Sociedad

Por qué odian a los ricos

División de opiniones: hay quien odia a los ricos y quien los envidia como antesala del odio. Odio que carece de sentido si tenemos en cuenta que, en Occidente, gracias a la riqueza generada por los ricos (empresarios, banqueros, inversores o ahorradores), las condiciones de existencia de amplias capas de la población han mejorado ostensiblemente. La riqueza propiciada por el capitalismo liberal ha conseguido que vivamos mucho mejor que ayer. Hoy, el ciudadano occidental disfruta en general de un apreciable nivel de vida: bienestar, crecimiento, desarrollo, sanidad, educación, consumo, cobertura de necesidades básicas, ocio, comunicaciones e, incluso, confort.

Reconozcamos que vivimos en el mejor período de la historia.…  Seguir leyendo »

Predicamento

Hay conceptos que nadie se atrevería a cuestionar jamás. Uno de ellos, quizá el más notable, es el de democracia. No seré yo quien niegue sus virtudes pero pienso que es un término que no debe aplicarse necesariamente a todo. Si vamos a su definición en el diccionario, democracia es «la forma de gobierno en la que el poder político es ejercido por los ciudadanos». Y también «la forma de sociedad que practica la igualdad de derechos individuales con independencia de etnias, sexo y credos religiosos». Por tanto, una persona democrática es alguien que respeta estos principios y se deja regir por ellos.…  Seguir leyendo »

El escritor y editor inglés J. R. Ackerley consignó en una entrada de su diario una de esas pequeñas epifanías domésticas que a veces nos hacen comprender súbitamente el carácter de un familiar. Él, que siempre se había quejado de la incapacidad crónica para escuchar de una hermana con la que convivía, se dio cuenta durante una cena de que el ensimismamiento de su hermana estaba acompañado —como en el caso de esos animales minúsculos que se ven obligados a sobrevivir en un entorno hostil— de un don de proporciones equiparables: el de ser capaz de repetir las últimas palabras que se habían dicho y a las que, por supuesto, no había prestado ninguna atención.…  Seguir leyendo »

Idolatría

La última vez que estuve en San Pedro del Vaticano, hace un par de años, ya no intenté ver la Pietà de Miguel Ángel. La muralla humana era tan densa que preferí quedarme a un lado para observar a los espectadores de la escultura. Formaban un grupo en forma de embudo, cada vez más estrecho a medida que se acercaban al cristal que defiende la obra. Con pocas excepciones el ritual era siempre el mismo: los visitantes, que quizá habían esperado en la cola durante más de una hora, permanecían unos pocos segundos ante la obra e inmediatamente se giraban, móvil en mano, y se hacían un autorretrato, individual o colectivo, con la Pietà al fondo.…  Seguir leyendo »

Pocas dudas hay de que el fútbol, ese fiel compañero que nos sigue en tantos momentos como espectadores o como practicantes, aporta un sinfín de elementos positivos a nuestra sociedad. A quienes practican este deporte les brinda mejoras en su salud física y emocional, procurándoles un modo de esparcimiento y un encuentro con iguales con los que jugar no sólo al fútbol, sino a ser futbolistas. De entre éstos, los mejores han conseguido incluso pasar a la memoria de los aficionados como los grandes héroes de nuestro tiempo.

Y es que contemplar el fútbol como espectáculo nos proporciona emoción, evasión de la cotidianeidad e identificación con otras personas.…  Seguir leyendo »

Todos podemos ser Joker dicen quienes ven en él a la víctima de un régimen injusto que se ve abocada inexorablemente a convertirse en verdugo. Además de banalizar el proceso de victimización, lo elevan a experiencia universal. Por otra parte, nada nuevo en estos tiempos de inflación emotiva. Como hipótesis ontológica del mal resulta simple, como identificación de éste con la enfermedad mental resulta intolerable. Más cuanto disfraza de comprensión empática la expresión de un prejuicio confirmatorio de una discriminación. «La peor parte de tener una enfermedad mental es que la gente espera que te comportes como si no la tuvieras», escribe Joker en un ejercicio de autoficción acorde con nuestro tiempo.…  Seguir leyendo »

Hay un tipo de lucidez que resulta extemporánea. Avenirse a esperar a los Reyes Magos con el sobrino de siete años no es un rasgo de infantilismo; conmemorar el solsticio de invierno para dar en los morros a la abuela pudibunda, sí. Como afirma una entrada del diario de Stendhal, fechada en noviembre de 1804, a los corazones más vehementes se les escapa lo cómico y, también, lo ingenuo.

