Subcontratas

Por Gregorio Morán (LA VANGUARDIA, 17/02/07):

Entre las frases más repetidas y más ridículas que se oyen con frecuencia ocupa uno de los lugares de honor esa que dice: “todos somos iguales ante la ley”, o su variante “la ley es igual para todos”, expresiones a las que pronostico un gran futuro como fuente inagotable de chistes para nuestros jóvenes estudiantes de Derecho. Porque el humor es la vida y eso no lo para nadie. Sucede lo mismo con la muerte, pero con la salvedad de que morirse constituye un acto trascendente e irreversible, y ahí el humor se maneja con márgenes más limitados.…  Seguir leyendo »