Sistema judicial

La mujer del César

Recientemente 'The Economist publicó un artículo, que titulaba 'Overruled' (Anulado). Decía que la pandemia había acelerado el deterioro global del Estado de derecho. Fíjese, querido lector, «acelerado», no «originado». Entre otros argumentos utilizados, subrayo dos: la imposibilidad de mucha gente de acceder a la justicia y las medidas de emergencia puestas en vigor por gobiernos «incluso bienintencionados» que han limitado los derechos fundamentales y la protección legal, y privado así a la gente de sus derechos básicos.

Como puede ver el lector, un importante aspecto del Estado de derecho, la justicia, está siempre en la picota. Y no voy ahora a quejarme de cuestiones puntuales, aunque sean importantes.…  Seguir leyendo »

Hoy en España, los aparatos de los partidos políticos con representación parlamentaria son los controladores genuinos del poder judicial y de los humildes jueces que se atreven a poner los colores a la deslumbrante y cegadora majestad de aquellos presuntos criminales que forman parte del radioso poder ejecutivo, al que ni siquiera debían osar mirar los mortales jueces. Esta aberración antidemocrática, que mata toda posibilidad de libertad política, abriendo el camino de par en par a la dictadura, es ajena por completo a la milenaria tradición democrática. A finales de los años ochenta, grandes juristas como José Luis Manzanares, Eduardo García de Enterría y Antonio García Trevijano denunciaron con valor dicha aberración.…  Seguir leyendo »

Montesquieu expresó con nitidez la esencia de la judicatura en el Capítulo VI del libro VI del ‘Espíritu de las leyes’. Distingue allí los ministros del Rey de sus tribunales y afirma que los primeros deben abordar y seguir los asuntos con una cierta pasión mientras que, por el contrario, la ‘sangre fría’ y una ‘cierta indiferencia’ sobre los asuntos que resuelven es necesaria para los tribunales de justicia.

Cierto es que la vocación de un juez está guiada por la pasión de hacer justicia, pero la estructura judicial exige una situación de lejanía frente a los asuntos litigiosos. La Comisión Venecia destaca hoy el respeto necesario a la tradición cultural de cada Estado miembro del Consejo de Europa.…  Seguir leyendo »

Adivinen cuál de los tres poderes del Estado desaparecerá primero. Apuesto que va a ser el judicial. El legislativo y el ejecutivo ya vienen a ser la misma cosa. De manera que, dentro de poco, los gobernantes absorberán un poder omnímodo como en el antiguo régimen. De momento, no se conforman con nombrar a los jueces, pues quieren sustituirlos y enmendarlos en el ejercicio de sus funciones.

Abogo por la supresión de las facultades de Derecho, por ser nidos de racionalismo incompatibles con los tiempos que corren. Donde se pueda aplicar una buena moral ideológica (e incluso política), ¿para qué queremos el Derecho?…  Seguir leyendo »

La salud de la nación española empeora año a año. Asistimos al desmembramiento silencioso de España. Esta situación es percibida por casi todos, pero cuando se proponen soluciones, la mayoría de los españoles habla de reformar la Constitución del 78, cosa imposible, o da el mensaje pesimista de que no hay solución posible.

Se pretende en estas líneas plantear soluciones que pueda llevar a cabo un gobierno que quiera cambiar el rumbo de España y evitar su destrucción, sin cambiar la Constitución y sólo mediante leyes orgánicas. Son tres las esenciales: Ley del Español, Ley Electoral y Ley del Poder Judicial.…  Seguir leyendo »

Lo dijo Beccaria hace más de doscientos cincuenta años en su magistral tratado ‘De los delitos y las penas’: «Un hombre no puede ser llamado reo antes de la sentencia del juez, ni la sociedad puede quitarle la pública protección sino cuando esté decidido que ha violado los pactos bajo los que le fue concedida». Y lo ha dicho Manuel Marín en su columna del pasado 4 de agosto que tituló ‘Inocentes y miserables’: «Las condenas preventivas, las sentencias de plató y los juicios de telediario son un asco (…). Los juicios siempre llegan contaminados de prejuicios blindados y tecnicismos insufribles y caducos porque la hoguera hizo brasa mucho antes».…  Seguir leyendo »

El 17 de julio, sábado, se publicaba esta noticia en las páginas de Internacional: “El ejecutivo de Draghi se propone agilizar la justicia, algo que jamás ha logrado poner de acuerdo a los partidos italianos”. Y es que se trata -era el titular mayor- de “una reforma que explica 30 años de historia política”. En particular, “la propuesta busca acortar el tiempo que un imputado sea improcesable”.

A los españoles ese tipo de discurso nos resulta familiar, porque se reproduce cada vez que un político, luego de haberse visto linchado en la opinión pública (con dimisión incluida), termina por ser absuelto.…  Seguir leyendo »

Dos mil quinientos jueces han dicho basta. La Unión Europea (UE), el otro contrapeso que limita al Ejecutivo español, tiene ante sí una carta firmada por la mitad de los jueces españoles en la que estos denuncian la deriva totalitaria a la que nos aboca el Estado de partidos desde los años 80.

