Sistema judicial

Autoritarismo judicial y ciencia política

La política española ha regalado al mundo algunas voces de extendido uso internacional como liberal, guerrilla o pronunciamiento, por citar las más conocidas. La última creación del ingenio español es la expresión autoritarismo judicial. Este innovador concepto se ha acuñado en estos últimos meses por quienes se sienten injustamente perseguidos por los tribunales españoles tras haber protagonizado algunos de los momentos estelares del procés. Tal concepto está teniendo fortuna también entre aquéllos que, sin compartir la deseabilidad de la independencia de Cataluña, estiman que aquí hay un conflicto político que debe resolverse exclusivamente mediante la negociación política y sin que intervengan los tribunales en la persecución de unas conductas que, según ellos, sólo muy forzadamente habrían incurrido en ilicitud penal.…  Seguir leyendo »

La renuncia del magistrado Marchena a asumir el cargo de presidente del Consejo del Poder Judicial y del Tribunal Supremo ha significado la explosión del grano purulento en que se ha convertido la ocupación de los altos puestos en la carrera judicial. Asumido por los protagonistas el cambalache de airear el nombre del presidente antes de estar elegidos los vocales, el sistema no ha podido resistir la zafia presentación en público de sus entresijos por un senador.

Ahora se vuelve a plantear el dilema de la selección de los vocales del Consejo. Sería bueno que nos aclaráramos de una vez deshaciendo el embrollo en el que nos metieron -con la mejor intención, sin duda- los redactores de la Constitución, cuyo 40 aniversario ahora conmemoramos.…  Seguir leyendo »

En el mundo prevalecen dos sistemas jurídicos: el llamado «common law», cuyo ámbito de aplicación es el mundo anglosajón, y el derecho civil de Europa continental. El primero tiene como fuente de derecho esencial la jurisprudencia y el segundo la norma escrita y codificada. Esta distinción se ha hecho cada vez más tenue porque ambos sistemas han asumido en alguna medida los postulados del otro pero sigue siendo una distinción significativa que diferencia el mundo legal anglosajón del europeo continental y ello tiene consecuencias en el desarrollo de ambas culturas jurídicas que tienen distintos orígenes históricos y circunstancias políticas.

En España las fuentes directas del ordenamiento jurídico son «la ley, la costumbre y los principios general del derecho» (Código Civil artículo 1.1), mientras que a la jurisprudencia se la reserva el papel de complementar el ordenamiento jurídico con la doctrina que, de forma reiterada, establezca el Tribunal Supremo al interpretar la ley, la costumbre y los principios generales del derecho» (Código Civil artículo 1.6).…  Seguir leyendo »

People enter the Supreme Court in Warsaw on Oct. 11 under a banner reading “Constitution.” (Alik Keplicz/AP)

On Friday, the European Union’s highest court ordered the Polish government to immediately halt its ongoing purge of Poland’s Supreme Court. The Luxembourg-based European Court of Justice (ECJ) ordered Polish authorities to suspend implementing its April 2018 “Law on the Supreme Court”; to reinstate all of the Supreme Court judges who were forced to retire under the law; and to refrain from any further attempt to replace them — including the Supreme Court’s chief justice.

Poland’s government claims the Law on the Supreme Court is simply part of a broader reform and reorganization of the national judiciary. However, critics have depicted it as a thinly disguised attempt to capture the Supreme Court, going against not only the Polish Constitution but also the principle of judicial independence enshrined in E.U.…  Seguir leyendo »

La lista de enemigos de Ley y Justicia (PiS, en sus siglas polacas), el partido nacional-conservador que ganó las elecciones en Polonia en otoño de 2015, es larga y notoria. En ella se encuentran los nombres de políticos de la oposición y periodistas rebeldes, así como de activistas, personalidades del mundo académico, cultural y empresarial. Los medios de comunicación de derechas, afines al Gobierno, informan puntualmente sobre quiénes figuran en la misma. Sus programas no solo mencionan al ex primer ministro Donald Tusk —odiado por el PiS y actualmente presidente del Consejo Europeo— y a sus colaboradores, ni al igualmente denostado Lech Walesa (líder de Solidaridad y posteriormente presidente, al cual el actual Gobierno acusa de traición y de colaborar con la policía secreta comunista), sino también a científicos, actores, opositores y miembros de las ONG.…  Seguir leyendo »

