Símbolos franquistas

El presidente Sánchez ha establecido como una de las prioridades de su Gobierno decidir el destino del Valle de los Caídos, el colosal mausoleo donde están enterrados Franco, José Antonio y miles de soldados nacionales y republicanos, algunos exhumados sin permiso de las familias para completar el proyecto del dictador. El monumento es problemático: conmemora la victoria de un bando sobre otro, haciendo de las personas enterradas meras piezas de un sistema de representación.

Los planes del Gobierno parecen sugerir que los únicos restos que dan significado al monumento son los del dictador, como si los otros miles de cuerpos supusieran un problema ideológico menor.…  Seguir leyendo »

El Valle de los Avasallados

“E iré a descansar, con la cabeza entre dos palabras, en el valle de los avasallados”. Léolo. Jean-Claude Lauzon

¿Han visto alguna vez la cruz de la basílica del Valle de los Caídos? No digo a través de una imagen televisiva, de una fotografía o desde la distancia de la carretera de A Coruña. Digo desde el propio pie de la explanada. Transmite una sobrecogedora sensación de sinceridad y coherencia. El mausoleo entero, proyectado y construido a imagen y semejanza del dictador allí enterrado, alcanza su cénit y su punto de fuga en la extraordinaria fealdad de la cruz, sin rasgo alguno de belleza, sin sentido de la proporción.…  Seguir leyendo »

Ante la creciente confusión derivada de noticias falsas, medias verdades, declaraciones ligeras y manipulaciones, es hora ya de realizar algunas consideraciones estrictamente jurídicas sobre la decisión política del Gobierno de exhumar el cuerpo de Francisco Franco Bahamonde. En primer lugar, la Basílica –iglesia abacial del Valle de los Caídos– es un lugar de culto, por lo que se le aplica el artículo 1.5 del Acuerdo España – Santa Sede sobre asuntos jurídicos de 1979 que garantiza su inviolabilidad con arreglo a las Leyes.

El Acuerdo concordatario citado es un tratado internacional, tal y como ha afirmado la doctrina del Tribunal Constitucional y en virtud de los artículos 95.1 y 96.1 de la Constitución, sus normas, incorporadas al ordenamiento jurídico español, no pueden ser modificadas unilateralmente por leyes internas, estatales o autonómicas.…  Seguir leyendo »

Según una fuente digna de todo crédito, en el último Consejo de Ministros se barajaron diversas opciones, una vez se aprobara el decreto-ley de exhumación del general Franco del Valle de los Caídos y se levantara la pesada losa que cubre la tumba desde 1975.

1ª. Franco no está en la tumba. El féretro está vacío.

El CNI advierte de esa posibilidad. Carmen viuda y Carmen hija pudieron decidir enterrarlo secretamente, con nombre supuesto, en una aldea gallega para evitar, en el futuro, cualquier profanación. Dado que ambas han fallecido se ignora por completo la ubicación del féretro. Además la primera y segunda Carmen no se lo dijeron a la tercera Carmen, ante el temor de que la nietísima vendiera la exclusiva al Hola.…  Seguir leyendo »

Enterrar a los muertos

En la cultura occidental, tanto en las fuentes bíblicas como en el pensamiento clásico griego, enterrar a los muertes ha sido considerado siempre un rasgo de verdadera humanidad. Cómo algo exigido por el derecho natural frente al mandato de alguien que prohibiera dar sepultura a un ser humano. La Antígona de Sófocles es un ejemplo vivo de esa creencia en el hombre como res sacra para decirlo con palabras de Séneca, y por eso merecedor de respeto.

En la tradición cristiana, enterrar a los muertos ha sido considerado siempre una obra de misericordia. Los muertos tienen derecho a descansar en paz.…  Seguir leyendo »

Así que pasen 40 años

Allí donde se ha hecho historia y se hace política, historia y política mantienen una relación complicada. España no es una excepción, como sugiere la iniciativa anunciada por el Gobierno de Pedro Sánchez en relación con el pasado franquista. A la espera de que se concreten sus términos, merece la pena adelantar una reflexión sobre ella.

