Política lingüística (Continuación)

Imagínense el siguiente escenario distópico: después de un partido de fútbol, en uno de los estadios más grandes de Alemania, uno de los jugadores se hace con un micrófono y grita: “¡Heil Hitler!” Más de 30.000 personas contestan con una sola voz: “¡Heil!”. Solamente unos días más tarde, el 65% de los alemanes decide votar contra los homosexuales en un referéndum nacional. Al mismo tiempo, se están ya recogiendo firmas para organizar otro referéndum, esta vez para prohibir la lengua yiddish. ¿Cómo llamarían ustedes a estos acontecimientos? ¿Democracia, o tal vez… nazismo?

Hasta ahora, Croacia había celebrado tres referéndums, el primero tuvo lugar en 1991, para declarar su independencia de Yugoslavia, el segundo se celebró en 2012, sobre el acceso a la Unión Europea, y el tercero se ha celebrado el 1 de diciembre de 2013, para cambiar la definición de matrimonio en la Constitución.…  Seguir leyendo »

Uno de los argumentos que con más frecuencia utiliza el gobierno catalán a favor de la inmersión lingüística es que los alumnos aprenden catalán y español hasta un nivel óptimo. Normalmente, nos dice que los alumnos catalanes conocen ambas lenguas por igual y que si una la saben mejor que la otra, ésta es siempre el español.

No hay ningún problema, pues, según la Generalitat: se cumple escrupulosamente la Ley de Educación de Cataluña (LEC), que en su artículo 10.1 estipula que “los currículos deben garantizar el pleno dominio de las dos lenguas oficiales al finalizar la enseñanza obligatoria”.

Estas afirmaciones son tomadas con cautela por muchos en Cataluña.…  Seguir leyendo »

Viajeros recién llegados de la comunidad me cuentan que son no pocos quienes allí han encontrado un nuevo argumento a favor de la independencia de Cataluña: que fuera de ella es asidua la pronunciación como palabra llana (Ártur), cuando de hecho es aguda, del nombre de pila del presidente Mas. Llana, digo, paroxítona, o más bien grave, si en efecto se tratara de un ejemplo de la agresión que desde hace seis siglos se dice ejercida contra la antigua lengua propia de la región. Lo entiendo. El acento es la pequeña diferencia de intensidad espiratoria que distingue una sílaba de las restantes de la palabra.…  Seguir leyendo »

A finales del siglo pasado un grupo de ciudadanos españoles fundamos una asociación llamada Organización por el Multilingüismo, cuyo objetivo era impulsar el uso del catalán / valenciano, el gallego y el euskera en los símbolos e instituciones del Estado. Los firmantes de nuestro primer manifiesto (desde Paco Candel hasta Manuel Vázquez Montalbán, pasando por Pep Guardiola, Lluís Llach y otras muchas personalidades) se definían circunspectamente como “hablantes de lenguas españolas diferentes del castellano que nos queremos reconocer en los símbolos comunes del Estado”. Siguiendo un criterio oportunista, la primera campaña de la asociación fue para pedir que en la cara española de las monedas de euro la palabra “España” apareciese en las cuatro grandes lenguas españolas.…  Seguir leyendo »

En las declaraciones de los políticos en general y de los políticos catalanes en particular se utiliza la palabra bilingüismo y bilingüe con notoria imprecisión. No se sabe si esa falta de finura conceptual es intencionada o fruto de la ignorancia. Ciertamente, cuando utilizamos la palabra bilingüe estamos aludiendo a la persona que puede utilizar dos lenguas en cualquier situación comunicativa. Sin embargo, subrayemos, bilingüe sólo lo puede ser la persona. Sólo ellas hablan, no los territorios, por más que por extensión se hable de territorio bilingüe o se diga que existe un bilingüismo social en tal o cual lugar cuando hay un uso habitual de dos lenguas por los habitantes de una misma región/país (especialmente cuando esas lenguas tienen el rango de oficiales).…  Seguir leyendo »