José Saramago, en su famosa novela Todos los nombres, cuenta la historia de un solitario funcionario del Registro Civil propenso a confeccionar fichas de personas famosas; un día, por casualidad, da con la ficha de una mujer desconocida y, acuciado por su curiosidad, decide llevar a cabo una detallada investigación sobre su vida, a la que dedica la mayor parte de su tiempo, para lo cual es capaz de ingeniárselas con tal de obtener cualquier información que le conduzca al paradero de aquélla.

Algo parecido les ocurre a algunos jueces de instrucción. Desde que la corrupción política apareció en nuestras vidas, malogrando nuestras instituciones, no ha habido en nuestro país un funcionario con tanta influencia política.…  Seguir leyendo »

En mayo de 2017, cuando era presidente de Ecuador, Rafael Correa saludaba a sus seguidores desde el balcón del palacio presidencial en Quito. Credit Dolores Ochoa/Associated Press

Rafael Correa, el hombre que gobernó Ecuador durante una década, tiene una orden de prisión preventiva. Es una ironía: el expresidente es una víctima del aparato de justicia que él se encargó de deformar cuando estuvo en el poder. A un año de la finalización de su presidencia y a unos meses de haber perdido el control de Alianza País, el partido que él mismo fundó, Correa es un blanco fácil. Y es que en Ecuador la justicia responde a la persona que está en la presidencia.

Que un expresidente sea investigado podría parecer una señal de madurez democrática, pero procesarlo a través de un sistema de justicia viciado es contraproducente.…  Seguir leyendo »

Yo aprendí en su día que en democracia existen tres poderes del Estado: el ejecutivo, el legislativo y el judicial. Los tres poderes son independientes y su única correlación estriba en que el ejecutivo propone leyes al legislativo y este, si procede, acaba por promulgarlas

Finalmente, el poder judicial es el que ejecuta las leyes que ha aprobado el Parlamento. Para ser miembro del Gobierno no se precisan más méritos que los que decida el presidente del Gobierno y para serlo de las Cortes Generales no se exige tampoco más requisito que el que decida el partido político que le incluya en sus listas.…  Seguir leyendo »

Una escena del crimen en Ajijic, en el estado de Jalisco, en abril de 2012 Credit Reuters/Alejandro Acosta

En México se resuelve solo el cinco por ciento de los homicidios. De los 154.557 asesinatos cometidos en el país de 2010 a 2016, el 94,8 por ciento permanecen impunes. El promedio son cinco condenas por cada cien víctimas, muy por debajo de las estadísticas del continente americano (24 sentencias), de Asia (48 sentencias) o de Europa (80 sentencias por cada cien homicidios).

México vive una crisis de impunidad en el momento más violento de su historia registrada: en 2017, nueve meses registraron un récord insólito, más de dos mil asesinatos.

Estas cifras se deben al colapso del sistema de justicia mexicano.…  Seguir leyendo »

The United States has been consumed with the one vacancy on the U.S. Supreme Court. Just imagine the media storm in Poland, where 18 of 73 Supreme Court seats may become open. Among them is the seat of Chief Justice Malgorzata Gersdorf.

On July 4, Gersdorf went to work doubting she would be let into the building. Three months earlier, Poland’s Parliament, led by the majority Law and Justice party (PiS), passed a bill to reform the Supreme Court — which would effectively relieve 27 judges of their duties, regardless of whether a judge’s six-year term had expired.