En 1942, George Orwell escribió un ensayo sobre la todavía reciente Guerra Civil española, en la que llegó a combatir alistado en el POUM. Su pregunta, que tiene ya casi 80 años, parece interpelarnos: ¿cómo se escribirá en el futuro la historia de la guerra?…  Seguir leyendo »

El cadáver de Francisco Franco está enterrado en la basílica de la Santa Cruz y el Gobierno de Pedro Sánchez se propone exhumarlo lo antes posible. Ahora bien, el artículo 1.5 del acuerdo sobre asuntos jurídicos suscrito por el Estado español con la Santa Sede establece que «los lugares de culto tienen garantizada su inviolabilidad con arreglo a las Leyes», de manera que cualquier intento de exhumarlo actuando el Gobierno a la brava sería manifiestamente ilegal y podría hacer incurrir al Estado español en responsabilidad internacional. Además, por el Real Decreto 1359/1984, de 20 de junio, se transfirieron a la Comunidad de Madrid las funciones que en relación con la policía sanitaria mortuoria atribuye el Decreto 2263/1974, de 20 de julio, y disposiciones complementarias a los órganos de la Administración del Estado.…  Seguir leyendo »

Dejar a los muertos en paz

He aquí la historia de dos cadáveres. Uno es el de un dictador que murió a una edad avanzada, rodeado de reliquias y de todos los consuelos de la Iglesia, acompañado por quienes más le querían y estimaban, con honores y loores de autoridades y dignidades de todo el mundo. Se enterró en una sepultura sencilla pero nada austera, de buen gusto pero tocada de pomposidad, bajo un suelo de mármol reluciente en una basílica enorme que respira misterio y solemnidad, entre pinturas preciosas, bajo vigilancia de una comunidad religiosa que no cesó nunca de ofrecer misas por su alma. Al otro cadáver sus asesinos lo arrojaron a un foso de Málaga, sin bendición, para que se descompusiera rápidamente, con ayuda de ratas, entre los huesos de otras víctimas de una masacre.…  Seguir leyendo »

Paz a los muertos

No habían nacido Carlos Osoro ni Ricardo Blázquez cuando Miguel de Unamuno dirigía en latín el 20 de septiembre de 1936 un mensaje de la Universidad de Salamanca a las universidades y academias del mundo, anunciando que se estaba produciendo sobre el suelo español un choque tremendo, «al defenderse nuestra civilización cristiana de Occidente, constructora de Europa, de un ideario oriental aniquilador». La posterior discrepancia del rector salmantino con los modos de quienes defendían la primera no afectó a esa consideración de que se había entablado una guerra entre el cristianismo y el comunismo.

Después vendría –el 1 de julio de 1937– la Carta Pastoral del Episcopado español a los obispos del mundo entero, redactada casi íntegramente por el cardenal primado, el tarraconense Isidro Gomá, y suscrita, entre otros muchos arzobispos y obispos, por el también cardenal Eustaquio Ilundáin y por varios de los que alcanzarían años después el cardenalato, como Arce y Ochotorena, Arriba y Castro o Parrado y García.…  Seguir leyendo »

Que cada palo aguante sus huesos

Ha estado recluido algún tiempo José K. —¡tan añoso!— en su chiribitil, a la espera de que algún amanecer abriera puertas y ventanas. Hoy ya puede salir a la luz, si bien ha preferido hacerlo con gafas oscuras y sombrero mexicano, ambas cosas para evitar el deslumbramiento tras abandonar la oscura cueva, pero este último aderezo, además, como homenaje a Andrés Manuel López Obrador, ándele compadre, a ver hasta dónde llegamos. ¡Cuánta novedad contemplan sus cansados y deslumbrados ojos, desde un mocetón en lugar de un registrador de la propiedad, a un líder o una lideresa más bien jovenzano en la derecha, y mujeres, muchas mujeres donde antes había adustos señores de traje y corbata!…  Seguir leyendo »

