Teletrabajo

¿Quién le hace la cama al nómada digital?

Conocí hace poco a alguien que divide su año entre Mykonos, la costa de Cádiz y los Emiratos Árabes. Trabaja en el sector tecnológico y, después de pasar el confinamiento de 2020 en Londres, decidió que no volvería a vivir en un clima frío. Como no era cuestión de someter a un interrogatorio inquisitorial a una persona que me acababan de presentar, me contuve de preguntarle lo que en realidad quería saber: dónde paga impuestos municipales, si contribuye a la recogida de basuras, cómo arregla sus asuntos médicos y a cuánto le asciende el alquiler en cada una de sus casas estacionales.…  Seguir leyendo »

No regreses a la oficina por tus jefes. Hazlo por ti

En las conversaciones sobre el regreso a la oficina para el trabajo presencial, a veces los jefes y los empleados operan en realidades distintas.

Muchos trabajadores jóvenes en los primeros escalones de su carrera no ven la oficina como un lugar acogedor, donde abunde la colaboración y la mentoría, a pesar de lo que digan sus jefes.

Por su parte, muchos ejecutivos veteranos se sienten desconcertados por las peticiones de cambio de los sistemas y las culturas administrativas que, desde su punto de vista, parecían funcionar bien.

No funcionaban bien. La pandemia reveló una alternativa realista a los desplazamientos diarios a la oficina y ahora muchos trabajadores no están dispuestos a volver al statu quo.…  Seguir leyendo »

Dejar a mi hija en el cole y tener tiempo para desayunar con mi pareja antes de empezar a trabajar. Solo 15 minutos, 900 segundos de felicidad. Parece algo trivial, pero no lo es. Tomar el desayuno sin prisa, hablar de temas intrascendentes, sentir el olor a café en la casa... Esos minutos me dan la vida. Antes de la pandemia, gastaba ese tiempo en un metro atiborrado de gente. Me tomaba dos galletas mientras corría hacía la estación y me maquillaba en el vagón, pero ni el rímel que alarga las pestañas, ni el corrector que cubre las ojeras, ni los pintalabios de efecto permanente eran capaces de ocultar el mal humor y el cansancio que, desde hace años, llevaba tatuados en la cara.…  Seguir leyendo »

Trabajamos demasiado. Es hora de cambiarlo

Ahora que más de la mitad de los adultos estadounidenses están vacunados por completo contra la COVID-19, tanto los empresarios como los empleados han vuelto a considerar las oficinas. Están enganchados en un conflicto sobre el momento en que volverán y, cuando lo hagan, cómo será el regreso. Sin embargo, no deberíamos limitarnos a hablar de los parámetros de cómo hacer el trabajo en un mundo pospandémico. Deberíamos insistir en que se trabaje menos.

En realidad, el debate sobre la vuelta a la oficina es complicado. Los empresarios están acostumbrados a dictar cuándo y dónde trabajan los empleados, pero ahora hemos descubierto que mucho trabajo se puede hacer a horas extrañas entre clases a distancia y desde oficinas en casa o incluso desde la comodidad de la cama.…  Seguir leyendo »

No quiero regresar a una oficina. No soy la única

La pandemia finalmente parece estar aflojando su control en Estados Unidos, lo que nos ha empujado de regreso a la vida pública, a las visitas a amigos e incluso a los viajes. Pero, ¿volver a la oficina a tiempo completo?

Según la mayoría de los trabajadores, la respuesta es simple: preferiría no hacerlo.

No todavía. Al menos no todos los días, y quizás hasta nunca. Si algo ha revelado la pandemia es que la antigua forma de trabajar dejaba poco espacio para vivir. Entre nuestra frágil salud mental y un mundo laboral ansioso por encajarnos de nuevo en la oficina, algo tendrá que ceder.…  Seguir leyendo »

Nada más cercano a la ceguera que un mundo saturado de imagen. Nuestro mundo-pantalla en cierta forma vuelve más difícil cerrar los párpados, y ante la saturación y disponibilidad que incita a ver todo el tiempo complica observar lo mirado, detener la imagen y profundizar en ella, abordar el espesor más allá de lo epidérmico. La dificultad de mirar sin párpados conlleva el riesgo de inmunizarnos frente a las imágenes que en otro tiempo nos hubieran agitado: ese niño tiritando en la frontera, esas muertes masivas.

