Prostitución

Las trabajadoras sexuales en República Dominicana

Yo no vendo mi cuerpo, yo presto un servicio.

Este servicio es el trabajo sexual. Lo practico desde que tengo 22 años, después de dejar al padre de mis tres hijos, de quien aguanté muchos golpes. Después de eso, trabajé por tres años y medio como empleada doméstica, pero el pago no era suficiente para mantener a mi familia.

Hoy, algunas décadas después, veo el trabajo sexual como aquello que me permitió escapar de una situación que se me hacía inescapable. Y entiendo muy bien que esta no es la suerte de muchas.

En República Dominicana tenemos una de las tasas de feminicidios más altas de la región, con 106 casos registrados en 2018.…  Seguir leyendo »

Conocí a Nayana hace unos meses, cuando acudió al centro de salud mental que Sonrisas de Bombay ha abierto en Kamathipura, también conocido como el “distrito de las luces rojas” de Bombay. La zona está considerada el área de prostitución más grande de toda Asia y una de las más peligrosas. De hecho, se calcula que en Bombay actualmente están explotadas con finalidad sexual más de 400.000 personas, incluyendo 180.000 menores, según el estudio Monitoreo global del estado de la lucha contra la explotación sexual comercial de niños de la red internacional de organizaciones ECPAT.

A Nayana, que nació hace 36 años en un pequeño pueblo del Rajastán, la vida no dejó de sorprenderle desde los 12.…  Seguir leyendo »

Bâle a mis en place des zones de tolérance clairement balisées pour la prostitution de rue. © Keystone

En matière de prostitution, le débat ces jours-ci fait rage entre les tenants de son interdiction par l’intermédiaire de la criminalisation des client(e)s («Frauenzentrale Zürich») et les tenants de sa reconnaissance comme un travail ordinaire (mouvement «Le travail du sexe est un travail»), le tout sur fond de dignité des personnes qui s’adonnent à la prostitution.

Oui, la dignité des personnes s’adonnant à la prostitution doit être protégée. Mais si, comme le prétendent les tenants de la pénalisation – probablement avec raison dans bon nombre de cas –, les travailleurs et les travailleuses du sexe vivent souvent dans la détresse et la misère sociales, ce n’est pas en leur retirant une source potentielle de revenu qu’on les sortira de cette détresse.…  Seguir leyendo »

La provocación más antigua

¿Qué hacer con la prostitución? Es la discusión más antigua del mundo. Y la que más nítidamente revela nuestro carácter nacional de perros ladradores. Fuera del Congreso, llevamos años de vociferantes argumentos a favor de la legalización, o de la criminalización. Pero, desde el poder, continúa la cobarde inacción legislativa. Así, la prostitución permanece en España en un vergonzante limbo jurídico.

En otros países, la compra de sexo es legal (Holanda, Alemania) o ilegal (Suecia, Noruega); aquí, alegal. A nuestros políticos les ha sido más rentable lavarse las manos que apostar por la regularización o la abolición de la prostitución. Tenemos así un mercado negro en el que empresarios —o, si se prefiere, tratantes—, trabajadoras del sexo —o víctimas— y clientes —o explotadores— intercambian dinero y servicios sin protecciones.…  Seguir leyendo »

El debate en torno al registro de la organización de trabajadoras sexuales Otras vuelve a poner en el centro de la discusión política un tema que tiene dividido al movimiento feminista. Resulta complicado hablar en abstracto del comercio sexual, sin ubicarlo en el contexto concreto en que ocurren los intercambios sexomercantiles. Los argumentos de las feministas en contra de la prostitución califican todos los intercambios sexuales pagados como denigrantes para las mujeres, y sostienen que implican tanto una dañina mercantilización como una enajenación de su sexualidad. Son de la opinión de que la transacción mercantil convierte a las mujeres en objetos que los hombres controlan y usan a su antojo y que son despojadas de su dignidad.…  Seguir leyendo »

Prostitución voluntaria

«Hay que distinguir entre prostitución voluntaria y forzada”, dicen quienes han defendido estos días la creación de un sindicato de “trabajadoras sexuales”. “Si una mujer se prostituye por decisión propia, ¿cuál es el problema? Está ejerciendo su libertad, laboral —eligiendo un oficio que le da dinero y la empodera— y sexual. ¿Quiénes somos nosotros para decir a las mujeres lo que deben hacer con su cuerpo? Se debe perseguir la trata, por supuesto; pero tenemos que respetar, legalizar y proteger la prostitución voluntaria”.

