Partidos Políticos

Representantes del grupo parlamentario de VOX, durante el debate de la ley de la eutanasia en el Congreso

Mi abuela, que había sido enfermera en guerra y sabía de batallas y confrontaciones civiles, decía que el sarampión había que pasarlo de pequeño o que luego era mucho peor. Nos lo decía cuando hacíamos las tonterías típicas de nuestra edad. Y nos lo decía también cuando parecíamos tontos por hacer cosas impropias de nuestros años.

Algo está cambiando en la edad política del español medio cuando las batallitas por los chuletones, los berberechos, las tabernas, los lacitos de colores, las banderas y el género de las palabras han quedado como juguetes rotos para políticos en la edad del pavo.

La temida revolución social en manos de una izquierda liderada por Pablo Iglesias, el vizconde de la España demediada, ha quedado amortizada.…  Seguir leyendo »

Teresa Rodríguez, líder de Adelante Andalucía

Apenas a 50 metros de Casa Manteca (tabernilla taurina donde se trabaja el vino moscatel y los chicharrones de Chiclana), en el tuétano del Cádiz castizo, nuestros protagonistas, camuflados entre colegas, apuran una cerveza y con oficio de cigarrera lían el tabaquillo de picadura.

Es domingo, noche y verano. Los niños, cumplido el curso escolar, juguetean en los columpios que recogen las formas de los arcos neomudéjares del Gran Teatro Falla. Los padres conversan y vigilan a los chiquillos de reojo desde su mesa en la terraza de La Isleta de La Viña.

No es baladí la referencia al parque infantil, ya que uno de los padres, el que funge de alcalde de la ciudad, decidió que una sus primeras medidas sería suprimir el proyecto de Museo del Carnaval de Teófila Martínez y construir allí mismo, entre el Corralón de los Carros y la plaza de la Reina, los teatrales columpios.…  Seguir leyendo »

Defenderse del independiente

Buscar un acuerdo que haga más clara y transparente la acción política es siempre una positiva aproximación a la gran actualización pendiente.

A los propios problemas de nuestro sistema electoral por dicha falta de adaptación a las dinámicas sociales y la inherente oxidación de la maquinaria por no renovarse, se suma un escenario de participación política mucho más líquida, que choca con el actual formato, encorsetado, de partidos políticos.

Así, bajo la fórmula jurídica y conocida de los partidos tradicionales, se presentan desde hace tiempo a las elecciones siglas que en realidad son partidos instrumentales, a caballo entre la coalición y la suma de independientes que –por no tener otra forma de participación– deben integrarse en candidaturas cerradas.…  Seguir leyendo »

En estos 44 años de elecciones democráticas, al centro político español no le ha solido ir demasiado bien, salvo contadas excepciones como fue el decisivo Gobierno de Suárez, que puso los pilares de nuestro sistema democrático. El último episodio de esta realidad es el hundimiento de Ciudadanos en las elecciones madrileñas, pasando de 26 diputados a cero. Meses antes, en las elecciones catalanas bajó de 36 a seis diputados. Puede resultar de utilidad realizar algunas reflexiones sobre el centro político en nuestras más de cuatro décadas de vida democrática. Algo podremos aprender de ellas de cara a nuestra futura calidad democrática.…  Seguir leyendo »

Pedro Castillo es un populista autoritario y de izquierda que carece de la simpatía o el carisma que suelen tener los populistas. Keiko Fujimori es una populista de derecha encarcelada recientemente, hija de un antiguo dictador que cumple una condena de 25 años por asesinato, secuestro y corrupción. Los dos juntos, Castillo y Fujimori, recibieron menos de un tercio de los votos en la primera vuelta de las elecciones celebradas hace poco, pero uno de ellos será el próximo presidente de Perú.