Porque la luz tiene fama de alentadora, pero ¿han advertido cómo muchas de las cosas que importan suelen protegerse de ella y necesitan oscuridad o párpados?…  Seguir leyendo »

China debe adoptar el trabajo remoto

Antes de la pandemia, las empresas y los trabajadores en todo el mundo utilizaban los correos electrónicos y las llamadas en conferencia para reducir los costos de las comunicaciones. Pero una falta de coordinación hacía que el uso de estas tecnologías resultara extremadamente difícil. Enviar un email era fácil, pero no había ninguna garantía de cuándo la otra persona iría a responder. La gente era reacia a romper con viejos hábitos. Tener una reunión virtual podía ser interpretado por los participantes como que el tema no era particularmente importante. En términos más generales, la baja demanda desalentó el desarrollo de productos y muchas aplicaciones laborales dejaban mucho que desear.…  Seguir leyendo »

La regulación del teletrabajo

La aceleración del tempo histórico propia de nuestro tiempo hace que hoy resulte más complejo y difícil que nunca enjuiciar con la lucidez y distancia requeridas los acontecimientos que estamos viviendo. Vamos a necesitar que pasen unos años para poder calibrar el verdadero alcance del enorme trastrocamiento de nuestro mundo que ha supuesto la crisis del coronavirus, el calado de las profundas transformaciones que en todos los ámbitos ha provocado y sigue provocando.

Uno de esos muchos ámbitos, en el que, por su centralidad en el sistema económico y social, los cambios resultan más perceptibles es el de las relaciones laborales.…  Seguir leyendo »

Rodeada de cajas de archivos de su oficina cerrada, Aimee Rae Hannaford, cofundadora y directora ejecutiva de Hook 42, trabaja en su habitación en Castro Valley, California, el 13 de mayo de 2020. (Melina Mara/The Washington Post)

Casas que son oficinas, escuelas y hogares. Rituales cotidianos confundidos en una jornada laboral sin horarios ni límites: cocinar, atender juntas, enviar reportes, limpiar la sala, cumplir objetivos. El teletrabajo (o home office), acelerado por la pandemia, es más que “trabajar desde casa”: supone un cambio en las formas en que el espacio doméstico, la vida privada y la productividad laboral se relacionan. En la era de los dispositivos integrados, la casa parece haber ampliado también sus funcionalidades: hoy es el lugar donde se cumple con mayor exactitud aquello de “vivir para trabajar y trabajar para vivir”.

En América Latina la contingencia sanitaria y corporativa no dejó espacio para la transición: obligó a convertir súbitamente la mesa del comedor en un mobiliario de oficina.…  Seguir leyendo »

Muchos gerentes están tratando el desplazamiento al trabajo desde casa, situación inducida por la pandemia de este año, como si fuera teletrabajo estándar. Pero no lo es, y operar bajo el supuesto de que sí lo es, puede dañar, en última instancia, la moral de los empleados. Si bien a los trabajadores de oficina normalmente les está yendo comparativamente mejor que a los trabajadores esenciales durante la pandemia, el abrupto cambio al trabajo a distancia fue inquietante y sus efectos no deben pasarse por alto.

Los expertos en liderazgo y los científicos cognitivos pueden dar fe de que la resistencia al cambio tiene menos que ver con el cambio propiamente dicho y más con la pérdida de control y el miedo a la incertidumbre.…  Seguir leyendo »

De un día para otro, el confinamiento nos obligó a realizar muchas de nuestras acciones cotidianas exclusivamente en línea. El trabajo, la escuela, la universidad, cualquier intercambio cotidiano; en definitiva, una gran parte de lo que llamamos “vida social” se vio traspuesto a píxeles.

