Transición (Continuación)

HARAKIRI POLÍTICO. Adolfo Suárez logró sacar adelante el Proyecto de ley para la Reforma Política en noviembre de 1976, en una sesión parlamentaria en la que el franquismo quedó supultado para siempre. EFE

«Pedimos el sí porque queremos construir una España sin tópicos ni complejos». Así se expresó Suárez al cierre de la campaña del Referéndum sobre la Ley para la Reforma Política. Los españoles votaron el miércoles 15 de diciembre de 1976. Cinco artículos, tres disposiciones transitorias y una final para pergeñar la democracia: monarquía parlamentaria, bicameralismo, propósito constituyente, tramitación de las leyes y regulación básica del referéndum; convocatoria de elecciones -sistema proporcional-, funcionamiento de las Cortes y transitoriedad del reglamento franquista. La LRP adquirió rango de Ley Fundamental. Fue la última que aprobaron las Cortes franquistas; con ella se hicieron el harakiri, feliz expresión de la época.…  Seguir leyendo »

Hace unos días, hablando con su queridísima Isabel, me acordaba de nuestro inolvidable Mingote y de una magistral viñeta publicada en estas mismas páginas hace ya unos años. Como siempre, corrían días convulsos e inciertos por aquel entonces… y el genio, por enésima vez, plasmó en una sencilla ilustración el tema de aquellos días en los que mi padre acababa de cumplir 75 años y se habían publicado cosas de muy escaso valor sobre Don Juan Carlos y él. Aparecían ambos sentados en el pequeño banco de un parque por el que paseaba una ligera y vistosa señora. A su paso, Su Majestad susurraba a mi padre: «¿Has conocido alguna vez la gratitud, Adolfo?»;…  Seguir leyendo »

Hoy hace diez años fallecía Leopoldo Calvo-Sotelo, el segundo presidente de un Gobierno constitucional en la recuperada democracia española. Llegó a Moncloa tras el fallido golpe de Tejero, producido durante su investidura, y su primera preocupación fue serenar los ánimos de un país que había sufrido el temor a la involución, resucitado el zarpazo de las asonadas militares del XIX. Fui testigo aquella tarde, dentro del Congreso, de la zozobra de lo incierto. Muchos daban por quebrada la democracia naciente. Para el pueblo español el mensaje inequívoco del Rey supuso la recuperación de una tranquilidad abruptamente rota.

A recuperar la confianza del país en las libertades y a llevar un mensaje nítido de estabilidad y solidez de la democracia española al exterior encaminó sus primeros pasos el nuevo Gobierno.…  Seguir leyendo »

En octubre de 1975, mientras Franco agonizaba lentamente en La Paz, pasó por Nueva York un destacado empresario español que tenía, y aún tiene, la política como hobby, y nos reunió a los corresponsales españoles, como solía hacer habitualmente. Aunque esta vez las circunstancias eran especialísimas. Nos estábamos jugando el futuro del país y el nuestro. Del camino que tomara iba a depender que pudiéramos incorporarnos al mundo que pertenecíamos geográfica e históricamente, eso que llamamos «Occidente», o seguíamos excluidos de él, con el riesgo de volver a la confrontación civil, incivil de hecho. Nuestros colegas norteamericanos nos pedían datos sobre Madrid y Barcelona, dispuestos a venir en cuanto sonaran los primeros disparos y emular a Hemingway.…  Seguir leyendo »

Entre las muchas sugerencias que se desprenden de la lectura del espléndido reciente ensayo de Santos Juliá sobre la Transición española, hay una, insinuada mejor que explicitada, que pienso merece un comentario. Se trata del dilema que entonces se planteó entre democracia y nación. En pocas palabras, el dilema consistió en priorizar la construcción de la democracia sobre la recuperación de una idea de nación española. No faltaban razones para esta decisión. Resulta evidente que los proyectos de nacionalismo español a lo largo de los siglos XIX y XX habían sido plurales y enfrentados. El proyecto de la tradición liberal-democrática dominante en líneas generales hasta la Guerra Civil se hubo de enfrentar al proyecto nacional-católico y de inspiración fascista triunfante con el franquismo.…  Seguir leyendo »

En España la memoria histórica brilla por su ausencia. No es ya el olvido sino, como diría Sor Juana Inés de la Cruz, algo peor, la negación de la memoria. Y la memoria histórica que reivindico no es la memoria de ninguna de esas dos Españas que helaban los corazones, sino una memoria que integre la de todos y alumbre nuestro pasado para que nuestro hoy y nuestro mañana sean diferentes.

