Telefonía

En menos de tres días se acumularon en mi teléfono móvil (de primera generación) 418 mensajes. O mensajitos con emoticonos, según el léxico lujurioso y vicioso que adorna con flores y dibujitos las jaulas de acero de la tecnología, los celulares, SMS y huellas dactilares en pantallas y teclados.

No sé qué dicen esos 418 mensajes, porque no soy capaz de leerlos y, por lo tanto, de contestarlos. Y no se trata de una estúpida pose antitecnológica, siempre falsa y patética, no sólo porque sería desconocer con altanería la ayuda que la tecnología presta a la vida -basta pensar en la medicina y en la cirugía-, sino también porque se cree que la tecnología es sólo la reciente, la que planea sobre nuestra vida ya adulta, y se identifica su naturaleza con la técnica que ya existía cuando nacimos.…  Seguir leyendo »

Llegó el momento de que Apple fabrique un iPhone menos adictivo

Apple no tiene la culpa de que sientas que tu teléfono te esclaviza. Sin embargo, la empresa que trajo al mundo el teléfono inteligente moderno tiene una oportunidad perfecta este año para crear una nueva versión valiente y revolucionaria del dispositivo: un teléfono que te incite a utilizarlo de una manera más razonada, más consciente… y mucho menos frecuente.

La “adicción” a la tecnología es un tema que está generando cada vez mayor inquietud en Estados Unidos. Utilizo la palabra que empieza con “a” entre comillas porque la atracción que ejercen nuestros teléfonos sobre nosotros no es la misma que provocan las drogas y el alcohol.…  Seguir leyendo »

Lector, usted probablemente posee uno de ellos. U otro modelo de «teléfono inteligente» –un smartphone– derivado del primero, copiado o inspirado. Y quién no lo tiene, pobre o rico. El teléfono inteligente nos acompaña a todas partes, a veces días y noche, y se ha convertido en una especie de órgano artificial injertado en nuestras costumbres. ¿Qué hacíamos sin él cuando, hace apenas diez años, no existía? El primer iPhone, ancestro de todos los teléfonos inteligentes, lo dio a conocer en San Francisco Steve Jobs, entonces presidente de Apple, con vaqueros y jersey negro de cuello alto, en enero de 2007, y fue puesto a la venta el 29 de junio.…  Seguir leyendo »

Pauline Kimari is a pharmacist in Ndaragwa, Kenya, a small town several hours’ drive north of Nairobi. She moved there from rural Muranga, several hours away, to open a small shop, Ndaragwa Joy Chemist. It is white with blue and green doors and a blue bench inside. She sells medicine and cosmetics.

She is 43, devoted to God and her family. Her parents in Muranga still farm coffee, tea, corn, beans and other vegetables. Kimari’s success allows her to send them money regularly. “I’ve been a great help to them,” she said.

She used to have two ways to send money, neither satisfactory.…  Seguir leyendo »

Un martes lluvioso. Estoy en la cola de la pescadería y me doy cuenta de que la cosa va para largo. Cojo el móvil y mando un mensaje a mi amigo que me está esperando fuera con mi perra. Automáticamente, una señora que forma parte de la cola y a la que no conozco de nada, me mira y dice en voz alta para que todo el mundo lo oiga: «¡Malditos móviles! No podemos vivir sin ellos, ¿no? ¡Qué desgracia!» La miro y le explico: «Ninguna desgracia, señora. Mi amigo está fuera mojándose con mi perra y he podido avisarle para que no me espere.…  Seguir leyendo »

La tecnología de la información es una de las herramientas más poderosas que tenemos para resolver algunos de los retos más importantes a los que nos enfrentamos: pobreza, hambre, acceso universal a los servicios básicos, crecimiento sostenible… Lo que le posiciona como uno de los mayores facilitadores en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Como dice Jeffrey Sachs: “Las generaciones pasadas estaban empoderadas por el motor de vapor, el telégrafo, los automóviles, la aviación y la comunicación masiva. La nuestra, se beneficia del extraordinario aumento de la información generada por Internet y los avances, inmediatez y flexibilidad generada por la red móvil”.…  Seguir leyendo »

When they met most recently, President Obama extracted from his Chinese counterpart, Xi Jinping, a solemn pledge to rein in Chinese surveillance and hacking of U.S. government agencies, companies and individuals. The backsliding seems to have begun almost immediately , with new reports of attacks by Chinese hackers in the United States. This conflict is not only a matter of competing national interests. At its heart are radically opposed conceptions of personal privacy and the legality of government monitoring.

