Robótica

Por qué preocuparse por la automatización

Desde el movimiento ludita a principios del siglo XIX hasta las escrituras de economistas prominentes como John Maynard Keynes y Wassily Leontief generaciones después, la perspectiva de la automatización siempre ha planteado una preocupación seria en torno a los empleos. Keynes y Leontief dudaban de que fueran a quedar suficientes empleos para los trabajadores. Hoy, frente al embiste de una ola de automatización digital, muchos comparten su inquietud.

El impacto de las tecnologías digitales de hoy en el mercado laboral plantea tres interrogantes. ¿Habrá suficientes empleos para los trabajadores? ¿Dónde estarán estos empleos? ¿Y la compensación será lo suficientemente alta como para evitar un aumento de la pobreza y la desigualdad?…  Seguir leyendo »

Mientras el Brexit se apodera de los titulares del Reino Unido y el extranjero, prosigue la marcha silenciosa de la automatización. La mayoría de los economistas ven esta tendencia como algo positivo: puede que la tecnología destruya empleos en el corto plazo, pero crea trabajos nuevos y mejores en el largo plazo.

La destrucción de empleos es clara y directa: una empresa automatiza una cinta transportadora, la salida de pago de un supermercado o un sistema de entregas, mantiene un décimo de la fuerza de trabajo como supervisores y despide al resto. Es mucho menos obvio lo que sucede después de eso.…  Seguir leyendo »

Robots cotizando a la Seguridad Social

Dice Irmgard Nübler, economista de la OIT, que los tiempos de grandes cambios necesitan aprendizajes colectivos para que las sociedades y las economías puedan transformarse. Las artes, la filosofía, la ideología o, en general, las nuevas ideas sobre los nuevos tiempos siempre han circundado los avances tecnológicos y han generado contextos culturales y de valores sobre los que se han ido asentando después los propios modelos económicos. Lo mismo sucede con los conceptos jurídicos, que antes o después trasladan a la ley (a veces para apoyarlos, a veces para reprimirlos, a veces para conjurar sus efectos más indeseables) las ideas y fenómenos que crepitan en la propia sociedad.…  Seguir leyendo »

Trabajo y tecnología han discurrido siempre de la mano. La tecnología es obra del trabajo humano y este ha resultado siempre modelado en sus principales características por la propia tecnología. Hoy está sucediendo nuevamente. Se emplean diferentes denominaciones para nombrar el fenómeno. Cuarta revolución industrial, industria 4.0, economía digital o, por utilizar uno de los más nombrados y reconocidos libros al respecto, second machine age, de Brynjolfsson y McAfee. Para ellos, la primera gran ola de transformaciones del mundo del trabajo se produjo en la Revolución Industrial, que impactó fundamentalmente sobre los trabajos desarrollados con base en la fuerza física; hoy los avances tecnológicos impactan fundamentalmente sobre los trabajos desarrollados con base en nuestra capacidad intelectual, por lo que estamos, según estos autores, ante la segunda gran ola de transformaciones del mundo del trabajo.…  Seguir leyendo »

Estaba pensando cómo iniciar este artículo sobre los mitos de la robotización y digitalización cuando encontré una información muy interesante en The Guardian sobre la estrategia robótica del Gobierno japonés. Japón es uno de los países más envejecidos del planeta. El 27% de la población tiene más de 65 años; también es un ejemplo de homogeneidad étnica. Los inmigrantes apenas representan un 1,8% de su población, según la ONU. Se espera que en 2020 el 80% de las personas dependientes acepten algún tipo de asistencia robótica, por lo que el Gobierno está impulsando un programa con 98 empresas para desarrollar dispositivos robóticos que ayuden a los enfermos: levantar de la cama a los ancianos, sillas de ruedas automatizadas o robots-carrito para llevar las medicinas.…  Seguir leyendo »

Apocalipsis robótico No en nuestras vidas

¿Amenazará el inminente “ascenso de los robots” a todo el empleo humano? El análisis más completo para esta interrogante se puede encontrar en un artículo de 2015 de David H. Autor, economista del MIT, titulado “¿Por qué sigue habiendo tantos trabajos?”, que pondera el problema en el contexto de la Paradoja de Polanyi. Puesto que “podemos saber más de lo que podemos decir”, el filósofo del siglo veinte Michael Polanyi observó que no deberíamos suponer que la tecnología puede llegar a replicar la función del conocimiento humano mismo. El que un ordenador pueda saber todo lo referente a un coche no significa que pueda conducirlo.…  Seguir leyendo »

Casi todas las historias del tipo “vienen los robots” siguen un patrón similar. “Shop Direct pone en riesgo 2.000 empleos en el Reino Unido”, grita un titular típico. Luego, citando informes respaldados por institutos y centros de estudio de prestigio, el artículo en cuestión suele alarmar a los lectores con extravagantes estimaciones de “trabajos en riesgo”, es decir, porcentajes de trabajadores cuyos sustentos se ven amenazados por la automatización de alta tecnología. Para citar otro ejemplo representativo: “Un nuevo informe sugiere que la unión entre [la inteligencia artificial] y la robótica reemplazaría tantos trabajos que la era del empleo de masas podría llegar a su fin.”

