Transexualidad

De la afirmación “el sexo importa” no se deriva que haya dos tipos de cuerpos, ni mucho menos dos formas de pensar o de comportarse. No significa tampoco que el sexo sea o deba ser un destino que condiciona lo que podemos o no ser. Esta idea del determinismo biológico refleja una visión tradicional muy arraigada, pero no es, en absoluto, una conclusión que se derive de la premisa.

Afirmar que el sexo importa significa sencillamente reconocer que hay un aspecto de la realidad material de los seres humanos que tiene que ver con los dos roles reproductivos (producir gametos grandes o pequeños), y con las consecuencias anatómicas y fisiológicas que se derivan de estas funciones.…  Seguir leyendo »

El “cadáver exquisito” (cadavre exquis) fue una práctica artística y literaria que cultivaron los surrealistas a partir de la tercera década del siglo XX. Se trata de un juego en el que pueden participar diversas personas y que otorga al azar y a la imaginación una relevancia insólita: versos e imágenes en ocasiones de una originalidad infrecuente, en los que se mezclan las obsesiones y los deseos más insospechados de los autores, que armonizaban realidades y fantasías. Es fácil encontrar ejemplos a través de internet. Algunos son maravillosos, a mi gusto.

Esta modalidad de transgresión fue, por entonces, rechazada y atacada por los espíritus menos vanguardistas o más biempensantes de su tiempo, ignorada por las academias y marginada por quienes detentaban el poder del buen gusto decimonónico.…  Seguir leyendo »

Hay que reconocer que la coalición gubernamental está innovando usos democráticos. El pasado 27 de junio, el Consejo de Ministros aprobó el proyecto de ley trans —que técnicamente se denomina “Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI”— y una vez llegado al Congreso el grupo parlamentario socialista enmendó el texto que se aprobó en una sesión gubernamental presidida por Pedro Sánchez. En vez de debatir en el Consejo de Ministros los términos del proyecto, se prefiere que —alterando toda lógica— las diferencias entre socios se diriman en el Congreso.…  Seguir leyendo »

La ley trans, concebida para amparar los derechos de una minoría, afecta a toda la sociedad. Sustituyendo la realidad biológica e inmutable del sexo por los mandatos culturales asignados a varones y mujeres, convierte estos estereotipos en “identidades” elegibles. Si ser mujer deviene un sentimiento indefinible, las políticas que corrigen esas desigualdades quedan socavadas. “Mujer” y “varón” se vacían de significado. Validando una incongruencia metafísica entre lo que alguien “es” y su cuerpo, algunos menores son inducidos a someterse a arriesgados tratamientos farmacológicos y quirúrgicos. Educadores, psicólogos, médicos… deben abdicar de sus conocimientos y deontología. Un régimen sancionador les amenaza, así como a las familias críticas con ese proceder.…  Seguir leyendo »

La puerilidad con la que se está tratando un problema tan grave como es la transexualidad solo es propia de ignorantes, de ideólogos de género –que nada saben de sexualidad– o, lo que es peor, de políticos malintencionados que se esconden detrás del dolor ajeno para justificar su inoperancia.

Quienes han padecido un problema grave saben que la soledad en la toma de decisiones no hace más que agravar el dolor. Y si el trance afecta a cuestiones esencialmente íntimas que tendrán consecuencias en el futuro, el apoyo de los más cercanos se hace imprescindible.

Sin embargo, obviando que los seres humanos somos sociales por naturaleza y que, salvo en los casos de patológica soledad, necesitamos compartir nuestras preocupaciones, esta ley pretende que quienes «así lo sienten» cambien su sexo con precipitación, sin que la persona afectada apenas conozca las consecuencias o el camino que recorrerá en adelante.…  Seguir leyendo »

EL debate sobre la regulación de los derechos de las personas trans se plantea de manera ontológica, vinculado al carácter o no binario del género. No se trata de algo novedoso. Nos acompaña a la humanidad desde hace muchos siglos. Ejemplo de ello es Eleno o Elena de Céspedes, cirujano que, habiendo nacido como mujer, vivió como hombre durante el reinado de Felipe II. Sin embargo, el fenómeno ha cobrado gran notoriedad estos últimos años, tanto por incardinarse en los movimientos que parecen luchar contra la discriminación de los que no responden a las categorías de género establecidas, como por el incremento insólito de casos que difícilmente pueden derivar de una mayor aceptación social del fenómeno.…  Seguir leyendo »

Ley Trans: los polvos y los lodos

Permítanme arranque con una cita. Lean por favor con atención: «Por otra parte, si lo que se pretende es elevar a suprema categoría definidora del sexo el sentirse, el asumir sexual y emocionalmente el rol femenino, se debería llegar a la conclusión de la innecesariedad de la amputación de los órganos masculinos en cuanto, según se afirma, su rol femenino fue asumido desde la infancia, es decir con mucha antelación a dicha extirpación, y a contrario sensu, se debería autorizar el cambio de sexo femenino por el masculino cuando una mujer se sienta hombre y asuma emocionalmente dicho papel masculino.…  Seguir leyendo »

La Ley Trans: la ley del deseo

Liz Truss era la ministra de Igualdad del Reino Unido cuando en 2020 anunció una restricción drástica de los tratamientos que hasta entonces se aplicaban a los adolescentes que se consideraban trans para «protegerlos de tomar esas decisiones irreversibles». Lo hizo después de que un tribunal de Londres respaldara la demanda de Keira Bell contra la clínica Tavistock y diera paso a una oleada de testimonios similares que llevaron al sistema británico de salud a cerrarla.

