Sistema judicial

El paso de la justicia privada a manos del Estado fue, sin ninguna duda, uno de los grandes avances de la civilización. La superación de la respuesta meramente vindicativa, el traspaso de la reacción personal al delito de manos de los particulares al ius puniendi del Estado, son hitos que han configurado nuestro desarrollo como sociedades libres y éticas.

De la ejecución pública a las Salas de Justicia, del linchamiento inmediato del agresor en la horca, a un juicio lleno de garantías. Así hemos ido avanzando, desarrollando y perfeccionando nuestro modo de resolver los problemas, buscando no solo dar la adecuada respuesta retributiva sino también pacificar la sociedad.…  Seguir leyendo »

Jueces, Constitución y sentencias

Saltan las alarmas, el edificio democrático se vacía, amenaza ruina y sus piedras caen a nuestros pies mientras tememos la que pueda aplastar nuestra cabeza. El final de época está a la vista y la sensación de desamparo estremece. ¿Qué pasará? Los cambios son tan grandes, tan acelerados, tan desordenados, que las antiguas melodías ya no sirven y, desorientados, vamos de un extremo a otro, dando tumbos, sin escuchar, sin contestar. ¿No lo veis? Lo público desaparece y simultáneamente se reafirman las antiguas tradiciones y creencias. Todo es desmesuradamente nuevo y al mismo tiempo asoma, otra vez, el espectro de nuestra historia, y mientras unos lo aplauden en silencio, incluso lo esperan, otros desengañados intuimos el peligro y desconfiamos de que nuestras ruinosas instituciones puedan garantizar, como es debido, el derecho a la libertad de expresión o la integridad y dignidad de las mujeres.…  Seguir leyendo »

Cómo pudimos llegar a eso La Manada

Las sociedades humanas llevan milenios aprobando leyes y celebrando juicios. El tiempo, el pesimismo y la madurez han ido destilando algunos principios: que la norma que te castiga sea pública y previa al delito; que el poder no pueda elegir un juez ad hoc para tu caso; que las reglas de procedimiento -entre ellas, saber de qué se te acusa para que puedas defenderte-, sean generales; que puedas contradecir a tu acusador con sus mismas armas; que el juicio y la sentencia sean públicos. Cuando no estamos ebrios de indignación moral nos gusta sentirnos superiores y presumir de principios como estos, deplorando a esas turbas salvajes propias de otras épocas o de otros lugares.…  Seguir leyendo »

Hace muchos años, no consigo recordar el título del libro ni el autor, leí una dedicatoria que me ha hecho reflexionar durante el largo tiempo en que he ejercido como juez. Decía así: «A todos los que ejercen el noble oficio de juzgar, en el que se acierta y se yerra públicamente»; seguramente se inspiró en esta frase la definición de independencia judicial que acuñamos en la Asociación Profesional de la Magistratura: «Es el derecho que corresponde a los ciudadanos para que los jueces acierten o se equivoquen sin presión de nada, ni de nadie».

Efectivamente, la independencia de los jueces no es un derecho de estos, y menos un privilegio; es una garantía y, por eso, los que pueden exigirla como derecho son los ciudadanos, que el día que puedan verse comprometidos en una acusación de delito comprenderán la importancia que tiene preservar a los que han de juzgarles de cualquier presión que altere su serenidad de juicio.…  Seguir leyendo »

La cólera de los justicieros

“Sé por experiencia propia que es muy distinto oír cómo se hace justicia que hacerla uno mismo” (André Gide. No juzguéis).

Todo arrancó el pasado 26 de abril, cuando tras 9 sesiones de juicio “a puerta cerrada” y 2 en audiencia pública, celebradas en el mes de noviembre de 2017 y después de cinco meses de deliberaciones, el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra hizo público el fallo de la sentencia 38/2018, de 20 de marzo, dictada en el sumario 426/2016 del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona. También del voto formulado por el magistrado disidente.…  Seguir leyendo »

O “convulsos y complicados”, como dijo el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial el pasado lunes en el acto de entrega de despachos a los jueces de la LXVII promoción de la Carrera Judicial, presidido por el Rey Felipe VI.

Por cierto, antes de proseguir, pido excusas por no usar el termino “jueza”, si es que acaso importara. Tengo claro que los dos vocablos, juez y jueza, son válidos para designar a la mujer que tiene la autoridad de juzgar, pero reconozco que no me acostumbro. Quizá el motivo sea aquel “señora jueza” de doña Emilia Pardo Bazán que es como antaño se llamaba a la esposa del juez, lo mismo que “señora ministra” a la mujer del ministro o “señora embajadora” a la cónyuge del señor embajador.…  Seguir leyendo »

En el bronco debate parlamentario sobre la prisión permanente revisable, celebrado hace unos días, el portavoz socialista Juan Carlos Campo invocó su condición de juez durante su intervención en la tribuna del Congreso de los Diputados. La presidenta de la Asociación Clara Campoamor, la también socialista Blanca Estrella Ruiz, reprochó duramente a su compañero que se identificara como juez en el hemiciclo.