Algunas veces estas sombrías perspectivas se suavizan con la distinción entre “trabajos” y “tareas”.…  Seguir leyendo »

Los robots han llegado a nuestras vidas para quedarse. Han saltado la frontera de la ciencia ficción y empiezan a estar ya por todas partes: en los museos, en los telediarios, en el I+D y en la Universidad. Y muy pronto, en solo cinco o diez años, serán nuevos actores también en la sociedad civil. Llegarán entonces a nuestros trabajos, a nuestras casas, a nuestros coches, quién sabe si también a nuestras alcobas. Pero, de momento, han conseguido lo más importante: han entrado en nuestras mentes. Deberíamos dejar de preocuparnos por si nos roban o no nuestro trabajo porque nos han extirpado ya algo más importante, nuestra forma de pensar.…  Seguir leyendo »

Las encuestas de todo el mundo muestran que la gente quiere trabajos seguros. Al mismo tiempo, la gente siempre ha soñado con una vida libre de esfuerzo. El “ascenso de los robots” ha hecho palpable la tensión entre estos dos impulsos.

Las estimaciones de pérdidas de empleos en el futuro cercano a manos de la automatización varían de 9% a 47%, y los empleos en sí se están volviendo cada vez más precarios. Sin embargo, la automatización también promete un alivio de la mayoría de las formas de trabajo obligado, acercando a la realidad la extraordinaria predicción de Aristóteles de que todo el trabajo necesario algún día sería realizado por “esclavos mecánicos”, dejando en libertad a los seres humanos para vivir la “buena vida”.…  Seguir leyendo »

Erica, un robot créé par les laboratoires Hiroshi Ishiguro, est présentée au public. Madrid, octobre 2018. © GABRIEL BOUYS/AFP

Les robots sont partout présentés comme les meilleurs amis de l’homme. Des amis avec lesquels il sera bientôt possible d’interagir comme avec un bon camarade, en leur parlant et en guettant sur leur visage les signes d’une bonne compréhension. Des amis en outre toujours disponibles, attentifs à nos besoins, attentionnés et gratifiants.

Les avantages de ces machines capables de simuler une relation humaine sont considérables, notamment dans l’éducation et la santé, mais leurs dangers ne le sont pas moins. Lorsqu’elles seront dotées d’«émotions artificielles» et d’«humour machine», il deviendra très difficile de garder à l’esprit qu’elles n’ont aucune conscience de ce qu’elles font, et encore moins de ce qu’elles sont.…  Seguir leyendo »

Tema

La entrada en el mundo jurídico de la robótica y de la inteligencia artificial es un hecho y plantea algunos retos que han hecho aparecer una nueva rama jurídica: el Derecho de los Robots.

Resumen

Al igual que Internet lo fue en su momento, los robots y los sistemas de inteligencia artificial (IA) son la próxima tecnología transformadora de nuestro tiempo. Éstos se están convirtiendo en parte de la vida cotidiana, y llevan a cambios sustanciales en la sociedad: en breve, esperamos ver a los robots desempeñar todo tipo de tareas, desde conducir camiones hasta mejorar el trabajo de muchos profesionales, o incluso sustituir a los humanos en el campo de batalla.…  Seguir leyendo »

Automation and AI will change the skills needed in the workforce

Desde chóferes de camión que usan GPS hasta enfermeros que digitalizan los signos vitales de los pacientes o inspectores de tren que controlan los pasajes con dispositivos portátiles, parece que hoy en día todos necesitan habilidades digitales básicas. Hace al menos unos diez años que la demanda de trabajadores con esas habilidades viene creciendo en silencio, pero ahora el cambio se aceleró, y la transformación alcanza a todo el mercado laboral, no sólo el sector tecnológico.

En un informe reciente, el McKinsey Global Institute calculó la cantidad actual de horas que los trabajadores pasan usando 25 habilidades básicas, divididas en cinco categorías (físicas/manuales, cognitivas básicas, cognitivas superiores, sociales/emocionales y tecnológicas), y las comparó con las que les dedicarán en 2030.…  Seguir leyendo »

Inteligencia Artificial plenamente humana

Asistimos a un auge espectacular de la Inteligencia Artificial (IA) que viene acompañado por el vehemente fervor de buena parte de la comunidad científico-técnica. Pero entre todo el entusiasmo que suscita el tema hay un aspecto que, a mi manera de ver, no se suele resaltar suficientemente: el hecho de que la IA no debe ser una invención que está aquí para amenazarnos ni para complicarnos la vida, sino que debe desarrollarse para responder a las necesidades humanas y, por ello, debe obedecer a unos criterios plenamente humanísticos.

