Perú

Manifestantes en las calles de Lima el 17 de noviembre. Credit Aldair Mejia/EPA vía Shutterstock

La movilización masiva de la sociedad peruana a mediados de noviembre, con miles de jóvenes en la primera línea de las manifestaciones, consiguió derrocar en unos días a Manuel Merino, quien después de imponer una moción de vacancia al presidente Martín Vizcarra asumió el poder sin legitimidad ciudadana.

El gobierno de facto ordenó a la policía que saliera a aplastar a la multitud como en los más cruentos días de la dictadura de Alberto Fujimori, en la década de los noventa. Hacía años que en la capital no se vivía una represión policial tan desproporcionada y letal. El día de la marcha nacional, el 14 de noviembre, dos jóvenes, Jordan Inti Sotelo y Bryan Pintado, fueron asesinados, el primero por al menos cuatro disparos de perdigones de plomo y el segundo por once impactos.…  Seguir leyendo »

Decenas de personas participan en una multitudinaria marcha en Lima, el pasado 14 de noviembre.Aldair Mejía / EFE

Muchos de los partidos que han capitalizado la reivindicación de regeneración de la vida pública y política que han aflorado a lo largo del planeta han adoptado el morado como color propio. También en el Perú donde, tradicionalmente, el morado también era propio del mes de octubre por un motivo religioso: el cristo moreno que sale desde hace dos siglos en una multitudinaria procesión seguida por fieles ataviados con ese color. Con motivo de la crisis desatada por la covid, este año la procesión fue suspendida. Con todo, el morado se ha vuelto a adueñar de las calles del país cuando los ciudadanos se han lanzado a las calles enarbolando estandartes y símbolos violáceos para reivindicar esa indispensable regeneración política en una tan insospechada como extraña revolución cuyo éxito o fracaso aún está por ver.…  Seguir leyendo »

People observe a minute of silence for those who died in recent street protests on Nov. 21 in Lima, Peru. (Sebastian Castaneda/Reuters)

In Peru, an unprecedented political crisis has unfolded quickly in the midst of rising death tolls and widespread economic damage from the coronavirus pandemic. On Nov. 9, 80 percent of the Peruvian Congress voted to oust President Martín Vizcarra for alleged corruption. Congressional Speaker Manuel Merino became interim president on Nov. 10.

The move was deeply unpopular: An opinion poll released by the nonpartisan think tank IEP on Nov. 18 showed 77 percent of Peruvians approved of Vizcarra and 91 percent rejected his removal.

Thousands of young Peruvians across the country turned out to protest a government they considered unlawful and illegitimate.…  Seguir leyendo »

Un grupo de manifestantes se reúne en la plaza San Martín, en Lima, Perú, después de que el Congreso designó al nuevo presidente interino, Francisco Sagasti, para dirigir la nación el lunes 16 de noviembre de 2020. (Rodrigo Abd/AP Photo)

El estudiante universitario Bryan Pintado tenía 22 años cuando se despidió de su abuela para protestar contra el gobierno más violento que ha experimentado el Perú desde el fin de la dictadura de Alberto Fujimori. Era el sábado 14 de noviembre y el régimen de Manuel Merino cumplía cuatro días. Las redes sociales eran una galería de imágenes y videos de policías persiguiendo jóvenes, rompiéndoles las cabezas, disparándoles a quemarropa, mientras el Ministro del Interior, el expolicía Gastón Rodríguez, de 54 años, recorría canales de televisión negando las evidencias. Un año antes de su bicentenario el Perú estrenaba otra vez una dictadura.…  Seguir leyendo »

Un grupo de manifestantes se reúne en la plaza San Martín, en Lima, Perú, después de que el Congreso designó al nuevo presidente interino, Francisco Sagasti, para dirigir la nación el lunes 16 de noviembre de 2020. (Rodrigo Abd/AP Photo)

Becoming president of Peru is a highly risky proposition. In the past few years, five presidents have been sentenced to jail; one of them committed suicide in the presence of the police officers sent to arrest him.

Earlier this month, President Martín Vizcarra was impeached for “moral incapacity” (after he was accused and investigated for bribery). Now, the interim president, Manuel Merino — who had served as president of Congress and assumed power after the impeachment vote — has been forced to resign after six days of massive protests by Peruvians who accuse him of being nothing short of a dictator.…  Seguir leyendo »

Peru’s new interim president, Francisco Sagasti, waves to the crowd in Lima on Monday after he was designated by Congress to lead the nation. (Rodrigo Abd/AP)

In just two weeks, Peru’s constitutional crisis has claimed two presidents, and led to widespread social unrest and the deaths of two protesters.

