Políticos

Cuando MacGuffin se adueña de la escena

Perdonen mi malasombra, pero los sueños no son verdad. Con frecuencia, en la política como en la vida, no tienen más sostén que la ingenuidad de unos y, ay, las mentiras o las cobardías de los otros. Traigo la mala noticia porque veo a muchos bienintencionados fantaseando con la gran coalición, un acuerdo de gobierno entre los grandes partidos para hacer frente a la crisis y al nacionalismo. Lo siento, pero la gran coalición nunca será. Mejor darnos por enterados cuanto antes.

Algunos achacan la imposibilidad del pacto a nuestro ancestral encanallamiento. Los españoles somos así. Caínes sempiternos. Un recurso cultivado por cierta literatura académica, nacionalista a su pesar, bastante plomiza, acostumbrada a invocar en sus explicaciones alguna variante, más o menos camuflada, de las esencias nacionales.…  Seguir leyendo »

En agosto de 2010 publiqué un artículo en la revista «El Notario» con idéntico título a éste. Desde entonces la situación -es un diagnóstico amable- no ha mejorado gran cosa. Es cierto que el problema no se circunscribe a nuestro país. Un historiador tan poco sospechoso como Tony Judt hablaba hace años de la «insoportable levedad de la política», de que hoy (comparados con la época de Léon Blum, W. Churchill, L. Einaudi, W. Brandt o F. Roosevelt) vivimos en una edad de pigmeos. Basta mirar a Johnson & Trump, pero no solo a ellos. En nuestro país, por ejemplo, no cabe sino añorar a políticos como Cánovas, Dato o Canalejas (los tres asesinados, ¿tal vez por ser buenos?) o a los que protagonizaron la Transición.…  Seguir leyendo »

La mejor camisa de Manuel Valls

El año pasado, cuando dirigentes de Sociedad Civil Catalana promovían una lista unitaria del constitucionalismo para la alcaldía de Barcelona, encabezada por Manuel Valls, pedí su opinión al líder del PSC, Miquel Iceta. Estábamos en la cafetería del mismo Hotel Majestic que pasó a la Historia por el pacto del 96 entre Aznar y Pujol. Yo especulaba con fórmulas y programas aceptables también para Ciudadanos, toda vez que Rivera ya se había precipitado a lanzar a los cuatro vientos su fichaje estrella. Iceta me miraba con simpatía impasible.

«¿Qué es lo que os gustaría que hiciera Valls para facilitar las cosas?», pregunté.…  Seguir leyendo »

Dos bichos raros, o lo que no se debe decir

Los dos mejores discursos políticos que he escuchado en la presente y probablemente fallida legislatura no se han pronunciado en el Parlamento español, sino en el ámbito municipal y autonómico. Ambos fueron obra de dos socialdemócratas que han conocido el triunfo y la derrota a lo largo de su ya larga experiencia de gobierno. Dos intelectuales rigurosos, dos pensadores y hombres de acción, cuyo pragmatismo en ningún caso les ha llevado a renunciar a sus convicciones y a la defensa de los valores que consideran fundamentales para el ejercicio de la democracia. Dos bichos raros en la fauna política del circo hispano: Manuel Valls y Ángel Gabilondo.…  Seguir leyendo »

El mantra del “diálogo”, siendo en política todo tan pasajero, va viéndose sustituido por la colectivización de la empatía. Es otro baluarte emocionalista. Ni el Estado ni sus estrategias fueron concebidos para generar empatía. Tampoco la Unión Europea. Ni tan siquiera los sistemas electorales. Las instituciones no tienen por qué ser empáticas, sino rigurosas, sólidas y cohesivas. Hacerse el simpático tiene el riesgo de que la gente se acabe dando cuenta. Haciéndose el empático el peligro es que uno acabará pareciéndose más al otro que a sí mismo. De forma casi inconsciente, el político que tiene por prioridad la empatía acaba siendo un demagogo.…  Seguir leyendo »

El barómetro del CIS del pasado mes de junio ofrece algunos datos sobre la percepción que los ciudadanos tienen de los políticos y de la política en nuestro país sumamente preocupantes. Tan preocupantes que debieran ya haber abierto un periodo de reflexión y autocrítica en nuestros responsables públicos, que por ahora, sin embargo, no solo hacen oídos sordos a la inquietud ciudadana, sino que parecen empeñados en confirmarla.

