Políticos

Los 40 Principales de la política española

Para los que disfrutamos de la música y hemos visto a Carles Puigdemont tocar a la guitarra Take Me Home, Country Roads, no existe peor pesadilla que la de los políticos españoles abandonando en masa el Congreso de los Diputados para dedicarse a una dilatada, esforzada y churrigueresca carrera musical.

Por suerte para los aficionados a la música, esta no suele convertirse en el escenario de retiro preferido por los políticos españoles. Y eso a pesar las más que demostradas dotes innatas para el espectáculo de muchos de ellos.

Algunos, como Esteban González Pons, se han dedicado a la literatura erótica, un terreno en el que los estragos pueden ser similares a los producidos en el terreno de la música.…  Seguir leyendo »

Youth protests at Parliament square against a new exam rating system which has been introduced in British education system - London, England on August 16, 2020. Photo by Dominika Zarzycka/NurPhoto via Getty Images.

According to UN Youth, people aged 15-24 make up one-sixth of the world’s population but, in roughly one-third of countries, the eligibility for parliamentarians begins at 25 years old and only 1.6% of parliamentarians are in their twenties. Young people are largely being excluded and overlooked, both as political candidates and even as participants in political processes, giving them limited political control over their own futures.

If politics continues to be regarded as a space for older, more politically experienced individuals from particular backgrounds, young people will continue to be left systematically marginalized, and overall disengagement with politics within societies will continue to grow.…  Seguir leyendo »

Confieso que la mayor parte de los días empiezo a leer EL MUNDO por la última página a causa de Raúl del Pozo. Quedan pocos como él que sepan manejar el castellano como un orfebre de nuestra lengua. Ciertamente, esa costumbre ya la había adquirido desde que Francisco Umbral nos deslumbraba a todos en el mismo lugar. Fue un acierto de Pedro J., cuando falleció Paco Umbral, encontrar la persona adecuada, para que yo, y supongo que otros lectores de nuestro periódico, mantengan igualmente esa costumbre y leamos los artículos de Raúl del Pozo tout d’abord. Pues bien, si digo esto es porque cuando la mañana del jueves pasado, tras mi ritual habitual, leí que después de 34 años del asesinato de Olof Palme, quieren dar su caso por cerrado, me llevé una decepción.…  Seguir leyendo »

Quizá no quede ya en España un político capaz de concitar el respeto moral de que disfrutaba Julio Anguita. El fundador de Izquierda Unida se había ganado un prestigio extendido mucho más allá de sus propias filas, y que más que aprecio por sus ideas era estima por su coherencia, por su dignidad, por su honradez personal y por su bonhomía. A diferencia del añorado Adolfo Suárez, no fue un hombre de posiciones moderadas o flexibles en las que pudiera reflejarse gran parte de la sociedad; era un convencido comunista, un ideólogo radical, aunque bastante más culto y leído que la mayoría, de un fundamentalismo perseverante asentado sobre una concepción compacta de la doctrina.…  Seguir leyendo »

Julio Anguita entre la pinza y el Mcguffin

Pocas veces he percibido tanta expectación en un auditorio como aquel 2 de junio de 1995, cuando Julio Anguita tomó el micrófono en el Hotel Palace, flanqueado por José María Aznar y con Adolfo Suárez y Umbral sentados en la primera fila. Era la presentación de mi libro David contra Goliat pero también la primera intervención pública del líder de Izquierda Unida después de las elecciones autonómicas y municipales en las que había crecido un 60%, llegando al 15% de los votos en las capitales de provincia. Como el PP había, por su parte, arrasado, y el PSOE obtenido una derrota histórica, el morbo entorno a la «pinza» estaba servido.…  Seguir leyendo »

Rafael Nadal en junio de 2019. Credit Benoit Tessier/Reuters

Rafael Nadal ha sido votado por los españoles como la persona que más admiran, el mejor deportista de todos los tiempos e incluso el jefe que les gustaría tener. Sus triunfos sientan a buena parte de España frente al televisor y las marcas se lo disputan para que anuncie sus productos. Pero el tenista comprobó la semana pasada que para muchos de sus compatriotas hay algo que está incluso por encima del ídolo nacional: la ideología.

Unas declaraciones de Nadal en las que pedía autocrítica a los políticos por sus errores durante la pandemia de coronavirus desató la tormenta, con división de opiniones entre favorables y críticos.…  Seguir leyendo »

A Ruba

Hace un año, el 29 de abril, recibí temprano una llamada de Alfredo preguntándome si podríamos vernos ese día, antes de mi salida para Buenos Aires al día siguiente. Él tenía que viajar a República Dominicana para unas conferencias, invitado por un ministro amigo suyo, y quería saber mi opinión sobre la situación política en aquel país. Temía que no tuviéramos ocasión de vernos entre mi vuelta de Buenos Aires y su salida a República Dominicana. Además, me dijo, tenía cierta urgencia en hablarme del tema de la mediación en la crisis de Venezuela, de los que habían intervenido en el final de ETA.…  Seguir leyendo »