Here is what you need to know.

How the crisis unfolded

Months after a lockdown in March to stem the coronavirus outbreak, Peru now ranks 12th in the world for coronavirus cases. Amid the pandemic, on Nov. 9, Peru’s Congress voted to impeach President Martín Vizcarra on the basis of “moral unfitness.” Over unproven allegations of corruption and in a move spearheaded by the speaker of Congress, Manuel Merino, lawmakers ousted Vizcarra from office.

This was the second time Merino had led an impeachment charge against Vizcarra.…  Seguir leyendo »

Concentración en la Plaza San Martín en Lima, Perú, para celebrar la renuncia de Manuel Merino.Martin Mejia / AP

En Perú se ha abierto recientemente la caja de los truenos con la irresponsable utilización de una figura contemplada en el artículo 113 de la Constitución, que es la “vacancia” del presidente por incapacidad moral permanente, sin que exista un consenso claro del alcance y límites de tal figura jurídica, concebida en el siglo XIX. Ni siquiera hay jurisprudencia constitucional, lo que convierte dicho mecanismo en una suerte de cóctel molotov contra la estabilidad de un Gobierno. Este es también un aviso a navegantes, pues la disposición está en otras Constituciones del continente y lo que en principio parece razonable —apartar de sus funciones al presidente de flagrante incapacidad para ejercer como tal— en manos irresponsables se convierte en una abyecta y retorcida manera que sirve a propósitos nada lícitos.…  Seguir leyendo »

Perú: claves de la crisis política en un país sin partidos

Desde 2016, el Perú ha entrado en una crisis política permanente. El presidente elegido entonces, Pedro Pablo Kuczynski, renunció luego de dos intentos del Congreso fujimorista por destituirlo. El presidente sustituto, Martín Vizcarra, disolvió el Parlamento opositor, pero un nuevo Congreso elegido para culminar el periodo del anterior lo destituyó en un segundo intento.

El presidente del Congreso, Manuel Merino, juramentó como encargado de la presidencia el lunes 9 de noviembre, pero una inesperada ola de protestas de indignación ciudadana desestabilizaron su prematura gestión al punto de presentar su renuncia. El Congreso peruano trata ahora de designar a un nuevo sucesor encargado del Ejecutivo que lo conduzca hasta el cambio de mando en julio de 2021.…  Seguir leyendo »

Ciudadanos salieron a las calles de Lima, el 11 de noviembre, para manifestar su desacuerdo con la moción de vacancia contra el presidente Martín Vizcarra. Credit Marlos Flores/EPA vía Shutterstock

Por 105 votos contra 19, el congreso peruano destituyó el 9 de noviembre al presidente Martín Vizcarra y al día siguiente asumió el poder quien era el presidente del Congreso, Manuel Merino. En los últimos tres años, hubo cuatro procesos de vacancia presidencial, se disolvió un congreso y Merino resulta el tercer mandatario. La democracia peruana se muere.

Diagnosticar la enfermedad que la está matando es difícil. Porque las democracias suelen sucumbir ante tiranos formidables, mientras que la peruana está muriendo de insignificancia. No muere a manos de Gulliver, sino de unos enanos ciegos que chocan entre sí ad infinitum y han generado un régimen impredecible, caótico y, ahora ya, agonizante: la democracia peruana es un dilema del prisionero desbocado.…  Seguir leyendo »

El expresidente peruano Martín Vizcarra llega a su casa después de abandonar el Palacio de Gobierno tras su destitución en Lima el 9 de noviembre de 2020. (Luka Gonzales/AFP via Getty Images)

En el Perú se requieren 87 votos en el Congreso para vacar (destituir) a un presidente. El lunes 9 de noviembre, Martín Vizcarra fue destituido con el respaldo de 105 legisladores, por presuntos indicios de corrupción en su anterior gestión como gobernador de la región de Moquegua, entre 2011 y 2014. El voto 87 lo dio Humberto Acuña, un legislador condenado en segunda instancia por el soborno a un policía, y cuya destitución el Parlamento no tramita hace dos meses.

