Universidad

Rueda de prensa de la acampada propalestina en la Biblioteca General de la UMA. Adrián Gámiz

Anda por ahí un reportero, micrófono en mano, entrevistando manifestantes de izquierdas. Recientemente ha estado en las acampadas universitarias a favor de Gaza, y ha mostrado a estudiantes incapaces de decidir si está bien o mal que Hamás asesine gente, o de responder si las mujeres tienen mejor reconocidos sus derechos en Israel o en territorio palestino.

Es obvio que selecciona las respuestas más pintorescas y omite las más normales, pero en todo caso muestra un panorama desolador. ¿Es esto es la universidad?

Bueno, siempre ha sido así.

Las universidades suelen ser focos de agitación política, y no porque los universitarios exhiban un conocimiento superior al resto.…  Seguir leyendo »

Israel, Hamas y la pose moral de los rectores

Nada se sabe de Idan Shtivi desde el 7 de octubre. En su coche yacían ensangrentados Lior y Yulia, amigos con los que intentó huir cuando terroristas de Hamas masacraron a cientos de jóvenes en el concierto al que asistían. Idan es alumno de la Universidad israelí de Reichman, una de las prestigiosas instituciones a las que los rectores de las universidades españolas apuntan en su comunicado sobre Gaza. Produce estupor que esta élite universitaria anuncie «suspender los acuerdos de colaboración con universidades israelíes que no hayan expresado un firme compromiso con la paz y el cumplimiento del derecho internacional humanitario».…  Seguir leyendo »

Higher Education Needs More Socrates and Plato

The right attacks colleges and universities as leftist and woke. Progressives castigate them as perpetuating patriarchy and white privilege. The burdens of these culture war assaults are compounded by parents worried that the exorbitant costs of higher education aren’t worth it.

No wonder Americans’ faith in universities is at a low. Only 36 percent of Americans have confidence in higher education, according to a survey by Gallup last year, a significant drop from eight years ago. And this was before colleges and universities across the country were swept up in a wave of protests and counter-protests over the war in Gaza.…  Seguir leyendo »

'Don't be' Crue

Lo que voy a escribir a continuación no tiene nada que ver -repito: nada que ver en absoluto- con lo que ocurre en la Franja de Gaza. Tiene exclusivamente que ver con lo que ocurre en la universidad española y con el comunicado emitido por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (Crue) el pasado 9 de mayo, que exige «revisar y, en su caso, suspender los acuerdos de colaboración con universidades y centros de investigación israelíes que no hayan expresado un firme compromiso con la paz y el cumplimiento del derecho internacional humanitario».

En rigor, la noticia debería haber causado el mismo estupor que si estas exigencias hubieran sido declaradas, por ejemplo, por la Comisión Nacional del Mercado de Valores o por el Tribunal de Cuentas.…  Seguir leyendo »

Los sucesos que están ocurriendo en las universidades de Estados Unidos y ahora en Europa y otros lugares son noticia de primera plana en todo el mundo. Desde la guerra de Vietnam y el Mayo del 68 no habíamos sido testigos de sucesos similares: ocupación de edificios, 'sit ins', carteles y pintadas, barricadas, así como fuerzas policiales convocadas por las autoridades universitarias con los estudiantes manifestantes siendo conducidos esposados. Son imágenes familiares para aquellos de nosotros lo suficientemente mayores como para haber vivido personalmente aquellos embriagadores días de 1968. El punto álgido hoy es, por supuesto, otra guerra: los terribles acontecimientos que se desarrollan en Gaza, iniciados por la orgía de asesinatos, violaciones y secuestros cometidos por Hamás el 7 de octubre, y la reacción israelí, que ha provocado decenas de miles de víctimas civiles, niños incluidos, y un desastre humanitario continuo.…  Seguir leyendo »

La policía de Nueva York se lleva arrestada a una persona que participaba en la protesta propalestina en la Universidad de Columbia,STEPHANI SPINDEL (EFE)

