Pobreza

Políticas de infancia y políticos infantiles

La pandemia de la covid-19 es una enorme fábrica de exclusión económica y social. Entre los más afectados se encuentran las niñas, niños y adolescentes (NNA) en situaciones de pobreza y exclusión social temprana, cuyos efectos a largo plazo son difícilmente superables. En los primeros años de vida comienzan a fraguarse las desigualdades que llevarán al fracaso y al abandono escolar. Estas condiciones las sufre un porcentaje no desdeñable de la infancia y adolescencia, tanto en nuestro país como a nivel global. En la semana en que el Congreso de los Diputados ha aprobado al fin la Ley de protección de la infancia y la adolescencia, conviene repasar la situación que hoy viven estos colectivos en nuestro país.…  Seguir leyendo »

Un hombre en situación de calle descansa junto a sus perros y pertenencias, en Villa 21, en Buenos Aires, Argentina, el 29 de marzo de 2021. (Juan Ignacio Roncoroni/EPA-EFE/Shutterstock)

La pandemia dejó expuestas, de manera descarnada, las desigualdades más crudas que atraviesan a la Argentina. Mientras la cifra de pobreza llegó a 42% en la segunda mitad de 2020, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos, algunas de las personas más ricas del país acudieron a la justicia para evitar el pago de un aporte extraordinario calculado con base en sus abultados patrimonios, una iniciativa del gobierno para destinar esos fondos a políticas sociales. Las cifras son elocuentes si se miran en detalle: el mayor impacto de la pobreza se cuenta en los menores de 14 años, población en la que el índice llegó a 57.7%.…  Seguir leyendo »

Cómo frenar la pandemia de la pobreza

A nivel global, la pobreza extrema está aumentando por primera vez en 20 años. Si bien algunos países pobres hoy están recibiendo vacunas contra el COVID-19, la pandemia va a dejar a casi 150 millones de personas en una situación de pobreza extrema para fines de 2021, revirtiendo décadas de progreso.

Pero el mundo tiene una inmensa oportunidad de ayudar a prevenir este desenlace, y no sólo a través de más ayuda generosa y distribución de vacunas. Los países de más bajos ingresos también necesitan asistencia para adaptar y ampliar programas más robustos de protección social y supervivencia. Estas iniciativas construyen resiliencia, permitiéndole a la gente capear futuras crisis económicas.…  Seguir leyendo »

Las voces ausentes de la economía del desarrollo

La falta de representación de grupos marginalizados en los corredores del poder –político, financiero y cultural- es una causa creciente de preocupación global. El conocimiento confiere poder, de manera que es importante quién lo cree. Como dijo el economista y premio Nobel Paul Samuelson, “No me importa quién escribe las leyes de una nación… si yo puedo escribir sus libros de texto”.

La economía del desarrollo se centra en mejorar el bienestar de miles de millones de personas en países de bajos ingresos, pero el Sur Global está muy mal representado en el campo. Desafortunadamente, una pequeña cantidad de instituciones de países ricos han sacado provecho de eso, con serias consecuencias.…  Seguir leyendo »

Prevenir hoy la próxima crisis alimentaria

El cóctel tóxico de cambio climático, conflictos y COVID-19 se está haciendo sentir con mayor intensidad sobre los países más pobres y vulnerables del planeta. Como resultado, 235 millones de personas necesitarán protección y asistencia humanitaria en 2021, un aumento del 40% en comparación con el año pasado.

Puede ser difícil imaginarse esas cifras en términos concretos, pero tras las estadísticas hay vidas humanas individuales. Para los más vulnerables, los efectos secundarios de la pandemia –no el coronavirus mismo- causarán los peores daños, y la pandemia de hambre por el COVID-19 amenaza con ser el que se cobre más vidas.

