti Ocon/AFP)

Nicaragua se dispone a celebrar elecciones generales el próximo 7 de noviembre, y las señales que la OACNUDH Regional del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos para América Central y el Caribe (OACNUDH) viene detectando en las últimas semanas no podrían ser más preocupantes.

Entre el 2 y el 13 de junio, la Policía Nacional detuvo a tres precandidatos y una precandidata presidenciales, quienes se habían propuesto públicamente como alternativas al actual gobierno. También fueron detenidos otros nueve líderes políticos de la oposición (cinco mujeres y cuatro hombres), un exdirigente gremial y dos exempleados de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro.…  Seguir leyendo »

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, en 2018. Inti Ocon/Agence France-Presse — Getty Images

El 17 de julio de 1979, el dictador Anastasio Somoza Debayle abandonó definitivamente Nicaragua. Esa fecha —conocida como el Día de la Alegría— parecía cerrar definitivamente una etapa terrible y sangrienta en la historia del país centroamericano. Tras años de lucha, en múltiples frentes, el pueblo había conquistado la libertad y podía comenzar a construir una vida en democracia. Daniel Ortega Saavedra, el comandante del ejército rebelde de 33 años, era uno de los líderes fundamentales de esa revolución. Cuatro décadas después, sin embargo, se convirtió en lo que ayudó a derrotar: es el nuevo Somoza que ahora oprime salvajemente a Nicaragua.…  Seguir leyendo »

Nicaraguan President Daniel Ortega, with first lady and Vice President Rosario Murillo, speaks at an event in Managua in 2019. (Alfredo Zuniga/AP)

Authoritarian leaders like to clothe themselves in the mantle of democratic legitimacy, but Nicaraguan President Daniel Ortega may be giving up on the charade. With each passing day, he takes one more step toward throwing off that threadbare disguise and openly embracing outright dictatorship.

Now, with five months until the November election — in which Ortega will run for a fourth consecutive term, his fifth overall — Ortega is bulldozing the opposition, crushing dissent and making a mockery of the election.

In one of his boldest assaults against a fair election, he targeted the leading opposition candidate, Cristiana Chamorro. Just hours after she announced plans to run for the presidency, he dispatched security forces to her home and placed her under house arrest, one of several candidates now under de facto arrest and prevented from campaigning.…  Seguir leyendo »

Policías frente a la casa de Cristiana Chamorro, detenida desde el miércoles por el régimen de Daniel Ortega.Carlos Herrera

Para el régimen en Nicaragua la mejor de las soluciones sería que las elecciones que según la Constitución y las leyes deben realizarse en noviembre de este año, fueran nada más un trámite burocrático, o, mejor que eso, que no existieran del todo. Que no existieran los partidos políticos de oposición, ni tampoco los candidatos capaces de desafiar la cuarta reelección consecutiva de Daniel Ortega.

Esta es una antigua idea sacada del leninismo de manual acondicionado al trópico, donde, de todas maneras, el vicio de la reelección es más viejo que la Revolución de Octubre. La supuesta escogencia, ya tan obsoleta, sigue siendo entre democracia burguesa o democracia proletaria, aunque, en fin de cuentas, no es sino otra más simple: poder temporal, con alternancia democrática, o poder para siempre a toda costa.…  Seguir leyendo »

A defaced mural of Nicaraguan President Daniel Ortega in Catarina, Nicaragua, May 7, 2018 (AP photo by Moises Castillo).

It’s hard to imagine that three years ago, Nicaragua was rocked by huge anti-government protests that paralyzed the country before being ruthlessly quashed. Today, despite the COVID-19 pandemic and a lack of vaccines, the capital, Managua, is abuzz with activity. Shopping malls are teeming, while the intersections are crowded with beggars and vendors. Everyday life in this Central American country seems to have returned to normal. Visible scars of the 2018 unrest remain only in the form of graffiti, although many of the protest slogans have been daubed over with pro-government messages proclaiming, “The commander remains”—a reference to President Daniel Ortega.…  Seguir leyendo »

Cristiana Chamorro, exdirectora de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro y candidata presidencial de Nicaragua, tras declarar en el Ministerio del Interior por presunto lavado de activos, el 20 de mayo de 2021. (Inti Ocon/AFP)

El 20 de mayo, la Policía de Nicaragua allanó por tercera vez —lo hizo antes en 2008 y 2018— las oficinas del medio digital Confidencial y de los programas de televisión Esta Semana y Esta Noche, todos dirigidos por el periodista Carlos F. Chamorro, recientemente galardonado con el Premio Ortega y Gasset a la trayectoria periodística y considerado el periodista más prestigioso del país.

