Personal sanitario

Suelo ser casuístico en mis valoraciones. Procedo a exponer el caso para, desde el mismo, extraer la consecuencia. En esta ocasión, voy a invertir el orden. Enunciaré principios para, sobre ellos, valorar conductas y formular propuestas.

Comienzo con la etimología. Médico, procede del latín medicus (el que cuida) y éste del griego médomai (el que cura/ el que evalúa con prudencia). ¡Maravillosa complementariedad! para descubrir su misión clásica y, por eso, vigente: «curar» al enfermo aplicando ciencia y experiencia; y «cuidar» al paciente y a sus familiares, pues el hombre es un ser «bio-psico-social». Así, el médico procura sanar la enfermedad, aliviar el sufrimiento y consolar el ánimo.…  Seguir leyendo »