Podemos

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el palacio de La Moncloa. Samuel Sánchez

Enrique Tierno Galván afirmó en muchas ocasiones que el peor ciego es aquel que no quiere ver. La advertencia del viejo profesor tiene plena actualidad si revisamos la marea de comentarios expuestos en los medios de comunicación sobre la crisis política en curso. Gana por goleada la línea interpretativa que lo ve todo muy claramente como una especie de pelea de carneros, o si se opta por un lenguaje más sofisticado, como la imposibilidad de encontrar un punto de acuerdo entre dos políticos ególatras, cada uno de los cuales se niega a ceder nada al otro, ignorando el interés colectivo. La ventaja adicional de este enfoque reside en que introduciendo un leve sesgo resulta posible escorar la valoración de Sánchez y de Iglesias a favor de uno de ellos, casi siempre el segundo, en la medida en que el socialista sería quien dispone de los medios suficientes para efectuar la cesión, el inevitable Gobierno de coalición, exigido por el otro.…  Seguir leyendo »

Romper la izquierda de nuevo

El escenario político de nuestro país sigue convulso y en constante cambio. Durante el último año y medio, la tormenta política se había situado en el espacio de la derecha con la irrupción de Vox y el ascenso de Ciudadanos. En esta ocasión, la izquierda se había mantenido resguardada de las turbulencias, entrando en una fase de asentamiento y estabilidad. No obstante, el reciente deterioro de las relaciones entre el PSOE y Unidas Podemos puede acabar propiciando que la tormenta política se desplace de nuevo hacia la izquierda.

Tras unos años convulsos, el espacio de la izquierda empezó a entrar poco a poco en una fase de consolidación.…  Seguir leyendo »

No sabe José K., antiguo en sus saberes, si elegir para describir el actual panorama la novela de Joseph Conrad o la película de Ridley Scott. Decide finalmente que ambos ejemplos valen, espléndida la novela, magnífica la película: Los duelistas. Recuerden a Gabriel Feraud, el oficial de caballería, y al también teniente de húsares Armand d’Hubert, o a Harvey Keitel y Keith Carradine, si así lo prefieren. Duró aquel duelo, tan encarnizado como carente de sentido, cerca de 15 años. Una cuenta simple: si suponemos que todo empezó con el primer no, sonoro y grosero, de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez en 2016, estaríamos en condiciones de calcular, a ojo de cubero mediano, que quizá allá en 2031 estos dos señoritos del pan pringado hayan acabado sus ridículos duelos a muerte y nos liberen entonces a todos los sufridos espectadores de este inaguantable ritornello de dagas y espadas.…  Seguir leyendo »

Pedro Sánchez, presidente del gobierno español; Pablo Iglesias, secretario general de Unidas PodemosCreditCreditÓscar del Pozo/Agence France-Presse — Getty Images; Sergio Pérez/Reuters

Nota: Se recomienda escuchar esta canción mientras se lee este artículo.

El dúo Pimpinela fue una de las iniciativas más exitosas de la cultura argentina de las últimas décadas: cantaron en el Madison Square Garden y cantaron con Diego Maradona, recibieron por sus veinticuatro discos unos 95 discos de oro, platino y diamante y vendieron más de 30 millones de copias; sus dos integrantes, Lucía y Joaquín Galán, crearon un estilo propio, inimitable: sus canciones eran diálogos amargos de una pareja despechada que se lanzaba reproches y rencores sin medida. No era bonito de escuchar, pero tenía un detalle irresistiblemente perverso: Joaquín y Lucía Galán no eran marido y mujer, no eran amantes, no eran novios; eran —y son— hermanos.…  Seguir leyendo »

Razones para un Gobierno de coalición

Días antes de la formación del Gobierno entre las Cinco Estrellas de Beppe Grillo y los socialdemócratas, me preguntaron desde Italia cómo habría de ser la coexistencia entre los antisistémicos y los representantes precisamente del sistema que aquellos sueñan con destruir. Todavía hoy persiste la duda de si ese experimento emprendido en nombre de la estabilidad no servirá para dar a luz un monstruo de dos cabezas, dos Gobiernos en uno, o sea, lo contrario a la estabilidad misma. Sin embargo, mi respuesta a la interrogante fue clara: un acuerdo así comporta sus riesgos, pero siempre serán menores que los de recurrir a nuevas elecciones.…  Seguir leyendo »

Novia a la fuga

Una de las sensaciones de la rentrée están siendo los piropos que Pablo Iglesias dedica, fuera de cámara y micrófono, a Albert Rivera, después de haberle convertido en el blanco preferido de sus vituperios durante los últimos años. Ya no es ni «fascista», ni «joseantoniano», ni siquiera «don Cuñado». Según el líder de Podemos, su colega de Ciudadanos está haciendo una demostración de coraje personal, al defender la «autonomía» de la política, frente a los «grupos de presión económicos y mediáticos» que le instan a abstenerse en la investidura de Sánchez.