En verdad, la IA no es una única cosa, sino que bajo ese nombre se designa a todo un conjunto de técnicas que permiten a los ordenadores simular la inteligencia humana utilizando una serie de algoritmos informáticos incluyendo, por ejemplo, métodos de computación de redes neuronales.…  Seguir leyendo »

Hasta no hace mucho, había dos explicaciones distintas del desempleo. La primera era la teoría keynesiana de la escasez de demanda, que sostiene que los trabajadores quedan “involuntariamente” desempleados cuando la sociedad no tiene dinero para comprar los bienes y servicios que producen. La segunda es la idea, generalmente asociada con la Escuela de Chicago, de que el desempleo es una elección voluntaria de ocio en vez de trabajo, cualquiera sea el salario ofrecido.

Pero ahora comienza a cobrar vuelo una tercera explicación: que la reducción de oportunidades de trabajo a tiempo completo y de los salarios reales se debe a la automatización.…  Seguir leyendo »

La Cuarta Revolución Industrial viene a coincidir con un momento demográfico de envejecimiento de la población que lleva a una imperiosa necesidad de hacer frente a los cuidados a los mayores. Empecemos por reconocer que los trabajos relacionados con el cuidado de las personas en sus domicilios e incluso la componente que en estos cuidados pueda tener el servicio doméstico no tienen un gran reconocimiento en la escala social y en buena medida muchas veces entran en el campo de una economía sumergida.

La demanda de empleo en el sector de los cuidados personales surge sin ser consecuencia directa de la digitalización y de la globalización que enmarcan la discusión sobre el empleo futuro.…  Seguir leyendo »

Les titres de certains articles publiés récemment sont alarmistes : « L’automatisation menace 800 millions d’emplois », « Travaillerons-nous au service des robots ? »… A chaque nouvelle évolution dans les domaines de l’intelligence artificielle et du machine learning (apprentissage automatique), les prévisions quant aux mutations du marché du travail se veulent toujours plus extrêmes. Pour autant, cette crainte grandissante de l’obsolescence de l’homme dans le monde du travail n’est pas fondée – comme en témoignait déjà il y a des décennies le philosophe hongrois Michael Polanyi dans son désormais célèbre paradoxe.

En 1966, Polanyi, alors chercheur à Oxford, expliquait pourquoi les machines étaient imbattables pour certaines tâches, mais totalement incompétentes pour d’autres.…  Seguir leyendo »

A l’approche de la publication des conclusions de la mission sur l’intelligence artificielle présidée par Cédric Villani [député LRM], le débat semble figé entre deux camps qui correspondent à deux opinions diamétralement opposées sur le progrès. D’un côté, ceux qui craignent perpétuellement le pire, et notamment que les avancées techniques ne servent que quelques intérêts particuliers. Ceux-là considèrent comme naïfs ceux qui, de l’autre côté, espèrent toujours que l’innovation résoudra tous nos maux. Entre ces deux opinions, nous défendons une voie médiane où le progrès sert à tous.

Pas un jour ne s’écoule sans que la technologie, intelligence artificielle en tête, véhicule de nouvelles craintes.…  Seguir leyendo »

Una cadena que reduce la desigualdad

Una de las noticias tecnológicas más destacadas de 2017 fue lo mucho que se ha generalizado el conocimiento de las criptomonedas, sobre todo por el increíble aumento de los precios de dos de las más importantes, bitcoin y ethereum. Se especula mucho sobre si ese aumento constituye una burbuja, si está anunciando la quiebra de las monedas tradicionales de los Estados o si el verdadero motor de la demanda es la necesidad de liquidez para las transacciones de los mercados negros.

Pero la locura que genera el bitcoin oculta el hecho de que la cadena de bloques (blockchain), en la que se basan las criptomonedas, es una tecnología con una utilidad mucho más amplia, que puede llegar a revolucionar muchas más cosas que los mercados de divisas.…  Seguir leyendo »

Robotic systems assemble a car at the Jaguar Land Rover factory in Solihull, England. March 1, 2017. (Leon Neal/Getty)

Having slowly recovered from the great recession a decade ago, the global economy is finally back on the growth track — including in the United States, as the American president characteristically trumpeted in his State of the Union speech this week.

The coming peril resides in the promise of this good news. As unemployment falls and puts pressure on wages to rise in the age of digital capitalism, automation of labor by intelligent machines will accelerate. That in turn will reinforce a trend already underway: the divorce of employment from productivity and wealth creation. Inequality then deepens as wealth concentrates among those who own the robots, so to speak, while those who have only their labor to sell increasingly scramble to cobble together a living wage through precarious gigs.…  Seguir leyendo »

Desde que los trabajadores textiles de principios del siglo XIX destruyeron los telares mecánicos que amenazaban su sustento, los debates sobre la automatización han conjurado escenarios pesimistas sobre el futuro del trabajo. Ahora que estamos frente a otra era de automatización, ¿cuán nerviosos deberíamos estar sobre el futuro de nuestra propia subsistencia?

Un informe reciente del McKinsey Global Institute estima que, dependiendo del nivel de desarrollo de un país, los avances en la automatización exigirán que 3-14% de los trabajadores en todo el mundo cambien de ocupación o mejoren sus capacidades para el año 2030. Aproximadamente el 10% de todos los empleos en Europa ya han desaparecido desde 1990 durante la primera ola de cambio tecnológico basado en rutinas.…  Seguir leyendo »