Lo único cierto es que gane quien gane en la segunda vuelta le será muy difícil gobernar. Perú Libre, el partido de Castillo, tiene solo 37 de los 130 escaños del congreso y Fuerza Popular, de Fujimori, tiene 24.…  Seguir leyendo »

Las dos Españas, a garrotazos con el centro. Tomás Serrano

1. Primera obviedad. El centroizquierda, en España, no existe. Lo que sí existe es el centroderecha.

2. ¿Y qué es el centroderecha? Un tipo que quiere impuestos bajos y servicios públicos mínimos, pero de calidad: sanidad, educación, pensiones, policía, ejército y poco, muy poco más.

3. Un tipo, además, al que le importa un rábano tu raza, tu religión o si te crees hombre, mujer o cogollo de Tudela mientras no se lo frotes en los morros o le cobres por ello.

4. El centro es, en fin, un tipo aseado. Personal e ideológicamente.

5. De toda la vida de dios, eso ha sido un liberal.…  Seguir leyendo »

Supporters of the Alternative for Germany party assemble in Berlin on May 27, 2018. (Michael Sohn/AP)

Last month, the Turkish government sought to ban the People’s Democratic Party (HDP). Germany denounced the proposal. Turkey alleges that the party is affiliated with the Kurdish Workers’ Party (PKK), which Turkey, the United States and the European Union designate as a terrorist organization — although the HDP rejects the claim. Germany argues that parties should only be banned as a last resort, since democracy requires a vibrant opposition and a system in which all citizens’ opinions are represented.

But Germany itself has banned, and attempted to ban, parties in the past. Just last month, Germany’s domestic intelligence agency announced its intention to place its largest opposition party, the Alternative for Germany (AfD), under surveillance, even though the AfD has no alleged affiliation to terrorist groups.…  Seguir leyendo »

Partidos políticos: ¿un mal necesario?

Los facciosos se agarran a las cajas de la administración, y plata que tiene roce con ellos, desaparece. (Mariano José de Larra)

Corrupción, chaqueteo, clientelismo, endogamia, despilfarro, nepotismo, ignorancia, ineficacia, secretismo, arrogancia y estupidez. Estos son calificativos que en muchos países democráticos se atribuyen a la clase política y su lugar de encuadramiento: los partidos. El prestigio de una y otros desmerece día a día a los ojos de los ciudadanos. Ya era precario antes de la extensión de la pandemia, agitado el cuerpo social por las desigualdades económicas, la crisis financiera, los movimientos migratorios de masas, y la globalización cultural y tecnológica.…  Seguir leyendo »

Los sistemas electorales, y la política en general, suelen tener consecuencias imprevisibles.

El sistema electoral español es un traje a medida confeccionado durante la Transición con la idea de favorecer el bipartidismo y hacer posible la alternancia. Al no distinguir entre elecciones presidenciales y parlamentarias, y no existir segunda vuelta, el deterioro político de los dos partidos mayoritarios ha creado espacios tanto por la derecha como por la izquierda. E incluso por el centro.

Caso aparte es el de los principales partidos nacionalistas del País Vasco y Cataluña, que han alcanzado un enorme poder que les capacita para decidir mayorías en el Congreso de los Diputados.…  Seguir leyendo »

Tras procrastinar durante 40 años la reforma de una ley electoral "provisional" y de haber incluido repetidamente la promesa en sus programas políticos, a nuestras señorías no se les ha ocurrido mejor actualización (más allá de la necesaria pero menor cuestión de la eliminación del voto rogado) que el refuerzo de su poder oligárquico mediante un pacto antitránsfugas.

Pacto, no ley, porque esta sería inconstitucional.

El art. 67.2 de la Constitución deja claro que los diputados no están sometidos al mandato imperativo. El constitucionalismo europeo ha venido reflejando en su acervo jurídico el triunfo de las tesis de Burke y Sieyès sobre Rousseau para otorgar al representante una mayor libertad y autonomía.…  Seguir leyendo »

A protester against lockdown measures in Berlin last year. Alternative for Germany has sought to improve its electoral standing by embracing anti-lockdown radicalism. Credit John Macdougall/Agence France-Presse — Getty Images

In November, as Covid-19 cases began to rise, thousands of people gathered in Berlin to protest against restrictions. In among the conspiracy theorists and extremists were several lawmakers from the country’s main opposition party, the far-right, anti-immigration Alternative for Germany.