Se estima que la cantidad de personas con hambre crónica se elevó el año pasado en unos 130 millones, a más de 800 millones, cerca de 8 veces la cantidad de casos de COVID-19 a la fecha.…  Seguir leyendo »

Por la pandemia de COVID‑19, la economía global está sufriendo la peor caída desde la Gran Depresión. Nadie está a salvo, pero el precio más alto lo pagarán los países más pobres del mundo, a menos que reciban más ayuda.

Unos 1500 millones de personas viven en países en desarrollo de bajos ingresos, con sistemas de salud pública deficientes, capacidad institucional limitada y, en muchos casos, altos niveles de deuda. A todos estos países, la crisis los encontró con poca capacidad para combatirla. Enfrentaron un aumento drástico de la necesidad de gasto justo cuando la pandemia disminuyó los ingresos del turismo, las remesas y los precios de las exportaciones básicas.…  Seguir leyendo »

Liderazgo en nutrición durante una pandemia

Un proverbio africano dice: «cuando cambia la música, también cambia el baile». Mientras los gobiernos en todo el mundo se esfuerzan por proteger a sus poblaciones de los efectos sanitarios y económicos de la pandemia de la COVID-19, la función de un liderazgo con decisión nunca fue tan importante, especialmente en el área de la nutrición.

Cuando establecimos African Leaders for Nutrition (Líderes Africanos para la Nutrición) cuatro años atrás, nuestra meta era destacar las ideas revolucionarias para solucionar la desnutrición en el continente. Ninguno de los fundadores de nuestro grupo —el presidente del Banco Africano de Desarrollo Akinwumi A. Adesina, el fallecido Secretario General de las Naciones Unidas Kofi A.…  Seguir leyendo »

En Brooklyn, en la ciudad de Nueva York, unas personas reciben comida fuera de una mezquita y centro cultural el 18 de septiembre de 2020. (Spencer Platt/Getty Images)

Las pandemias deberían ser un gran ecualizador. Afectan a todos, ricos y pobres, negros y blancos, de la ciudad y el campo. Incluso el presidente de Estados Unidos contrajo el coronavirus. Sin embargo, el COVID-19 en realidad ha tenido el efecto contrario. El virus está dándole paso al mayor aumento de desigualdad económica en décadas, tanto en Estados Unidos como a nivel mundial.

A pesar de la preocupación por la desigualdad en Estados Unidos, vale la pena señalar que la desigualdad global —la brecha entre los más ricos y los más pobres de todo el mundo— había disminuido en las últimas décadas.…  Seguir leyendo »

La economía digital, la conectividad y las posibilidades que ofrece el trabajo remoto asomaron para amplios sectores sociales y económicos de América Latina y el Caribe como un resguardo frente a los efectos devastadores de la pandemia de COVID-19. Pero no todos tienen esa posibilidad.

El acceso a banda ancha de Internet no llega al 50% en la región, lo que se traduce en exclusión digital y menos oportunidades para muchos. Hace ya algún tiempo se habla de los “pobres digitales”. En tiempos de coronavirus esto significa que millones de personas no acceden a posibilidades de empleo remoto, educación y formación profesional en línea, o servicios financieros, entre otros beneficios.…  Seguir leyendo »

Por qué la revolución verde perjudica a África

El comité noruego del Nobel otorgó el premio Nobel de la paz de este año al Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas y declaró que su intención es que «el mundo dirija su mirada hacia los millones de personas que sufren o enfrentan la amenaza del hambre». Esos números son mayores que nunca y el sistema alimentario mundial es en gran medida el culpable.