Franco y el Valle de los Caídos

En marzo de 2001, el fundamentalismo religioso que había asumido el Gobierno islámico ultra-ortodoxo de los talibanes, a la sazón en el poder en Afganistán, mandó dinamitar la cabeza y cuerpo de la mayor estatua de Buda existente en el mundo. Con una altura de 55 metros, tallada en la roca de una montaña, hubo necesidad de emplear grandes cantidades de dinamita y hasta misiles antiaéreos para destruirla. Todos los intentos que se hicieron, principalmente del mundo occidental, para salvar esa impresionante muestra de la historia del arte, fracasaron rotundamente.

En aquella época, los talibanes llevaron a cabo la destrucción de gran parte de las estatuas preislámicas del país, porque creían fanáticamente que contravenían la fe islámica, que no permite la reproducción de ídolos.…  Seguir leyendo »

Hace unos días, el presidente del Gobierno aseguró que no sabe por qué la corporación municipal le cambió el nombre a la calle de Pontevedra donde en su tiempo vivió. Desde el año 2002 adoptó el nombre de la poeta gallega Rosalía de Castro, sustituyendo al del almirante franquista Salvador Moreno. Sin embargo, el ínclito presidente ha afirmado que él sigue refiriéndose a esa calle con el nombre del militar rebelde a la república.

Una obviedad: en un Estado de derecho, concepto este del que muchos se llenan la boca con más retórica que lealtad institucional, las leyes están para cumplirlas.…  Seguir leyendo »

Conocí a Mercedes Formica y fui, por la gracia de Dios, ferviente admirador suyo. Mercedes tenía un talento inigualable, conoció bien el mundo, sus fondos oscuros y sus mañanas luminosas y a la especie humana en sus vicios, sus glorias y en sus procesos de inmortalización. Nadie puede negar el talento excepcional de Mercedes, que correspondía a una personalidad indiscutible, fina y bella, nada presuntuosa y, sobre todo, dotada de un capítulo de feminidad inextinguible.

En las breves ocasiones en que tuve para hablar con ella, me ganó la admiración y el fervor, que son las dos notas que siempre anoto en mi cuaderno cuando agradezco a Dios haber leído algún libro que tuviera la virtud de conmoverme.…  Seguir leyendo »

El Ayuntamiento de Madrid ha hecho pública la propuesta del Comisionado de la Memoria Histórica para el cambio de denominación de una serie de calles de la capital. Entre ellas se encuentra la calle de los Caídos de la División Azul, para la que se propone el nombre de Mercedes Formica. La propuesta ha causado cierta sorpresa después de que, en Cádiz, ciudad natal de Formica, Por Cádiz Sí Se Puede ordenara retirar el busto que rendía tributo a su memoria en la plaza del Palillero. El motivo que se esgrimió no era otro que su pasado falangista, a pesar de que, en un principio, se argumentó que lo hacían para evitar su deterioro al estar en la vía pública.…  Seguir leyendo »

Hace unos días fui a visitar los jardines de la casa Muñoz, en nuestro barrio. Han recuperado la traza original que les dio Forestier y resultan un espacio acogedor, aunque encajonado entre los edificios colindantes. En la puerta puede leerse Fundació Julio Muñoz Ramonet. Ajuntament de Barcelona. El franquista y estraperlista de aúpa: En el cielo manda Dios y en la tierra los Muñoz se cantaba en los tiempos del cuplé y la penicilina. Muñoz donó su casa y su colección de arte al ayuntamiento y éste la exhibe hoy con énfasis.