De acuerdo con el CIS, los españoles consideran que «los/as políticos/as en general, los partidos y la política» son el segundo principal problema de España (32,1%), solo por detrás del paro (62,5%). Es más, preguntados sobre cuál es el problema que personalmente más les afecta, es decir, el que creen que sobre todo les atañe, el 9,5 por ciento de los encuestados considera que son «los/as políticos/as en general, los partidos y la política».…  Seguir leyendo »

Tengo en mis manos el libro que me regaló Ross Perot durante su primera campaña presidencial de los Estados Unidos en 1992: United we stand. El título simboliza el antiguo dicho «unidos venceremos, divididos caeremos»; o lo que es lo mismo, la unión hace la fuerza. Ross Perot falleció el pasado 9 de julio de 2019 a los 89 años en Dallas, Texas, debido a una leucemia.

Esas elecciones presidenciales cambiaron algunas cosas en los Estados Unidos. Una de ellas fue el fin de las mayorías aplastantes que tuvieron lugar en la década anterior y la polarización del voto por regiones, que llevó a algunos estados de la conocida como muralla azul a ofrecer una fidelidad demócrata inquebrantable durante 20 años.…  Seguir leyendo »

Fernando de la Rúa, el recientemente fallecido expresidente de Argentina, en octubre de 1999 CreditDaniel García/Agence France-Presse — Getty Images

No siempre la muerte redime, y la historia tampoco. Fernando de la Rúa (1937-2019) murió el martes 9 de julio, en el 203.º aniversario de la Independencia de Argentina, sin llegar a ver cómo Mauricio Macri consigue este año lo que él no pudo: ser el primer presidente no peronista en completar un mandato electo desde 1928. Pero sobre todo se va sin haber redimido su imagen ante los argentinos, que asocian su presidencia truncada (1999-2001) con el episodio más traumático de la historia reciente del país.

Como Argentina, De la Rúa fue (mucho) menos que su promesa. Hasta llegar a la Casa Rosada, fue un político perfecto en un país plagado de imperfecciones.…  Seguir leyendo »

La inauguración de un busto y una sala dedicada a Leopoldo Calvo-Sotelo en la sede de la OTAN, en Bruselas, así como la reciente publicación de sus «Discursos europeístas» por el Instituto de Estudios Europeos en colaboración con la Editorial Encuentro, llevan a traer a la memoria pública la figura del expresidente del Gobierno español (1981-82) y a reflexionar sobre la relevancia de sus ideas en torno a Europa y sobre la relación entre el proyecto de integración europea y la Alianza Transatlántica.

Lo primero que llama la atención es hasta qué punto la idea europea y el europeísmo resultan centrales al pensamiento y la actividad políticas del presidente que, tras haber sido diputado, portavoz parlamentario de la UCD y uno de los artífices principales de su creación, así como ministro en todos los Gobiernos desde la proclamación del Rey Juan Carlos, hasta ser nombrado ministro de Economía y vicepresidente por Adolfo Suárez, vio su investidura en las Cortes interrumpida por el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981.…  Seguir leyendo »

Químico del poder

Adicta a los artículos, que suelen ser definitivos, de doña Almudena Grandes, no se te escaparía el último, analítico, sobre el resultado electoral. Pero, por si acaso, voy a reproducirte su párrafo esencial, a pesar de que escoger no ha sido tarea fácil: «Aunque a Casado y Rivera no les entre en la cabeza, los pactos que incluyan a nacionalistas o independentistas serán igual de bienvenidos, hasta de aplaudidos, por los votantes de todas las fuerzas que pacten, ya sean grandes o pequeñas. Y si los líderes independentistas catalanes son condenados, ocurrirá lo mismo con los indultos. Millones de españoles, dentro y fuera de Cataluña, respiraremos con el mismo alivio cuando los soliciten y los obtengan del Gobierno central porque, a partir de ese día, podremos recuperar el horizonte de la convivencia».…  Seguir leyendo »

España se descomponía. Era una realidad. La guerra con Estados Unidos dejaba al descubierto un régimen envejecido, el de la Restauración, que comenzaba a debatirse entre la extinción y la regeneración.