La Ley de Memoria Histórica es uno de los textos menos leídos y más citados de nuestra legislación. En su exposición de motivos invoca “el espíritu de reconciliación y concordia que guió la Transición”, ese espíritu que da sentido “al modelo constitucional de convivencia más fecundo que hayamos disfrutado nunca”.…  Seguir leyendo »

En diciembre de 1977, hace ahora 40 años, una delegación del socialismo español visita la Unión Soviética. Invitados por el Comité Central del PCUS y coincidiendo con el 60 aniversario de la Revolución, Felipe González, Alfonso Guerra, Miguel Boyer y a modo de traductor un representante del PSOE de preguerra, el catalán Francisco Ramos Molins -veinte años de su vida en la URSS, diez como exiliado y otros tantos como prisionero del Gulag- aterrizan la tarde del día 11 en Moscú vía París en un Yak-42 de Aeroflot. Por delante, cuatro días de reuniones y atenciones de la nomenclatura soviética, interesada en establecer contacto con la fuerza emergente de la izquierda en la España posfranquista y evidenciar sus diferencias con el PCE de Carrillo, poco menos que humillado en su asistencia unas semanas antes a los fastos del aniversario revolucionario.…  Seguir leyendo »

Al maestro de la Ciencia del Derecho José María Castán in memoriam.

EL año que viene se cumplirá el cuadragésimo aniversario de la Constitución, por lo que preparando el nuevo curso académico repasé durante el verano algunas de las actas de los debates que sobre su redacción se celebraron en el Congreso y en el Senado.

Realmente ha sido una experiencia aleccionadora, incluso entrañable, pues en esos textos no sólo se encuentra la interpretación auténtica de nuestra ley fundamental, sino que también evocan muchos recuerdos de un tiempo que mi generación vivió de forma apasionada.

En el transcurso de estas lecturas hubo dos aspectos que me llamaron la atención.…  Seguir leyendo »

Acabamos de celebrar los 40 años de las primeras elecciones democráticas de 1977, que permitieron crear las condiciones para la etapa más larga de libertad, estabilidad institucional y progreso que ha habido nunca en España. Sin embargo, esta afirmación no es compartida desde hace años por actores importantes de la vida social y política. No es que critiquen determinados aspectos o se opongan a una visión demasiado complaciente, sino que cuestionan de cabo a rabo la Transición y sus resultados.

Ahora mismo, las fuerzas separatistas siguen planificando una huida hacia delante, negándose a reconocer la legitimidad de la Constitución. Por otra parte, en el homenaje en el Congreso con Felipe VI se hizo notoria la discrepancia de Unidos Podemos que impugna lo que denomina el «régimen del 78».…  Seguir leyendo »

EL populismo voluntarista de izquierda radical, los retales desnaturalizados de un comunismo abducido por quienes fueron sus alevines, con las adherencias de los que tratan de aprovechar una cierta desorientación generalizada, han asumido la machacona estrategia de desnaturalizar y desprestigiar la Transición española, hábil y nada fácil operación política que asombró al mundo y fue referencia, desde las cautelas y modelos de cada caso, para las naciones de más allá del Telón de Acero y la propia Unión Soviética, como señaló Gorbachov cuando elogió nuestra Transición durante su viaje a España en octubre de 1990.