Tres consecuencias derivaron de esas circunstancias. La primera fue una extrema intensificación del uso de nuestros protocolos digitales. Después, su extensión a muchas otras actividades, algunas de las cuales no asumimos que fuera razonable realizar de esa manera: consejos de administración, organización de congresos, cumbres de jefes de Estado, incluso participar en un aperitivo por WhatsApp. En última consecuencia, se produjo un fenómeno de naturalización, como si, de ahora en adelante, fuese algo normal realizar todas estas actividades humanas sin recurrir a una presencia carnal compartida.…  Seguir leyendo »

La intensa expansión del teletrabajo durante la pandemia ha impactado con fuerza sobre la organización de multitud de empresas y trabajadores. Durante el confinamiento hemos pasado de un 4,8% de trabajo a distancia hace un año hasta un 16,2% al segundo trimestre de 2020. El teletrabajo ha venido para quedarse, si bien no en las condiciones en las que se ha desarrollado en este período excepcional. Si el teletrabajo ha constituido una tabla de salvación frente a una emergencia de gran restricción de la movilidad, intentando hacer virtud de una necesidad, ahora se trata de una perspectiva de largo plazo de hacer necesidad de una virtud, logrando un modelo que proporcione todo lo que de bueno tiene el teletrabajo.…  Seguir leyendo »

Du jour au lendemain, le confinement nous a imposé la nécessité de mener nombre de nos actions courantes, et de façon exclusive, en ligne. Le travail, l’école, l’université, les échanges usuels, bref, une large part de ce qui est nommé «vie sociale» s’est vu transposée en pixels.

De ces circonstances ont résulté trois effets. D’abord, une extrême intensification de l’usage de nos protocoles numériques. Ensuite, son extension à de nombreuses activités, dont on ne supposait pas pour certaines d’entre elles qu’il était raisonnablement possible de les mener ainsi : conseils d’administration, tenues de congrès, sommets de chefs d’Etat… jusqu’à des «apéros WhatsApp».…  Seguir leyendo »

A la vuelta del vernao el teletrabajo, con sus pros y contras, volverá a estar de plena actualidad por dos motivos. Uno, político-legal, por debatirse hacia octubre en el Congreso y en el Senado el anteproyecto de Ley del Teletrabajo y otro, funcional, por la evolución que estamos viendo de la pandemia con posibles confinamientos locales. De forma que, en la mayor o menor calidad del debate público y empresarial sobre el alcance del trabajo virtual, nos jugamos decisiones estratégicas con profundas implicaciones laborales, sociales, urbanas y productivas.

Durante el confinamiento pasado el número de empresa nacionales que pusieron en práctica el trabajo en remoto pasó del 5% anterior justo al cierre de los centros educativos (11- 16 de marzo) al 34% en mayo.…  Seguir leyendo »

Hace unas semanas me preguntaron qué podría hacer España para que no dependiera del turismo y poder hacer frente a la situación económica a la que nos tenemos que enfrentar tras la crisis de la covid-19. Mi respuesta fue, y sigue siendo, hacerle frente con más turismo pero de una tipología diferente: el turismo permanente.

¿Qué quiero decir con esto? Para aprovechar la nueva normalidad, España tiene la oportunidad de convertirse en un destino privilegiado de ‘turismo permanente’, es decir, un lugar que acoja a profesionales europeos dispuestos a vivir en España y a teletrabajar para el resto del mundo.

Debido al impacto del coronavirus, nos encontramos ante una situación que he llamado Ley de la covid que señala que todo lo que se pueda hacer de manera digital, será digital.…  Seguir leyendo »

El teletrabajo es uno de los efectos que han dejado la emergencia sanitaria generada por la COVID-19, y las medidas de contención decretadas para “atajar la pandemia, evitar su propagación y proteger la salud pública”.

