PNV

Antonio López de Calle, guarda mayor de la Casa de Juntas de Guernica, tenía 77 años cuando en julio de 1893 Sabino Arana empezó a cargar contra él. Fue esta, de entre las varias campañas de acoso contra personas concretas emprendidas en la prensa por el fundador del PNV, probablemente la que mejor revela la ignorancia y la miseria moral de su promotor, su obsesión enfermiza por el apellidismo y, en fin, una concepción patrimonialista de lo vasco que hoy siguen practicando con fruición sus herederos.

Sabino Arana empezó acusando a Antonio López de Calle de algo tan subjetivo como que dispensaba un trato desigual a los visitantes de la Casa de Juntas: «La distinción que hay no es de curiosos y no curiosos, sino la que hace el señor López de personas distinguidas y visitantes vulgares.…  Seguir leyendo »

Es fácil y habitual atacar a Sabino Arana por machista. Pero abordar así su figura tiene poco recorrido. Sus seguidores además están muy entrenados ya contra este tipo de ataques. Los esquivan muy fácilmente porque en la época del fundador, hace ahora 125 años, el ambiente era todavía bastante conservador, no solo en el País Vasco o España, sino en toda Europa. Hay muchas declaraciones de esa época, incluso de intelectuales de renombre, donde la mujer no sale muy bien parada para la mentalidad actual. Pensemos además en lo tarde que se introduce el voto femenino en toda Europa. En España en 1931.…  Seguir leyendo »

Lo que marcó la diferencia y llamó la atención de sus coetáneos, en el origen del nacionalismo vasco hace ahora 125 años, no fue un programa ideológico sutil y sofisticado, sino el empleo masivo, intensivo y obsesivo del término «maketo» y derivados (entre otros, «maketófilo», o sea el vasco amigo de los maquetos, o «Maketania», o sea España) por parte de su fundador Sabino Arana Goiri.

Por sintetizar páginas y páginas de sus obras completas donde emplea indiscriminadamente esta acepción, he aquí un breve muestrario suficientemente indicativo: «El maketo, he ahí al enemigo. Los maketos y su pestífera influencia. Los frutos del maketo: criminalidad, irreligiosidad, inmoralidad, indigencia, enfermedades.…  Seguir leyendo »

Este año se celebra el 125 aniversario de la fundación del PNV un 31 de julio de 1895, día de san Ignacio. Con motivo de dicha efeméride, en Bilbao, sus hoy abundantes seguidores están ya preparando una serie de actos y celebraciones que ensalcen y glorifiquen, más si cabe de lo que ya lo hacen dentro de cada año, a Sabino Arana Goiri, fundador del partido.

Consideramos que la ocasión es perfecta para recordar lo que escribió y significó este personaje, dado que sin el partido que fundó no podemos entender la política vasca contemporánea. Pensemos que dicho partido gobierna hoy en las tres capitales vascas, en las diputaciones de sus tres provincias, así como en el Gobierno vasco, y que tiene también puesto su pie, a través del partido Geroa Bai, en el Gobierno de Navarra.…  Seguir leyendo »

Con la excepción de los mercaderes de esclavos catalanes del siglo XIX, no ha habido en España un racista más primorosamente esculpido en granito que Sabino Arana, el inventor del País Vasco, del PNV y del nacionalismo hegemónico hoy día por ese rincón de España.

Las fábulas identitarias de Arana (y entre ellas sus Cartas a un maketo que tiene cara de feto) son el verdadero Mein Kampf español y de su siniestra influencia en la historia de este país da fe el hecho de que el partido que surge de sus tesis ha condicionado, investido y tumbado gobiernos con apenas 400.000…  Seguir leyendo »

Este pasado 8 de septiembre se celebró un acto muy significativo en una pequeña localidad costera vizcaína que demostró cuáles son los valores y la percepción de la realidad con los que el nacionalismo tiene sometida a la población vasca. Ispáster es un municipio de aproximadamente 700 habitantes y donde, salvo en las municipales de 2007, en que ganó un grupo independiente próximo a la izquierda abertzale, en todas las demás, desde 1979 hasta hoy, la alcaldía siempre ha sido para el PNV. Hubo dos elecciones municipales en las que todos los votos, absolutamente todos, fueron para el PNV: 1983 y 1995.…  Seguir leyendo »

En un atardecer de la primavera de 1991, poco antes de las elecciones municipales, acudí a Vitoria a dar una conferencia. En aquella fecha ejercía de secretario nacional de Formación del PP. Asistió Gregorio Ordóñez, parlamentario vasco por Guipúzcoa, y al finalizar me ofreció amablemente llevarme de regreso a San Sebastián en su automóvil.

Durante una hora tuvimos una larga conversación sobre política en España y sobre el PP en el País Vasco. Ordóñez se sorprendió de mi opinión sobre la importancia que atribuía al “hecho diferencial” de las provincias vascas, unas de otras, y la inconveniencia, tanto de un centralismo de cualquier provincia vasca sobre las otras dos como del centralismo de Génova sobre el País Vasco.…  Seguir leyendo »

En estos días los medios de comunicación y redes sociales del País Vasco se han colmado de hagiografías y panegíricos sobre Xabier Arzalluz, muerto a sus 86 años, con toda clase de loas que intentan agigantar su figura y presentarlo como si fuera el gran iluminador de la sociedad vasca y de su tiempo.

