Partidos Políticos

Una diputada marca, con su dedo, el sentido del voto de su partido en el Congreso de los Diputados.EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL / Europa Press

Si se da un accidente mortal ocasionado por un vehículo autónomo, ¿quién será el responsable? Muchos plantean esta cuestión para testar los problemas que puede plantear la Inteligencia Artificial. Sin embargo, en realidad estaríamos ante un pseudoproblema. Pues una máquina no puede ser susceptible de responsabilidad alguna, dado que no es un agente moral y no cabe imputarle deber o derecho algunos.

Adam Smith planteaba un supuesto similar en su Teoría de los sentimientos morales. A nadie se le ocurre imputar una muerte o una lesión grave a un tiesto, por mucho que la maceta nos abra la cabeza durante un vendaval.…  Seguir leyendo »

Stefan Rousseau/PA Images via Getty Images Then Labour Party leader Jeremy Corbyn (center), flanked by shadow cabinet members Keir Starmer and Rebecca Long-Bailey, at a meeting about Brexit in Parliament, London, March 2019; since then, Starmer has become party leader, while Long-Bailey has been demoted and Corbyn has been suspended, both over matters relating to Labour’s problems with anti-Semitism

There had been other moments that promised closure, but this was set to be the big one. At 10 AM on October 29, 2020, Britain’s Equality and Human Rights Commission (EHRC) published the findings of its seventeen-month-long enquiry into anti-Semitism in the Labour Party—an event that many hoped would, at last, conclude a melancholy episode that had played out for more than four long years. That hope was cherished most fondly by British Jews, who had found themselves in an unfamiliar position—at the center of domestic political controversy—and didn’t much like it. They looked to the EHRC not merely to vindicate the case most of them had been making, but also to draw a line under the whole sorry business.…  Seguir leyendo »

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, conversa con su equipo de respuesta al coronavirus. Una segunda ola está afectando al país.Credit...José María Cuadrado Jiménez /La Moncloa vía Epa-Efe — Shutterstock

Los políticos españoles consideran un gran misterio por qué volvemos a ser el país europeo más castigado por la pandemia. Han culpado a la imprudencia de los jóvenes, a nuestra latina incapacidad para mantener el distanciamiento e incluso a la inmigración. Y, sin embargo, todo este tiempo tenían la respuesta mucho más cerca: nada ha facilitado la propagación del virus tanto como su propia incompetencia.

Los españoles aceptaron con infinita paciencia el confinamiento más duro de Europa durante la primera ola de marzo, asumieron graves perjuicios económicos a cambio de proteger la vida de sus mayores y han sido algunos de los ciudadanos más disciplinados en normas como el uso de la mascarilla, utilizada por más del 84 por ciento de la población.…  Seguir leyendo »

Era lunes. Un día antes de que anunciase su despedida de la política. Nos sentamos a solas en la Sala Sagasta del Congreso de los Diputados y, como si fuera su último testimonio político, hablamos de igualdad y de libertad. Porque cualquiera de los dos compartiríamos la frase del «viejo pastor», Práxedes Mateo Sagasta, «yo siempre caigo del lado de la libertad».

No me anunció su salida, no exteriorizó sus posibles dudas, y así demostró que la lealtad y la integridad existen hasta el último instante de la despedida cuando se actúa con honestidad. Mi intuición me llevó a pensar que la decisión se precipitaría en cualquier momento, más por instinto observador que por prueba oral.…  Seguir leyendo »

En 1979, Pierre Bourdieu publicó La distinción, uno de los estudios sociológicos más importantes del siglo XX. A partir de una encuesta sobre los gustos artísticos, musicales y gastronómicos de los franceses y su relación con las clases sociales, Bourdieu puso en pie el concepto de “capital cultural” y recuperó para el siglo XXI la reflexión sobre la hegemonía. En este punto se produjo el gran hallazgo. Bourdieu encontró la pulsión capaz de explicar la inexorable transformación del gusto a lo largo de los últimos cinco siglos. La fuerza gravitatoria del universo ideológico del capitalismo: la distinción. La distinción entendida como condición de posibilidad para que las élites que definen la hegemonía cultural en cada grupo social puedan proteger su buen gusto de la constante imitación de los vulgares aspirantes que, insuflados hoy de histeria consumista, creen poder convertirse en referenciales por los atajos de la comida japonesa, la música de Bach o la pintura de Paul Klee.…  Seguir leyendo »

Lugar común en comentarios sobre la pandemia: “Nuestros líderes políticos no están a la altura”. Toda generalización es injusta. Pero aun admitiendo un veredicto tan tajante, dudo en atribuir a un solo factor el desenlace de situaciones complejas como la actual. Añado, pues, factores adicionales para medir mejor la altura de nuestros gobernantes. Los extraigo de una encuesta a dirigentes de empresa, comentada recientemente en The Economist. Ante el impacto de la pandemia, los empresarios encuestados reconocen lo arduo de su reacción: primero, por la dificultad de encontrar información fiable, más allá de las “representaciones mediáticas” (sic); segundo, por la rapidez de la propagación de la enfermedad; tercero, por la globalidad del fenómeno del que apenas ningún país ha escapado y, finalmente, por la incertidumbre sobre el día después.…  Seguir leyendo »