«Cuando tenía 14 años comencé a luchar con mi sentido de identidad. Creí encontrar la respuesta a mis problemas cuando descubrí las historias de personas transexuales en internet.…  Seguir leyendo »

Los juristas, al igual que los médicos y otros muchos profesionales, poseemos una jerga propia. Cientos de palabras que sólo nosotros entendemos. Aparecen en nuestros escritos, en nuestras sentencias. A veces, resultan tan determinantes que la utilización de una sola de ellas puede motivar nuestra decisión.

Ocurre lo mismo con las leyes. Y, sobre todo, con las exposiciones de motivos que las preceden y que explican cuál ha sido la razón que ha llevado al legislador a aprobarlas. Extensas declaraciones que, en muchos casos, parecen hechas para que el ciudadano medio, lego en Derecho, pese a sus esfuerzos titánicos, no logre entenderlas.…  Seguir leyendo »

"Buscamos niños trans o niñes no binaries de 5 a 9 años para el primer largometraje dirigido por Marta Nieto".

Este es el irresponsable anuncio que ayer martes  compartió la compañía Veló Casting en una conocida red social. Y digo "irresponsable" porque ese anuncio está difundiendo la falsa y nociva tesis de las "infancias trans".

¿Es que acaso un niño de cinco años ya ha conformado su identidad y está capacitado para tomar decisiones que tendrán consecuencias para el resto de su vida?

¿Es que acaso lo justo y responsable es decirle a los niños que no se ajustan a estereotipos sexistas que lo que les pasa es que han nacido en un cuerpo equivocado y que deben hormonarse y mutilarse?…  Seguir leyendo »

El 6 de octubre se aprobó la tramitación del «Proyecto de Ley para la igualdad real de las personas trans y la garantía de los derechos LGTBI». Llamada por la prensa «ley trans», la norma también dice traer «nuevos derechos» para los homosexuales, bisexuales, etc. Ha sido precedida por leyes autonómicas –también en regiones gobernadas por el PP– de inspiración similar.

La ley se basa en la mentira de que España sea un país «homófobo», cuando un informe de la OCDE de 2020 nos situaba como el quinto del mundo más seguro para las personas LGTB. También es mentira que el «colectivo» LGTB necesite unos derechos específicos, distintos de los de los demás ciudadanos.…  Seguir leyendo »

Un gran escándalo médico se avecina: “uno de los mayores de todos los tiempos”, profetiza Tom Goodhead, el abogado cuyo bufete prepara una demanda colectiva contra la clínica Tavistock. ¿El motivo? Los demandantes, unos mil, habían acudido a la Unidad de Identidad de Género de Tavistock, la única del sistema británico de salud pública. Allí fueron diagnosticados como trans y alentados a transicionar médicamente. Se hormonaron para tener barba o pechos, se sometieron a mastectomías, histerectomías, castraciones… Ahora constatan que su vida, lejos de mejorar, ha empeorado. Sufren esterilidad, menopausia precoz, anorgasmia, depresión por haberse amputado miembros sanos.

Ya en 2020, las autoridades habían encargado una investigación independiente.…  Seguir leyendo »

En una narración literaria hay que distinguir siempre entre lo que se dice y lo que se cuenta. En una ley también. De lo que dice la ley trans se ha discutido mucho (muchísimo de hecho), tanto que hace tiempo que dejó de importar lo que se cuenta. Una de las cosas que dice la ley es que en España todas las personas tenemos derecho a la libre autodeterminación de género. Es decir, que una persona pueda cambiar el nombre y el sexo en el DNI solo por su voluntad, sin necesidad de informes médicos y años de hormonación como hasta ahora.…  Seguir leyendo »

Mujer, define el Diccionario de la lengua española (DLE), es “persona del sexo femenino”. Nos lo enseñan —o nos lo enseñaban— desde niños en el colegio y al poco nos decían que sexo era —y sigo con el DLE—: “Condición orgánica, masculina o femenina, de los animales y las plantas”, relacionado, claro está, con los órganos sexuales del sujeto o la sujeto en cuestión.