La vacancia de Vizcarra es el epílogo de una confrontación entre coaliciones políticas que han estado en permanente tensión. Por un lado, grupos que pretenden pescar simpatías de cara a las elecciones presidenciales de 2021, enarbolando una lucha anticorrupción que no termina de ser verosímil, pues mide con diferente vara a los suyos.…  Seguir leyendo »

Miembros de la comunidad shipibo de Pucallpa, en Perú, están de luto por una víctima del coronavirus. Los shipibo habían intentado evitar la entrada de la COVID-19 al bloquear las carreteras y aislándose. Credit Rodrigo Abd/Associated Press

Cuando Elmer Hualinga era niño, a finales de los años ochenta, solía ir a la quebrada de su comunidad a coger unos peces raros. Los veía flotando sobre el agua, inmóviles, embarrados en una sustancia negra y viscosa, entonces desconocida para él. A los mayores de Nueva Andoas, la comunidad del pueblo quichua en la Amazonía peruana, junto a la frontera con Ecuador, parecía no preocuparles: solo sacaban los animales del agua oscura, los enjuagaban y los llevaban a casa para cocinarlos.

Aquellos días definirían el futuro de Hualinga, hoy convertido en un líder quichua de 38 años. “No voy a culpar a mis ancestros”, me cuenta por teléfono, “pero así comíamos sin saber que nos estábamos contaminando”.…  Seguir leyendo »

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, en julio de 2019. Credit Cris Bouroncle/Agence France-Presse — Getty Images

Durante buena parte de su vida independiente, la imagen de Perú ha estado asociada a la inestabilidad permanente.

El país ha contado con 12 constituciones, un siglo XIX marcado por la guerra de caudillos y la ocupación extranjera, un siglo XX con unos diez golpes militares, agitación social sin tregua y un importante impulso revolucionario. Y si nos vamos al plano económico, los giros de timón de una orientación a otra pintaban una imagen muy similar. Esta asociación con la inestabilidad era tan fuerte que cuando inició el golpe de Estado de 1948, se atribuye una frase clarividente al poeta Martín Adán: “Hemos vuelto a la normalidad”.…  Seguir leyendo »

La última crisis política peruana tiene como origen las contrataciones de un cantante, Richard “Swing” Cisneros, por el Estado. Por esto, el país podría quedarse sin presidente este viernes 18 de septiembre, cuando el Congreso ha programado la votación de la moción de vacancia contra Martín Vizcarra, acusándolo de incapacidad moral permanente.

Cisneros, quien además de cantante es coach, es un personaje excéntrico incluso para la clase política peruana. Sin mucho talento ni gran fama, Cisneros estuvo contratado por el Ministerio de Cultura desde 2018 (entre otras cosas, para dar charlas motivacionales y organizar algunos eventos), cuando Vizcarra asumió la presidencia, por un total de 155,400 soles (aproximadamente 44,000 dólares estadounidenses).…  Seguir leyendo »

A punto de empezar su último año como presidente del Perú, Martín Vizcarra recurre al mismo truco que utilizó cuando debutó en el cargo en el 2018: convocar como jefe del Consejo de Ministros a un personaje que ya ocupó ese puesto antes en otro gobierno. La función de este puesto es clave, pues sirve de pararrayos frente a escándalos públicos y, a la vez, de mediador de diálogo en un momento crucial en el que la tarea prioritaria es atender la crisis sanitaria y reflotar la economía nacional.

Vizcarra es una rara avis en la política peruana y de América Latina: llegó al poder como sustituto, no tiene bancada parlamentaria ni partido que herede su legado, no ha tenido grandes obras ni un manejo admirable de gestión pública ni de la pandemia por la COVID-19.…  Seguir leyendo »

Las catástrofes revelan verdades muy bien conocidas. La aparente normalidad nos había hecho intimar con lo inaceptable, a cuya rutina nos habíamos acostumbrado por necesidad. Aun así, al inicio de la pandemia, algunos países, habituados a una historia de catástrofes, reaccionaron con celeridad.

Es lo que ocurrió en Perú. El primer caso de un paciente infectado, revelado el 6 de marzo, provocó una reacción inmediata del Gobierno del presidente Vizcarra que declaró la emergencia sanitaria. Nueve días después se declaró la cuarentena, un estado social de emergencia y el aislamiento obligatorio. Se dispusieron bonos económicos para los pobladores más pobres. Las medidas fueron aplaudidas y, a comienzos de abril, un estudio de IPSOS, realizado a líderes de opinión y periodistas de países latinoamericanos, ubicaba a Vizcarra como uno de los presidentes mejor reconocidos de la región.…  Seguir leyendo »

César García y un vecino cargan un cilindro de oxígeno a la casa de su hijastro en Lima, Perú, el 11 de junio de 2020. (Rodrigo Abd/AP Photo)

En el Perú, el sector sanitario privado parece haber hecho suya la paparruchada insostenible que repetía hace unos días una mediática periodista local en Twitter: “El afán de lucro mueve al mundo”, para mostrar su cara más inhumana. Los sucesivos escándalos protagonizados por clínicas, farmacéuticas y proveedores de insumos sanitarios, todos de capital privado, han dejado en claro, además, que el modelo liberal del “sálvese quien pueda (pagarse el seguro privado)”, también es una falacia, porque cuando más las necesitaban, estas empresas han cometido un pecado mortal en el ideario libremercadista: han traicionado a sus propios clientes.