La argumentación es impecable. La pregunta es si tiene algo que ver con la realidad. Para empezar: ¿es cierto que hay mujeres que ejercen la prostitución libremente?, y en tal caso, ¿por qué lo hacen?, y ¿las empodera?… No se me ocurre mejor respuesta a estos interrogantes que un libro autobiográfico publicado en francés en 2001: Putain, de Nelly Arcan (hay edición española: Puta, editorial Planeta, 2002).…  Seguir leyendo »

Prostitución abolición o regulación

Esta reflexión surge a consecuencia de la polémica suscitada a raíz de la dimisión (o cese, tanto da) de Concepción Pascual, directora general de Trabajo, por la legalización de un sindicato de prostitutas. El comunicado del Ministerio de Trabajo destaca que se trata de asumir voluntariamente las responsabilidades por el registro de los estatutos de OTRAS, la Organización de Trabajadoras Sexuales más conocido como sindicato de prostitutas. Lo interesante es que se trata de una asunción de responsabilidades políticas derivadas de la «postura feminista» del Gobierno (sic) tal y como explicó su presidente en un tuit y, como tal, partidario de la abolición de la prostitución, a la que, por cierto, no sólo se dedican mujeres aunque ciertamente son mayoría.…  Seguir leyendo »

El registro y publicación en el BOE de un sindicato de “trabajadoras sexuales” y el comentario de la ministra (“gol por la escuadra”) han devuelto este asunto, recurrente donde los haya, a las portadas de los periódicos. Ciertamente, no parece que las prodigiosas promesas de la “revolución sexual” de los años sesenta se hayan cumplido. No vivimos en sociedades sexualmente equilibradas o donde el sexo esté mejor y suficientemente repartido. Que no se haya acabado todavía con la prostitución es una dolorosa constatación.

El estupor en el que se ha sumido el Gobierno y las reacciones de los partidos se corresponden con un debate que ni siquiera la “tribu” parece haber resuelto.…  Seguir leyendo »

En nuestro país la prostitución es sinónimo, muy mayoritariamente, de mujer inmigrante de país pobre. Una gran parte son víctimas de la trata con fines de explotación sexual o bien sobreviven en situaciones de vulnerabilidad, atrapadas en deudas, pobreza, sin posibilidades de encontrar trabajo legal. ¿Dónde está la libre elección? ¿Qué gana una mujer en situación irregular por legalizar la prostitución?

Ante la polémica de la creación de un sindicato de prostitutas, la respuesta es clara: la prostitución no es una profesión ni un trabajo reconocido. Son legítimas las asociaciones de mujeres en situación de prostitución para defender sus derechos, pero no cabe la existencia de una organización sindical, que ha de estar vinculada a una profesión reconocida. …  Seguir leyendo »

Steven Lawton/Getty Images A sign for the Love Ranch Las Vegas brothel, Crystal, Nevada, October 14, 2015

In response to:

“A Ballot on the Brothels of Nevada,” NYR Daily, July 13, 2018

To the Editor:

Science is not sexy, even science about prostitution. But as concerned as we are about exploitation in prostitution, we can’t help anyone if we ignore the science. The recent article supporting a proposed ban on Nevada’s legal brothels by Julie Bindel, a UK anti-prostitution journalist, exemplifies this type of disregard for data.

Few people are familiar with the Nevada brothels, so it is easy to paint a biased picture of working conditions there. Teams of scholars at the University of Nevada, Las Vegas and I have conducted research on the brothels for nearly twenty years and have concluded that Nevada’s legal brothels provide a far safer environment for sex workers than the criminalized system in the rest of the United States.…  Seguir leyendo »

Manifestación de prostitutas en Barcelona. CARLES RIBAS

La Declaración Universal de los Derechos humanos de 1948 consagró la dignidad de los seres humanos, así como la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Pero, transcurridos más de 60 años, continúan persistiendo formas de esclavitud que se perpetran cada día ante la aquiescencia o indiferencia de los países occidentales.

La trata de seres humanos es la fuente de la que bebe la esclavitud más cruda, que se materializa en forma de explotación sexual o laboral. La Unión Europea detectó en 2005 la necesidad de elaborar un instrumento jurídico de carácter global que se centrara en los derechos humanos de las víctimas de trata.…  Seguir leyendo »

La prostitución esto no va de sexo

En la prostitución las mujeres no ponen en funcionamiento los deseos ni esperan la obtención de ningún tipo de placer. No nos engañemos, no es libertad sexual. Libertad sexual tiene el prostituidor que compra un servicio, no la mujer al servicio del prostituidor.

Vemos con claridad que es una forma de violencia de género cuando en la prostitución existe coacción, cuando existe intimidación, fuerza o existe una explotación de un tercero de la actividad de prostitución de una persona, y especialmente grave cuando hablamos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual (donde no olvidemos que el 90% de las víctimas son mujeres y niñas); pero el debate se suele centrar fundamentalmente en qué ocurre con ese sector de la población que afirma ejercer la prostitución de forma “voluntaria y libre”.…  Seguir leyendo »

Mi liberada:

Hace unos días la televisión pública dio publicidad a la performance de un par de gansas sobre la prostitución después de que hubiera hecho algo de camino en las redes bajo el hashtag #holaputero. Como tantas otras veces se produjo el equívoco. Un determinado vídeo alcanza visibilidad en las redes y la televisión se hace eco porque cree que esa visibilidad es noticia. Y lo que sucede es que, solo gracias a la televisión, se producen la verdadera noticia y el verdadero furor en la redes. Este procedimiento de inclusión en el espacio público tiene la lamentable y, en un primer momento, falsa justificación de la audiencia.…  Seguir leyendo »