Parece un chiste, pero no lo es. Las Cortes de Aragón aprobaron el pasado 9 de mayo, a instancias de los partidos que conforman la actual coalición de gobierno, esto es, de PP y PAR, una ley de uso, promoción y protección de las lenguas y modalidades lingüísticas propias de Aragón en la que el aragonés y el catalán son denominados, respectivamente, «lengua aragonesa propia de las áreas pirenaica y prepirenaica» y «lengua aragonesa propia del área oriental». Que yo sepa, es la primera vez que una lengua pierde su nombre en beneficio de una definición. O, lo que es peor, de un acrónimo, por cuanto las necesidades comunicativas de los medios han convertido rápidamente las susodichas definiciones en Lapapyp, la primera, y en Lapao, la segunda.…  Seguir leyendo »

Las fronteras cierran arbitrariamente el alcance del demos, del sujeto soberano. La “soberanía nacional” es el poder indisoluble que, arrebatado al absolutismo, pertenece ya siempre a ese cuerpo ciudadano que va a autogobernarse. Y el buen ciudadano será quien asuma su inderogable responsabilidad como miembro.

Ciertamente, para que la arbitrariedad del cierre no afectase al autogobierno, el siglo XIX promovió la nacionalización estatal. Pero fue el proceso de desnacionalización, con el que acogimos democráticamente la diferencia, lo que abonó el campo para el desafío actual de nacionalismos periféricos: “la vieja frontera es arbitraria —dicen— porque nosotros, por compartir el rasgo distintivo X, somos una auténtica comunidad política”.…  Seguir leyendo »

Todos los días vemos como los autodenominados “liberales” se llenan la boca del vocablo “libertad”, lo ensalivan con mimo y lo escupen por el colmillo como si fuera un hueso de aceituna. Han encontrado en la jaculatoria la coartada perfecta para su anarquismo de derechas, faltón y bullanguero, que abomina de la intervención estatal, aunque sean normas de tráfico restrictivas para el consumo de alcohol (“nadie me va a decir a mí lo que puedo beber o no”, soltó un día el más liberal de los liberales José María Aznar). Su principales caballos de batalla son los servicios sociales, que deben ser implacablemente aligerados, y los impuestos, que deben bajar incesantemente para que el dinero fluya hacia donde tiene que estar, el bolsillo de los ¿ex?…  Seguir leyendo »

Tiempo atrás el independentismo catalán puso en circulación un irónico eslogan que rezaba así: “L’autonomia que ens cal és la de Portugal”. Si el tema son los dineros, Portugal ha dejado de ser un referente atractivo. El caso portugués ilustra de manera lacerante que recaudar y gestionar todos los impuestos no es sinónimo de una economía sólida ni de un Estado de bienestar robusto. Y no importa que Portugal esté en el sur; ahora sabemos que el país de la Unión que está más cerca del rescate es Eslovenia, un estado genuinamente mittleeuropeo que se liberó hace más de 20 años del déficit fiscal que mantenía con Belgrado.…  Seguir leyendo »

Lo más absurdo de los problemas de España es que tienen solución. Algunas están tan al alcance de la mano, que uno se siente tentado de pensar que es la mala fe de los políticos, y no su incompetencia, la que impide el acuerdo. Ocurre singularmente con la querella de las lenguas, que tanto desfonda nuestra convivencia.