Incluso antes de la pandemia de la COVID-19, unos 2000 millones de personas sufrían inseguridad alimentaria y cerca de 750 millones enfrentaban hambre crónica o severa. Las crisis sanitaria y económica que estallaron en 2020 empeoraron la situación mucho más aún, en parte por su impacto sobre la provisión de alimentos, pero todavía más por la creciente desigualdad y la pérdida del sustento que sufrieron personas ya vulnerables.…  Seguir leyendo »

Hora del almuerzo en el 'anganwadi' (centro infantil rural) en el Village Rampuriya, Baran (Rajasthan). India.Lys Arango / ACH

No puede comer quien no tiene dinero para comprar alimentos. Así de sencillo. Tras esta obviedad se encuentran 2.000 millones de personas que viven de la economía informal y que dependen de su actividad diaria para ganarse el arroz o el pan en el mundo. Pero si no puedes vender, no puedes comprar tu comida y esto ha sido exactamente lo que le ha pasado al 80% cuando un virus obligó a confinar a casi la mitad de la población. En países sin ERTES ni mecanismos de protección, la respuesta de miles de mujeres y hombres es, muchas veces, extrema: endeudarse, vender bienes o animales, comer menos veces.…  Seguir leyendo »

Ketty Okello, de 64 años, cultiva su campo de girasoles, una de sus principales fuentes de ingresos. Uganda, septiembre 2020.Sumy Sadurni / FAO

Hoy, 16 de octubre llegamos a la celebración del Día Mundial de la Alimentación, sin mucho que celebrar. En los últimos cinco años, precisamente desde que la comunidad internacional renovó su compromiso de erradicar el hambre a nivel global, integrándolo en la Agenda 2030, este mal no ha dejado de aumentar en todo el mundo.

Los datos que arroja el informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundode 2020, elaborado conjuntamente por cinco organismos de Naciones Unidas, son contundentes y abrumadores: en 2019, cerca de 750 millones de personas se vieron expuestas a niveles graves de inseguridad alimentaria, y la previsión para 2030 indicaba que el número de personas afectadas por el hambre podría superar los 840 millones si no se revertían las tendencias.…  Seguir leyendo »

La pandemia de covid-19 ha expuesto las nefastas consecuencias de décadas de privatización y mercantilización. De un día para otro, vimos hospitales desbordados, personal sanitario sin equipo de protección, asilos convertidos en morgues, esperas de semanas para acceder a las pruebas y escuelas que se esfuerzan para conectar con niños confinados en sus casas. Durante todo este tiempo, se instaba a la gente a quedarse en casa, cuando en realidad muchos no tenían una vivienda adecuada ni acceso a agua y saneamiento, ni protección social.

Necesitamos un cambio radical de dirección. Décadas de transferir la provisión de bienes y servicios sociales a entes privados ha resultado, a menudo, en ineficiencia, corrupción, disminución de la calidad, aumento de los costos y el consiguiente endeudamiento de los hogares.…  Seguir leyendo »

A Yemeni boy receives humanitarian aid donated by the World Food Program in Taez, Yemen, on Saturday. (Ahmad Al-Basha/AFP/Getty Images)

Last week, the Norwegian Nobel Committee named this year’s Nobel Peace Prize winner, recognizing the World Food Program (WFP) for “for its efforts to combat hunger, for its contribution to bettering conditions for peace in conflict-affected areas and for acting as a driving force in efforts to prevent the use of hunger as a weapon of war and conflict.”

With the World Health Organization under pressure and countries such as the United States emphasizing isolationism over international collaboration, this year’s Nobel Peace Prize is a push for “international solidarity and multilateral cooperation,” the head of the Norwegian committee said. It is not surprising, therefore, that last week’s announcement was met with near-universal praise, with commentators describing the award as “highly deserved” and “badly needed.”…  Seguir leyendo »

Un hombre se sienta dentro de su casa improvisada en Guernica, provincia de Buenos Aires, Argentina, el domingo 27 de septiembre de 2020. (Natacha Pisarenko/AP Photo)

Mientras en el Congreso de Argentina se discute un proyecto de ley de redistribución de la riqueza, el sur del conurbano de la provincia de Buenos Aires devuelve una imagen panorámica de la necesidad urgente que este aporte extraordinario y solidario de las grandes fortunas se efectivice como una forma más de achicar los abismos en las brechas de desigualdad que se ensanchan con la pandemia en el país. Alrededor de 2,000 familias y personas solas (entre las que se contaron 2,797 niñas, niños y adolescentes) están viviendo a la intemperie distribuidas en menos de 100 hectáreas en Guernica, partido de Presidente Perón.…  Seguir leyendo »

