Partidos Políticos

Cuando el mundo que nos rodea aparece confuso y contradictorio, la perspectiva crepuscular que esta sensación produce nos lanza a elucubrar, a bracear en la niebla para encontrar la luz y el porqué a tanta paradoja.

Hoy, la estadística domina en la interpretación de la realidad. Los españoles nos salimos de tabla en muchísimos ámbitos: deportes, generosidad, trasplantes y donaciones, grandes obras civiles, trenes, automóviles…

Todo esto se ve eclipsado en nuestra percepción por la impresentable vida política y el deterioro de las instituciones. Véase la educación, la sanidad, el Estado de las autonomías… Saturados de palabras y tertulias, queremos aclarar responsabilidades e identificar al culpable.…  Seguir leyendo »

Andrea Nahles, Chairwoman of the German Social Democrats, speaks to the media in Berlin last week.CreditCreditRobert Schlesinger/Getty Images

What does it take to make a major political party so frustrated with itself that it prefers therapy over governing?

The German Social Democrats are mired in a sort of depression. Call it power-phobia. The party governs the country as the junior partner with the center-right Christian Democrats, led by Chancellor Angela Merkel — yet many members fear that carrying on in this coalition might destroy them.

The party seems to be in free fall. In recent elections in the state of Bavaria, the Social Democrats, known by their German acronym SPD, scored their worst result ever, sliding from 20.6 to 9.7 percent.…  Seguir leyendo »

La presidenta de Fuerza Popular, Keiko Fujimori; el expresidente Alberto Fujimori y el congresista, actualmente suspendido, Kenji Fujimori Credit Luka Gonzales/Agence France-Presse — Getty Images; Reuters; Mariana Bazo vía Reuters

Para muchos peruanos, el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000) constituyó algo así como un mal necesario. Hasta inicios de los noventa, el país padecía una inflación fuera de control, un aparato productivo agónico y un levantamiento armado que anunciaba la “libanización peruana”. Durante su gobierno se abandonó aquella deriva. Para 1993, la inflación había cedido y Sendero Luminoso, capitulado. Que en el camino, Fujimori —hermanado con su asesor Vladimiro Montesinos— perpetrase un golpe de Estado, debutase en su carrera de ladrón, degollase la libertad de prensa y cometiera violaciones de derechos humanos, no impidió que el pueblo lo ungiese como su chino salvador.…  Seguir leyendo »

El estilo paranoico de la política republicana

Muchas personas están preocupadas —con justa razón— sobre lo que significa para Estados Unidos a largo plazo el nombramiento de Brett Kavanaugh. Es un partidista manifiesto que evidentemente mintió bajo juramento sobre varios aspectos de su historia personal; eso está relacionado y es igual de importante que la interrogante de lo que le hizo a Christine Blasey Ford, que sigue sin resolverse debido a que la supuesta investigación fue una farsa muy evidente. Poner a un hombre como ese en la Corte Suprema de Estados Unidos ha destruido de un solo tajo la autoridad moral de la corte en el futuro próximo.…  Seguir leyendo »

La proliferación de maniobras preelectorales para los comicios de mayo de 2019 ha suscitado inesperadas evocaciones. Por ejemplo, se ha mencionado la experiencia de Ciutadans pel Canvi, la asociación impulsada por Pasqual Maragall en 1999 para sumar apoyos a su primera candidatura a la presidencia de la Generalitat. No estará de más aportar algunas impresiones de quienes participamos en aquella experiencia y le acompañamos durante aquellos años cuando se produce ahora una tardía y cuasi universal reivindicación del Alcalde-Presidente. Si nos atrajo entonces la propuesta de Maragall fue porque denunciaba —hace ya más de dos décadas— que el partido como modelo de movilización y organización política inventado a finales del XIX ya no podía acaparar la función de trasladar las necesidades ciudadanas a las instituciones de la democracia representativa.…  Seguir leyendo »