España no es, en su diversidad lingüística, muy distinta del resto de países. Albergar más de una lengua es la regla en los Estados, no la excepción, y en casi todos se registran tensiones de variado voltaje. Basta viajar un poco para hallar conflictos que traen un inconfundible aire de familia.…  Seguir leyendo »

El 24 de marzo de 1930, aprovechando que Ramón Menéndez Pidal se hallaba todavía en Barcelona, donde había participado en primera línea en los tan celebrados actos de homenaje de los intelectuales de Cataluña a sus homólogos del resto de España por su pasada solidaridad con la lengua catalana, Lluís Nicolau d’Olwer se lo llevó a visitar las escuelas municipales. Por entonces, Menéndez Pidal llevaba ya cinco años como director de la Real Academia Española. Y Nicolau d’Olwer, dirigente de la muy nacionalista Acció Catalana, acababa de ser repuesto por el Gobierno Berenguer en su cargo de concejal del Ayuntamiento, desde el que había impulsado, entre 1916 y 1923, el aprendizaje en lengua materna en los centros docentes dependientes del municipio.…  Seguir leyendo »

Como es bien sabido, el Gobierno catalán está realizando diferentes pasos en su hoja de ruta hacia una Cataluña independiente y uno de estos pasos es explicar este proyecto en la Unión Europea con la intención de conseguir su apoyo. Me gustaría plantear la siguiente pregunta: una hipotética Cataluña independiente que quisiera formar parte de la Unión Europea, ¿encontraría el apoyo de la UE al sistema de inmersión lingüística que se practica en las escuelas?

Hasta ahora, la UE no se ha pronunciado sobre el modelo lingüístico catalán, siguiendo su principio de no inmiscuirse en los asuntos internos de los Estados miembros.…  Seguir leyendo »

EL 18 de agosto de 1492 Antonio de Nebrija publicaba en Salamanca su Gramática dela lengua castellana, adelantándose así a las equivalentes de las principales lenguas europeas, que vendrían varios, o muchos, decenios más tarde. Pero no nos embelesemos con las glorias de otros españoles, tanto porque en su tiempo –y en este mismo terreno– no todo fue glorioso como porque en el nuestro, en el que podemos influir algo, si queremos, la situación es menos que aceptable. De pronto, suena la alarma porque al ministro Wert le organizan el aquelarre los separatistas catalanes, con el coro de auxilio de socialistas y comunistas (estaba cantado: no hay boda sin la tía Juana), solo atentos a desgastar al Gobierno actual, al precio que sea.…  Seguir leyendo »

De nuevo el nacionalismo con los tambores de la catástrofe. Nadie propone que el catalán deje de ser vehicular ni la separación de niños por lenguas, sino la simple aplicación de sentencias del Constitucional y del Supremo, que avalan una tibia educación bilingüe. Siempre atenta a las inquietudes del poder local, la disciplinada sociedad civil no falta al enésimo toque de corneta. Se fotografían indignados los rectores de Universidad y desde el AMPA, con siglas independentistas, se convoca por correo electrónico a los padres a manifestaciones. Entretanto, a diferencia de lo que sucede en Madrid, con imperturbabilidad budista se digieren recortes y privatizaciones de un Gobierno autónomo que no tiene pudor en decir, por boca de su consejero de Salud, que “no hay un derecho a la salud, porque depende del código genético de la persona”.…  Seguir leyendo »

Comparece de nuevo el nacionalismo catalán ante este permanente y solemne tribunal de la historia en que desea convertir la simple actualidad política. Muy engañado estaba el que pudiera pensar que, tras los expresivos resultados de las elecciones del 25 de noviembre, las milicias propagandísticas de este proyecto habrían de deponer el gesto o de suavizar el lenguaje. Muy errado andaba el que pudiera suponer que, tras el fiasco sufrido por quien se presentaba como encarnación de la voluntad de un pueblo y como celador de la identidad de una nación, llegaría una reflexión serena, menos impulsada por la glotonería de la imaginación y más atenta a la dieta de los hechos.…  Seguir leyendo »

Tras la presentación a las comunidades autónomas del nuevo borrador del anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) se ha generado un intenso debate sobre el tratamiento de la lengua castellana y las lenguas cooficiales. La consejera catalana, después de abandonar la reunión sectorial por considerar “innegociable” el tema de la lengua cooficial acusó, ante los medios, al equipo del ministerio de atacar el modelo de inmersión lingüística de Cataluña y pretender disminuir la relevancia del catalán en la escuela.