Ese día no solamente se llevaron los equipos de la sala de redacción y ocuparon la oficina, también secuestraron al camarógrafo Leonel Gutiérrez por siete horas. Hasta el 31 de mayo, las autoridades nicaragüenses no habían esclarecido las razones detrás del allanamiento.…  Seguir leyendo »

Una de las protestas de 2018, en Managua. Credit Esteban Biba/Epa-Efe vía Rex

Los procesos electorales en América Latina se dan de manera más o menos imperfecta, pero se dan; y, salvo pocas excepciones, los votos de los ciudadanos se cuentan de manera transparente. Son sistemas democráticos que aún no logran resolver problemas de fondo en nuestras sociedades, y en algunos países la credibilidad de las instituciones se ha deteriorado, pero los electores pueden corregir el rumbo. No es el caso de Nicaragua.

En noviembre de este año se celebran elecciones para presidente y vicepresidente, y para renovar el total de los asientos de la Asamblea Nacional. La decisión cerrada de Daniel Ortega, quien llegó por segunda vez a la presidencia en 2007, es reelegirse una vez más, junto con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.…  Seguir leyendo »

Nicaragua enfila su año más decisivo cuando se cumple el tercer aniversario de las protestas contra Daniel Ortega, aquel 18 de abril de 2018 que encendió un camino de libertad. La represión posterior ha dejado cientos de muertos y decenas de miles de exiliados, pero no ha podido sofocar el anhelo de democracia. Las elecciones del próximo noviembre ofrecen al pueblo nicaragüense la primera oportunidad de poner fin a catorce años de un orteguismo que ha colocado a Nicaragua en la cola del desarrollo de América Latina.

Ortega teme a estos comicios, consciente de que una derrota electoral implicaría más que la pérdida del poder y le obligaría a responder por la brutal represión de los últimos tres años.…  Seguir leyendo »

Álvaro Conrado Avendaño, padre de Álvaro Conrado, con una foto de su hijo asesinado.Carlos Herrera

Álvaro Conrado fue alcanzado por el disparo de un francotirador armado de un fusil Dragunov el mediodía del viernes 20 de abril de 2018, mientras corría llevando dos botellas de agua que quería entregar a los estudiantes que ocupaban una barricada en las inmediaciones de la Universidad de Ingeniería en Managua.

Recién había cumplido 15 años y correr era una de sus pasiones. Al día siguiente participaría en una competencia colegial en la cual esperaba ganar su cuarta medalla, y la representación de Nicaragua en un certamen centroamericano de pista y campo en Panamá.

Vestía jeans azules, zapatos deportivos, una gorra con el emblema de los Yankees de Nueva York, y llevaba puesta una chaqueta roja que lo hizo blanco fácil para el francotirador instalado en el techo del Estadio Nacional de Béisbol, que lo cazaba a través de la mira telescópica.…  Seguir leyendo »

Daniel Ortega y Rosario Murillo, en una imagen de archivo.Alfredo Zuniga / AP

Hace algunos días conversé por Zoom con mi amigo el escritor canadiense John Ralston Saul, anterior presidente del Pen International, y quien estuvo hace algunos años en Nicaragua. El Pen, antes llamado Pen Club, fue fundado en Londres en 1921, y entre sus socios constituyentes estuvieron nada menos que Joseph Conrad, George Bernard Shaw y H. G. Wells. Hoy agrupa escritores de todo el mundo, y se dedica sobre todo a promover y proteger la libertad de expresión, y los derechos humanos.

John me llamaba porque quería saber de Nicaragua, donde el capítulo nacional del Pen, presidido por Gioconda Belli, se vio obligado a cerrar sus puertas, y de Nicaragua fue que hablamos extensamente, recordando la vez que lo llevé a asomarse al cráter encendido del volcán Masaya; una oquedad espantable para cualquier turista, desde donde sube una densa humareda de azufre, como si siempre viviéramos en este país en la boca del infierno.…  Seguir leyendo »

Carlos Fernando Chamorro camina por las oficinas saqueadas de Confidencial en Managua, Nicaragua, el 14 de diciembre de 2018.Alfredo Zuniga / AP

En la medianoche del 13 de diciembre de 2018, la Policía Nacional asaltó la redacción de Confidencial y Esta Semana, los medios de comunicación independientes que dirijo desde hace 25 años. No hubo una resolución judicial o administrativa para justificar la agresión, aunque conocemos que sí existió una orden política no escrita del Jefe Supremo de la Policía, el presidente Daniel Ortega.

En el asalto se robaron todas nuestras computadoras, cámaras y editoras de televisión, así como la documentación contable e institucional de tres empresas, bienes personales y toda nuestra información privada en formato físico y digital. Un día después, la Policía regresó para ocupar nuestra redacción de forma permanente, y en la víspera de Navidad asaltó el canal 100% Noticias, donde capturaron a su director, Miguel Mora, y a la directora de prensa, Lucía Pineda.…  Seguir leyendo »