Como veterano amante de la Historia me preocupa, aunque no me sorprende, la ignorancia histórica –o la manipulación– de parte de nuestra nueva hornada política.…  Seguir leyendo »

La celebración por las Cortes y con la asistencia de Felipe VI de los cuarenta años de las primeras elecciones de la democracia me lleva a escribir estas líneas. Como senador elegido por la provincia de Badajoz en las listas de Unión de Centro Democrático, el acto trajo a mi memoria muchas cosas importantes para España y pensé con el poeta Salinas, «en este hoy mío cuánto ayer se vive». Las reflexiones que siguen no nacen de la nostalgia, sino de la esperanza y del legítimo orgullo de haber podido ayudar a España en un momento trascendental de nuestra historia.

Cuando decidí ser candidato, mi padre me dijo: «Vas a perder el tiempo, los amigos y el dinero, pero ya que así lo has decidido, lucha para que los españoles no tengamos nunca más el horror de una guerra civil matándonos entre nosotros».…  Seguir leyendo »

Mi liberada:

Nada más lógico que aprovechando los festejos del aniversario de las primeras elecciones hayáis vuelto una vez más a vuestra vieja canción impugnadora. La chusma española, de la que formas parte aunque la militancia te exija una cierta discreción sobre tu cuenta corriente, no puede reaccionar de otro modo ante el mayor éxito de la Historia moderna. Entre Carlos III y tú no hay nada comparable y de ahí que proyectéis sobre la Transición vuestro cargado aliento. El fracaso español existe y sois vosotros, y la Transición se hizo, imperialmente, contra vosotros. El tipo exacto de gente que sois, las presuntas razones que invocáis y hasta qué punto suponéis algo especial en los instrumentos desafinados del concierto de las naciones me traen sin cuidado.…  Seguir leyendo »

Lo ha dicho muy gráficamente el gran Raúl del Pozo: es como si se conmemorase la batalla de Austerlitz y no se invitase en sitio de honor a Napoleón. En otras palabras, es un verdadero escándalo que cuando se conmemora en las Cortes, de forma solemne, los 40 años de las primeras elecciones democráticas después de la Dictadura, no estuviese presente el inspirador nato de la Transición. Para comprender mejor lo que digo hay que volver la vista atrás.

Corría el año 1961. Yo había acabado el año antes la licenciatura de Derecho en la única Facultad que había entonces en Madrid, y me había matriculado en los cursos del Doctorado con vistas a mi preparación a las oposiciones a la cátedra de Derecho Político, como se llamaba entonces a mi asignatura.…  Seguir leyendo »

Hoy escribiré a propósito del cardenal Vicente Enrique y Tarancón. Precisamente porque el 5 de junio –Día del Medio Ambiente, ¡qué bien!—, dicté una conferencia en Castellón, invitado por el presidente de la Diputación Provincial, Javier Moliner, en un ciclo homenaje del cardenal.

En ese sentido, empezaré por decir que cuando fue designado presidente de la Conferencia Episcopal (1971) a muchos les pareció un auténtico milagro que propició transformaciones fundamentales. Y en la dirección apuntada, el nuevo presidente de la Conferencia asumió decididamente sus responsabilidades, mostrándose favorable al cambio para poner fin a la entonces estructura esclerotizada de la Iglesia, y a la religiosidad fetichista.…  Seguir leyendo »

Tras el túnel de la dictadura, las elecciones del 15 de junio de 1977, las primeras democráticas desde la Segunda República, fueron el primer elemento de ruptura con el régimen franquista. Después de 40 años de ser tratados como súbditos de un poder absoluto, los españoles accedían no sin dificultades a la condición de ciudadanos. Los obstáculos eran relevantes: la convocatoria electoral se producía en un contexto en el que los aparatos del Estado franquista permanecían intactos. Sin depuración alguna.