El sábado 14 de marzo se declaraba el estado de alarma en España y pocos días después entraba en vigor el Real Decreto Ley 8/2020. Mediante esta norma se instituyó el carácter preferente del trabajo a distancia hasta tres meses después de la finalización del estado de alarma.

Según las órdenes del ministerio de Sanidad que regulan el Plan para la transición hacia una nueva normalidad “se fomentará, siempre que sea posible, la continuidad del teletrabajo para aquellos trabajadores que puedan realizar su actividad laboral a distancia”.…  Seguir leyendo »

El Gobierno ha presentado su anteproyecto de ley para regular el trabajo a distancia, también el teletrabajo, una de sus variantes. Del texto que se conoce se sabe que el Ejecutivo pretende conseguir que el teletrabajo no implique una merma de salarios ni de derechos para los trabajadores. Loable objetivo. Pero para eso no es necesario ninguna ley nueva. El artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores ya establece que estos trabajadores “tendrán los mismos derechos que los que prestan sus servicios en el centro de trabajo de la empresa”. Así, parece que la carencia regulatoria no debe buscarse en la igualación de derechos, sino en otro lugar.…  Seguir leyendo »

Superada, como parece en este envite, la virulenta crisis sanitaria, es momento de reflexionar en torno a las lecciones y motivación de futuro que el Covid-19 nos ha dejado. Para extraer de la calamidad la máxima oportunidad.

En el confinamiento hemos desarrollado conceptos como adaptabilidad, conectividad y comunicación con tecnología. Todo el planeta aislado físicamente, en la era de la globalización, evitó el aislamiento social con digitalización. España, país que hasta ahora seguía primando el presencialismo en el trabajo sobre méritos de productividad, ha sabido adaptarse al trabajo en remoto allá donde ha sido posible, salvando empleos con aprovechamiento, incorporando destrezas desconocidas, saltando de un escaso 8 por ciento de trabajo online el año pasado al 80 por ciento que se ha producido durante el Covid.…  Seguir leyendo »

El mes pasado, Jack Dorsey, Director Ejecutivo de Twitter, anunció que la compañía permitiría que sus empleados que están teletrabajando de acuerdo con los protocolos de distanciamiento social sigan haciéndolo definitivamente. Varias otras grandes empresas, como Facebook o la automotriz francesa PSA, han seguido esta tendencia con planes para mantener a muchos más empleados en sus hogares una vez que acabe la crisis del COVID-19. ¿Será la oficina otra de las víctimas de la pandemia?

En cierto sentido, la desaparición de la oficina ya lleva tiempo anunciándose. En la década de 1960 el futurólogo estadounidense Melvin Webber predijo que el mundo llegaría a una “edad post-ciudades”, en la que “sería posible vivir en la cima de una montaña y, al mismo tiempo, mantener un contacto íntimo, en tiempo real y realista con colaboradores de negocios u otros ámbitos”.…  Seguir leyendo »

Angustia, estrés, ansiedad, imposibilidad de desconectar, aislamiento… Todos estos síntomas han reportado los apresurados estudios realizados en las últimas semanas sobre personas que trabajaban desde casa, especialmente mujeres. ¿Era esto el teletrabajo?

Resulta casi obligado que los artículos escritos durante esta pandemia debida al coronavirus incorporen algún tipo de autorreferencia, sea en forma de crónica o de formato experiencial. Y sí, también yo he sido teletrabajadora en gran parte del confinamiento a que hemos estado sometidos. Así pues, he podido contrastar directamente la literatura que hasta el momento teníamos sobre esta fórmula laboral.

He podido comprobar, como tantas otras personas, que lo que hemos vivido es una forma de trabajo a distancia, con gran despliegue tecnológico y facilidad de desempeño, pero sin algunos de los requisitos básicos del teletrabajo, como un buen control de los riesgos laborales que lleva asociados, una organización basada en objetivos individualizados, o una combinación necesaria con la presencialidad en el lugar de trabajo.…  Seguir leyendo »