PNV

«Un grupo necesita de símbolos identificadores o fronteras de inclusión», destaca Fernando García-Mercadal al analizar la relevancia de los símbolos políticos en los procesos de construcción de identidades colectivas. La «construcción simbólica de la comunidad» requiere «rituales», «actos pautados que cohesionan y vertebran al grupo», añade.

La reciente constitución del Parlamento Vasco ha sido uno de esos rituales en los que la simbología impuesta afianzó el imaginario político nacionalista. Contra lo propuesto por PP y Ciudadanos, la Diputación Permanente de la Cámara rechazó que los parlamentarios acatasen la Constitución. Como también es habitual, se relegó la bandera nacional. En cambio, la presidenta de la Cámara, la dirigente del PNV Bakartxo Tejeria, utilizó un simbólico lenguaje, reproduciendo falsedades con las que el nacionalismo vasco se cohesiona y apela a su patriotismo de comunidad: «Cuatro décadas después de la aprobación del Estatuto de Gernika, todavía sin completar, necesitamos actualizar nuestro autogobierno.…  Seguir leyendo »

En principio, para Sabino Arana, españoles y maquetos eran lo mismo y los mencionaba indistintamente. Pero, analizando la cuestión con detalle, había una pequeña pero sustancial diferencia entre ambos conceptos: “Maketo es todo español, y especialmente el que se ha establecido en nuestra tierra. Un sinnúmero de españoles que son verdaderos parásitos de nuestra vida moral y física”.

Por tanto, maquetos son sobre todo los españoles que viven en el País Vasco, conviviendo con los vascos nativos y a los que hay que segregar y de los que hay que rehuir: “El roce de nuestro pueblo con el español, que causa inmediata y necesariamente en nuestra raza ignorancia y extravío de inteligencia, debilidad y corrupción de corazón, apartamiento total, en una palabra, del fin de toda humana sociedad”.…  Seguir leyendo »

“Pues señor, es cosa de llamarse Gómez y de dedicarse a copiar estadísticas. Ordenarlo todo y presentarlo al Ayuntamiento firmando Gómez, Sánchez o Bartólez y se tiene ganada la vida y algo más”. Sabino Arana se burla así de un autor apellidado Gómez que había pedido al Ayuntamiento una ayuda para editar un libro titulado Cómo se vive y cómo se muere en Bilbao.

Todos los apellidos con la terminación “–ez”, tan inconfundiblemente españoles, le provocaban la misma reacción. De un artículo antinacionalista firmado por M. S. y A. decía: “¿Cuánto va a que es algún Sánchez y Antolínez o cosa así?”.…  Seguir leyendo »

Esta recomendación es especialmente indicada en las provincias vascas pero sirve también para las próximas elecciones en la región catalana o las que se convoquen en su día en las Islas Baleares o en el antiguo Reino de Valencia.

El gran engaño del PNV es presentarse ante el electorado vasco con un proyecto estratégico separatista pero ocultándolo en cada elección autonómica. El llamado voto útil es útil sobre todo para el PNV; sirve para obtener votos moderados de vascos españoles y para el reforzamiento de un partido cuyo objetivo declarado es una república independiente vasca anexionista de Navarra.

Hasta el inicio del siglo XX, Euskadi era sólo una ensoñación de Sabino Arana.…  Seguir leyendo »

Si el eusquera en lugar de ser una lengua fuera un individuo –que no lo es, pero a veces se le atribuyen derechos como si lo fuera–, podríamos afirmar con toda seguridad que quedó secuestrado por el fundador del nacionalismo vasco, que lo convirtió en rehén de su causa.

Mientras esa causa no alcance el objetivo final, el eusquera seguirá ganando espacios en la Administración vasca, en su educación y en su cultura como nunca los tuvo en toda su historia. Y seguirá perdiendo influencia como lengua viva en muchos pueblos pequeños mientras las estadísticas oficiales destacarán su conocimiento generalizado por edades y niveles.…  Seguir leyendo »

El lado oscuro del PNV

El 12 de julio se celebran elecciones autonómicas en el País Vasco y el PNV aparece nuevamente como el virtual ganador de las mismas. Desde el nacimiento de Euskadi como Comunidad Autónoma, el PNV ha sido el total dominador de la política e instituciones vascas, a excepción del mandato como lehendakari de Patxi López entre 2009 y 2012. Estamos ante el partido político más predominante en una misma comunidad. Acumula mucho poder y, sobre todo, mucha influencia en la esfera de la política global española. Merece la pena destacar algunos puntos de su ideología, para que se conozca realmente qué defiende el PNV en su propia página web oficial.…  Seguir leyendo »

Sabino Arana nació en 1865 en Abando, que entonces era una anteiglesia y hoy es un barrio céntrico de Bilbao. Y eligió para morir en 1903, tras una penosa agonía provocada por la enfermedad de Addison, la localidad vizcaína de Pedernales (hoy Sukarrieta), de la que seguro que pensó lo que una vez dijo de Marquina –“tiene la fortuna de hallarse muy apartada de Bilbao”–, aunque Pedernales está un poco más cerca.