Si alguien acude al Diccionario de la RAE en busca del significado de «partitocracia» se encontrará con que dicha palabra no figura entre las 80.000 que lo forman. ¿Quiere decir que no existe? Evidentemente, no. Nos dirán oficialmente que la razón de su no inclusión en el Diccionario es que no es una palabra de uso común extendido en un ámbito representativo. Y puede que tengan razón. Pero tengo para mí que el verdadero motivo es que a «partitocracia» no le gusta que hablen de ella, prefiere pasar inadvertida por temor a que llegue a saberse lo que significa y qué se esconde tras ella.…  Seguir leyendo »

Después del «No nos representan» del 15-M, la representación institucional y los representantes políticos, valga la redundancia, han sido totalmente renovados, pero los partidos, tanto los novísimos como los clásicos, siguen igual o peor que entonces.

Tal parece como si la pluralidad de opciones ideológicas, políticas, territoriales e incluso provinciales que cuentan ahora con presencia parlamentaria no fueran capaces de representar y, sobre todo, de acoger e integrar la diversidad en su seno, a pesar de que hemos pasado del menú del día del bipartidismo a la comida a la carta desde la implosión del sistema de representación.

Es verdad que inicialmente algunas medidas supusieron un revulsivo, como la generalización de las primarias o las consultas digitales en un sistema que se encontraba y se percibía como anquilosado.…  Seguir leyendo »

Una de las características más notables de nuestra esfera pública es el alineamiento político de los medios de comunicación, lo que ha llevado con frecuencia a la idea de que, en este país, más que confiar en los partidos, los votantes confían en los medios que los apoyan y que defienden su ideario respectivo. En los años de la crisis, esta situación se agudizó como consecuencia de que, por un lado, una de las primeras decisiones del PP nada más llegar al Gobierno (2012) fue someter a RTVE a control gubernamental, tumbando así la reforma de 2006 que tanto éxito había tenido en la despolitización de la citada televisión pública.…  Seguir leyendo »

En tiempos de populismo, se habla mucho de liderazgo para glorificar a los individuos por encima del colectivo. Digo esto a riesgo de que me llamen comunista, pero es que son los tiempos de Donald Trump y Vladimir Putin, de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, de Mark Zuckerberg y Jeff Bezos. Se crean ídolos en todos los campos con más facilidad que nunca, pero se olvida que el entorno de un líder es fundamental para su destino. Con un equipo capaz y leal a la causa, un buen líder puede llegar al infinito. Con un equipo incapaz y desleal, ni Winston Churchill hubiera pasado del umbral de su casa.…  Seguir leyendo »

Maurice Duverger, uno de los grandes estudiosos de los partidos, afirmaba que partidos y democracia están ligados; el desarrollo de unos ha estado vinculado al de la otra, tanto, como que aquellos despliegan unas funciones esenciales para el funcionamiento de la democracia. No nos puede sorprender que el cuestionamiento de los partidos crezca en paralelo al de la democracia liberal. Las elecciones, pieza esencial sobre la que se construye ésta (fuente de legitimación del poder), son el marco de la concurrencia competitiva de partidos que pugnan, sobre la base de la aglutinación de aspiraciones (materiales e ideales) de los ciudadanos, por la credibilidad del «compromiso» de hacerlas realidad, mediante las instituciones del Estado (parlamentos y gobiernos).…  Seguir leyendo »

L’expérience de LRM en France, comme celles du Mouvement 5 étoiles en Italie et de Podemos en Espagne… montrent que les nouvelles formes partisanes, surgies au cours des dix dernières années, sont d’excellentes machines de guerre pour conquérir le pouvoir, dans le contexte historique de crise profonde de nos démocraties représentatives libérales, mais qu’elles sont de bien piètres instruments pour l’exercer et s’y maintenir. Ces nouvelles formes : les « partis-mouvements », « partis personnels », « partis-plates-formes », « partis-entreprises », sont une réponse à l’obsolescence organisationnelle et politique des partis traditionnels, nécrosés jusqu’à la moelle.

Exploitant le discrédit de ces partis de gouvernement, et bénéficiant des ressources de l’Internet, des entrepreneurs en politique – Berlusconi, Beppe Grillo, Macron, Mélenchon, Iglésias… – ont créé de toutes pièces un parti comme on fonde une entreprise de service, sur le marché de la conquête des mandats électifs et des positions de pouvoir ; et dirigent d’une main de fer, en patrons de droit divin.…  Seguir leyendo »

Germany has been thrown into political turmoil after the resignation of Annegret Kramp-Karrenbauer, head of the ruling conservative Christian Democrats (CDU) and designated successor of Chancellor Angela Merkel. The move stunned the political establishment and underlined the growing power and influence of the German far right.