Las fórmulas para insuflar vida a la monarquía constitucional, o para quitarla de en medio, se alargaban en artículos y ensayos, en conferencias y discursos institucionales. Era la conciencia y el espíritu que se acabaron asentando, de que debía haber una transformación de abajo arriba, de arriba abajo, que pusiera en su sitio al pueblo español sin que dejara de serlo. Grandes ideas con políticos pequeños. Y como si de una maldición se tratase, los grandes hombres, esos mismos, se quiera o no, que marcan el rumbo, ya no estaban; y los que quedaron no pudieron.…  Seguir leyendo »

Grandes palabras y prontos olvidos

«En España somos muy buenos enterrando a nuestros muertos». Esto mismo o algo parecido dijo Alfredo Pérez Rubalcaba cuando quiso expresar gráficamente cómo se prescinde de las políticos en nuestro país. Pero podemos extender la frase a todos los rincones de nuestra geografía, a todos los sectores de la sociedad española. Existen formas muy características de despedir a los familiares o amigos en cada país, nosotros tendemos a una catarsis intensa y breve. Así pasamos de las grandes palabras que expresan los sentimientos más nobles al triste olvido, mostrando una gran capacidad para desaprovechar lo que el despedido pudiera representar.

De Rubalcaba se podrían escribir muchísimos artículos y aun libros radicalmente contradictorios y a la vez extremadamente sinceros.…  Seguir leyendo »

Alfredo

Partimos cuando nacemos
andamos mientras vivimos,
y llegamos
al tiempo que fenecemos;
así que cuando morimos
descansamos.
(Jorge Manrique. Coplas a la muerte de su padre)

Alfredo Pérez Rubalcaba solía decir que los españoles tratamos muy bien a los muertos pero no a los vivos, y no quisiera que mis palabras de ahora sirvieran para ratificar esa sentencia. Le quise y le admiré en vida y me creo en la obligación de decirlo en esta amarga hora de su muerte.

Tengo para mí que Alfredo tuvo una virtud sobre todas las demás, que no fueron pocas, y esa fue la de practicar la amistad, virtud en la que confluyen otras muchas, desde la sinceridad a la solidaridad, pasando por la comprensión y el cariño.…  Seguir leyendo »

El año 1977 Jorge Semprún presentó Autobiografía de Federico Sánchez al Premio Planeta de novela y lo ganó. He vuelto a tener el libro entre mis manos y desde el primer momento el asombro no me ha abandonado. Según se anunciaba en la portada, la primera edición era de 110.000 ejemplares. Después he sabido que, en sucesivas ediciones, la cifra, por lo menos, dobló. Concluida su lectura ahora, parece imposible.

La historia de Semprún, Federico Sánchez de “nombre de guerra”, como militante del Partido Comunista de España, no es una historia cualquiera. Transcurre desde mediados de los años cincuenta hasta abril de 1964, con algunas incursiones al pasado y otras al tiempo de escribir.…  Seguir leyendo »

Antes de nuestro primer encuentro personal, José Pedro Pérez-Llorca me parecía ya una personalidad atractiva. El apelativo, por el que era conocido, de «zorro plateado» contribuía a rodearle de un halo de misterio y su proximidad a Adolfo Suárez, como ministro y consejero áulico y su papel como padre de la Constitución proyectaban, aún más, su imagen de influencia y de poder.