This was the latest in judicial reforms rolled out since PiS assumed power in 2015.…  Seguir leyendo »

Pocos días después de tomar posesión de su cargo como ministra de Justicia, Dolores Delgado ha tenido ocasión de pronunciarse sobre uno de los asuntos judiciales que más ha dado que hablar en los últimos meses, el llamado caso de La Manada. A raíz de la decisión del tribunal sentenciador de decretar prisión provisional eludible mediante el pago de fianza de 6.000 euros para cada uno de los encausados, la ministra declaró, refiriéndose a los jueces en general, que es necesaria mayor formación y una “reforma mental”, expresión ésta que no puede ser menos afortunada. Ambas propuestas merecen unas líneas de reflexión.…  Seguir leyendo »

Protesters in Warsaw deploy a giant European Union flag on June 26 during a demonstration against the Polish government’s plans for judicial reform. (Wojtek Radwanski/AFP/Getty Images)

Imagine a day in the not-too-distant future. A new U.S. president has just been elected. Hugely popular, he enjoys a comfortable majority in both houses of Congress. His first legislative measure: something called the “Federal Courts Independence Act,” which stipulates the mandatory retirement of 40 percent of U.S. federal appeals-court judges (unless the president decides to let some of them stay on). The president will also have a role in determining the courts’ internal organization and rules of procedure, as well as in the disciplining of judges. The act sails through Congress on a wave of popular support. Voters have been persuaded that it is an obvious and patriotic answer to the problem of courts packed by previous presidents getting in the way of the new president’s long-overdue reforms in the name of the people.…  Seguir leyendo »

Jueces y fiscales cuelgan sus togas para protestar por la situación de la Justicia. Mariano Cieza Moreno Efe

Ayer fue el día. Por fin los jueces y fiscales de España nos pusimos en huelga. Lo cierto es que parecíamos el cuento de El pastor mentiroso”: “Ministro, que nos vamos a poner en huelga”, “ministro, que nos convoquéis la mesa de retribuciones…”, ministro…”. A diferencia del cuento, nosotros nunca mentimos (por no mentir, no damos ni siquiera datos inflados de participación, tan naíf es nuestra experiencia sindical). Cuando los jueces y fiscales decimos que no tenemos medios suficientes para luchar contra la corrupción; que hay espacios de impunidad por culpa de la ocurrenciaministerial del artículo 324 Ley de Enjuiciamiento Criminal que limita a seis meses la instrucción de los delitos; que no podemos celebrar un divorcio que afecta a menores antes de ocho meses; que tardamos una hora más en poner una sentencia porque los documentos ‘digitalizados’ (si por digitalización se entiende un escaneado a bulto) no están indexados; que no podemos atender el despido de alguien hasta el año que viene; o que las víctimas de agresiones sexuales no cuentan con el tratamiento especial que la Ley del Estatuto de la Víctima regula estamos diciendo la verdad.…  Seguir leyendo »

El paso de la justicia privada a manos del Estado fue, sin ninguna duda, uno de los grandes avances de la civilización. La superación de la respuesta meramente vindicativa, el traspaso de la reacción personal al delito de manos de los particulares al ius puniendi del Estado, son hitos que han configurado nuestro desarrollo como sociedades libres y éticas.

De la ejecución pública a las Salas de Justicia, del linchamiento inmediato del agresor en la horca, a un juicio lleno de garantías. Así hemos ido avanzando, desarrollando y perfeccionando nuestro modo de resolver los problemas, buscando no solo dar la adecuada respuesta retributiva sino también pacificar la sociedad.…  Seguir leyendo »

Jueces, Constitución y sentencias

Saltan las alarmas, el edificio democrático se vacía, amenaza ruina y sus piedras caen a nuestros pies mientras tememos la que pueda aplastar nuestra cabeza. El final de época está a la vista y la sensación de desamparo estremece. ¿Qué pasará? Los cambios son tan grandes, tan acelerados, tan desordenados, que las antiguas melodías ya no sirven y, desorientados, vamos de un extremo a otro, dando tumbos, sin escuchar, sin contestar. ¿No lo veis? Lo público desaparece y simultáneamente se reafirman las antiguas tradiciones y creencias. Todo es desmesuradamente nuevo y al mismo tiempo asoma, otra vez, el espectro de nuestra historia, y mientras unos lo aplauden en silencio, incluso lo esperan, otros desengañados intuimos el peligro y desconfiamos de que nuestras ruinosas instituciones puedan garantizar, como es debido, el derecho a la libertad de expresión o la integridad y dignidad de las mujeres.…  Seguir leyendo »