En la primera conversación que tuvieron después de la guerra civil, Ortega y Gasset le explicó a Julián Marías por qué no había leído su libro sobre Unamuno: «Para usted, Unamuno es un tema. Para mí, ha sido un trozo de mi vida». Mi posición es mucho más modesta, pero la perspectiva con la que escribo estas líneas es la misma: Landelino Lavilla forma parte esencial de ese gran tema que es la historia de la Transición española, pero para mí ha sido también un trozo de mi vida. De ahí la rúbrica tan particular que le doy a este artículo, que no deriva del estudio de su biografía, sino de una imagen intuitiva que repetidamente me venía a la mente cuando trataba de representarme la especialísima calidad de su inteligencia.…  Seguir leyendo »

El número de víctimas del Covid- 19 es tan alto que entre ellas hay personas de todas las edades: jóvenes, de edades medianas, mayores y también muy mayores. Todas las víctimas nos duelen por igual: todas nos producen tristeza y las cifras que oímos, incluso pese a no querer escucharlas, nos dejan amargura y pensativos. Recordamos a algunas de las víctimas, a otras muchas no las conocemos, y sí sabemos de quienes han luchado para salvar las vidas en condiciones de máximo riesgo.

Son muchas las conclusiones que se pueden extraer de los datos, curvas y gráficos que aparecen a diario: de cuando se tomaron las primeras medidas, de las llegadas de los equipos para los profesionales sanitarios…, pero entre las conclusiones hay una bastante precisa: aquella generación que vislumbró, impulsó, animó y luchó por la Transición resiste con mucha dificultad la epidemia; son los más débiles, entre los muchos débiles, y la mayoría de las víctimas pertenecen a esa generación.…  Seguir leyendo »

El 11 de abril se apagó la voz de Enrique Múgica Herzog, una más entre las de los miles de españoles que, a borbotones, nos han dejado en estos tristes días. La pandemia impide que le podamos rendir presencialmente el homenaje que merece. Lo tendremos que hacer cuando el viento se lleve la maldición del coronavirus.

Enrique Múgica ha estado presente a lo largo de su vida pública en muchas versiones: luchador antifranquista, diputado socialista y constitucionalista, ministro de Justicia y Defensor del Pueblo.

La faceta de víctima del terrorismo le vino obligada. ETA le arrebató a su hermano Fernando en San Sebastián, en un día lluvioso de febrero de 1996.…  Seguir leyendo »

Un muy querido compañero de aquel inolvidable Consejo de Ministros de 1977 acaba de dejarnos con la discreción y elegancia habituales en él.

Conocí a Landelino el mismo día que jurábamos nuestros cargos en el Palacio de la Zarzuela en presencia del Rey D. Juan Carlos.

Ya en Moncloa y en las reuniones del Consejo, siempre en viernes, era un espectáculo oírle intervenir en los debates que el presidente Suárez abría, por lo general, a la hora de aprobar cualquier Decreto o simplemente cuando el presidente solicitaba su punto de vista sobre otras materias ante las que Landelino contribuía con especial brillantez y pulcritud jurídica.…  Seguir leyendo »

El coronavirus se ha llevado otro gran amigo. Ya son muchos. Demasiados. En medio de este drama a quienes sobrevivimos nos queda la satisfacción y el agradecimiento por la vida de algunas personas excepcionales a las que hemos tenido la suerte de querer y de ser queridos por ellas. Enrique Múgica Herzog lo es sin duda para los muchos que tuvimos el privilegio de disfrutar de su amistad.

«La pandemia del Covid-19 nos ha despertado bruscamente del peligro mayor que siempre han corrido los individuos y la humanidad: el del delirio de omnipotencia». El sábado me llegó el puñal de la noticia de su muerte al tiempo que oía estas sabias palabras.…  Seguir leyendo »

Solía Contar Nicolás Redondo Urbieta cómo, a mediados de los años 60, cruzó a Francia una noche, atravesando un vado del Bidasoa, para mantener una reunión con miembros de la dirección del PSOE en el exterior. Le acompañaba un joven abogado donostiarra, recién incorporado a su partido. Aquel chico, que ya había conocido la cárcel pero no el paso clandestino de la muga, se descalzó antes de entrar en el río, cuyo caudal venía bajo por el estiaje. Al llegar a la orilla francesa le sangraban las plantas de los pies, destrozadas por las piedras del lecho fluvial. Nicolás, que, cinco años mayor y con algo más de experiencia en aquellas lides, no se había quitado las alpargatas y se mantenía incólume, tuvo que cargar con él a cuestas hasta el lugar de la cita.…  Seguir leyendo »

Poco tienen en común el Desastre de Annual con la Segunda Guerra Mundial y menos aún la Operación tormenta del desierto con el crack del 29, excepto que en todos esos eventos, catastróficos para la vida y la hacienda de muchas personas, hubo líderes políticos hasta ese momento indiscutibles que fueron arrastrados por la marea de la historia mientras surgían nuevos liderazgos tan inesperados como a partir de ese momento indispensables.