Una historia de capitalismo global, como cualquier otra: en 1986, en Lima, se crea un barrio llamado Las Torres de Limatambo —algo parecido a lo que se conoce en Europa como viviendas de protección oficial o the projects en Estados Unidos—.…  Seguir leyendo »

Jimmy Centeno y su hermana Dolores Centeno sostienen una fotografía de su padre, Cerafin Centeno, cuyo cuerpo no han podido encontrar desde que murió hace dos meses por COVID-19, en Guayaquil, Ecuador. La imagen es del 19 de mayo de 2020. (Santiago Arcos)

Cuando turistas de México, China y Gran Bretaña resultaron ser las primeras víctimas del COVID-19 en Cusco, Perú, parecía que la antigua capital del Imperio Inca estaba condenada a sufrir un brote considerable.

Enclavada en un pintoresco valle andino, la ciudad de gran altitud y 420,000 habitantes, puerta de entrada a la ciudadela de Machu Picchu, recibe a más de tres millones de visitantes internacionales al año, muchos de ellos procedentes de áreas activas de la pandemia como Estados Unidos, Italia y España.

Sin embargo, desde esas tres muertes, acaecidas entre el 23 de marzo y el 3 de abril —al inicio de la estricta cuarentena nacional— hasta el 31 de mayo se había registrado ningún otro fallecimiento por COVID-19 en toda la región de Cusco, incluso cuando la enfermedad se ha cobrado más de 4,000 vidas a nivel nacional.…  Seguir leyendo »

Una mujer y sus hijos esperan para pasar al consultorio de ayuda psicológico en Casa de la Mujer en Lima, un centro de apoyo a mujeres que han padecido violencia de género. Credit Sergi Rugrand/EPA vía Shutterstock

Leo el mensaje de una chica en una red social que necesita “una misa” con urgencia y tardo un poco en comprender que no se trata de una creyente que clama por volver a la iglesia en pleno confinamiento. En el argot que comparten los grupos de apoyo feminista la “misa” es la pastilla abortiva misoprostol. También le llaman “caramelos”. Pero no diré nada más porque podría ponerlas en riesgo.

El aborto no es libre, seguro ni gratuito en el Perú. Hay cientos de mujeres que han sido llevadas a juicio por hacerlo. Solo es legal en caso de amenaza a la vida o salud de la gestante.…  Seguir leyendo »

Mi abuela nunca enseñó a mi madre a hablar quechua. Así, la que debía haber sido nuestra lengua, el primer vehículo de nuestras emociones, la materia racional con la que debíamos configurar nuestro mundo, quedó abolida para siempre de nuestras vidas, suspendida en un limbo al que apenas pudimos asomarnos: mishki, warmi, wawa. Hay razones estructurales para esto. Cuando mi madre llegó a Lima procedente de la zona andina de la región de Ancash, al norte de la capital peruana, ella no lo sabía pero formaba parte de una oleada migratoria.

El censo de 1961 registró que 15% de la “población peruana había salido de sus lugares de origen buscando residir en otra parte del territorio nacional(…) principalmente a la ciudad de Lima”, casi el doble de lo que se registró en el censo de 1940.…  Seguir leyendo »

Un trabajador de la salud sostiene una pancarta que lee "no quiero morir" durante una protesta por falta de suministros médicos afuera del hospital Hipólito Unanue, el 4 de mayo de 2020. (REUTERS/Sebastian Castañeda) (Stringer/Reuters)

Seis días después del primer caso de coronavirus detectado en Perú, el presidente Martín Vizcarra declaró la emergencia sanitaria, dictó restricciones a las reuniones de más de 300 personas y el aislamiento domiciliario de las personas que provenían de Italia, España, Francia y China. El anuncio fue horas antes de que la Organización Mundial de la Salud calificara la propagación del COVID-19 como una pandemia. Cuatro días más tarde, el 15 de marzo, Vizcarra ordenó una cuarentena general y el cierre de fronteras peruanas, lo que le ganó los aplausos nacionales e internacionales.

Un mes y medio después de esos anuncios, Perú es el tercer país en Sudamérica con la mayor cantidad de muertes confirmados de COVID-19, la enfermedad ocasionada por el nuevo coronavirus, y el segundo con mayor cantidad de contagios, solo por debajo de Brasil, un país cuya población es seis veces la de Perú.…  Seguir leyendo »