Este mismo viernes, y por medio de su pisarello, la alcaldesa Colau anunció su intención de llevar al trastero una escultura que Juan Antonio Samaranch donó al Ayuntamiento, porque está contaminada de su dador.…  Seguir leyendo »

“No existe documento de cultura que no sea a la vez documento de barbarie”, escribió Walter Benjamin en 1940. Pensemos en hitos civilizatorios como las pirámides de Egipto o las catedrales de Hispanoamérica y las condiciones de explotación y opresión en que estos edificios fueron levantados para ilustrar la paradoja de Benjamin. Numerosos países democráticos debaten y legislan en la actualidad sobre la presencia de legados del pasado más o menos reciente asociados con regímenes represivos, antidemocráticos o racistas en sus pueblos y ciudades. Desde Estados Unidos, cuyos antiguos Estados confederados enfrentan la presencia de monumentos de la guerra de Secesión percibidos como ensalzadores de la supremacía blanca, hasta los países del ex bloque soviético que lidian con edificios y monumentos construidos por y para un régimen invasor y totalitario, pasando por el nuestro que afronta símbolos y monumentos construidos por la dictadura franquista.…  Seguir leyendo »

Hasta el siglo XIX, las calles tienen nombres de calles (históricos, funcionales, descriptivos, anecdóticos, orientativos…) Fue Mesonero Romanos quien importó la costumbre de la personalización de las vías públicas, afectada enseguida por las mutaciones políticas, dando lugar a los rifirrafes que llegan hasta nuestros días. Desde 1812, la plaza Mayor ha cambiado de nombre ¡veintitrés veces!

Con todo, el baile de las placas no es el aspecto más negativo de la personificación de las calles. Lo es su inane homenaje. El nombre en la calle no añade fama ni honra al que ya las tiene ni se las da a quien de ellas carece.…  Seguir leyendo »

Ningún país puede ser más inaccesible que aquel donde el viajero pierde su camino porque no puede encontrar su destino. Con excesiva frecuencia, he tenido que preguntar a un transeúnte: «¿Es esta la vía por la que?» «¿Me puede decir dónde está?» «¿He perdido mi camino?» A veces la respuesta no es útil debido a que no hablo bien el idioma, o porque el transeúnte es también de otro lugar, o porque me dan direcciones que son incorrectas y que hacen que me pierda una vez más. Muy raras veces oigo las palabras, «¡No, eso no existe!». Cuando esto sucede, sé que estoy en el camino correcto, al menos para los propósitos del presente artículo.…  Seguir leyendo »

Dicen las malas lenguas que quieren echar a puntapiés a Jardiel del callejero madrileño. Esto puede ser verdad, debido a la burricie de algún nuevo rico del poder. O puede ser mentira, por la mala fe de algún político de los de siempre, que miente para desprestigiar a sus enemigos. Me da lo mismo. Mientras la cultura valga menos que los concejales de uno u otro signo, mal vamos.

Yo, personalmente, no creo que ello vaya a suceder. Pero, de hacerlo, no me extrañaría. Madrid nunca honró a Jardiel, pese a ser él madrileño hasta la médula (nacido y muerto en Chueca, para más señas) y pese a haber asegurado no querer vivir en ninguna otra ciudad del mundo.…  Seguir leyendo »

Por algún misterioso designio, el rito de paso de los cambios generacionales se hace en España machacando lo que bien estaba, como si las identidades se impusieran a garrotazos y no mediante una adaptación racional de las cosas a los nuevos tiempos. Pero no creo en argumentos atávicos para justificar esta tendencia a la insensatez. Que desde las instancias que dicen representar la indignación ciudadana se pretenda empezar de cero con la Historia se debe al hecho deplorable de no haberla leído, ni siquiera la reciente, más que a razones autodestructivas basadas en nuestro ADN colectivo. Me temo que vamos a pagar muy caro haber tirado por la borda estos años propicios para haber considerado a la Cultura y la Educación, de una vez por todas, el flujo sanguíneo de una sociedad responsable, y no la pringue sobrante de una comunidad de idiotas.…  Seguir leyendo »