Las consecuencias ambientales de la represión política

Zimbabue supo ser la nueva promesa de África: contaba con un sólido capital humano, considerables riquezas en recursos naturales y una infraestructura moderna, era líder del continente en la producción de maíz, trigo y soja; sus exportaciones agrícolas le ganaron el apodo del «granero de África»... ¡Cuán profundo ha caído!

En la actualidad Zimbabue apenas puede alimentar a su propia gente, ni que hablar del resto del continente. Según el Programa Mundial de Alimentos, unos 8,6 millones de zimbabuenses necesitan asistencia y se prevé que la desnutrición aguda aumentará un 15 % en 2020, exacerbada por el impacto de la pandemia de la COVID-19.…  Seguir leyendo »

Por qué todos los países

Ya se han gastado millones de millones de dólares en la respuesta mundial a la pandemia COVID-19, y nadie sabe a cuánto ascenderá la factura final. ¿Es posible responder a una crisis mucho más prolongada – la crisis de la pobreza mundial – con por lo menos una fracción de dichos recursos?

Los países más ricos están actualmente comprometidos a gastar el 0,7% de su ingreso nacional bruto (INB) en ayuda internacional para el desarrollo. Este objetivo fue establecido por la Comisión Pearson en el año 1969, y fue aprobado mediante una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas un año después.…  Seguir leyendo »

"Llega el Fin del Mundo: las mujeres, los afroamericanos y los gais los más perjudicados". Esta es la broma que, con unas palabras parecidas, publicó The New York Times hace unos años para llamar la atención de sus lectores a propósito de los abusos que se están cometiendo bajo el paraguas de las políticas identitarias.

Según Francis Fukuyama, hoy resulta imposible entender el juego político y social si no se hace desde la óptica de la identidad. Identidad y corrección política forman parte de un continuum cuya intersección está completamente difuminada. Me he preguntado varias veces qué fue primero: el fenómeno de la corrección política o el maldito juego de las identidades.…  Seguir leyendo »

A view of a market area in Goma, Democratic Republic of Congo on 10 October 2019. Congo is among the countries with the highest number of acutely malnourished people on a global level. Photo by JC Wenga/Anadolu Agency via Getty Images.

Many people are aware that the scourge of malnutrition affects a vast number of individuals and communities around the world. However, most tend to view it as a problem to be addressed by governments, charities or donors, rather than the corporate sector.

Certainly, when considered at a societal scale, malnutrition makes the complexities of delivering inclusive growth all the harder. It ratchets up the public health burden while restricting the potential for at-risk populations to take part in productive employment.  Economies are hindered, lives are blighted and the potential for people to reach their full potential can be severely limited.

A number of upcoming summits represent a window of opportunity to address nutrition in the context of resilience, particularly in the wake of COVID-19 and the much-referenced ambition for governments to ‘build back better’.…  Seguir leyendo »

La tasa de pobreza relativa (personas cuya renta disponible está por debajo del 60 por ciento de la media nacional), que por fin empezó a caer en 2017 tras subir durante una década a causa de la Gran Recesión, está aumentando de nuevo y de manera más pronunciada. Oxfam Intermón calcula que esta tasa llegará hasta el 23,1 por ciento, desde el 21,5 previo a la pandemia. Puede que no parezca mucho, pero elevaría el número de pobres en 700.000 personas, hasta los 10,8 millones. Se calcula que el coeficiente de Gini (que mide la desigualdad en la distribución de renta), en el que representa la igualdad perfecta y 100 la desigualdad perfecta, aumentará desde el 32,5 anterior a la pandemia hasta el 34,2.…  Seguir leyendo »