Within China, government monitoring of private communication is not only common, but it is also explicit, institutionalized and generally quite popular. How much so?…  Seguir leyendo »

El Mobile World Congress (MWC) abarca toda la gama de gadgets sin ataduras, desde la próxima generación de redes de teléfonos móviles hasta la tecnología de recarga inalámbrica.

Pero la tecnología de consumo siempre es la protagonista. Le pedimos al editor en jefe de la revista Stuff, Will Findlater, que analizara las mayores tendencias de la exhibición.

Tendencia 1: Conectar a todo el mundo

Mark Zuckerberg utilizó su discurso inaugural para hablar sobre Internet.org, “una asociación global dedicada a hacer que el acceso a internet esté disponible a las dos terceras partes del mundo que todavía no están conectadas”.

Al llegar a acuerdos con empresas de telecomunicaciones en mercados emergentes, Internet.org planea llevar servicios web básicos: reportes del clima, Wikipedia, mensajería y Facebook (naturalmente), a las personas, sin ningún costo, con la esperanza de que los inspirará a explorar el resto de la web y cosechará los beneficios que puede ofrecer.…  Seguir leyendo »

El Congreso Mundial de Telefonía Móvil se volvió a formar este año con Samsung, Sony y Huawei, todos optando por lanzar dispositivos de última generación en Barcelona. Estas son mis selecciones del evento:

Nokia X  

Apenas unos meses después de haber sido vendida a Microsoft, Nokia decidió lanzar sus primeros teléfonos Android. Los dispositivos, todos apodados Nokia X, operarán con sistema Android pero estarán equipados con servicios de Microsoft como OneDrive y Skype. La compañía dice que dicho teléfono permitirá a Microsoft entrar en los mercados emergentes que en la actualidad no puede alcanzar, pero intuyen que ese aspecto será cuando Microsoft tome el control en marzo, lo cual aún está por verse.…  Seguir leyendo »

African leaders are often asked to look to countries like Singapore and Taiwan for examples of the transformative impact that clean, effective government can have in turning around a nation’s economy. But they might do better to look closer to home.

Those models are certainly valid: The “Asian Tigers” lifted millions of people out of poverty by relying on an efficient public sector based on rigid meritocracy and little tolerance for corruption. But, oddly enough, it was the reverse of these very conditions in Kenya — the realities of corruption, nepotism and sheer inefficiency of the state telecommunications monopoly — that helped inspire a banking and finance revolution that is spreading from sub-Saharan Africa to India, Afghanistan and beyond.…  Seguir leyendo »

Facebook presentará mañana “su nuevo hogar en Android” e Internet ya está inquieto. ¿Podría tratarse del mítico, mágico y ansiado teléfono de Facebook?

La verdad es que no lo sé. En los últimos 18 meses han circulado rumores acerca de un teléfono de Facebook desarrollado por HTC y basado en Android. Y por 18 meses, Facebook ha negado públicamente cualquier interés en lanzar su propio dispositivo móvil.

En septiembre pasado, Mark Zuckerberg, cofundador y director ejecutivo de la red social, explicó los motivos por los que un teléfono de Facebook no sería apropiado. Dijo entonces que si desarrollaran su propio aparato, solo podrían alcanzar un mercado de 10 o 20 millones de personas, algo que no le convendría a la compañía.…  Seguir leyendo »

In the summer of 2007, mobile health (mHealth) was a field in its infancy. Monsoon season in Bangladesh, however, was in full swing, and with it came an enormous spike in cholera cases. I was working at a diarrheal disease hospital in the capital, Dhaka, at the time. More than 1,000 patients were rushed to the hospital on stretchers every day, most admitted to the makeshift wards of canvas tents that sprawled over parking lots and spilled into the streets.

It was there that I saw my first patient die. He was a 53-year-old male, a husband and a father, emaciated and severely dehydrated.…  Seguir leyendo »

This week I have received two dinner invitations via Twitter direct message; they bounced into my iPhone as email alerts. I was asked if I would like to write this piece via an email, which announced itself with a ping while I was walking along the Cornish coastal path, and to which I replied with a terse “OK”. I can’t remember the last time I actually spoke to the person who’d commissioned it, for talking to people for work-related purposes has become the communication of last resort, only necessary when you have complex problems that require direct speech to iron out.…  Seguir leyendo »

Una de mis fotografías favoritas muestra a un hombre santo hindú (sadhu) inmediatamente después de un ritual —con el cuerpo desnudo, la barba y los cabellos largos y enmarañados, la frente manchada de ceniza, un collar de meditación (rudraksha-mala) alrededor del cuello, en sí todo lo característico— charlando por un teléfono móvil. El contraste dice mucho sobre la India de hoy en día, la tierra de las paradojas, un país que, como escribí hace algunos años atrás, se las arregla para vivir en muchos y distintos siglos al mismo tiempo.