Estas acusaciones se han multiplicado de forma exponencial en los medios de comunicación, transmitiéndose así la idea de que la reforma educativa tiene como uno de sus objetivos “ideológicos” dañar o acabar con un modelo educativo que se considera un éxito en Cataluña y que representa mucho más: una señal de identidad.…  Seguir leyendo »

Otra vez en Catalunya se ha suscitado el enésimo debate sobre la inmersión lingüística en la escuela. La inmersión en una lengua es la mejor manera de aprenderla. De eso no hay duda. Pensemos: ¿cuándo aprendimos nuestra lengua materna? En los primeros años de vida, sin darnos cuenta, inmersos en el lenguaje familiar. Aprendemos la lengua materna con la misma facilidad con la que aprendemos a caminar. Pero en familia sólo alcanzamos el lenguaje hablado más elemental. Después se debe perfeccionar aumentando el léxico, conociendo las normas de ortografía y sintaxis, aprendiendo a redactar y a escribir. Esta es la tarea de la escuela.…  Seguir leyendo »

Resulta entristecedor que el debate que lleva aparejado el borrador del proyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación no sea esencialmente pedagógico, que buena falta haría a la vista de las tasas de fracaso y abandono escolar o de los nefastos indicadores que refleja, por ejemplo, el informe PISA. Mientras debería estarse hablando de los recortes presupuestarios o de la oportunidad de una nueva contrarreforma, y ya van 7 en 43 años, el ministro Wert nos propone una ley retrógrada y un nuevo debate político: el modelo lingüístico en la escuela. Para ello, el ministro Wert parte tanto de un apriorismo delirante como de un falso silogismo: existe un conflicto lingüístico que hay que atajar y, además, como la escuela da sentido de pertenencia, ante el giro soberanista de la política catalana, debe españolizarse a los niños catalanes.…  Seguir leyendo »

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha dicho recientemente en el Congreso que quiere españolizar a los alumnos catalanes. Por su parte, la consellerade Educación, Irene Rigau, dijo en un acto público en Barcelona en julio de 2011 que en Cataluña deberíamos estar todos orgullosos de haber catalanizado el sistema educativo. ¿No responden ambas posturas a posiciones político-partidistas ajenas a la educación?

Desde luego, estas posiciones no son nuevas en España, donde la educación ha estado tradicionalmente dirigida por políticos y ha servido más a los intereses partidistas que a los intereses de los alumnos. Lo más desesperante de todo ello es que ni unos ni otros parecen tener como prioridad el proporcionar a los alumnos una educación moderna, abierta, conocedora de lo propio, pero a la vez cosmopolita, exigente, reflexiva y crítica.…  Seguir leyendo »

EL pasado verano fue un verano raro en Cataluña. Culturalmente hablando, cuando menos. Pese al calentamiento global a que el presidente Artur Mas y su consejero de Cultura Ferran Mascarell estaban sometiendo a la región con sus actos y declaraciones —el primero, convocando en Palacio a 300 altos cargos para decirles que son «los generales de un ejército que es la Generalitat y que tiene una gran misión»; el segundo, escribiendo en el diario más subvencionado de cuantos se subvencionan en la Comunidad, y son todos, que «los que luchan contra el catalán [entiéndase «el Estado español a través de sus aparatos políticos y judiciales»] (…) desean una sociedad catalana fragmentada en dos comunidades lingüísticas, anhelan una Cataluña socialmente dividida, suspiran por una Cataluña políticamente subordinada»—; pese al bochorno ambiental causado por esas y otras manifestaciones de la clase política autóctona, dos noticias vinieron a refrescar hasta cierto punto las mentes de los ciudadanos que todavía se precian de serlo.…  Seguir leyendo »