Desde entonces, hemos asistido a un desequilibrio de poder en favor del Ejecutivo y en detrimento del Legislativo, del Judicial y de los medios de comunicación. Las instituciones, sometidas y desprestigiadas, decaen en beneficio de la Moncloa, una suerte de Ciudad Prohibida de Pekín con su emperador-presidente supersatisfecho y repartidor de empleos, gabelas y subvenciones.…  Seguir leyendo »

16-year-old Ahed Tamimi in the Ofer military court in the West Bank village of Betunia, January 2018. Photograph: Ahmad Gharabli/AFP/Getty Images

The overwhelming majority of Palestinians in the West Bank were born into, and have spent their entire lives under, an Israeli military occupation that violates their right to self-determination. A new report by the UK charity War on Want exposes how a core part of what sustains that occupation is a military judicial system characterised by violations of international law.

The report – Judge, Jury and Occupier – is a deep dive into the diverse ways in which Palestinians’ rights are being violated – from arrest, through interrogation, conviction and jail time. It reflects the experiences of Palestinian lawyers and human rights groups.…  Seguir leyendo »

La Administración de Justicia, como cualquier otra administración pública, arranca su estructura piramidal sobre una base pivotada en el territorio, respondiendo a un modelo predefinido y detallado, con el que se busca obtener la mayor efectividad en el acceso de los ciudadanos a la tutela judicial efectiva que la Constitución proclama en su artículo 24.

Esta arquitectura básica, vigente al día de la fecha, disfruta ya de más de tres décadas, habiendo sido incorporada a través de la Ley 38/1988, de 28 de diciembre, de Demarcación y de Planta Judicial.

Para quienes desconozcan la fisionomía del cuerpo judicial español, quizá puede llamar la atención el carácter primordialmente territorial de la planta de nuestros Juzgados y Tribunales, y sobre todo la configuración del "partido" como división fundamental.…  Seguir leyendo »

Sorprende que el proceso penal sea el único de los cuatro órdenes jurisdiccionales —junto con el civil, contencioso-administrativo y social— que no cuente hasta la fecha, a pesar de los varios intentos con Gobiernos de distinto signo, con una ley procesal elaborada en plena etapa democrática a partir de la “cultura jurídica de la libertad” instaurada por la Constitución de 1978.

Básicamente seguimos con una Ley de Enjuiciamiento Criminal aprobada en el siglo XIX. Sus numerosas reformas han dado como resultado un sistema procesal parcheado y con graves incoherencias internas. Tanto el Tribunal Constitucional como el Tribunal Supremo han tenido que hacer un esfuerzo interpretativo para salvar esas contradicciones.…  Seguir leyendo »

El poder judicial y las apariencias

Decía Jaime Gil de Biedma que «de todas las historias de la Historia la más triste es la de España porque termina mal». No tendría por qué ser así, pero los desastres nos persiguen una y otra vez. ¿Tan mala suerte tenemos? Probablemente sea nuestra propia responsabilidad; politólogos y comentaristas de prensa extranjeros han observado recientemente que podríamos convertirnos en un Estado fallido, que es tanto como decir a la manera de Ortega un país invertebrado, carente de instituciones sólidas y respetadas. Es verdad que la falta de vertebración supone un riesgo mayor en Estados compuestos con articulación territorial autonómica o federal, como lo es el español, en donde parcelas de soberanía son transferidas del centro a la periferia.…  Seguir leyendo »

Como es de sobra conocido, Montesquieu dejo escrito en su cada vez más útil El espíritu de las Leyes que el poder judicial debía ser un “poder nulo”, la boca que pronuncia las palabras de la ley. Por eso, durante mucho tiempo los jueces eran poco menos que invisibles en nuestra sociedad; anónimos funcionarios que aplicaban las leyes aprobadas por el poder legislativo. Sin embargo, hoy ocupan las primeras páginas de los periódicos, reciben etiquetas ideológicas y algunas de sus sentencias son criticadas ásperamente, como si se tratara de documentos políticos y no de resoluciones derivadas de aplicar el ars iuris a unos hechos concretos.…  Seguir leyendo »

Se dice de un torero muy famoso –Juan Belmonte, creo– que, cuando le preguntaron cómo era posible que uno de los banderilleros de su cuadrilla hubiera llegado a ser gobernador civil de una ciudad importante, contestó: pues degenerando, degenerando… Me ha venido a la memoria esa frase cuando comencé a escribir sobre lo que a mí me parece la degeneración de España y de los españoles. Y, particularmente, de quienes desde la política dirigen el país.