Pero es que el fundador del PNV hace ahora 125 años odiaba, literalmente, por extraño y absurdo que a priori pueda parecer, las dos poblaciones más emblemáticas de Vizcaya: Bilbao y Guernica.…  Seguir leyendo »

Aquí la clave consiste en explicar cómo un indocumentado –históricamente hablando– como Sabino Arana pudo colar la fantasía de que los Fueros podían servir también para que los vascos fueran independientes del resto de España, cuando esta figura jurídico-política –propia y genuina del derecho hispano–, fue diseñada para que, bajo la cobertura real, hasta la más recóndita de las poblaciones españolas –utilizando la fórmula de su independencia secular– pudiera preservar sus libertades civiles frente a los nobles que quisieran arrebatárselas. Un ejemplo entre cientos es el de Molina de Aragón, en Guadalajara, que tiene su propio Fuero y cuyo título de señor de Molina lo ostenta el Rey desde 1321.…  Seguir leyendo »

Ningún otro símbolo, de los varios inventados por Sabino Arana –el casi desconocido himno o el mismo nombre de Euskadi–, explica estos últimos 125 años de relación entre el País Vasco y el resto de España como la ikurriña.

Al quedar instituida como bandera oficial de la Comunidad Autónoma Vasca en su Estatuto de Autonomía de 1979, todo el nacionalismo saludó aquello como una suerte de restitución histórica que se les debía, en lugar de lo que realmente fue: un gesto de generosidad y de concordia para comenzar una nueva etapa.

Sabino Arana creó la ikurriña y fue desplegada por primera vez en 1894, aunque hasta 1897 no le dio ese nombre, uniendo el término ikur (símbolo), también inventado por él, y ehun (tela).…  Seguir leyendo »

La Jura de los Fueros del Señorío de Vizcaya por Fernando el Católico (Francisco de Mendieta y Retes)

El fundador del nacionalismo vasco empezó siendo carlista por tradición familiar. Luego, a raíz de la división en el seno del tradicionalismo, que se gestó entre los años 1885 y 1888 durante su estancia en Barcelona, se convirtió en integrista. Por ese previo integrismo se entiende muy bien su ultraortodoxia católica –más papista que el Papa– y la supresión de la figura del Rey de la tríada tradicionalista, quedando solo Dios y Patria.

Ese antimonarquismo, típico de un antiguo integrista, está en la base de la aversión de Sabino Arana a la institución del Señorío de Vizcaya. Pero será su furibundo antiespañolismo el factor decisivo.…  Seguir leyendo »

Toda la obra política de Sabino Arana podría encabezarse con esta frase que emplea en Bizkaitarra: “Esto no debe escribirse con tinta y pluma. Esto lo debiéramos escribir con hierro y sangre”. Porque, en efecto, el fundador del nacionalismo vasco, desde su primer libro Bizkaya por su independencia, de 1892, construye una apología del derramamiento de sangre de los antepasados de los vascos, que habrían obtenido así su independencia frente a los españoles. Y descartamos desde ahora el ascendiente carlista para explicar ese belicismo originario, ya que Sabino Arana siempre rechazó al carlismo por españolista: “lo maketófilo que es el carlismo”.…  Seguir leyendo »

Antonio López de Calle, guarda mayor de la Casa de Juntas de Guernica, tenía 77 años cuando en julio de 1893 Sabino Arana empezó a cargar contra él. Fue esta, de entre las varias campañas de acoso contra personas concretas emprendidas en la prensa por el fundador del PNV, probablemente la que mejor revela la ignorancia y la miseria moral de su promotor, su obsesión enfermiza por el apellidismo y, en fin, una concepción patrimonialista de lo vasco que hoy siguen practicando con fruición sus herederos.

Sabino Arana empezó acusando a Antonio López de Calle de algo tan subjetivo como que dispensaba un trato desigual a los visitantes de la Casa de Juntas: «La distinción que hay no es de curiosos y no curiosos, sino la que hace el señor López de personas distinguidas y visitantes vulgares.…  Seguir leyendo »

Es fácil y habitual atacar a Sabino Arana por machista. Pero abordar así su figura tiene poco recorrido. Sus seguidores además están muy entrenados ya contra este tipo de ataques. Los esquivan muy fácilmente porque en la época del fundador, hace ahora 125 años, el ambiente era todavía bastante conservador, no solo en el País Vasco o España, sino en toda Europa. Hay muchas declaraciones de esa época, incluso de intelectuales de renombre, donde la mujer no sale muy bien parada para la mentalidad actual. Pensemos además en lo tarde que se introduce el voto femenino en toda Europa. En España en 1931.…  Seguir leyendo »

Lo que marcó la diferencia y llamó la atención de sus coetáneos, en el origen del nacionalismo vasco hace ahora 125 años, no fue un programa ideológico sutil y sofisticado, sino el empleo masivo, intensivo y obsesivo del término «maketo» y derivados (entre otros, «maketófilo», o sea el vasco amigo de los maquetos, o «Maketania», o sea España) por parte de su fundador Sabino Arana Goiri.