Las Fuerzas Armadas comandadas por generales que habían intervenido en el golpe contra la República y que se declaraban vencedores de una cruzada; la jerarquía católica así la había bendecido como una guerra contra el comunismo y la masonería; el poder judicial estaba integrado por jueces mayoritariamente depositarios de una ideología y de una cultura jurídica antagónicas con el Estado de derecho; la policía tenía una relación simbiótica con el régimen y la práctica de la tortura era una de sus señas de identidad, y el empresariado vivía cómodamente con un sistema que negaba la libertad sindical y le garantizaba su hegemonía económica.…  Seguir leyendo »

A principios de noviembre de 1976, semanas antes del referéndum sobre la Ley para la Reforma Política, el semanario catalán, y en catalán, Arreu,me encargó escribir una serie de artículos para explicar el contenido de la Ley para la Reforma Política que debía votarse en referéndum el 15 de diciembre de aquel año. Este semanario —excelente, aunque de corta vida— estaba en línea con el progresismo de la época, quizás más en el ámbito comunista que socialista, pero independiente de ambos.

En aquellos tiempos, nadie perteneciente a este mundo creía en Adolfo Suárez y en su Gobierno. Se pensaba que la democracia debía llegar a través de la ruptura, nada debía esperarse de los intentos reformistas desde el interior del régimen.…  Seguir leyendo »

Hoy se cumplen 40 años de las primeras elecciones libres en nuestro país. Cuatro décadas desde que la fuerza de la corriente arrastrara a todos hacia la democracia, en feliz expresión de Garrigues. Durante muchos años se ha conmemorado unánimemente la Transición como uno de los pilares esenciales de nuestra historia y una carta de presentación de una España moderna y avanzada. Pero en la actualidad el populismo y el secesionismo plantean una enmienda a la totalidad de este legado, como se ha puesto de manifiesto esta misma semana en el Parlamento.

En lugar de brindar el merecido reconocimiento a quienes nos precedieron e impulsaron una impecable transformación política, se les trata de presentar como una élite al margen de su pueblo, tutelada por oscuros poderes fácticos de intereses inconfesables.…  Seguir leyendo »

El último gobierno Zapatero puso en la agenda pública el cuestionamiento de la Transición como éxito político nacional y común a los grandes partidos, fundado en el consenso y el olvido de la Guerra Civil. Rompía así el anclaje histórico, en buena parte mitificado, sobre el que se apoyaba el régimen de la Constitución de 1978. En realidad, y quizá sin saberlo, recogió la idea que desde esa fecha sostuvieron la extrema izquierda y el independentismo: el franquismo había prolongado su dominio con una democracia de “baja calidad”.

El continuismo se demostraba porque, decían, no hubo ruptura, privando al pueblo de un verdadero proceso constituyente y de un ajuste de cuentas.…  Seguir leyendo »

Esta es la crónica de la noche electoral del 15-J de 1977 tal y como la publicó en su libro ‘Así se ganaron las elecciones’ el entonces redactor político de ‘ABC’ y hoy director de EL ESPAÑOL, Pedro J. Ramírez.

La Chica-Centro levanta las dos manos a la vez, haciendo el signo de la victoria. Su larga melena de color castaño y su bolso plateado tal vez modelo Juanjo Rocafort saltan sin cesar al son de la música. “VO-TA Centro, VO-TA Suárez, vota liber-TAAAAD.” Los fotógrafos se concentran en su camiseta blanca con los símbolos de la UCD y en la retaguardia de sus jeans, ilustrada con dos pegatinas libidinosamente bien colocadas.…  Seguir leyendo »

A Natividad Terreros, en representación de todos los que ganaron la Guerra en el 77

«Cuando saqueamos el pasado en busca de provecho político -seleccionando las partes que pueden servir a nuestros propósitos o recurriendo a la Historia para dar lecciones morales oportunistas – lo que conseguimos es mala moral y mala historia», dice Tony Judt. Algo de esto sucede actualmente en España. Unos no cejan en el intento de vencer a Franco después de muerto, otros impulsan una revisión histórica que hace responsable de la guerra civil a los republicanos y no pierden la oportunidad de atenuar, disculpar o suavizar los 40 años de dictadura franquista.…  Seguir leyendo »