Siempre se ha dicho que la democracia es el menos malo de los sistemas políticos porque cada persona tiene un voto igual al de los demás.…  Seguir leyendo »

Las sentencias en contra del expresidente ecuatoriano Rafael Correa, del exvicepresidente Jorge Glas y de varios otros altos funcionarios de su gobierno, fueron ratificadas por la Corte Nacional de Justicia, la última instancia a la que podían acudir. Eso implica que se desvanece el anhelo de Correa de participar en las elecciones que Ecuador tendrá en 2021. Implica también una decisión importante, pero sospechosa en su premura y eficiencia.

Correa y los otros altos funcionarios del gobierno no solo fueron sentenciados a pasar ocho años en prisión por el delito de cohecho sino que, además, perdieron sus derechos políticos de por vida, como está establecido en el marco legal ecuatoriano.…  Seguir leyendo »

Asalto final a la maltrecha Justicia

En el acto de apertura del año judicial, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial reclamó la inmediata renovación este último órgano paralizada desde hace dos años. «Es la propia Constitución –dijo Carlos Lesmes– la que fija en cinco años la duración del mandato de cada Consejo, por lo que me veo en la obligación de exhortar nuevamente a los poderes públicos concernidos a renovar la institución sin mayores dilaciones». Lástima que no aprovechara un momento tan solemne para reivindicar la independencia de la Justicia amenazada, precisamente, porque los 20 miembros del Consejo son designados por las Cortes olvidando que la Constitución sólo reserva al legislativo el nombramiento de ocho miembros –cuatro por cada Cámara– designados por mayoría de tres quintos entre abogados y otros juristas, con reconocida competencia, mientras que los otros 12 deben ser nombrados entre jueces y magistrados, en los términos que establezca una Ley Orgánica.…  Seguir leyendo »

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, el 4 de agosto. Credit Esteban Collazo/Agence France-Presse — Getty Images

La Argentina está de nuevo muy cerca de desperdiciar una oportunidad. El presidente Alberto Fernández tenía todo dado para impulsar una reforma judicial que honrara sus promesas de regeneración institucional. Pero su propuesta llegó cargada de suspicacias y no mejora la causa principal de la debacle del poder judicial argentino: su politización. Al contrario, puede exacerbarla.

El 29 de julio, el presidente expuso los detalles de su proyecto, que incluye la fusión de fueros, un aumento sustancial de juzgados y fiscalías federales y la convocatoria de una comisión de “notables” para que propongan mejoras al funcionamiento de la Corte Suprema, el Consejo de la Magistratura, el Ministerio Público Fiscal y el juicio por jurados.…  Seguir leyendo »

La terrible pandemia de la que estamos saliendo, con el ineludible temor al rebrote, ha traído a primer plano hechos y circunstancias relevantes que bien merecen una reflexión. Nos ha recordado la contribución al interés general, en estado de alarma, de magníficos profesionales que reciben un sueldo modesto y, en cambio, realizan tareas esenciales. Ha puesto de relieve la dependencia mutua entre unos actores sociales y otros, obligando a nuestros representantes a concentrarse contrarreloj en la política del bien común. Ha revelado al mismo tiempo que los poderes públicos deben ponderar, constantemente y con sumo cuidado, el alcance de las medidas que aprueban y su incidencia en los derechos fundamentales.…  Seguir leyendo »

La realidad que trato de describir tiene la dificultad de referirse a dos fenómenos políticos a los que hay que ponerles un nombre en castellano: la partitocracia y la partitadura. Se habla de «partitocracia» cuando el poder, de facto, lejos de residir en el pueblo (como sucede en la democracia), lo controlan los partidos políticos. Y utilizo ahora la palabra «partitadura», del prefijo «partita», alusivo a los partidos políticos, y el sufijo «(dicta)dura», para significar que todo el poder, sin estar dividido, se concentra en un partido.

Tras 42 años de vigencia la Constitución, y merced a una toma paulatina del control de las instituciones, los partidos han sobrepasado su función constitucional primigenia de ser instrumentos fundamentales para la participación política, hasta llegar a controlar los poderes del Estado (la partitocracia).…  Seguir leyendo »

Protestors hold up placards during a protest against police violence in Cape Town, South Africa on June 3, 2020.

Brasil vive muchas crisis al mismo tiempo. Está por volverse uno de los epicentros mundiales de la pandemia y también cada día se profundiza una crisis política.

En las últimas semanas, al menos cuatro ministros del gobierno de Jair Bolsonaro han renunciado o han sido forzados a renunciar. Quizás la renuncia más desafiante para el presidente sea la de quien fue su Ministro de Justicia, Sérgio Moro. Cuando renunció, acusó públicamente a Bolsonaro de querer interferir políticamente en la policía federal. De este modo, el exjuez —quien dirigió la operación anticorrupción Lava Jato—, dejó clara su intención de recuperar el papel de “justiciero” de Brasil que lo llevó a fama.…  Seguir leyendo »