It was striking to see legislators mingle with conspiracists in the streets before heading to the parliament for a debate. Yet it wasn’t too surprising. The party, known as AfD, has sought to improve its electoral standing ahead of the national election in September by associating with the anti-lockdown movement, an amorphous mix of conspiracy theorists, shady organizations and outraged citizens.…  Seguir leyendo »

A rally by the right-wing party Alternative for Germany last year. The German experience suggests that democracies must establish defenses against internal extremist threats. Credit Jens Schlueter/EPA, via Shutterstock

Should a government agency put a democratically elected political party under surveillance if the party is feared to be a threat to the democratic order?

This question is the subject of fierce debate and a legal battle here. Late last month, the German media reported that the domestic intelligence service, the Office for the Protection of the Constitution, was poised to declare the far-right Alternative for Germany party a “suspected case” of antidemocratic extremist activity. The party’s anti-immigrant and anti-Islam talk has emboldened far-right extremists, and some of its officials have ties to extremist groups.

The “suspected case” designation would give the intelligence service broad powers to surveil the party’s politicians and staff members, including tapping their phones and monitoring their movements.…  Seguir leyendo »

Poner en marcha una democracia es tarea harto complicada. Sólo los siglos lo han logrado, de forma que no deben extrañarnos en exceso las dificultades que experimenta la nuestra y los aprietos por los que pasan algunas bastante más sólidas. Las democracias siempre tropiezan con dificultades y con enemigos.

En el caso español está siendo muy característico el paso desde un cierto orgullo fundacional (una especie de "España, luz de Trento") a una desestimación encabezada, como siempre sucede, por puritanos que se tienen por idealistas. Por superiores.

Lo más difícil en democracia es articular la libertad política, porque las normas y reglas legales son muy fáciles de adaptar, mientras que aquella depende siempre de una cultura previa, autoritaria por lo común, que hay que transformar.…  Seguir leyendo »

Ricardo Anaya, excandidato a la presidencia de México, en julio de 2018. Credit Enrique Contla/Epa-Efe/Rex/Shutterstock

Cuando Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones a la presidencia en 2018, muchos auguraron el fin de los partidos políticos tradicionales en México. La realidad ha sido distinta.

Aunque debilitados, los partidos mexicanos siguen existiendo. Solo que han renunciado a ser una oposición propositiva e innovadora.

En cambio, se han vuelto un simple vehículo para acceder al poder. Ya no representan una ideología concreta. Son un cascarón que les permite obtener recursos públicos para concursar en las elecciones. Y, si son suficientemente populares, incluso ganar alguna.

El problema para ellos es que en México nadie es más popular que López Obrador (el presidente tiene una aprobación del 61 por ciento y su partido domina las preferencias electorales con casi el doble de votos efectivos que cualquiera de sus contrincantes).…  Seguir leyendo »

Una diputada marca, con su dedo, el sentido del voto de su partido en el Congreso de los Diputados.EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL / Europa Press

Si se da un accidente mortal ocasionado por un vehículo autónomo, ¿quién será el responsable? Muchos plantean esta cuestión para testar los problemas que puede plantear la Inteligencia Artificial. Sin embargo, en realidad estaríamos ante un pseudoproblema. Pues una máquina no puede ser susceptible de responsabilidad alguna, dado que no es un agente moral y no cabe imputarle deber o derecho algunos.

Adam Smith planteaba un supuesto similar en su Teoría de los sentimientos morales. A nadie se le ocurre imputar una muerte o una lesión grave a un tiesto, por mucho que la maceta nos abra la cabeza durante un vendaval.…  Seguir leyendo »

Stefan Rousseau/PA Images via Getty Images Then Labour Party leader Jeremy Corbyn (center), flanked by shadow cabinet members Keir Starmer and Rebecca Long-Bailey, at a meeting about Brexit in Parliament, London, March 2019; since then, Starmer has become party leader, while Long-Bailey has been demoted and Corbyn has been suspended, both over matters relating to Labour’s problems with anti-Semitism