Tuve que esperar a que, como ministro de la Presidencia, Pérez-Llorca presidiera la Comisión de Subsecretarios para tener con él una relación directa. Dirigió la Comisión con discreta eficacia, sin alardes pero dejando, siempre, detalles de su capacidad jurídica y política y de su fino sentido del humor.…  Seguir leyendo »

«La libertad era máxima y también lo era, por tanto, la responsabilidad». Con estas palabras, en julio de 1978, José Pedro Pérez-Llorca defendió la Constitución durante la sesión en la que se aprobó en primera instancia el texto constitucional. Sus palabras hoy, más que nunca, vienen al caso no sólo por la situación que atraviesa España, sino porque reflejan fielmente las hechuras políticas, humanas y profesionales de quien ayer nos dejó.

Lo habitual es que la historia se vaya escribiendo poco a poco, con el discurrir del tiempo y las vidas. Pocas veces nos encontramos de frente con momentos decisivos que lo transforman todo.…  Seguir leyendo »

Uno de los consejos que recibí a los pocos días de firmar el acta de diputado de la Cámara Baja fue este: «Jamás se despidió a nadie de la política por no hacer nada». No significa, en absoluto, que todos los parlamentarios lo cumplan a rajatabla, sin embargo, es sintomático del ecosistema político español tan institucionalizado y partidista en pleno siglo XXI. Iñaki Gabilondo, gran relator de los 40 años de la democracia española, asegura que en algún momento de nuestra historia los políticos se olvidaron del poder transformador social de la gestión pública. Es evidente que el consejo que me dieron es el manual de resistencia de muchos perpetuados en la vida pública y en sus partidos.…  Seguir leyendo »

Hay vida más allá de los eslóganes de partido y los mensajes adocenados habituales en las redes sociales. Estos diez políticos han sabido aprovecharse de Twitter y generar debate a su alrededor con cada uno de sus tuits. Seguirlos es imperativo. Aunque sólo sea para saber de qué pie cojea el enemigo.

1. Jordi Cañas (Ciudadanos)

Un miura. Irónico, leído y con ese punto de chulería castiza que pone de los nervios a los catalanes independentistas, Jordi Cañas es uno de los activos más queridos por los simpatizantes, militantes y votantes de Cs. Es de esperar que su alejamiento de la primera línea política toque a su fin en breve y Cañas pueda, por fin, ejercer su magisterio chulapo desde un puesto a su altura.…  Seguir leyendo »

Julio Camba en «Un sitio para escribir artículos» recuerda: «Si yo tuviera una casita a la orilla del mar, o bien en la falda de una montaña, ante un paisaje de esta y otra manera, ¡qué bien trabajaría allí!… Esto nos decimos todos y, sin embargo, yo, por mi parte, nunca he trabajado más a gusto que en plena redacción, ante un compañero que hace chistes y pide pitillos».

Así conocí a Gabriel Cisneros (1940-2007) en la redacción de ABC en 1991. Era ya un padre de la Constitución. Un personaje clave en la Transición. Venía del grupo denominado «los azules», junto a Adolfo Suárez, Rodolfo Martín Villa y José Miguel Ortí Bordás, entre tantos otros.…  Seguir leyendo »

Betancur, el español irredento

El fallecimiento del expresidente colombiano Belisario Betancur Cuartas a los 95 años abre paso a una nueva época. En este momento, según una consolidada tradición hispánica, todo son parabienes, pues nos cuesta mucho mirar de frente a la muerte. En la niebla que esconde el encuentro del personaje con su final en este mundo, escondemos los hilos conductores de las biografías. Necrológicas y obituarios, salvo notables excepciones de escritores educados en otras latitudes, constituyen formas de autocomplacencia muy nuestras. Nada de críticas por lo general, informativas, poco atentas a los detalles personales. Incluso connotados guerrilleros izquierdistas que combatieron con denuedo y hasta con las armas en la mano el civilismo pacifista de Belisario Betancur, basado en sólidas raíces morales y cristianas, hablan hoy de él como si hubieran perdido un abuelo preferido o un vecino patriarcal con el que coincidían en la escalera.…  Seguir leyendo »