Objeción de conciencia

La futura Ley de salud sexual y reproductiva parece que preverá la creación de un registro de objetores de conciencia siguiendo el modelo de la Ley Foral Navarra 16/2010, de 8 de noviembre, que dio lugar a la sentencia del Tribunal Constitucional 151/2014, de 25 de septiembre, que declaró inconstitucional un inciso de su artículo 5 referido a quiénes pueden tener acceso a determinada información disponible en el registro.

También el de la Ley Orgánica 3/2021, de 24 de marzo, de regulación de la eutanasia, que ya ha dado lugar a varias normativas autonómicas sobre registro de profesionales sanitarios objetores de conciencia, como el Decreto 41/2021, de 29 de julio, de Asturias; el Decreto Ley 13/2021, de 21 de junio, de Cataluña; el Decreto 225/2021, de 6 de octubre, de la Comunidad de Madrid...…  Seguir leyendo »

Como si de un mal sueño se tratase, el sector sanitario se encuentra una vez más en una encrucijada en la que impera la ausencia de protocolos definidos y la disparidad de criterios. Más allá de los grandes titulares de ampliación de ‘libertades’, la Ley Orgánica de Eutanasia, con apenas dos meses de recorrido desde su entrada en vigor el pasado 25 de junio, sitúa a los profesionales de la salud en un desagradable escenario de inseguridad jurídica debido a sus imprecisiones.

En primer lugar, la norma deja al descubierto errores de forma preocupantes que no garantizan el derecho a la objeción de conciencia en su sentido amplio.…  Seguir leyendo »

La proliferación de conflictos entre conciencia y ley es cada vez más acentuada en el panorama jurídico. Lo que descubre una interesante vertiente ideológica –con fases dolorosas– por las que suele transitar la elaboración de un derecho humano. Pasó con las libertades de expresión y religiosa, con el derecho de no discriminación por cuestiones raciales y ahora está ocurriendo con el de objeción de conciencia. Frente a él caben dos posiciones: entenderlo como una especie de delirio religioso, una recusable excepción a la norma legal, que conviene restringir o, al contrario, entenderlo como una derivación del derecho fundamental de libertad de conciencia, un verdadero derecho humano.…  Seguir leyendo »

Con macabro alborozo, la nueva ley sobre la eutanasia y el suicidio asistido ha sido recibida en las Cortes entre aplausos y vítores. La tramitación exprés en un asunto tan delicado se ha llevado a cabo, además, con un buen número de agravantes, desde la pandemia global que padecemos hasta el desprecio por la más que mejorable situación de los cuidados paliativos en España.

La eutanasia es siempre un crimen contra la vida humana, un acto intrínsecamente malo, en toda ocasión y circunstancia, pero no deja de ser significativo que, en un momento en el que ha de brillar la ética del cuidado (también para cuidar a los que cuidan), el Gobierno se convierta en adalid de la cultura de la muerte y meta en el charco a los médicos y demás personal sanitario, que habrían de ser, como en la inolvidable película de Berlanga, los atribulados verdugos.…  Seguir leyendo »

Conciencia contra Ley

Existen figuras jurídicas cuya multiplicación desencadena súbitas tormentas de trasfondo político e ideológico. Eso está ocurriendo hoy con las objeciones de conciencia. Basten tres ejemplos muy recientes.

El Tribunal Supremo español (18 de agosto) acaba de avalar el derecho de una objetora adventista a no ser examinada en sábado. Para ella y en su religión, el periodo entre la puesta de sol del viernes y la puesta de sol del sábado, "está dedicado a la adoración a Dios, y no le es permitida realizar ninguna otra actividad, incluida exámenes". Casos semejantes han sido resueltos, más o menos recientemente, en bastantes países del mundo, de modo que en las Cortes estos frecuentes supuestos son ya denominados familiarmente 'sabbatarian cases'.…  Seguir leyendo »

Los jueces filósofos y legisladores

Dos recientes sentencias dictadas casi el mismo día por los Tribunales guardianes de la Constitución en Estados Unidos y en España, sobre el matrimonio homosexual y sobre la objeción de conciencia para dispensar la llamada píldora del día después, respectivamente, han puesto sobre la mesa el intrincado debate en torno al papel de los jueces en una democracia. Pese a que progresistas y conservadores las han enjuiciado de manera opuesta, alabando cada uno la que apoya sus tesis y denostando la contraria, en el fondo son muy parecidas: las dos convierten a los jueces en legisladores o, quizás más propiamente, en filósofos-reyes.…  Seguir leyendo »

En una sentencia dictada el 25 de junio, el Tribunal Constitucional ha declarado que la conciencia personal prevalece sobre el cumplimiento de las leyes. De esta forma, el Alto Tribunal ha asestado un golpe mortal al Estado de derecho.

El caso tiene su origen en un recurso de amparo interpuesto por un farmacéutico sevillano contra una resolución administrativa de la Junta de Andalucía que le había impuesto una multa de 3.000 euros por el incumplimiento de la obligación de disponer de productos anticonceptivos, incluidos la denominada píldora del día después. El recurrente alegó que la multa suponía una violación de su “derecho a la objeción de conciencia”, que le facultaba para incumplir las leyes contrarias a su “concepción de la vida”.…  Seguir leyendo »