There had been other moments that promised closure, but this was set to be the big one. At 10 AM on October 29, 2020, Britain’s Equality and Human Rights Commission (EHRC) published the findings of its seventeen-month-long enquiry into anti-Semitism in the Labour Party—an event that many hoped would, at last, conclude a melancholy episode that had played out for more than four long years. That hope was cherished most fondly by British Jews, who had found themselves in an unfamiliar position—at the center of domestic political controversy—and didn’t much like it. They looked to the EHRC not merely to vindicate the case most of them had been making, but also to draw a line under the whole sorry business.…  Seguir leyendo »

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, conversa con su equipo de respuesta al coronavirus. Una segunda ola está afectando al país.Credit...José María Cuadrado Jiménez /La Moncloa vía Epa-Efe — Shutterstock

Los políticos españoles consideran un gran misterio por qué volvemos a ser el país europeo más castigado por la pandemia. Han culpado a la imprudencia de los jóvenes, a nuestra latina incapacidad para mantener el distanciamiento e incluso a la inmigración. Y, sin embargo, todo este tiempo tenían la respuesta mucho más cerca: nada ha facilitado la propagación del virus tanto como su propia incompetencia.

Los españoles aceptaron con infinita paciencia el confinamiento más duro de Europa durante la primera ola de marzo, asumieron graves perjuicios económicos a cambio de proteger la vida de sus mayores y han sido algunos de los ciudadanos más disciplinados en normas como el uso de la mascarilla, utilizada por más del 84 por ciento de la población.…  Seguir leyendo »

Era lunes. Un día antes de que anunciase su despedida de la política. Nos sentamos a solas en la Sala Sagasta del Congreso de los Diputados y, como si fuera su último testimonio político, hablamos de igualdad y de libertad. Porque cualquiera de los dos compartiríamos la frase del "viejo pastor", Práxedes Mateo Sagasta, "yo siempre caigo del lado de la libertad".

No me anunció su salida, no exteriorizó sus posibles dudas, y así demostró que la lealtad y la integridad existen hasta el último instante de la despedida cuando se actúa con honestidad. Mi intuición me llevó a pensar que la decisión se precipitaría en cualquier momento, más por instinto observador que por prueba oral.…  Seguir leyendo »

En 1979, Pierre Bourdieu publicó La distinción, uno de los estudios sociológicos más importantes del siglo XX. A partir de una encuesta sobre los gustos artísticos, musicales y gastronómicos de los franceses y su relación con las clases sociales, Bourdieu puso en pie el concepto de “capital cultural” y recuperó para el siglo XXI la reflexión sobre la hegemonía. En este punto se produjo el gran hallazgo. Bourdieu encontró la pulsión capaz de explicar la inexorable transformación del gusto a lo largo de los últimos cinco siglos. La fuerza gravitatoria del universo ideológico del capitalismo: la distinción. La distinción entendida como condición de posibilidad para que las élites que definen la hegemonía cultural en cada grupo social puedan proteger su buen gusto de la constante imitación de los vulgares aspirantes que, insuflados hoy de histeria consumista, creen poder convertirse en referenciales por los atajos de la comida japonesa, la música de Bach o la pintura de Paul Klee.…  Seguir leyendo »

Lugar común en comentarios sobre la pandemia: “Nuestros líderes políticos no están a la altura”. Toda generalización es injusta. Pero aun admitiendo un veredicto tan tajante, dudo en atribuir a un solo factor el desenlace de situaciones complejas como la actual. Añado, pues, factores adicionales para medir mejor la altura de nuestros gobernantes. Los extraigo de una encuesta a dirigentes de empresa, comentada recientemente en The Economist. Ante el impacto de la pandemia, los empresarios encuestados reconocen lo arduo de su reacción: primero, por la dificultad de encontrar información fiable, más allá de las “representaciones mediáticas” (sic); segundo, por la rapidez de la propagación de la enfermedad; tercero, por la globalidad del fenómeno del que apenas ningún país ha escapado y, finalmente, por la incertidumbre sobre el día después.…  Seguir leyendo »