Una vez, hace mucho, me fui de prostitutos durante toda una tarde. Fue en el año 2001. Contacté con ellos (dos) a través de la sección de contactos de un diario. En realidad, contacté con una decena. Les envié a todos el mismo SMS –no había whatsapps–: «¿Cuánto me cobras por charlar conmigo una hora?». Me fui con los dos que contestaron. Advertencia para malpensados que ya me estén atribuyendo una extraña parafilia: todo fue por trabajo. Estaba escribiendo una novela protagonizada por un joven que vende servicios sexuales. Me encontraba en plena documentación, necesitaba información verídica y de primera mano.…  Seguir leyendo »

Daniela, Cristina, Happy… y asi varias supervivientes más, dieron un ejemplo a la sociedad, dando la cara, enfrentándose a los fantasmas de su pasado, que es la mejor forma de pasar página y afrontar el futuro de forma progresiva y cabeza alta. Ellas, de nacionalidades diversas, se dispersan cada mañana, acompañando a otras voluntarias, en busca de mujeres o niñas en situación de vulnerabilidad y siendo explotadas sexualmente. En su mente hay una idea que quieren trasmitir a las presuntas víctimas que se van a encontrar, sí o sí, en los lugares de riesgo habituales, y no es otra que repetirles que ”hay salida” a su situación.…  Seguir leyendo »

Vivimos en una época en la que, en Occidente, el derecho a la igualdad es muy mencionado y, es rara la persona que no se autoproclama a favor de la igualdad. En teoría todos los partidos políticos en España están a favor de ella. Sin embargo, el derecho a la igualdad no casa bien con el hecho de que la mayoría de los altos puestos de poder (políticos, económicos, religiosos, sociales) sean ocupados por hombres, mientras que la mayoría de las personas en situación de prostitución son mujeres al servicio del ocio sexual de hombres.

La prostitución es el paraíso del machismo y del capitalismo más feroz, un espacio en el que los derechos de las mujeres, y no solo el de la igualdad, quedan en suspenso, y lo que se aplica es la ley del hombre consumidor.…  Seguir leyendo »

Una prostituta envejecida es como un libro con páginas ajadas que describe la vida de una nación. Un manual de supervivencia para acercarse a los vaivenes de la realidad, aprender su parte más carnal y por momentos sórdida. Muchas de las cortesanas de la utopía en Cuba ya son octogenarias. Pasaron de acariciar el pecho de sus ídolos barbudos a que la artritis las azote en las largas filas para comprar el pan.

Hace más de medio siglo en esta isla se decretó el fin del intercambio de sexo por dinero. Nadie, nunca más, vendería su cuerpo por un poco de comida, por una posición social o un mejor empleo.…  Seguir leyendo »

Desde la perspectiva del feminismo internacionalista, las mujeres que hemos nacido y vivimos en los países desarrollados, además de progresar y afianzar la conquistas de nuestros derechos superando las barreras que van más allá de las meras declaraciones, tenemos la obligación de apoyar los procesos de liberalización y avance de las mujeres que, con peor suerte, viven en otros países en situaciones de desigualdad, no solo práctica sino incluso legal. Pero ésta no debe ser solo una mirada de género. En el momento actual, entiendo que tanto el pensamiento político como el económico internacional deberían ser feministas y, por tanto, atender los problemas especiales a los que las mujeres se enfrentan a causa de su sexo, evitando que en situación de vulnerabilidad se las use, no como fines en sí mismas, sino como medios para los fines reproductores o de descarga sexual de otros.…  Seguir leyendo »

Como dice el dicho, el trabajo sexual es la profesión más vieja del mundo (sólo que el dicho usa “prostitución” en vez de “trabajo sexual”). La adopción de un término menos peyorativo se justifica por el cambio de actitud hacia las personas que se dedican a esta actividad, que contribuyó a la decisión tomada por Amnistía Internacional en mayo de exhortar a los gobiernos a derogar leyes que criminalizan el intercambio consentido de sexo por dinero entre adultos.

El llamado de Amnistía Internacional generó una andanada de rechazos, algunos por parte de personas que evidentemente no distinguen entre la industria del sexo en su conjunto y el tráfico de seres humanos que, en muchos países, es una parte trágica de dicha industria.…  Seguir leyendo »

Un adjetivo malsonante pero con el aval de los académicos. Putero: «Dicho de un hombre: que mantiene relaciones sexuales con prostitutas». Una palabra escogida adrede para abordar aquí el eterno debate en torno a la prostitución después de que Francia haya aprobado, la semana pasada, el castigo a los clientes con multas de 3.000 euros (los reincidentes) y penas de hasta dos meses de cárcel. ¿Pero será acaso la solución al problema?

«No hay prostitución feliz». Lo dijo la diputada socialista Catherine Coutelle durante los interminables debates que han preludiado en el país vecino la adopción de la medida, y probablemente sea esta la única verdad absoluta en cuantas argumentaciones se tejen y destejen en torno al asunto.…  Seguir leyendo »