Cómo pudimos llegar a eso La Manada

Las sociedades humanas llevan milenios aprobando leyes y celebrando juicios. El tiempo, el pesimismo y la madurez han ido destilando algunos principios: que la norma que te castiga sea pública y previa al delito; que el poder no pueda elegir un juez ad hoc para tu caso; que las reglas de procedimiento -entre ellas, saber de qué se te acusa para que puedas defenderte-, sean generales; que puedas contradecir a tu acusador con sus mismas armas; que el juicio y la sentencia sean públicos. Cuando no estamos ebrios de indignación moral nos gusta sentirnos superiores y presumir de principios como estos, deplorando a esas turbas salvajes propias de otras épocas o de otros lugares.…  Seguir leyendo »

Hace muchos años, no consigo recordar el título del libro ni el autor, leí una dedicatoria que me ha hecho reflexionar durante el largo tiempo en que he ejercido como juez. Decía así: «A todos los que ejercen el noble oficio de juzgar, en el que se acierta y se yerra públicamente»; seguramente se inspiró en esta frase la definición de independencia judicial que acuñamos en la Asociación Profesional de la Magistratura: «Es el derecho que corresponde a los ciudadanos para que los jueces acierten o se equivoquen sin presión de nada, ni de nadie».

Efectivamente, la independencia de los jueces no es un derecho de estos, y menos un privilegio; es una garantía y, por eso, los que pueden exigirla como derecho son los ciudadanos, que el día que puedan verse comprometidos en una acusación de delito comprenderán la importancia que tiene preservar a los que han de juzgarles de cualquier presión que altere su serenidad de juicio.…  Seguir leyendo »

La cólera de los justicieros

“Sé por experiencia propia que es muy distinto oír cómo se hace justicia que hacerla uno mismo” (André Gide. No juzguéis).

Todo arrancó el pasado 26 de abril, cuando tras 9 sesiones de juicio “a puerta cerrada” y 2 en audiencia pública, celebradas en el mes de noviembre de 2017 y después de cinco meses de deliberaciones, el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra hizo público el fallo de la sentencia 38/2018, de 20 de marzo, dictada en el sumario 426/2016 del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona. También del voto formulado por el magistrado disidente.…  Seguir leyendo »

O “convulsos y complicados”, como dijo el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial el pasado lunes en el acto de entrega de despachos a los jueces de la LXVII promoción de la Carrera Judicial, presidido por el Rey Felipe VI.

Por cierto, antes de proseguir, pido excusas por no usar el termino “jueza”, si es que acaso importara. Tengo claro que los dos vocablos, juez y jueza, son válidos para designar a la mujer que tiene la autoridad de juzgar, pero reconozco que no me acostumbro. Quizá el motivo sea aquel “señora jueza” de doña Emilia Pardo Bazán que es como antaño se llamaba a la esposa del juez, lo mismo que “señora ministra” a la mujer del ministro o “señora embajadora” a la cónyuge del señor embajador.…  Seguir leyendo »

En el bronco debate parlamentario sobre la prisión permanente revisable, celebrado hace unos días, el portavoz socialista Juan Carlos Campo invocó su condición de juez durante su intervención en la tribuna del Congreso de los Diputados. La presidenta de la Asociación Clara Campoamor, la también socialista Blanca Estrella Ruiz, reprochó duramente a su compañero que se identificara como juez en el hemiciclo.

Al margen del caso en sí, lo que la presidenta de la Asociación Clara Campoamor estaba denunciando, con conciencia de ello o no, es una anomalía de nuestra democracia, cuya eliminación debería ser la primera medida a tomar en la tan generalizada demanda de su regeneración.…  Seguir leyendo »