Por sintetizar páginas y páginas de sus obras completas donde emplea indiscriminadamente esta acepción, he aquí un breve muestrario suficientemente indicativo: «El maketo, he ahí al enemigo. Los maketos y su pestífera influencia. Los frutos del maketo: criminalidad, irreligiosidad, inmoralidad, indigencia, enfermedades.…  Seguir leyendo »

Este año se celebra el 125 aniversario de la fundación del PNV un 31 de julio de 1895, día de san Ignacio. Con motivo de dicha efeméride, en Bilbao, sus hoy abundantes seguidores están ya preparando una serie de actos y celebraciones que ensalcen y glorifiquen, más si cabe de lo que ya lo hacen dentro de cada año, a Sabino Arana Goiri, fundador del partido.

Consideramos que la ocasión es perfecta para recordar lo que escribió y significó este personaje, dado que sin el partido que fundó no podemos entender la política vasca contemporánea. Pensemos que dicho partido gobierna hoy en las tres capitales vascas, en las diputaciones de sus tres provincias, así como en el Gobierno vasco, y que tiene también puesto su pie, a través del partido Geroa Bai, en el Gobierno de Navarra.…  Seguir leyendo »

Con la excepción de los mercaderes de esclavos catalanes del siglo XIX, no ha habido en España un racista más primorosamente esculpido en granito que Sabino Arana, el inventor del País Vasco, del PNV y del nacionalismo hegemónico hoy día por ese rincón de España.

Las fábulas identitarias de Arana (y entre ellas sus Cartas a un maketo que tiene cara de feto) son el verdadero Mein Kampf español y de su siniestra influencia en la historia de este país da fe el hecho de que el partido que surge de sus tesis ha condicionado, investido y tumbado gobiernos con apenas 400.000 votos como no han logrado hacerlo Albert Rivera o Pablo Iglesias con ocho millones.…  Seguir leyendo »

Este pasado 8 de septiembre se celebró un acto muy significativo en una pequeña localidad costera vizcaína que demostró cuáles son los valores y la percepción de la realidad con los que el nacionalismo tiene sometida a la población vasca. Ispáster es un municipio de aproximadamente 700 habitantes y donde, salvo en las municipales de 2007, en que ganó un grupo independiente próximo a la izquierda abertzale, en todas las demás, desde 1979 hasta hoy, la alcaldía siempre ha sido para el PNV. Hubo dos elecciones municipales en las que todos los votos, absolutamente todos, fueron para el PNV: 1983 y 1995.…  Seguir leyendo »

En un atardecer de la primavera de 1991, poco antes de las elecciones municipales, acudí a Vitoria a dar una conferencia. En aquella fecha ejercía de secretario nacional de Formación del PP. Asistió Gregorio Ordóñez, parlamentario vasco por Guipúzcoa, y al finalizar me ofreció amablemente llevarme de regreso a San Sebastián en su automóvil.

Durante una hora tuvimos una larga conversación sobre política en España y sobre el PP en el País Vasco. Ordóñez se sorprendió de mi opinión sobre la importancia que atribuía al “hecho diferencial” de las provincias vascas, unas de otras, y la inconveniencia, tanto de un centralismo de cualquier provincia vasca sobre las otras dos como del centralismo de Génova sobre el País Vasco.…  Seguir leyendo »

En estos días los medios de comunicación y redes sociales del País Vasco se han colmado de hagiografías y panegíricos sobre Xabier Arzalluz, muerto a sus 86 años, con toda clase de loas que intentan agigantar su figura y presentarlo como si fuera el gran iluminador de la sociedad vasca y de su tiempo.

La Historia, sin embargo, no le depara un buen lugar si empezamos por recordar que Arzalluz, presidente del Partido Nacionalista Vasco desde 1980 hasta 2004, confesó la relación de complementariedad de su partido con el terrorismo: «Unos sacuden el árbol y otros recogen las nueces». El mismo tormento realizado desde dos puntos de vista diferentes, unos matando y otros apoderándose de las instituciones.…  Seguir leyendo »

En estos momentos, cuando los teletipos acaban de lanzar la noticia del fallecimiento del que fuera presidente del PNV, Xabier Arzalluz, en mi mente se agolpan muchos recuerdos de cosas acaecidas a lo largo de estos últimos cuarenta años. Lo primero que me viene a la memoria es esa confesión que un día le hizo al entonces director de ABC Francisco Giménez Alemán: «En tu periódico hay una sección que me interesa, y es la de las esquelas, que la leo todos los días, porque así me entero cuándo se muere alguno de esos de Neguri en Madrid». También, y siguiendo con los de Neguri, me acuerdo de que, allá por 2001, cuando ETA colocó un coche bomba en una casa de esa localidad, que no explosionó, y que era el tercero que ponía a una misma familia en un plazo de siete meses para forzarles a pagar el «impuesto revolucionario», el ahora difunto Arzalluz le preguntó al que era su enlace con los terroristas, Gorka Aguirre: «¿Es cierto que dieron su palabra de que abonarían hasta el último céntimo?»…  Seguir leyendo »