El día después de la toma del Hamilton Hall en la Universidad Columbia por parte de la policía, algunos cientos de profesores y estudiantes graduados nos manifestamos a las puertas de un campus cerrado, vaciado y ocupado. Es, era, nuestro campus. Ahora sus edificios históricos, su césped impoluto, su monumental escalinata central, no son sino una privilegiada escenografía al servicio de otros. Desde hace tiempo, pero decisivamente desde la comparecencia frente a un comité del congreso de Nemat Shafik, presidenta de la universidad del día 17 de abril, el campus es literal y simbólicamente tierra tomada. Ese mismo día algunos estudiantes acamparon en el césped delante de la biblioteca, de forma pacífica, en uno de los lugares precisamente designados para la protesta.…  Seguir leyendo »

‘You don’t have to agree with everything or anything they are standing for, but if you believe in democracy, surely you believe in their right to stand for it.’ Photograph: Craig Ruttle/AP

Teaching an undergraduate class on democracy at Princeton University’s School of Public and International Affairs this semester has felt urgent and clarifying. In the classroom, we’ve been looking at backsliding and the slow corrosion of democratic norms in so-called democratic countries. Meanwhile, what’s been happening outside the classroom in more than 120 universities around the US and the world tells us a more ominous story about democracy.

For two weeks, we focused on the United States; there were lively discussions on political polarization, January 6 and the threat posed by supporters of Donald Trump, as well as how robust or fragile US democracy currently is.…  Seguir leyendo »

Elogio resignado de la Aneca

Incluso para los que conocemos el paño ha sido deprimente constatar que el corporativismo académico puede imponerse a cualquier evidencia factual: después de que este periódico sacase a la luz que una profesora titular de la Universidad Carlos III ganó la oposición sin haber obtenido previamente la ineludible acreditación por parte de la Agencia Nacional de Acreditación (Aneca), no pocos de mis colegas han salido a esparcir desinformación -a veces sin querer- sobre el modo en que está organizado el acceso a los cuerpos de funcionarios en la universidad española. Y sin ánimo de discutir este caso particular, que como han señalado sucesivamente la Aneca y la Conferencia de Rectores ofrece pocas dudas, yo quisiera aprovechar esta triste ocasión para arrojar luz sobre las bondades y maldades del sistema.…  Seguir leyendo »

Ellos y ellas en la Universidad

Para ser escritora una mujer necesita dinero y una habitación propia. Son palabras de Virginia Woolf, una de las más destacadas figuras del modernismo anglosajón y del feminismo internacional. Independencia económica, privacidad, libertad individual son conquistas de las mujeres en los países avanzados, imprescindibles para su desarrollo profesional. Trasladado a la carrera científica, podríamos decir que para hacer ciencia una mujer necesita dinero y su laboratorio propio; es decir, necesita un salario y financiar su investigación y un espacio propio para desarrollar su labor. A pesar de los indudables avances sociales en la igualdad entre hombres y mujeres, aspectos propios de la carrera académica o científica como la falta de estabilidad, la dedicación, la movilidad, la competitividad, o dificultades en el acceso a la financiación afectan más a ellas que a ellos.…  Seguir leyendo »

Hace ya algunas semanas, el líder del Partido Popular propuso la unificación de las pruebas de acceso a la Universidad en las once comunidades controladas por su partido. La ministra Pilar Alegría tildó esa propuesta de «frívola e irrealizable». Según ella, incluso en las once comunidades del PP hay once bachilleratos diferentes, y eso dificultaría la prueba común. Pero si eso fuera cierto, también supondría que no es viable el acceso por medio de un distrito único. Si los bachilleratos son tan distintos que no permiten medir los conocimientos necesarios para acceder a un cierto grado universitario con una prueba común, menos posible sería estudiar ese mismo grado universitario proviniendo de bachilleratos tan dispares.…  Seguir leyendo »

¿Cómo financiar la educación superior en África?