La Historia, sin embargo, no le depara un buen lugar si empezamos por recordar que Arzalluz, presidente del Partido Nacionalista Vasco desde 1980 hasta 2004, confesó la relación de complementariedad de su partido con el terrorismo: «Unos sacuden el árbol y otros recogen las nueces». El mismo tormento realizado desde dos puntos de vista diferentes, unos matando y otros apoderándose de las instituciones.…  Seguir leyendo »

En estos momentos, cuando los teletipos acaban de lanzar la noticia del fallecimiento del que fuera presidente del PNV, Xabier Arzalluz, en mi mente se agolpan muchos recuerdos de cosas acaecidas a lo largo de estos últimos cuarenta años. Lo primero que me viene a la memoria es esa confesión que un día le hizo al entonces director de ABC Francisco Giménez Alemán: «En tu periódico hay una sección que me interesa, y es la de las esquelas, que la leo todos los días, porque así me entero cuándo se muere alguno de esos de Neguri en Madrid». También, y siguiendo con los de Neguri, me acuerdo de que, allá por 2001, cuando ETA colocó un coche bomba en una casa de esa localidad, que no explosionó, y que era el tercero que ponía a una misma familia en un plazo de siete meses para forzarles a pagar el «impuesto revolucionario», el ahora difunto Arzalluz le preguntó al que era su enlace con los terroristas, Gorka Aguirre: «¿Es cierto que dieron su palabra de que abonarían hasta el último céntimo?»…  Seguir leyendo »

Tras el sorpresivo resultado electoral, tan súbito como inquietante, de Vox en Andalucía, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, que siempre tiene a gala pactar con todo el arco parlamentario, lo que le coloca en una envidiable centralidad, ha anunciado que nunca pactará con Vox, y cito literal: “porque quiere cargarse el sistema”, mientras que “Bildu es ya parte de él”.

Obviando cómo se habrán tomado los de Bildu esta apreciación, asombra que en política se digan cosas así sabiendo que el gobierno del peneuvista Ibarretxe en 1998 fue conseguido gracias al apoyo de Euskal Herritarrok –la marca entonces de Batasuna–, hasta el punto de que luego no bastó con el asesinato por ETA del teniente coronel Blanco en 2000 para rechazar ese apoyo, sino que hubo de ocurrir un mes después el de Buesa –un exvicelehendakari– y su escolta para que el pacto de legislatura quedara roto.…  Seguir leyendo »

Por obvias razones de interés económico y político, el PNV ha avalado la estabilidad del gobierno socialista, de ser posible hasta 2020. Necesita recoger los frutos de unos presupuestos tan generosos y de paso frenar a Ciudadanos. Amén de cobrar un nuevo peaje, haciéndose con la Seguridad Social. Paradójicamente esa actitud no representa un paso adelante para la inclusión plena de los nacionalistas en el sistema constitucional, sino que se ve acompañada por una iniciativa en dirección opuesta, al reivindicar una soberanía vasca asociándose con Bildu. Algo que difícilmente se entiende si pensamos en la cordialidad que presidiera el último encuentro Urkullu-Sánchez.…  Seguir leyendo »

Tan sólo tres semanas después de la toma de posesión del presidente Sánchez, el PNV, a través del lendakari Urkullu, que tuvo la deferencia de ir con traje y corbata y no con el uniforme del cobrador del frac, ha acudido a La Moncloa a pasar factura por sus votos, que fueron determinantes para que la moción de censura prosperase. El precio consiste en acercar los presos de ETA, romper la caja de la Seguridad Social y retirar recursos de inconstitucionalidad contra leyes vascas. En definitiva, más autogobierno para seguir avanzando hacia su objetivo final, al que ahora denominan evolución hacia un modelo «plurinacional».…  Seguir leyendo »

Pidiendo perdón en el Senado

Mi liberada:

Pasadas las cinco de la tarde, subía a la tribuna de oradores el portavoz nacionalista vasco Aitor Esteban Bravo y abría con impostación jactanciosa su discurso: «Esta mañana he visto las portadas de los medios de comunicación que decían: ‘En manos del Pnv’. ¿En serio? ‘En manos del Pnv’. Pues vaya con la gran nación española. Qué incapacidad de llegar a acuerdos». Hablaba el portavoz a la nación española desde la extraterritorialidad, cumpliendo así con la más acendrada ilusión de los nacionalistas vascos o catalanes, que es la de no ser españoles. Pero el portavoz Esteban, como otros tantos, es español por su pluricentenaria incapacidad de ser otra cosa.…  Seguir leyendo »

La amabilidad del lehendakari con ETA

Me preguntan y repreguntan si he sentido alivio o algo positivo por las palabras de ETA durante la campaña de manipulación mediática de estos días. Y digo que ETA no desea aliviar a sus víctimas, sino desprenderse de sus responsabilidades y aparentar elocuentemente ante los que no les conocen.