Al margen del caso en sí, lo que la presidenta de la Asociación Clara Campoamor estaba denunciando, con conciencia de ello o no, es una anomalía de nuestra democracia, cuya eliminación debería ser la primera medida a tomar en la tan generalizada demanda de su regeneración.…  Seguir leyendo »

En el año 1985, ante la aprobación de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), algunos se manifestaron en el sentido que era inconstitucional “de la cruz a la fecha” (Alberto Ruiz-Gallardón). Se lamentaba el que entonces era portavoz del Partido Popular que una ley tan importante se hubiese aprobado por medio del rodillo, esto es, de la amplia mayoría absoluta que disponía el Gobierno socialista, en lugar de consensuarse con la oposición. Y aprovechó para exponer la diferencia entre dos concepciones, a su juicio, enfrentadas: “la socialista, que desea una dependencia del poder judicial respecto del Ejecutivo; y la nuestra, que propone dejar en manos del órgano del Gobierno fuertes dosis de autonomía para que haya una independencia auténtica”.…  Seguir leyendo »

La percepción ciudadana y profesional sobre jueces más duros o blandos en el orden penal; más proclives a fallar a favor o en contra de las administraciones en el contencioso; o más o menos favorables al empleado en la jurisdicción social, no responde a ninguna leyenda urbana, sino que encuentra reflejo estadístico. Sobre un mismo texto legal, que alguien merezca reproche jurídico o no, y en qué concreto grado, depende cada vez más de un decisionismo alejado del triunfo que la norma escrita alcanzó a finales del siglo XVIII con el advenimiento de los Estados constitucionales. Como reacción al predominio de la costumbre y al casuismo judicial precedentes, la sûreté, o seguridad jurídica, se acuñaría por los revolucionarios franceses precisamente como garantía de una aplicación uniforme del derecho, en la que los operadores y justiciables pudieran contar con la necesaria certeza y previsión sobre las consecuencias legales de los comportamientos humanos.…  Seguir leyendo »

Pakistan’s Judges Are on a Mission. But What Is It

The chief justice of Pakistan’s Supreme Court, Mian Saqib Nisar, is a man on a mission. Our senior-most judge wants to rid the country of corrupt politicians, and he wants us to eat hormone-free chicken. “The aim of my struggle is clean air, clean water, pure milk,” he told lawyers last week during an impromptu stop by the cafeteria of the bar association in Islamabad, the capital. He was asking for their help. Also on his to-do list: fighting against hepatitis and cancer, and for a fair price for crops.

Nisar has said one reason Pakistan isn’t a superpower is that Pakistani gardeners take way more smoking breaks than their Chinese counterparts.…  Seguir leyendo »

Political prisoners who recanted their views to support the Islamic Republic at a news conference at Evin Prison in Tehran in February 1986. Credit Kaveh Kazemi/Getty Images

“The degree of civilization in a society can be judged by entering its prisons,” Fyodor Dostoyevsky wrote in “The House of the Dead,” his semi-autobiographical novel about inmates in a Siberian prison camp. Iran continues to fail the Dostoyevsky test.

The Evin Prison in Tehran, where a long list of leaders, intellectuals and journalists have been detained over the years, added to its infamy this month with the so-called suicide of Kavous Seyed Emami, a leading environmentalist and academic.

Dr. Seyed Emami, 63, who came from an old clerical family, was a dual Iranian and Canadian citizen. He had received his doctorate from the University of Oregon and returned to Iran in the early 1990s to teach sociology at Imam Sadeq University in Tehran, where Iran’s future elite is educated.…  Seguir leyendo »

¿Quién no siente aprecio por un médico, por un guardia civil o por un profesor? La inmensa mayoría coincidirá en que quien dedica su vida a velar por su salud, por su seguridad y por su educación merece su respeto. En consecuencia, tendrá los días contados el gobernante que, debiendo gastar el dinero público en sanidad, en seguridad, o en enseñanza, lo aplique a otros fines, dejando desasistidos hospitales, cuarteles y aulas.

Si esto es así con todos los servicios públicos, hay que preguntarse por qué la Justicia no goza de la empatía de los gobernantes y por qué la sociedad tampoco considera prioritaria su atención y dotación.…  Seguir leyendo »

“¡Menuda justicia, limitada por un río! Verdad a este lado de los Pirineos, error al otro lado”. (Blaise Pascal. ‘De la necesidad de Justicia’).

A raíz del informe que el Grupo Greco del Consejo de Europa publicó el pasado 2 de enero y que sitúa a España a la cabeza de los países donde la justicia está más politizada, unos cuantos colegas me han sugerido redactar un documento con el plausible propósito de defender la independencia judicial y de paso, si lo considerase procedente, responder a los ataques que a menudo e injustamente algunos magistrados sufren.