Iglesias sostiene, además, que Rivera está actuando de forma «coherente», al supeditarlo todo a su pretensión de arrebatar al PP el «liderazgo de la derecha».…  Seguir leyendo »

España afronta un escenario económico y político cargado de incertidumbres, algunas de carácter global y otras propias. Resultaría imprescindible un acuerdo de las fuerzas progresistas para conformar un programa de gobierno, garantizar su estabilidad y articular una mayoría parlamentaria que dé respuesta las necesidades del país y de sus ciudadanas y ciudadanos: la lucha contra la desigualdad y precariedad vital de millones de personas, por un lado, y las derivadas de las profundas transiciones que atravesamos no solo aquí, sino en Europa y en el mundo, por el otro.

Una nueva convocatoria electoral es un escenario indeseable porque la sociedad española ya ha hablado democráticamente y ha determinado una correlación de fuerzas que tienen que saber gestionar las fuerzas políticas.…  Seguir leyendo »

Pedro Sánchez lleva meses en funciones. En funciones de relator. Lo último de su narrativa se titula Programa común progresista. Incluye 370 medidas. Algunas son propuestas de Unidas Podemos y otras, fruto de las reuniones de este verano con lo que llama sociedad civil.

Anunciado como «reflejo perfecto de la izquierda y el pensamiento socialdemócrata europeo», más bien evoca, desde el rótulo, su peor tropiezo en 47 años.

En junio de 1972, François Mitterrand, primer secretario del Partido Socialista Francés (PSF), y Georges Marchais, entonces secretario general del Partido Comunista, firmaron el llamado Programa Común. Procedía, en lo esencial, del programa comunista titulado Cambiar de rumbo.…  Seguir leyendo »

La historia interminable de la pugna entre Sánchez e Iglesias ha sido vista como un pleito dominado por la intransigencia. Ambos, y ante todo el líder socialista, habrían impuesto sus preferencias personales a la unión de la izquierda que necesita el país. Así de simple. Lo que caracteriza a todos estos comentarios es una ausencia deliberada de análisis puntual sobre los contenidos y el desarrollo del conflicto. Uno es el más fuerte, otro más débil, en el peor de los casos vanidoso, y tocaba al primero propiciar a toda costa el acuerdo.

Frente a esa simplificación, y también frente a las generalizaciones sobre nuestro sistema político, el episodio es diáfano en lo esencial.…  Seguir leyendo »

Las crisis de seguridad suelen coger a muchos por sorpresa; pero solo porque han mirado hacia otro lado mientras las señales de deterioro se acumulaban hasta estallar. El caso de Barcelona ilustra bien esta lógica. De hecho, los tranquilos meses de verano se han visto alterados por una cadena de noticias sobre robos y homicidios en la ciudad que han despertado a la opinión pública a la escalada de criminalidad que sufre la capital catalana.

Habitualmente, los primeros síntomas del deterioro de la seguridad en una ciudad suelen verse en un incremento de las cifras de robos y otros delitos que no necesariamente involucran muertes (robos, reyertas, etc).…  Seguir leyendo »

Casi había agotado su tiempo de intervención en la sesión de investidura del pasado 25 de julio cuando de pronto sacó su última carta: “(…) renunciamos al Ministerio de Trabajo a cambio de que nos cedan ustedes las competencias para dirigir las políticas activas de empleo de este país”. Las palabras de Pablo Iglesias provocaron un cierto alboroto en el hemiciclo y aplausos ahogados entre sus filas. El presidente gestualizaba un contenido, pero persistente, no.

Tan periférica es esta política que los medios corrieron a explicar qué es y para qué sirve. Sencillamente, es el recurso a través del cual las administraciones tratan de ayudar a las personas desempleadas a encontrar un hueco en el mercado laboral español.…  Seguir leyendo »

Hay una frase famosa de Tierno Galván, con un significado que no es el que voy a utilizar aquí, pero que adaptada condensa -como reza el título- lo que quiero explicar en las siguientes líneas. Así las cosas, aprovecho para sostener a pie juntillas lo mismo que mantenía Federico II de Prusia en una carta dirigida a Voltaire. En ella le comunicaba lo siguiente: «Cuanto más se envejece, más se convence uno de que Su Alteza el azar es el responsable de las tres cuartas partes de los actos que suceden en este miserable mundo». Pues bien, aunque comparto en general esta afirmación, creo también que hay que dejar un hueco a la personalidad, al esfuerzo y a la voluntad de ciertos personajes, incluidos los mediocres, porque a veces pueden cambiar su destino y hasta el azar de su propio país.…  Seguir leyendo »

La frase se atribuye comúnmente al ingenioso diestro Rafael Guerra, Guerrita, pero un siglo antes se atribuía al astuto e incombustible Talleyrand, y también hay quien la adjudica al poeta elegiaco y filósofo presocrático Jenófanes: «Lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible». El pleonasmo recobró actualidad política en los días de la fallida investidura de Pedro Sánchez. Las exigencias de Pablo Iglesias no podían ser y además eran imposibles. Y no porque el presidente en funciones se cerrase a entregar parcelas de influencia con tal de seguir residiendo en La Moncloa, sino, sobre todo, porque desde relevantes terminales de la seguridad y del poder, no sólo autóctonos, alertaban sobre el riesgo global de atender las demandas del neoleninismo.…  Seguir leyendo »

