Trabajo infantil

Los encuentran en la calle. A lo mejor son huérfanos. Quizá sus padres están en la cárcel. Tal vez no estaban inscritos en ningún registro (cada año unos 40 millones de niños no son inscritos). Acaso ya tengan problemas con la Policía. A lo mejor ha habido un desastre natural o una guerra en el lugar donde viven, y eso se lo hace más fácil a sus captores… Los engañan, se los llevan con promesas de una vida mejor…

La naturaleza clandestina del negocio hace difícil tener cifras. Pero los expertos calculan que, cada año, 1,2 millones de menores son víctimas del tráfico infantil, un negocio que mueve anualmente 23.500 millones de euros.…  Seguir leyendo »

En octubre de 1997, cuando los líderes globales se reunieron en Oslo para ver estrategias para acabar con el trabajo infantil, llegamos con una enorme ambición y un profundo compromiso de cambio. Buscamos proteger a los niños de la explotación y desarrollar “nuevas estrategias para eliminar el trabajo infantil en los niveles nacional, regional e internacional”, a través de mejores formas de colaboración y planificación.

20 años después, es tiempo de preguntar cómo lo hemos hecho.

No muy bien. Desde ese primer encuentro, el mundo ni siquiera ha reducido a la mitad la cantidad de niños trabajadores. En los últimos cinco años, la comunidad internacional ha podido reducir esta cifra en apenas 16 millones, el ritmo de reducción más lento en décadas.…  Seguir leyendo »

Es una marca en el rostro de la humanidad que aún exista la esclavitud… ¡y nada menos que de niños! No solo persiste la esclavitud infantil, sino que la cantidad de niños esclavos (5,5 millones) se ha mantenido constante durante las últimas dos décadas. Son comprados y vendidos como animales, a veces por menos de un atado de cigarrillos. Agreguemos a ese número los 168 millones de niños que trabajan, los 59 millones de niños que no asisten a la escuela y los 15 millones de niñas de menos de 15 años que son obligadas a casarse cada año y tenemos una situación inaceptable.…  Seguir leyendo »