Una diría que era fácil, es fácil, en realidad, distinguir y definir a mujeres y a hombres aplicando la biología. Pues parece que no lo es tanto, o que su uso, o su no uso, obedece a razones que nada tienen que ver con la ciencia, y mucho con la “religión de lo sentido” que ha tenido a bien inventarse un lenguaje inclusivo en el que se borra la palabra mujer.…  Seguir leyendo »

Erauso, el conquistador trans

“Hallo una profunda afinidad entre mí misma, como mujer transexual, y el monstruo de Frankenstein de Mary Shelley”, afirma Susan Stryker, una de las voces más importantes del movimiento trans. Al igual que el monstruo, las personas transexuales son vistas con demasiada frecuencia como criaturas no humanas. La cita también ilustra la conexión entre literatura y transexualismo, un vínculo expuesto por la muestra Una voz para Erauso. Epílogo para un tiempo trans, que puede verse en el Azkuna Zentroa de Bilbao.

Erauso nació Catalina en San Sebastián a finales del siglo XVI y murió Antonio en Cotaxtla (México) a mediados del XVII.…  Seguir leyendo »

Ayer hablé con un amigo que está en tránsito. Sentí en Antonio, ahora Pilar, lo mismo de siempre. Un parecido humor amargo, similar sufrimiento y hasta un parecido timbre de voz, aunque afinado "en femenino" por la ingestión de hormonas.

Si todo va bien, Pilar será pronto el ser humano de siempre, con semejantes dudas, parecida angustia y similar humor, entre jovial y negro. Algún día morirá, como todos nosotros. Es un deber moral amar su eternidad mortal, su modo de ser, su manera manantial.

Al margen de la piedad obligada hacia todos los seres que sufren, es difícil no vincular la mercadotecnia del nuevo cuerpo trans con nuestra vocación contemporánea de liquidar todo lo que sea referencia natural o herencia natal.…  Seguir leyendo »

Me ha hecho mucha gracia el artículo que una señora que se llama Blanca Llum Vidal ha tenido a bien dedicarme en estas páginas. Arranca de una entrevista mía publicada en eldiario.es el pasado 29 de abril, en la que yo hablaba de las personas trans y la autoidentificación de género.

Empecemos por el preámbulo. La señora Blanca Llum considera conveniente poner el foco sobre mi biografía, suministrando detalles como mi condición de madre o los títulos de mis libros. ¿Qué tiene que ver eso con el tema en discusión?, nos podríamos preguntar. Les ofreceré después mi hipótesis; por ahora, quiero entrar en el artículo propiamente dicho.…  Seguir leyendo »

A una señora que se llama Laura Freixas y que tiene más de 30.000 seguidores en Twitter y a saber cuántos más en Instagram; a esta mujer que se define públicamente como madre, escritora y feminista; a esta señora que recuerda que fue presidenta de la Asociación Clásicas y Modernas, que se ve que es una asociación que trabaja incansablemente “para la igualdad de género en la cultura”; a esta mujer que ha escrito una montaña de libros, algunos con títulos que tienen más bien buena pinta (El asesino en la muñeca, Todos llevan máscara o ¿Qué hacemos con Lolita?…  Seguir leyendo »

Ley Trans: los dos elefantes en la habitación

Desde que se tuvieron las primeras noticias de los propósitos que albergaba el Ministerio de Igualdad comandado por Irene Montero para modificar la normativa relativa al cambio de sexo y satisfacer así las demandas del colectivo LGTBIQ, pudo ser atisbado por cualquiera (cualquiera que no fuera ingenuo, sectario, obcecado o ignorante) que se enfilaba un rumbo de colisión catastrófico. La aprobación del anteproyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI -en adelante Ley Trans- por el Consejo de Ministros a finales de junio de 2021 no hizo sino confirmar hasta qué punto los iceberg, entre otros, de la consagración de la autoidentidad de género y de la laxitud para la prescripción de los tratamientos psicológicos y farmacológicos de los llamados "menores trans" se nos venían encima.…  Seguir leyendo »

Una fotografía aérea muestra a activistas y simpatizantes de la comunidad trans reunidos con una bandera gigante con mensajes de apoyo, en el Monumento a la Revolución en Ciudad de México, México, el 30 de marzo de 2022. (Isaac Esquivel/EPA-EFE/Shutterstock)

Cuando tenía 19 años, me realicé la cirugía de reasignación de sexo, o lo que hoy en día se llama cirugía de afirmación de género. El joven inexperto que estaba obsesionado con hacer la transición a la feminidad ni se imaginaba llegar a la mediana edad. Pero ahora estoy cerca de los 50 años, vigilo de forma atenta mi plan de pensión y hago dieta y ejercicio con la esperanza de tener una jubilación saludable.

En términos de mis prioridades e intereses actuales, esa encarnación más joven de mí misma bien podría haber sido una persona diferente. Sin embargo, esa fue la persona que me comprometió a una vida separada de mis compañeros.…  Seguir leyendo »