Una década de matrimonio tóxico

El 2 de septiembre del 2018 fue el funeral de John McCain. Exactamente una década y un día después de que fuera investido candidato para la presidencia por el Partido Republicano. A su funeral acudieron tres de los cinco expresidentes estadounidenses aún vivos. Barack Obama adquirió un papel protagonista con un discurso elegiaco en el que reivindicó a su exrival como un gran estadista. Todas las figuras prominentes de la clase política norteamericana se encontraban reunidas para la ocasión, salvo por dos notables excepciones: el actual presidente, Donald Trump, de su propio partido, con quien McCain mantuvo una fiera rivalidad en calidad de guardián de las esencias institucionales republicanas, y Sarah Palin, quien fuera su compañera de ticket como candidata a la vicepresidencia.…  Seguir leyendo »

Durante unos días parecía que los españoles esperaban que iba a darse la vuelta a una carta, en la que si ponía “plagio” dimitía el presidente del Gobierno y, si no, perdía el órdago Rivera. En realidad no arriesgaban tanto ni uno ni otro porque no les sostiene ni el resultado de esa disputa factual ni siquiera realmente la “opinión pública”, basta con que los respalden sus partidos.

En España, solo ha caído un presidente por perder el apoyo de sus correligionarios: fue cuando Suárez decidió dimitir en 1981. Calvo-Sotelo lo sucedió en un Gobierno sin esperanza de continuidad porque su partido estaba disolviéndose.…  Seguir leyendo »

Vieja y nueva política

El desarrollo del drama parlamentario que presenciamos a fines del pasado mayo me ha traído a la memoria insistentemente el título de la famosa conferencia de Ortega con que osadamente encabezo estas líneas. Aunque las circunstancias actuales son diferentes de las del tiempo en que Ortega pronunció su exposición (24 mayo 1914), existen, por desgracia, paralelos entre ambas épocas. El filósofo hablaba en nombre de la recién creada Liga de Educación Política Española, con objeto de darla a conocer y de iniciar su labor de curación de un sistema político y de un cuerpo social que en España estaban “enfermos”. No podía saber el gran pensador cuán crucial era el momento escogido para su discurso: pocos meses más tarde estallaría la Primera Guerra Mundial, que marcaría una gran divisoria en la historia contemporánea y cuyas consecuencias de todo orden harían olvidar sus propósitos de educación política, aunque no ciertamente la conferencia en sí.…  Seguir leyendo »

Hace poco más de un año el Partido Popular fue consciente de que cuadernos azules y designaciones a dedo ya no valían para elegir a sus líderes. Con la ambigüedad que da el miedo a lo desconocido y el poco entusiasmo por un proceso cuyas virtudes no se alcanzaban a ver, puso en marcha un sistema híbrido combinando la consulta a los inscritos de entre los militantes con la decisión final de los compromisarios, dándoles a estos últimos la posibilidad, si se diera el caso, de llegar a subvertir la decisión de las urnas.

Sería injusto decir que el Partido Popular es el único que ha comprobado cómo dar la palabra a la militancia puede volverse en su contra, pero en este caso la experiencia está siendo especialmente significativa por las circunstancias que la vienen rodeando.…  Seguir leyendo »

A moins d’un an des élections européennes, la dimension politique de l’Union européenne est en train de dévoiler ses limites. Le dernier sommet européen en apporte la confirmation [Conseil européen des 28-29 juin]. Bien que l’intégration européenne influence de plus en plus la vie des citoyens, le système politique européen, et en particulier sa capacité de représentation politique, n’a toujours pas rattrapé son retard.

Même s’ils votent directement pour leurs représentants au Parlement européen depuis 1979, les citoyens de l’Union européenne le font à des dates différentes, selon différentes lois électorales, et pour soutenir des candidats sélectionnés par des partis nationaux sur la base de programmes nationaux.…  Seguir leyendo »

Hay un desorden en el sistema nervioso central de la política española, o sea, en los partidos, que la predispone a sobresaltos y espasmos casi continuos. Las últimas semanas indican la agudización del trastorno. Las direcciones de todos los partidos están sometidas a una tensión insoportable desde que la manifestación del 27 de agosto en Barcelona supuso el punto de no retorno de la insurrección institucional de la Generalitat.