Confieso que hace muchos años me propuse no firmar manifiestos ni proclamas a favor o en contra de nada ni de nadie, pero como el envite tiene cierto tono de emplazamiento, creo que, sin quebrantar la promesa, puedo acceder a la petición y de ahí el siguiente texto que me he permitido elaborar, a sabiendas, claro está, de que redactar un manifiesto es una suerte literaria que requiere precisión y concisión, cualidades ambas que no estoy seguro de poder atender.…  Seguir leyendo »

Cuenta la leyenda que Federico II de Prusia, molesto porque un molino cercano a su palacio afeaba el paisaje, envió a un emisario para que lo comprara por el doble de su valor, para posteriormente llevar a cabo su demolición. Al regresar el enviado regio con la oferta rechazada, el emperador se dirigió al molinero, duplicando la oferta; y como éste volviera a declinar el ofrecimiento el monarca amenazó al campesino de que, si no aceptaba lo prometido, perdería su propiedad, pues firmaría un decreto expropiando el molino sin compensación alguna. El molinero se presentó entonces en el palacio real y entregó a Federico II una orden judicial que prohibía a la corona expropiar y demoler su propiedad solo por capricho personal.…  Seguir leyendo »

La publicación del informe GRECO (Grupo de Estados Contra la Corrupción) del Consejo de Europa alerta con contundencia de la persistencia de una situación “globalmente insatisfactoria” en relación con la vigilancia de la corrupción entre parlamentarios/as, judicatura y fiscalía en España.  La lectura del informe dibuja un desalentador panorama tanto por el general incumplimiento como porque los pocos cumplimientos parciales son proyectos con un incierto futuro. Sin que sirva de excusa para no pasar ya de las palabras a los hechos la situación de parálisis institucional de 2016.

No pueden causar sorpresa muchas de las recomendaciones porque han estado de forma habitual en el debate público: actividades profesionales de los representantes parlamentarios; pago de viajes; relaciones de lobby; independencia de la fiscalía; actividades privadas de jueces; formas de nombramiento de magistrados/as.  …  Seguir leyendo »

Paranoia constructiva

Hace unos días, un editorial de este periódico alababa el “ejercicio de transparencia” de la Guardia Civil tras la rueda de prensa de algunos de sus mandos sobre la muerte de Diana Quer y la detención de Enrique Abuín. En ese editorial, se reflexionaba sobre quejas por diferentes tipos de limitaciones legales que habrían lastrado la investigación.

Cierto es que resulta preferible que la información proceda directamente de fuentes confiables, con nombres y apellidos, y no de rumores aderezados con referencias a “fuentes de la investigación” o fórmulas similares, tantas veces simple cortina para la mala praxis, pero también lo es que esa rueda de prensa fue un error.…  Seguir leyendo »

Con frecuencia, al revelar mi condición de juez, soy interrogado sobre cómo soy capaz de decidir sobre los demás y si ello no me quita el sueño. Pregunta en la que flota un punto de admiración que, en ocasiones, encierra un cierto reproche ante mi osadía por el mero hecho de impartir justicia, como si ello supusiera arrogarme un criterio moral superior al del resto de mis comunes. Esa preocupación encuentra su fundamento en la creencia popular de que la labor de juzgar comporta una aplicación subjetiva de la justicia que, inevitablemente, ha de conducir al desasosiego de quien debe decidir sobre vidas y haciendas ajenas.…  Seguir leyendo »

Me pongo en el ordenador con el día de la Constitución aún reciente. Legítimamente orgulloso. Mis compañeras y mis compañeros -ellas son aproximadamente la mitad- día tras día, en estos treinta y nueve años, han contribuido con su trabajo a la consolidación de una democracia que es garantía de los derechos individuales de sus ciudadanos. Esta es una de las consecuencias inmediatas de la labor de los jueces españoles cuando solventan un litigio entre lindes, la anulación de una cláusula abusiva de un contrato hipotecario, una reclamación derivada de un despido laboral, una discrepancia relativa a la liquidación de un impuesto, u ordenan el ingreso en prisión de un político corrupto.…  Seguir leyendo »

El pasado viernes 17 de noviembre, Jesús Barrientos, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, erigió un verdadero cupulone jurídico, con un discurso formidable, al recibir en nombre de los jueces de Cataluña el premio a la independencia judicial de la Asociación Francisco de Vitoria, en la clausura de su Asamblea Nacional. La inflación de adjetivos que caracteriza el lenguaje (o lo que sea) en las redes sociales difumina hasta qué punto es propio adjudicarle el adjetivo “formidable”.

Jesús Barrientos hizo memoria de los tristes acontecimientos vividos en fechas cercanas por muchos jueces y magistrados en Cataluña y relató con una concisión barojiana, sin ningún tinte melodramático, las situaciones a que se ha tenido que enfrentar la judicatura catalana.…  Seguir leyendo »

Robert H. Jackson, el acusador en los juicios de Núremberg, afirmaba que nadie tiene tanto control sobre la vida, la libertad y la reputación de los estadounidenses como un fiscal. Un gran jurista español, ya fallecido, el notario D. Gregorio Blanco Rivas, me dijo en una ocasión: los españoles no son conscientes del enorme poder que tiene un juez en España. Las frases son similares, pero cambia el protagonista. En un momento como éste, en que el Gobierno ha de designar a un nuevo fiscal general, por el luctuoso fallecimiento de José Manuel Maza Martín, podemos hacer algunas reflexiones sobre el futuro de la fiscalía en nuestro país.…  Seguir leyendo »