De los petardos a las molestas luces, pasando por los villancicos, las compunciones dispépticas, los niños y el consumismo, todo son motivos para aislarse en una torre de marfil durante los últimos días de diciembre.…  Seguir leyendo »

Es hora de pensar seriamente en rediseñar la manera en la que vivimos. La esperanza de vida promedio en el siglo XX creció 30 años y, en lugar de imaginar las muchas formas en que podríamos usar estos años para mejorar la calidad de vida, solo le hemos añadido años al final: la vejez se hizo más larga.

Como resultado, el pensar en la posibilidad de vivir por un siglo nos causa una gran ansiedad. Cuando se nos pregunta sobre las aspiraciones de vivir hasta los 100 años, las respuestas típicas son: “Espero que el dinero me alcance para eso” o “espero no sufrir de demencia”.…  Seguir leyendo »

Algunos, grupos buscadores de novedades, para desvirtuar lo de la encarnación, tratan de demostrar el origen pagano de la Navidad, demostrando que la Navidad es la cristianización de fiestas anteriores, pero olvidando que, a su vez, esas fiestas habían ocupado, por obra de vencedores, el lugar de otras fiestas que habían celebrado los vencidos. No se trata de cristianizar la celebración anterior sino solo de celebrar los misterios cristianos en ciertas fechas. La Iglesia, como buena estratega, aprovechó momentos significativos y distinguidos del ciclo anual, auténticas referencias temporales de calendarios anteriores, para situar en el tiempo la celebración de sus grandes ministerios, en el momento más próximo en el tiempo a la ocurrencia del mismo.…  Seguir leyendo »

Hoy, 24 de diciembre, al margen de la climatología con que el azar de la Naturaleza decida acompañarlo, es uno de los días más hermosos del año. A pesar de la creciente secularización, de la utilización consumista de la fecha y del relativismo galopante, Nochebuena -así escrito- sigue siendo una fiesta entrañable y familiar en la que celebramos un hecho fundamental: que hace más de dos mil años nació en Belén un Niño del que nos dieron testimonio apenas una docena de pastores y que vino a remover para bien medio planeta, especialmente Occidente, ya que supuso el descenso de Dios a la Tierra.…  Seguir leyendo »

Las visitas por las fiestas de fin de año traen consigo una gran cantidad de conversaciones incómodas, desde peleas sobre política hasta la presión sobre cuándo tú y tu pareja comenzarán a tener hijos; ¿A quién no le gusta una porción de culpa por no tener hijos (todavía) para acompañar la cena navideña? Si tus familiares comienzan a arrojarte estadísticas terribles sobre cómo están disminuyendo las tasas de fertilidad en el mundo, y lo que puede suceder si esperas demasiado para tener hijos, puedes tranquilizarlos: la supuesta brecha entre la cantidad de niños que la gente dice es ideal tener, y la cantidad que están teniendo, no es tan alarmante como lo hacen parecer.…  Seguir leyendo »

El feminismo y el cambio climático son dos temas que han ido ganando en protagonismo en la última década. Todavía les queda mucho recorrido pero ya forman parte del debate diario y la ciudadanía reclama soluciones urgentes y concretas.

El mismo proceso van a seguir los dos siguientes temas: la necesaria diversidad, fundamentalmente en el mundo laboral y el intelectual, y la lucha contra la desigualdad, tanto la económica, como la educativa, la legal, la tecnológica, la cultural, la sanitaria, la territorial y otras muchas.

Estamos en los comienzos de una nueva sociedad que se va a caracterizar por actitudes más críticas y más agresivas con las injusticias vigentes y sería poco responsable ignorar los riesgos que ello conlleva porque estas actitudes se van a ir polarizando con fuerza.…  Seguir leyendo »

La descristianización de Europa, en su forma más radical, comenzó con el culto a la diosa Razón de la Revolución francesa. El liberalismo moderado era partidario de una reducción de la influencia de la Iglesia en la vida diaria de los ciudadanos en temas tan sensibles como los cementerios civiles, la libertad de educación o el matrimonio civil. Por su parte, la izquierda radical llevó el anticlericalismo a episodios de violencia, en España, desde 1931 hasta 1939.

La Constitución de la II República contenía un artículo 26 en el que se proscribía cualquier actividad docente de las órdenes religiosas así como desempeñar cualquier oficio o comercio.…  Seguir leyendo »

La sabiduría del tiempo

El tiempo es el bien más democrático que existe: todos tenemos 24 horas cada día. El arte de aprovechar el tiempo tarda uno en aprenderlo. Pero antes de seguir quiero decir que existen distintos tipos de tiempo. Para que nos entendamos bien y el lector pueda sacar algunas ideas claras de este artículo. Voy a clasificarlos.