Esta crisis se sumó a dos problemas estructurales. Primero, la tolerancia (o complicidad) de los partidos que han gobernado con redes de corrupción (y captura de empleos) que parasitan sus organizaciones y administraciones.…  Seguir leyendo »

Partidos cerrados

Hace ahora cinco años reflexionando sobre el origen de la debilidad de nuestras instituciones un grupo de amigos (Luis Garicano, Carles Casajuana, César Molinas y yo misma) llegamos a la conclusión de que el principal problema eran los partidos políticos y que cualquier reforma en profundidad sería inviable sin cambiar la forma en que funcionaban. Como dice César Molinas con su habitual claridad los partidos políticos funcionan rematadamente mal y esto es muy grave porque son la piedra de toque de nuestras democracias representativas de corte liberal. De esa convicción surgió el llamado Manifiesto de los 100 -por el número de personas relevantes de todos los ámbitos que lo suscribieron- que proponía una profunda reforma del funcionamiento interno de los partidos para garantizar más transparencia, más democracia interna, más contrapesos efectivos, más participación de afiliados y simpatizantes y mayor rendición de cuentas a la ciudadanía.…  Seguir leyendo »

Jeremy Corbyn, leader of Britain's opposition Labour Party, at a rally in central London in January.CreditPeter Nicholls/Reuters

As I’ve read about the furor over anti-Semitism in Britain’s Labour Party, I’ve thought of my grandfather and wondered what he would have made of it.

In his youth, in czarist Russia, he had been a revolutionary activist, a member of the Jewish socialist movement known as the Bund. By the time the Bolsheviks seized power, he had fled to England to make a new life in North London. The Labour Party was his natural constituency, as it was my father’s. Can the party that welcomed my family have changed so much?

To read the recent headlines, one would think so.…  Seguir leyendo »

Sean Gallup/Getty Images Supporters of Germany’s far-right AfD party holding a banner that reads, “Chancellor-Dictator Resignation Now!” on the day that Chancellor Angela Merkel was narrowly elected for a fourth term, Berlin, March 14, 2018

I spent the fall working at a wire service here in Berlin. When something newsworthy happened, I would often be dispatched to a street corner or subway entrance to ask people what they were thinking about. Usually, they were thinking about the Alternative für Deutschland (AfD), the far-right party that entered parliament for the first time in the elections this past September. What did it mean for Germany when, months after the election, the possible coalition government collapsed? “The AfD would gain in power.” What might happen if another so-called grand coalition between the center-left and center-right parties, Germany’s third since 2005, were to form?…  Seguir leyendo »

Crisis de sistema o crisis de partidos

La reciente crisis provocada por los separatistas catalanes, que debían creer que lo suyo estaba hecho a la vista de las ternuras y el despiste que emanaban de Moncloa, ha permitido a los españoles comprender que en la defensa de los intereses supremos, aquellos que fundan la Constitución y que ella protege, no contábamos, únicamente, con un Gobierno desconcertado y feble, sino que estábamos amparados por la fortaleza de un Estado. Siquiera sea de manera excepcional, hemos podido ver en actuación independiente al Parlamento, a los jueces y al Rey que ocupa la cúspide del Estado con unas funciones no siempre muy precisas, pero extremadamente importantes en determinados supuestos, como ha sido el caso.…  Seguir leyendo »

Se ha convertido en un mantra político y, como tal, no cesa de repetirse: para regenerar nuestro sistema hay que conseguir la democracia interna en los partidos políticos. Por democracia interna en los partidos se suelen entender dos cosas: el funcionamiento democrático interior de estas organizaciones en la elección de sus órganos de gobierno -esta obligación está establecida en nuestra Constitución, en su artículo 6-, y la elección por los militantes de los candidatos que finalmente presenta el partido a cada una de las elecciones en las que comparece.

