Prestige

Es obvio. Tras la sentencia de la Corte de Apelación de A Coruña sobre el Prestige, los medios de comunicación se apresuraron a dar la noticia y emitir opinión sobre lo acertado o no de la decisión. Salvo contadas excepciones, la inmensa mayoría la ha valorado negativamente. Sorprendente, absurda, decepcionante, humillante, injusta han sido adjetivos de uso corriente estos días.

Sin embargo, más allá del juicio de valor que pueda merecer, destacan dos hechos objetivos. Primero, casi todos los litigantes están disconformes con el fallo porque han anunciado el correspondiente recurso. Segundo, ninguno de los acusados es responsable de los, evidentes y cuantiosos, daños de contaminación.…  Seguir leyendo »

Se hizo pública la sentencia del Prestige y, como era previsible, se ha desatado una cascada de reacciones, la mayoría de las cuales ha sido duramente crítica con la resolución. La generalidad de los comentaristas alega que el accidente del buque y los daños ocasionados quedan sin reparación, aseveración que no es exacta.

La resolución emitida por la Audiencia Provincial de A Coruña requiere un análisis sosegado, lejos de consideraciones políticas y de condicionantes emotivos, que pueden ser comprensibles y estar justificados, pero que es importante separar a la hora de enjuiciar la labor esencial que llevan a cabo los tribunales de justicia en un Estado de derecho.…  Seguir leyendo »

Juzgar y culpabilizar al otro debe ser un sentimiento ancestral. Hacerlo sistemáticamente revela ciertas carencias de autojuicio del individuo, mucho más próximas al qué pueden hacer los demás por mí que a su antítesis: qué puedo hacer yo en el seno de una colectividad para mejorar a ésta. Este innato sentimiento de culpabilizar al otro de lo que a mí me acontece, se incrementa exponencialmente cuando de gobernantes, gestores y de prestadores de los servicios públicos hablamos, llegándose incluso a la criminalización y encausamiento de personas individuales en aras de colmar esa necesidad de reparación o indemnización por hechos, eventos o sucesos, que –con frecuencia– pueden ser imprevisibles o ingobernables.…  Seguir leyendo »

El petrolero Prestige se hundió frente a las costas gallegas el 19 de noviembre de 2002, causando unos daños de contaminación cifrados en 2.000 millones de euros y todavía no sabemos quiénes fueron los sujetos responsables. Sin embargo, se han producido cinco resoluciones judiciales de interés, dos en los tribunales españoles y tres en los norteamericanos, la última el pasado 3 de agosto, lo que permite conocer mejor los términos del debate judicial.

La jurisdicción norteamericana se ha pronunciado primero sobre su propia jurisdicción y después sobre una cuestión de fondo. En primer lugar, la jueza Laura Taylor Swain, titular de la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, resolvió el 2 de enero de 2008 su propia incompetencia, desestimando la demanda del “Reino de España” contra la sociedad de clasificación del buque “ABS y otros”, al entender que las reclamaciones de España basándose en el Convenio de responsabilidad civil por daños de contaminación de hidrocarburos (CLC) no son ejercitables ante la jurisdicción norteamericana.…  Seguir leyendo »

Por José Manuel Marraco Espinós, abogado y representante de los servicios jurídicos de Greenpeace-España (EL PAÍS, 07/04/09):

Todavía están en mi cabeza las imágenes de todas las gentes que en un alarde de generosidad, sin pensarlo dos veces, dejaron sus ocupaciones habituales en el año 2002 y se fueron a las costas del Norte de España a recoger el chapapote derramado por el Prestige.

Corrieron ríos de tinta sobre la actitud de los políticos en aquellos momentos. El caso es que en este país nuestro la memoria parece que no es un hábito muy cotizado y el olvido es algo habitual.…  Seguir leyendo »

Por Carlos Martínez-Buján Pérez, catedrático de Derecho Penal de la Universidad de A Coruña (EL PAÍS, 03/01/06):

Las grabaciones relacionadas con el Prestige aportadas por IU poseen un indudable interés jurídico-penal a la hora de determinar la responsabilidad de las autoridades del Ministerio de Fomento.

– 1. Aparte de ofrecer una prueba directa de los delitos indiciariamente atribuidos por el juez instructor, las cintas nos revelan además que tales delitos serían dolosos y no meramente imprudentes.

Ciertamente, la concurrencia de dolo en la actuación de López-Sors podía ya deducirse, a mi juicio, con claridad de datos objetivos que constan en el sumario y que acreditan que la decisión de alejamiento rumbo noroeste, hacia el temporal, (o sea, “rumbo hundimiento”) estaba ya tomada a las pocas horas del envío de la señal de socorro en la tarde del 13 de noviembre, con lo que no hubo realmente dos decisiones, una el 13 y otra el 14, (como entienden empero el juez instructor y el fiscal) sino sólo una.…  Seguir leyendo »

Por Manuel Rivas, escritor (EL PAÍS, 13/11/04):

En La mejor democracia que se puede comprar con dinero, el brillante y perturbador Greg Palast dedica un espeluznante capítulo a las consecuencias del desastre del Exxon Valdez en la vida de algunas comunidades afectadas de Alaska, y cuenta la curiosa historia del barril de los milagros. Una de esas historias, como él dice, de las que nunca se habla.

El barril de los milagros era un recipiente con agua de mar limpia y que estaba depositado en el laboratorio de análisis preventivos, allí donde se efectuaba la lectura del “petróleo en el agua”, ese “texto” producido por los pequeños vertidos, pero que avanzaba un relato más grande.…  Seguir leyendo »

Por José María Alcántara, abogado maritimista (EL PAÍS, 09/09/03):

Nueve meses después del accidente del buque tanque de infortunado nombre, las consecuencias transcurren para los afectados de forma implacable. Tardan los cobros y aumentan la pérdidas y gastos. Pero el foco no está controlado, sale fuel del casco hundido y hay mucho aún vertido en la mar que, según las leyes de los vientos, contamina las playas de chapapote obligando a la limpieza y vigilancia continuas. En un reciente estudio de expertos de las Universidades de Santiago y Vigo han determinado que el impacto ecológico del vertido masivo de fuel se dejará sentir durante 10 años.…  Seguir leyendo »