Tiempo físico. Es el que mide el reloj. Es el tiempo objetivo, fáctico, universal, exterior. Las cosas empiezan, duran, se acaban. Es el cronos de los griegos. Lo tratamos como cantidad física. Queda separado por unas fisuras que son los días, las semanas, los meses.…  Seguir leyendo »

La cultura, en el sentido que tradicionalmente se ha dado a este vocablo, está en nuestros días a punto de desaparecer. La banalización de las artes y la literatura, el triunfo del periodismo amarillista y la frivolidad de la política son síntomas de un mal mayor que aqueja a la sociedad contemporánea: la idea temeraria de convertir en bien supremo nuestra natural propensión a divertirnos.

En el pasado, la cultura fue una especie de conciencia que impedía dar la espalda a la realidad. Ahora, actúa como mecanismo de distracción y entretenimiento. La figura del intelectual, que estructuró todo el siglo XX, hoy ha desaparecido del debate público.…  Seguir leyendo »

La corrección política está en boca de todos. Ya sea para defenderla o para criticarla, todo apunta a que se trata de una cuestión que importa en nuestra conversación pública, y que seguirá siendo relevante en el corto y medio plazo. Sin embargo, la popularidad de este sintagma conduce a una pregunta: tratándose de un concepto que apareció primero en Estados Unidos, ¿es útil es su trasplante a sociedades muy distintas de la norteamericana? ¿Qué sucede cuando se usa en el contexto español? ¿Hasta qué punto sirve para iluminar cuestiones de nuestra sociedad, y hasta qué punto nos hace perseguir fantasmas a resultas de un lost in translation?…  Seguir leyendo »

Aguas negras

Mi liberada:

Me interesa el odio. La razón es haberlo visto actuar de cerca en Cataluña durante estos últimos años. Todo puede leerse en los libros, pero el odio es una experiencia que desafía esta ley general. Del odio español sabía por la noticia histórica y por la que durante décadas trajeron los periódicos sobre los crímenes nacionalistas vascos. Pero no lo había visto actuar. Ni de joven, cuando te crees que odias. La Transición fue el mejor experimento español contra el odio. Y esta no sólo es una sentencia de los libros, sino la memoria viva de aquellas cosas: al formalito chaval comunista que fui, el búnker franquista –su enemigo principal– le provocaba más risa que odio.…  Seguir leyendo »

La soledad

La soledad es muy dura. Y es muy dura porque nos priva de lo que más precisa el ser humano: el amor, el cariño, el afecto. Y es que quizá sea el amor lo que más necesitamos en nuestra andadura vital; como dice San Juan de la Cruz: «al atardecer de la vida nos examinarán de amor». La soledad no es sólo de naturaleza física -no tener a nadie al lado- sino sobre todo anímica. Ese tremendo sentimiento de que no importamos a nadie, de que nadie nos echa en falta, de que nadie nos llama.

En nuestra sociedad, tan avanzada en todos los aspectos técnicos y de bienestar, no deja de ser una grave anomalía que se haya titulado a la soledad como la epidemia del Siglo XXI.…  Seguir leyendo »

Ignorar los conceptos, las ideas u opiniones incómodas de los otros forma ya parte de la normalidad del ciudadano del siglo XXI. Los políticos, cuyo desempeño los obligaba, hasta hace muy poco, a lidiar con los puntos de vista adversos, se aíslan hoy con gran soltura de todas aquellas opiniones que les desagradan. Ahí tenemos a Trump, y a Bolsonaro, cancelando la suscripción de los periódicos que son críticos con sus Gobiernos; a Vox vetando a periodistas que les incomodan; y al presidente mexicano López Obrador fustigando a los medios de comunicación que no comulgan con su forma de gobernar.

Más allá de la clase política, este afán de protegerse de las ideas y opiniones que no coinciden con las propias crece entre la ciudadanía, y en Estados Unidos, donde ya se cocina lo que vendrá, ha cuajado en una interesante palabra: deplatforming.…  Seguir leyendo »

Hans Jonas —uno de los pensadores más estimulantes del siglo XX— habló de la necesidad de una ética orientada al futuro. El “efecto Greta” lo ha sabido encarnar con extremado realismo: ha sido capaz de contagiar a millones de jóvenes en el mundo que, con más o menos compromiso, se están constituyendo en la voz de nuestra propia conciencia que nos grita desde ese futuro.

Dejando de lado lo inusual que pueda resultar el impacto que la iniciativa y las acciones de Greta Thunberg han generado en todo el mundo y, desde luego, haciendo caso omiso —por su carácter ad hominem— de las críticas que, junto con su familia, está recibiendo, ella no es excepcional.…  Seguir leyendo »