Hay algo muy especial acerca del sadhu y su teléfono móvil, porque es en el ámbito de las comunicaciones donde la transformación de la India ha sido más dramática en los últimos años.…  Seguir leyendo »

Oh, dear. Something else to worry about.Cellphones may cause brain cancer. “May” is the key word in that sentence, as in “maybe,” “possibly” or perhaps even “not likely.” The International Agency for Research on Cancer, a branch of the World Health Organization, has not concluded that cellphones do lead to brain cancer, but that “we need to keep a close watch for a link between cellphones and cancer risk.”

Cellphones join a list of 32 things beginning with the letter C that are possibly carcinogenic to humans, including coffee, carpentry, coconut oil in shampoo and carrageenan, a thickener found in instant-pudding mixes.…  Seguir leyendo »

As Col. Muammar el-Qaddafi tightens his grip on the Libyan capital, Tripoli, and the millions of people trapped inside, the world is debating how it can help the opposition, including no-flight zones and air strikes.

But there’s a less aggressive, though perhaps even more important, step we can take: ensuring that Libyans can communicate with the outside world.

Social media sites like Facebook and Twitter and communications devices like camera-enabled cellphones have been important tools for protesters in the revolutions that are rocking Arab countries. This is particularly true in countries like Libya that lack opposition political parties or even formal opposition movements, requiring protesters to build communications networks literally overnight.…  Seguir leyendo »

When the United Arab Emirates announced last week that it would suspend BlackBerry service within its borders starting this fall, business travelers who rely on the handheld devices reacted with understandable dismay. But the decision was greeted quite differently by the men and women who make a living hunting terrorists, smugglers, human traffickers, foreign agents and the occasional team of clumsy assassins. Among law enforcement investigators and intelligence officers, the Emirates’ decision met with approval, admiration and perhaps even a touch of envy.

Why? Because just as professionals depend on mobile devices to do their jobs, law enforcement and intelligence officers depend on electronic surveillance to do theirs.…  Seguir leyendo »

Pedro Salinas, el autor de La voz a ti debida, sintió el impulso irrefrenable de defender la escritura de cartas (cosa que hace con reconfortante brillantez en El defensor) cuando leyó, en una oficina de correos de Nueva York, a principios de la década de los cuarenta del pasado siglo, este anuncio publicitario: “No escribáis cartas, poned telegramas”.

El poeta afiló el cuchillo y gastó más de 200 páginas de su inspiración para defender, como una conquista de la civilización, la pausa que supone la escritura de cartas. Él escribió muchas, y algunas fueron tan íntimas que no se han podido publicar hasta mucho después de su muerte; y no soportó que, en la instalación de una nueva manera de comunicarse, los norteamericanos (y, por tanto, el mundo entero) estuvieran degradando la nobleza pausada de las cartas frente a la urgencia letal de los telegramas.…  Seguir leyendo »

Tras meses de incertidumbre, la solución de la ecuación parece ahora más sencilla. Por un lado, están las industrias culturales (cine, televisión, radio, música, videojuegos…), acuciadas por la crisis. Por el otro, una tecnología como la telefonía móvil y el resto de dispositivos portátiles (iPhone, Blackberry y demás), con unas unas tasas de crecimiento prodigiosas en términos de usuarios y rentabilidad económica.

Entonces, ¿podrían estos aparatos, que han entrado a formar parte de la vida del ciudadano común con una facilidad enorme y una rapidez inusitada, aliviar la ansiedad de los empresarios del entretenimiento y la comunicación?

Pues a tenor de lo que se presentará en la edición del 2010 del Mobile World Congress, la principal feria del mundo en el sector, que se celebrará en Barcelona entre el 15 y el 18 de febrero, sí.…  Seguir leyendo »

By Ariane Sherine (THE GUARDIAN, 03/11/08):

I like exclamation marks!!! Not to that extent, but I do. I use them sparingly, to liven up dialogue, signify volume and incredulity, and inject punch. But this, according to certain other writers, is a gross literary misjudgment on a par with ending a sentence with a comma,

“The exclamation mark is the last refuge of the scoundrel!” a writer friend railed (he’ll be railing even more now I’ve defiled the end of his pronouncement). “It’s the literary equivalent of an umbrella – pointy, almost always useless, and gets in the way.”

Another journalist dubbed the mark “pointless”, insisting that “all writing should convey its message without needless embellishment”, while an editor spurned my upturned “i”s with a firm “we don’t use screamers”.…  Seguir leyendo »