El campus de la Université Cheikh Anta Diop (UCAD) de Senegal, una de las mayores instituciones de educación superior de África, está cerrado desde junio del año pasado, tras manifestaciones estudiantiles violentas contra el encarcelamiento del principal líder de la oposición senegalesa. El prolongado cierre dificulta la vida de los estudiantes de la UCAD (muchos de los cuales tienen su residencia habitual en el campus) y el funcionamiento de la institución, ya que el acceso a clases virtuales es limitado.

Las divergencias educativas que se han vuelto visibles agravan desigualdades, avivan tensiones sociales y ponen en riesgo la reputación del sistema de educación superior senegalés.…  Seguir leyendo »

Hasta hace quince días, Harvard se consideraba la mejor universidad del mundo. ¿Qué estudiante no ha soñado con ser admitido? ¿Qué profesor no ha anhelado enseñar allí? Este prestigio, arraigado en una historia que se remonta al XVII, ha desaparecido de repente. La dimisión forzada de su presidenta, Claudine Gay, es la culminación de un lento descenso a los infiernos. Harvard ya no merece el lema que reivindica para sí: 'Veritas'. Sería mejor sustituirlo por «Propaganda», o «Renuncia».

Renuncia a los valores fundamentales de Occidente que Harvard ejemplificó durante tanto tiempo y ya no ejemplifica más. Para quienes no hayan seguido la degradación de esta universidad y las circunstancias que rodearon la salida de su presidenta, conviene recordar que esta se produjo en dos tiempos.…  Seguir leyendo »

La expresidenta de la Universidad de Harvard, Claudine Gay, durante su audiencia ante el Congreso de los Estados Unidos, el pasado viernes en Washington DC. Ken Cedeno / Reuters

Claudine Gay, exrectora de Harvard, dijo que pedir a gritos el genocidio de los judíos no infringía el código de Harvard contra el acoso en el campus, y sus propios compañeros han confirmado que plagió párrafos enteros de sus publicaciones académicas.

A Claudine Gay la han despedido como decana por el segundo motivo, no por el primero.

Ambos son hechos probados. En su campus, los manifestantes propalestinos llevan acosando a estudiantes judíos desde octubre. Y hace años, Gay plagió.

Algunos donantes ya habían amenazado con retirar sus dádivas a instituciones que, como Harvard, legitiman la matanza del 7 de octubre ejecutada por los terroristas de Hamás.…  Seguir leyendo »

La guerra de culturas en Harvard... y más allá

Claudine Gay, la primera presidenta negra de la Universidad de Harvard, se vio obligada a renunciar tras varias semanas de presión para que dejara el cargo, pero todos quienes participaron en esa controversia quedaron mal parados.

Fue destituida, supuestamente, por desprolijidades en sus escritos académicos (principalmente, por no haber otorgado crédito a otros académicos a quienes citó casi de manera textual en trabajos que había publicado), pero eso se descubrió después de que fuera acusada de antisemitismo y doble moral. Cuando la congresista republicana Elise Stefanik le preguntó si los estudiantes que se manifestaban «para denunciar el genocidio de los judíos infringían el código de conducta de Harvard», Gay respondió que «dependía del contexto».…  Seguir leyendo »

Claudine Gay a démissionné de la présidence de Harvard. BRIAN SNYDER / REUTERS

La démission de Claudine Gay de la présidence de Harvard aura été laborieuse, aux antipodes de son recrutement, mené tambour battant, à peine six mois plus tôt, par un conseil d’administration particulièrement diligent à l’égard de la ligne idéologique imposée par le département « diversité, équité, inclusion » (DEI) de l’université. Face à des candidats qui tous avaient montré patte blanche en se conformant aux attentes de ces prêtres de l’équité, Claudine Gay avait semblé le choix le plus sensé. Et pourtant, force est de constater qu’elle n’était pas qualifiée pour diriger l’une des plus prestigieuses universités américaines.