La atención mediática de ETA está inflada artificialmente. Como organización terrorista fue policialmente vencida antes de que decidiera dejar de matar. El entramado de terror no le resultaba rentable socialmente mucho antes de que le dieran a elegir entre bombas y votos. A ETA le ofrecieron la legalización de sus siglas políticas en condiciones muy ventajosas -no condenó la historia del terror, sólo la violencia futura- y la eligió porque no tenía nada que hacer con las bombas, tal era la decrepitud de la división asesina del entramado.…  Seguir leyendo »

El nacionalismo vasco se enfrenta a una dicotomía preocupante. Preocupante sobre todo para el propio nacionalismo vasco. Que el PNV esté condicionando su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado apelando a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña ha generado un alto grado de incomprensión en la sociedad vasca en general y, también, en los que hasta ahora veían en el partido nacionalista una formación más útil para los intereses de los vascos que para los intereses del independentismo.

Que las Cuentas presentadas por el Gobierno de España son buenas para la ciudadanía es algo innegable. Son las más sociales de la historia de nuestro país –siete de cada diez euros, gasto social–, promueven la equiparación salarial de policías y guardias civiles, incluyen una modificación del IRPF que beneficiará a tres millones y medio de españoles, ayudas fiscales que mejorarán la vida de más de 600.000…  Seguir leyendo »

Revisión de lo permanente

Hasta los observadores menos avisados han llegado a comprender que la razón por la que el PNV ha promovido la desaparición en el código penal español de la prisión permanente y revisable se encuentra en la amorosa solicitud con la que el nacionalismo vasco ha contemplado siempre el descarrío criminal de los asesinos terroristas de ETA. Aquellos que durante decenios amenazaron a españoles de toda suerte y condición con «ejecutarlos» en nombre del «pueblo vasco» si no satisfacían sus exigencias económicas. Aquellos que en inmarcesibles palabras del exjesuita presidente del PNV Javier Arzallus se dedicaban ejemplarmente a «remover las ramas de los árboles» para que los de su partido fueran capaces de «recoger los frutos».…  Seguir leyendo »

La aritmética electoral resultante de las elecciones legislativas del 26 de junio de 2016, ha colocado al Partido Nacionalista Vasco (PNV) en una situación de fuerza dentro del panorama político español. Se trata de una organización centenaria, cuya historia oficial la presenta como defensora de la democracia y el Estado de Derecho.

Sin embargo, su historia real no se mueve sobre esos parámetros. Por el contrario, los jeltzales siempre persiguieron dos objetivos durante la mayor parte de su historia: el mantenimiento del orden social, como correspondía a un partido netamente conservador con un fuerte sustrato integrista católico, y la independencia de Euskadi, que incluiría las provincias vascas, Navarra y una serie de territorios franceses.…  Seguir leyendo »

El lehendakari Iñigo Urkullu envió hace algunas semanas al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el plan del PNV para acabar con el malestar europeo, en el que volvió a incidir el domingo durante la celebración del Aberri Eguna. Resumiéndolo, viene a proponer que las regiones que lo deseen puedan aprobar leyes de desconexión para desgajarse de sus Estados y convertirse ellas mismas en otros Estados. De modo que podríamos acabar viendo una Europa de 70 países, por decir una cifra, todos con sus correspondientes minorías nacionales y fronteras al albur de futuras elecciones. Juncker calla. Supongo que el pasmo le tiene todavía afásico.…  Seguir leyendo »

La mascarada de Bayona, organizada por ETA y su cuadrilla de verificadores nombrados por la banda -que, al parecer, no se fueron de Francia con los bolsillos vacíos-, me ha traído a la memoria un oscuro episodio protagonizado por el PNV en los años de la Transición que aún está sin aclarar. Respecto a la farsa que pretende ignorar la victoria de nuestro Estado democrático de Derecho sobre el terrorismo criminal, sólo destacaré el cinismo de quienes han militado en ETA o la han coreado durante toda su criminal historia, al presentarse ahora como artesanos de la paz.

Pues bien, el PNV hizo caso omiso del espíritu de conciliación reinante en España durante los años de la transición a la democracia.…  Seguir leyendo »

Hay una pregunta básica que no se le ha planteado misteriosamente al lendakari Urkullu, cuando la pasada semana aseguraba que sentía como propias las ofensas vertidas contra la ciudadanía española en ese troglodítico programa de la EITB sobre el que tanto se ha hablado y escrito: «¿Siente también usted como propias las ofensas que profirió contra los españoles Sabino Arana, el fundador de su partido?».

Si las palabras de Urkullu fueran sinceras, capitanearía una revisión de su propia ideología, que es la gran asignatura que tiene pendiente el PNV y que no ha aprobado en toda la etapa democrática: la renuncia al legado sabiniano, que es donde está la raíz de lo que se dijo en ese desdichado espacio televisivo; de donde salió ETA y de donde sale todo el ideario de odio que hoy se enseña en la escuela vasca.…  Seguir leyendo »