Mientras que la organización democrática interna, aparte de su obligatoriedad legal, es una particularidad que debería preocupar únicamente a los simpatizantes de cada una de estas organizaciones (ocurre igual con la democracia interna en el Real Madrid, en el Colegio de Abogados de Barcelona o en la Asociación de Amigos de la Ópera de Ciudad Real); la segunda característica, la que se conoce popularmente como primarias, la designación por la militancia de los candidatos a los comicios, sí es una medida que afecta directamente a los ciudadanos: primero, por la imagen que se crea respecto al sistema político ante el que nos encontramos, y, en segundo lugar, porque la elección de una u otra persona afecta directamente al refrendo de una lista cerrada que, posteriormente, convalida el ciudadano.…  Seguir leyendo »

Luigi Di Maio, of the Five Star Movement, celebrating victory with his supporters in Pomigliano D’Arco, Italy, on Tuesday. Credit Ciro Fusco/European Pressphoto Agency

Italy’s election this week has destroyed any remaining hope that the center in European politics can prevail.

On the same day that members of the Social Democratic Party in Germany gave reluctant blessing to another “grand coalition” in Berlin, Italians went to the polls and delivered more than half their votes to anti-establishment parties. The center-right coalition that emerged when Silvio Berlusconi formed Forza Italia is now led by the League, a far-right party that threatens thousands of migrants with deportation. And as in nearly every recent European election, the principal center-left party lost a large number of voters. Given these results, the only possible government that can emerge in Rome will contain at least one of the two insurgent populist parties: either the League or the Five Star Movement, the single largest party in Parliament.…  Seguir leyendo »

Les démocraties représentatives commencent à faire l’expérience concrète de l’inversion qui, depuis un quart de siècle, transforme leur nature: ce ne sont plus les partis qui forment l’opinion publique et structurent son expression dans les termes qu’ils fixent, mais les citoyens qui se donnent un type d’organisation leur permettant de satisfaire leurs aspirations politiques en constituant des «mouvements» dont ils entendent contrôler tous les rouages. Cette inversion a d’abord affecté les partis traditionnels, qui ont dû se résoudre à introduire des primaires pour donner voix aux adhérents; puis à glaner un peu de légitimité en faisant appel à des personnalités de la société civile pour les représenter; avant d’abaisser ou supprimer le coût de l’adhésion; ensuite en affichant la transparence des comptes et de mœurs de leurs dirigeants; et enfin en promettant de construire leurs programmes en reprenant les propositions de leurs militants.…  Seguir leyendo »

EL socialista Guy Mollet, primer ministro de Francia durante la IV República, obrerista y radical que no eludió alianzas con el centrismo, nos dejó una curiosa definición de las coaliciones: «El arte de llevar el zapato derecho en el pie izquierdo sin que salgan callos». En la España de la recuperación democrática no hemos sido capaces de ejercer ese arte.

Una vez aprobada la Constitución de 1978, en cuatro decenios no ha habido coaliciones de gobierno, fórmula que no resultó insólita en épocas anteriores, como no lo fue el turnismo acordado entre conservadores y liberales, nacido del llamado Pacto de El Pardo entre Cánovas y Sagasta que garantizó la estabilidad de la Monarquía a la temprana muerte de Alfonso XII gracias a la responsabilidad y a la talla política de sus dos protagonistas.…  Seguir leyendo »

“All political careers end in failure,” a British politician once said: Sooner or later everybody gets voted out, overthrown or forgotten. Even knowing that, four months ago nobody would have put Angela Merkel on a list of world leaders most likely to be knifed in the back. Back in September, the German chancellor was elected to a record-breaking fourth term. The formula she had relied on for years — project the image of a safe, frumpy housewife; take decisions slowly and carefully, if at all — defeated all rivals once again.

But although her Christian Democratic Party won more votes than any other, the result was still its worst ever.…  Seguir leyendo »