Las grandes crisis, y más tras la eclosión de internet y la democratización de la televisión digital, son auténticas picadoras de carne de político, un reality show darwinista al que solo los más fuertes e inteligentes pueden sobrevivir.…  Seguir leyendo »

Cuando MacGuffin se adueña de la escena

Perdonen mi malasombra, pero los sueños no son verdad. Con frecuencia, en la política como en la vida, no tienen más sostén que la ingenuidad de unos y, ay, las mentiras o las cobardías de los otros. Traigo la mala noticia porque veo a muchos bienintencionados fantaseando con la gran coalición, un acuerdo de gobierno entre los grandes partidos para hacer frente a la crisis y al nacionalismo. Lo siento, pero la gran coalición nunca será. Mejor darnos por enterados cuanto antes.

Algunos achacan la imposibilidad del pacto a nuestro ancestral encanallamiento. Los españoles somos así. Caínes sempiternos. Un recurso cultivado por cierta literatura académica, nacionalista a su pesar, bastante plomiza, acostumbrada a invocar en sus explicaciones alguna variante, más o menos camuflada, de las esencias nacionales.…  Seguir leyendo »

En agosto de 2010 publiqué un artículo en la revista «El Notario» con idéntico título a éste. Desde entonces la situación -es un diagnóstico amable- no ha mejorado gran cosa. Es cierto que el problema no se circunscribe a nuestro país. Un historiador tan poco sospechoso como Tony Judt hablaba hace años de la «insoportable levedad de la política», de que hoy (comparados con la época de Léon Blum, W. Churchill, L. Einaudi, W. Brandt o F. Roosevelt) vivimos en una edad de pigmeos. Basta mirar a Johnson & Trump, pero no solo a ellos. En nuestro país, por ejemplo, no cabe sino añorar a políticos como Cánovas, Dato o Canalejas (los tres asesinados, ¿tal vez por ser buenos?)…  Seguir leyendo »

La mejor camisa de Manuel Valls

El año pasado, cuando dirigentes de Sociedad Civil Catalana promovían una lista unitaria del constitucionalismo para la alcaldía de Barcelona, encabezada por Manuel Valls, pedí su opinión al líder del PSC, Miquel Iceta. Estábamos en la cafetería del mismo Hotel Majestic que pasó a la Historia por el pacto del 96 entre Aznar y Pujol. Yo especulaba con fórmulas y programas aceptables también para Ciudadanos, toda vez que Rivera ya se había precipitado a lanzar a los cuatro vientos su fichaje estrella. Iceta me miraba con simpatía impasible.

«¿Qué es lo que os gustaría que hiciera Valls para facilitar las cosas?»,…  Seguir leyendo »

Dos bichos raros, o lo que no se debe decir

Los dos mejores discursos políticos que he escuchado en la presente y probablemente fallida legislatura no se han pronunciado en el Parlamento español, sino en el ámbito municipal y autonómico. Ambos fueron obra de dos socialdemócratas que han conocido el triunfo y la derrota a lo largo de su ya larga experiencia de gobierno. Dos intelectuales rigurosos, dos pensadores y hombres de acción, cuyo pragmatismo en ningún caso les ha llevado a renunciar a sus convicciones y a la defensa de los valores que consideran fundamentales para el ejercicio de la democracia. Dos bichos raros en la fauna política del circo hispano: Manuel Valls y Ángel Gabilondo.…  Seguir leyendo »

El mantra del “diálogo”, siendo en política todo tan pasajero, va viéndose sustituido por la colectivización de la empatía. Es otro baluarte emocionalista. Ni el Estado ni sus estrategias fueron concebidos para generar empatía. Tampoco la Unión Europea. Ni tan siquiera los sistemas electorales. Las instituciones no tienen por qué ser empáticas, sino rigurosas, sólidas y cohesivas. Hacerse el simpático tiene el riesgo de que la gente se acabe dando cuenta. Haciéndose el empático el peligro es que uno acabará pareciéndose más al otro que a sí mismo. De forma casi inconsciente, el político que tiene por prioridad la empatía acaba siendo un demagogo.…  Seguir leyendo »

El barómetro del CIS del pasado mes de junio ofrece algunos datos sobre la percepción que los ciudadanos tienen de los políticos y de la política en nuestro país sumamente preocupantes. Tan preocupantes que debieran ya haber abierto un periodo de reflexión y autocrítica en nuestros responsables públicos, que por ahora, sin embargo, no solo hacen oídos sordos a la inquietud ciudadana, sino que parecen empeñados en confirmarla.

De acuerdo con el CIS, los españoles consideran que «los/as políticos/as en general, los partidos y la política» son el segundo principal problema de España (32,1%), solo por detrás del paro (62,5%). Es más, preguntados sobre cuál es el problema que personalmente más les afecta, es decir, el que creen que sobre todo les atañe, el 9,5 por ciento de los encuestados considera que son «los/as políticos/as en general, los partidos y la política».…  Seguir leyendo »