Premio Sájarov

En el discurso del Premio Nobel de la Paz 1975 del disidente soviético Andrei Sájarov, pronunciado por su esposa Yelena Bonner, manifestó: “Es insoportable considerar que en este momento en que estamos reunidos en esta sala en esta ocasión festiva, cientos y miles de presos de conciencia están sufriendo de desnutrición”. Cuando el Parlamento Europeo honra a la Oposición Democrática venezolana, y a todos los presos políticos del país, con el Premio Sájarov 2017 a la Libertad de Pensamiento, hoy podríamos pronunciar estas mismas palabras.

Al recibir este prestigioso honor nuestra alegría es agridulce. Mientras que el reconocimiento de nuestra lucha y esta muestra de solidaridad nos anima, sabemos que este premio es producto de una gran tragedia.…  Seguir leyendo »

El Premio Sajarov no es un homenaje. No se otorga para que el premiado se sienta reconfortado y sus esfuerzos queden reconocidos. No es un evento social ni un acto puramente simbólico. El Premio Sajarov es un acto político que pretende impulsar una causa relacionada con los Derechos Humanos. Es activismo político hecho desde las instituciones. Rara vez se ha otorgado a referentes históricos, por honorables que puedan ser, sino que suele recaer en personas y colectivos que están luchando hoy, ahora mismo, arriesgando siempre sus propias vidas. Pienso en José Luis López de Lacalle, asesinado por ETA en el año 2000, el mismo en que ¡Basta ya!, plataforma a la que pertenecía, recibió el reconocimiento.…  Seguir leyendo »

Cuando los Estados miembros firmaron el Tratado de la Unión Europea, establecieron en primer lugar qué querían ser: una Unión con competencias para alcanzar objetivos comunes. E inmediatamente definieron los valores comunes en que se fundamentaba esa unión: respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías, así como su finalidad: promover esos valores, la paz y el bienestar de sus pueblos, comprometiéndose en sus relaciones con el resto del mundo a contribuir a la protección de los derechos humanos.

Muchos (o bien pocos) años después, esta Unión Europea, madurada, expandida y golpeada, ve cuestionados no solo sus propósitos, sino su misma existencia.…  Seguir leyendo »

Hace 25 años el Parlamento Europeo concedió por primera vez el premio Andréi Sájarov, creado a iniciativa del diputado liberal francés Jean-François Deniau para distinguir anualmente la trayectoria de una persona o una asociación destacada en la defensa de los derechos humanos y la libertad de pensamiento. Los primeros galardonados fueron Nelson Mandela y Anatoli Martchenko (a título póstumo). Durante este cuarto de siglo de existencia, el premio ha sido otorgado a candidaturas provenientes de todas las latitudes, de China a Libia, de Bangladesh a Cuba, de Angola a Irán o Rusia y se ha consolidado como el más acrisolado “suplemento de alma” de la política comunitaria europea.…  Seguir leyendo »

La Historia y la Geografía barajan sus cartas para seleccionar y repartir sus ases de corazones. Entremezclan naipes de amor y de paz, forjada a golpes de hambre y de esperanza. Así las cosas, en cualquier momento llegaré a preguntarme: ¿Cuba se halla en la India? ¿Santa Clara en Ponbandar? ¿Cuándo irrumpió a la vida: en 1869 o en 1962? Lo mismo me ocurre con los nombres. Cómo debo llamarlo: ¿Mohandas Fariñas o Guillermo Gandhi? Es solo un lapsus mentis. Me basta con desempolvar la memoria para que enseguida broten mis recuerdos personales, y vea la imagen magra del Premio Sajarov del 2010.…  Seguir leyendo »