En su gran novela El hombre que fue jueves, una obra donde desarrolla su característico humor en medio de una trama surrealista, Chesterton narra la historia de Gabriel Syme en el Londres de inicios del siglo XX. Se trata de un poeta reclutado por Scotland Yard para que se infiltre en una organización anarquista, cuya cúpula está constituida por siete miembros que se identifican entre sí con los nombres de la semana. Bajo el alias de Jueves, Syme recibe la encomienda de desmantelar la banda y apresar a su cabecilla (Domingo), invisible durante casi toda la trama. La acción va experimentando giros imprevistos y nada es lo que parece.…  Seguir leyendo »

Vivir como dios, ladrando

Mi liberada:

Pablo Iglesias y el resto de camaradas deberían descontar unas octavas de las críticas que les dirigen las personas que hoy están entre los 60 y los 70 años y que en su juventud fueron más o menos comunistas y hoy son más o menos otra cosa. Aunque en mi caso y en el de muchos (¡no en el tuyo!) la distancia entre lo que fueron y lo que son debe matizarse por la continuidad en el orden. Votar al Pce con 20 años era tan formalito como votar a Mariano Rajoy con 60. Un orden y un centrismo para dos cabezas muy distintas.…  Seguir leyendo »

El 7 Thermidor de Pablo Iglesias

Ha querido el destino que a Pablo Iglesias, apasionado conocedor de esa Revolución Francesa que, según Hannah Arendt, «funda» la cultura europea contemporánea, le haya tocado vivir estos días la mayor encrucijada de su carrera política. Justo cuando se cumplía el 225 aniversario del episodio que marca el final del ciclo iniciado con la toma de la Bastilla, cinco años antes. Me refiero a la caída de Robespierre, guillotinado en la hoy Plaza de la Concordia, un 28 de julio de 1794, tal día como este domingo.

Con el calendario republicano en pleno vigor, los hechos han pasado a la Historia como la crisis de Thermidor o el golpe de Estado de Thermidor.…  Seguir leyendo »

Dice la leyenda que fue Abba Eban, ministro de Exteriores israelí entre 1966 y 1974 y primo del neurólogo Oliver Sacks, el autor de la frase «los palestinos nunca pierden una oportunidad de perder una oportunidad». Si Eban siguiera vivo –murió en 2002– sustituiría el sujeto de la frase por el nombre del mayor perdedor de oportunidades jamás producido por la política española, ese Pablo Iglesias que tumbó la investidura de Pedro Sánchez en 2016 por los remilgos que le provocaba votar en el mismo sentido que Ciudadanos, y que la ha vuelto a tumbar en 2019 ahora que ya no estaba Ciudadanos y sí una oferta de tres ministerios y una vicepresidencia para su mujer.…  Seguir leyendo »

La Moncloa bien vale una coleta

William Shakespeare inmortalizó el percance por el que Ricardo III, cuando parecía tener todo el poder bajo su puño, no sólo malogró el reino del que se había adueñado por medio de atrocidades y crímenes sin límite, sino una vida poblada de demonios interiores. «Un caballo, un caballo, mi reino por un caballo», resume la impotencia de aquel soberano, exento de escrúpulos y miramientos, que fallecería el 22 de agosto de 1495 en la batalla de Bosworth cuando bregaba contra las huestes de Enrique Tudor, pretendiente a la Corona de Inglaterra.

Ante el avance de las tropas del conde de Richmond, el monarca ordena furioso que comprueben si su corcel favorito está presto para acudir al combate.…  Seguir leyendo »

Doña Carmen Calvo, la de «el dinero público no es de nadie», se ha superado a sí misma, más difícil que batir un récord mundial. Su «el feminismo no es de todas, no bonita, nos lo hemos currado en la genealogía del pensamiento socialista» ha sido comentado de sobra, no precisamente para alabarla, incluso en sus propias filas. Primero, por la desastrosa sintaxis, ¿cómo unir «genealogía», con «pensamiento socialista»? Luego por el «no bonita», guinda graciosa que quiso introducir, cayendo en lo pedestre, como suele ocurrir a quienes no tienen gracia. Pero me permite tratar un tema que vengo posponiendo desde hace tiempo, al impedirme abordarlo la rabiosa actualidad.…  Seguir leyendo »

Por escrito. Y público y transparente

Ha llegado José K. hace muchos años a esa edad en la que futuro es una palabra de muy corto significado, que apenas se conjuga en meses o a lo sumo en un puñadito de años, pero ya nunca, ay, en décadas. Quizá por eso los sueños disminuyen en amplitud, y, antes que la justicia cósmica, bastará para el contento con que no duela el hombro hoy, la rodilla mañana, el azúcar no se dispare y la tensión se mantenga ahí, terciadita.

Pero aun artrítico y con menos resuello que un muñeco de peluche, nuestro hombre permanece recio en su pensamiento, satisfecho en su interior de que le llamen antiguo, los más educados, y antigualla viviente, los pocos que conocen la palabra.…  Seguir leyendo »