On the surface, the resignation of Kramp-Karrenbauer, also known as AKK, is connected to her failure to command enough control over her party and deal with the fallout of the recent election in the German state of Thuringia, where a politician of the liberal Free Democrats (FDP) was elected prime minister (and later stepped down amid massive protests) with the help of the CDU and the right-wing Alternative for Germany (AfD), in defiance of Kramp-Karrenbauer’s instructions to reject the racist and revisionist AfD.…  Seguir leyendo »

Uno de los debates más interesantes que se está produciendo estos días –con vistas al Congreso de Ciudadanos en marzo– versa no sobre candidatos, estrategia o ideología (por mucho que desde dentro y desde fuera del partido se intente presentar así) sino sobre algo, a mi juicio, mucho más interesante: el modelo de partido. De ahí que lo que se esté discutiendo sean los estatutos del partido. Recordemos que los estatutos de un partido son las reglas que estas organizaciones se dan a sí mismas y que deben respetarse por todos desde los afiliados de base pasando por los cuadros y los cargos al presidente o presidenta.…  Seguir leyendo »

Charles Louis de Secondat, señor de la Brède y barón de Montesquieu, es universalmente reconocido como uno de los personajes más influyentes en el diseño de los actuales sistemas democráticos. En 1748 publicó su obra más emblemática, Del Espíritu de las Leyes, en la que estableció la necesaria separación de los tres poderes del Estado: el ejecutivo, el legislativo, y el judicial.

El principal objetivo de esta separación era salvaguardar la libertad de los individuos, luchando contra la tendencia al abuso de poder por parte de quienes lo ostentan. Montesquieu señalaba que si recayesen los tres poderes del Estado, incluso solo dos de ellos, en un solo individuo, con toda probabilidad, el gobierno degeneraría en una tiranía.…  Seguir leyendo »

De cuantas degeneraciones existen en el ámbito político, la transformación de un partido político en una facción es, probablemente, la más nefasta. Pues la raíz de sus causas tiene una naturaleza tan profunda que sus consecuencias no se advierten hasta que es demasiado tarde.

Todo partido surgido en el seno de la sociedad civil, como portador de un programa sujeto a una ideología, pretende transformar su visión concreta de la sociedad en una cosmovisión, es decir, dotarle de la cualidad de universal, y así ofrecer una solución global. Cuando ese proyecto social se pervierte y transforma su finalidad holística en beneficio de la oligarquía que como instrumento lo invoca, el partido se convierte en facción y el daño que se provoca a la sociedad puede ser irreparable.…  Seguir leyendo »

«Pablo Iglesias en el Gobierno me quitaría el sueño y no sólo a mí, también al 95% de los españoles» dijo Pedro Sánchez para -solo un mes después- darse un abrazo «fuerte y sincero» con aquel a quien tanto había denostado. La escena es, en verdad, lamentable y retrata a Sánchez como lo que es: un hombre carente de escrúpulos. Un cínico que cambia de chaqueta ideológica cada fin de semana.

Por otro lado, si un líder pierde 728.000 votos en menos de siete meses lo decente es abandonar el cargo. Eso es lo que debería haber hecho Pedro Sánchez, y lo mismo le tocaba hacer a Pablo Iglesias, que lleva ya mucho tiempo perdiendo apoyos electorales sin parar.…  Seguir leyendo »

Las raíces políticas, demográficas y económicas del populismo en Europa y Estados Unidos vienen detectándose desde la segunda mitad del siglo XX, y ahora son fuertes. Los ciudadanos tenían una alianza con los partidos tradicionales, que representaban una forma de vivir.

La relación partisana era un patrimonio que se transmitía por herencia a la familia. Este lazo se ha evaporado. Son tiempos de inclinaciones emocionales hacia nuevas opciones. No parece que la empatía hacia los partidos tradicionales se recupere. Valdrá por tiempo indefinido la admonición de Thomas Jefferson: “Si tengo que ir al cielo con un partido, no iría en absoluto”.…  Seguir leyendo »

Coalition governments are a common electoral outcome in many parts of the world. Both large and small parties have a chance to participate in government and hold important ministerial positions.

But is there a downside to being a coalition partner? Take a look at recent election results in Europe. After the 2017 German elections, the Social Democratic party (SPD) — one of the two largest parties in Germany — saw its vote share drop to the lowest in decades. In the European Parliament elections, the SPD came in a distant third with only 15.8 percent of the vote.

In the Danish elections in June, the Liberal Alliance’s (LA) vote share dropped from the previous election.…  Seguir leyendo »

A tono con el carácter paradójico que, según muchos definidores del ser histórico español informa numerosas de sus manifestaciones, la trascendencia de la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas) en la actualidad es más resaltada por sus adversarios que por sus simpatizantes. Así, de forma insistente circula por editoriales y crónicas periodísticas la tesis de encontrarnos a la fecha con una verdadera resurrección del partido conservador más nutrido de militantes que ninguna otra formación de su misma articulación e ideario registrada en los anales de nuestra historia. El meteórico ascenso de Ciudadanos y la coriácea resistencia al declive por todas partes anunciado de la derecha tradicional entrañan, conforme a plumas de índole progresista, la inminente aparición de un movimiento de configuración muy semejante al que protagonizase la CEDA en los días conturbados de la Segunda República.…  Seguir leyendo »