Une université dont la réputation est ternie

Face à cet échec cuisant, la question du recrutement d’un nouveau président se pose avec force.…  Seguir leyendo »

Claudine Gay a annoncé sa démission de la présidence de l'université d'Harvard ce mardi 2 janvier. BRIAN SNYDER / REUTERS

Mise en lumière médiatiquement par son effroyable prestation devant le Congrès américain où elle a estimé que, «selon le contexte», les appels au génocide des Juifs n'étaient «pas contraires au code de conduite» de son université, Claudine Gay a annoncé sa démission de la présidence de Harvard ce 2 janvier. S'il est logique de lier instinctivement cette décision à son incapacité à condamner les expressions manifestes d'un antisémitisme de plus en plus partagé sur son campus, la réalité est plus compliquée. Les circonstances dans lesquelles elle a pris son départ mettent au contraire en exergue l'institutionnalisation du wokisme dans le milieu académique américain.…  Seguir leyendo »

Estudiantes judíos frente a manifestantes antisemitas en el Brooklyn College. Reuters

La hostilidad hacia los estudiantes judíos en los campus universitarios estadounidenses es hoy noticia. Las agresiones físicas y verbales, las amenazas de muerte y las consignas antisemitas intimidan a estos estudiantes.

Menos conocido, pero no menos preocupante, es que este fenómeno afecta también a los estudiantes judíos de otras universidades del resto del mundo.

El pasado mes de junio me reuní con líderes estudiantiles judíos británicos, españoles y franceses. Escuché inquietantes historias sobre sus experiencias con el antisemitismo. Estamos siendo testigos de un nivel de odio antisemita sin precedentes en los campus de todo el mundo.

En el Reino Unido, la Unión de Estudiantes Judíos reveló que entre el 8 de octubre y el 8 de noviembre había recibido más de 400 llamadas a su línea directa de bienestar estudiantil.…  Seguir leyendo »

Cuando tres presidentas de las universidades más importantes de Estados Unidos son interrogadas en una audiencia de la Cámara de Representantes y las tres son juzgadas por no haber defendido la autoridad moral de sus universidades, llega la hora de la verdad para las universidades, no solo de EE.UU. sino de todo el mundo. Y a la hora de la verdad, las preguntas para las universidades, no solo allí, son cuál es su autoridad moral, cuál su deber para con sus estudiantes y profesores y cuál su deber para con la sociedad en general. En opinión de la mayoría de los observadores, incluso de los que pertenecen a sus propias universidades, las tres presidentas estadounidenses fallaron porque permitieron que los políticos las intimidaran y que una audiencia política las incriminara como unas pusilánimes cautivas de una ideología de izquierdas antisionista, políticamente correcta y a favor de la justicia social.…  Seguir leyendo »

Supporters of Palestine gather at Harvard University to show their support for Palestinians in Gaza at a rally in Cambridge, Massachusetts, on October 14, 2023. JOSEPH PREZIOSO/AFP via Getty Images

The terrorist attack on Israel and resulting war between Israel and Hamas has roiled campuses across the United States. University presidents at Penn, Stanford, Harvard, and elsewhere have come under fire for not saying enough about the conflict, not saying it soon enough, saying too much, or saying the wrong thing. Longtime donors have severed ties, students have had job offers canceled for expressing controversial views, wealthy hedge fund moguls have sought to blacklist students for the positions they have taken, and assorted critics have seen these events as evidence that elite institutions are either indoctrinating students in dangerous ways or failing to instill in them proper ethical values.…  Seguir leyendo »

‘MCC’s views are closely aligned with those of Viktor Orbán, and it funds academics who disseminate Orbán’s positions.’ Photograph: Denes Erdos/AP

Mathias Corvinus Collegium (MCC), the conservative Hungarian educational institution funded by Viktor Orbán’s rightwing government, has been expanding internationally. It opened a centre in Brussels, bought a university in Vienna and has plans for new branches in other western European cities, including London.

I did a fellowship with MCC in Budapest last year and am concerned about the institution’s expansion. Its views are closely aligned with those of Orbán, and it funds academics who disseminate Orbán’s positions. In a way, it serves to extend his influence across Europe and beyond.

MCC has tremendous financial backing, receiving more than £1.3bn in Hungarian state funding in 2020.…  Seguir leyendo »