Universidad

Durante décadas hemos asistido en silencio a la degradación del sistema educativo. Solo una minoría impertinente se ha empeñado en expresar el malestar de quienes viven en centros escolares y en universidades que hace tiempo que perdieron su función esencial: formar ciudadanos cultos, solidarios, dotados de sentido crítico y de conciencia civil. De esta manera, en todos los países europeos, como ocurre ahora en España, se reaviva el debate cuando se habla de nuevas reformas. La cuestión, sin embargo, es más compleja. A estas alturas, los ministros de los distintos Estados tienen un margen de maniobra muy limitado que no permite ningún auténtico cambio.…  Seguir leyendo »

¿Dónde están y dónde se forman los líderes que necesita la política, la empresa y la vida social en general? Esta es una pregunta que de manera particular le formula la sociedad a las instituciones de educación superior. Y los actuales cambios legislativos en materia de universidades nos dan oportunidad de revisitar la siempre necesaria reflexión sobre la misión de éstas en la sociedad.

Llevamos varios decenios en que, dentro de esa misión, se da por supuesta la docencia y se pone el peso para evaluar la calidad de las universidades en la investigación y la transferencia de conocimientos. Algo habrá en el subconsciente universitario para que se hable de «carga docente» cuando queremos referirnos a la dedicación docente del profesor.…  Seguir leyendo »

Saltó a la prensa a principios de este mes de septiembre. Miguel Álvarez Peralta denunció un caso de corrupción y prevaricación en un departamento de la facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) para el acceso a una plaza de profesor ayudante. Hablamos de 1.250 euros al mes. Una miseria para años de trabajo.

El denunciante es profesor en Castilla-La Mancha y quiso volver a Madrid. Para ello se presentó a nueve plazas docentes, cuatro en la Rey Juan Carlos y cinco en la UCM. En casi todas, escribió, “quedé segundo, porque en todas ganó el candidato interno de cada departamento, aunque tuviera menos méritos”.…  Seguir leyendo »

El pasado es un país extranjero

"El pasado es un país extranjero", según la frase del escritor británico Leslie Poles Hartley, autor de la novela El intermediario, adaptada al cine por Losey con el título de El mensajero. Nosotros los españoles, por este motivo, vivimos exiliados en nuestro propio país que sigue ocupándose con mayor atención de los muertos lejanos (evidentemente hay que enterrarlos con toda la dignidad) que de los del presente. Todavía continúan muriendo cerca de 200 personas al día. No son los mil y pico diarios de los primeros meses de la pandemia, pero siguen siendo muchos. Por otra parte, continuamos sin saber el número exacto de fallecidos que deben superar en mucho a los 100.000 Y no nos olvidemos de los más de 300 asesinados por ETA, cuyos ejecutores aún se desconocen.…  Seguir leyendo »

Afrontamos el tercer curso universitario de pandemia. Nunca lo hubiéramos imaginado. Los universitarios llenarán las aulas con medidas Covid y los gestores universitarios, nuevamente, volverán al desvelo por una presencialidad segura que les hará muy difícil ocuparse de planificaciones estratégicas. En esta ocasión iniciamos curso con una novedad: dos leyes universitarias que podrían y deberían ser una.

En la universidad los cambios normativos siempre abrieron potentes debates. Espero que en esta ocasión también se produzcan porque es imprescindible escucharlos, de verdad, sin sordinas ni posicionamientos políticamente correctos, con su autocrítica y valorando sus críticas. Una pena que deba suceder con la angustia de una pandemia interminable, el desconcierto ante las dificultades de la juventud española apresada entre dos crisis por encontrar empleo y la incertidumbre de los estudiantes que han vivido una universidad diferente y que saldrán de ella sin conocer la que fue y que probablemente no volverá.…  Seguir leyendo »

En el actual Gobierno de España hay una amplia diversidad de ministerios. Incluso existe uno específico para universidades, rama que siempre había formado parte de Educación. Cabría esperarse que esta circunstancia implicara una mejor atención a una de las instituciones que, a pesar de sus dimensiones desproporcionadas -o quizá debido a ello-, cada día pierde más sentido. No sabemos si queremos que la universidad sirva como escuela de formación profesional, o como entorno donde discutamos sobre Dostoyevski, la teoría de cuerdas y el pensamiento de Francisco Suárez. No tenemos claro si queremos que nuestros jóvenes graduados -ya no son licenciados- sean directivos de un Silicon Valley radicado en Getafe o en Carmona, médicos que curen el cáncer con una nueva pastilla mágica salida del caletre del CSIC, o ávidos lectores de Ovidio -capaces de leer- sus Heroidas en latín, mientras pedalean para repartir a domicilio un encargo de hamburguesas y sushi a las dos de la mañana.…  Seguir leyendo »

En 1950, Yves Congar, posiblemente el teólogo más influyente del siglo XX, titulaba de este modo un libro sobre la Iglesia católica. El dominico defendía que, para evitar cismas, las reformas de la Iglesia debían de producirse en su seno, de ahí la bastardilla. Nuestra universidad adolece, sensu contrario, del mismo mal. Por eso, la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU) que presentará en septiembre el ministro Castells, para su aprobación por el Congreso, debería anunciar una verdadera reforma de la Universidad. Su actual estado de postración es fruto del modus operandi de dos agencias estatales notoriamente dañinas: la Comisión Nacional Evaluadora de la Actividad Investigadora (CNEAI), que valora las publicaciones de los profesores; y la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), que los selecciona mediante comisiones y expertos anónimos, fingidamente independientes.…  Seguir leyendo »

De las 20 mejores universidades del mundo, 18 son privadas. Harvard se considera de forma habitual la mejor. Si en Estados Unidos se aplicara el real decreto de creación, reconocimiento y autorización de universidades que está en vigor en España desde el pasado 28 de julio, Harvard no solamente dejaría de ser el mejor centro superior del mundo, sino que también perdería el derecho a ser considerada universidad por tener más alumnos de posgrado que de grado.

Stanford tampoco cumpliría otra de las condiciones marcadas, que es la de ofrecer enseñanza en al menos tres de las cinco grandes áreas de conocimiento, puesto que es una institución especializada en materias económicas y financieras.…  Seguir leyendo »

Hace algún tiempo el ministro de Universidades hizo un comentario sardónico sobre la universidad española, inundada por profesores que sólo daban clase y que no investigaban, como en una vulgar academia. Desde entonces vengo cavilando sobre estas difíciles líneas. Del mundo interno de la Universidad nunca se opina. Un tupido velo de temor —no de ignorancia— tapa sus entresijos. El temor a la opinión de los compañeros y las instituciones que la gobiernan y deciden nuestra suerte. Pergeño unas notas sobre asunto tan delicado desde mi experiencia que no pretende ser universal ni representar a toda la Universidad en sus diversos campos.…  Seguir leyendo »

Tres claves para la nueva ley de universidades

La reforma del sistema universitario en España es una tarea imprescindible si queremos que las universidades pongan todo su potencial al servicio del cambio hacia una economía basada en el conocimiento. Es el camino que han seguido todos los países desarrollados y el único posible para impulsar el progreso de un país y de todos sus ciudadanos y ciudadanas, que es el objetivo fundamental de la universidad.

Pero no solo es imprescindible, sino que también es absolutamente inaplazable. La Ley de Universidades, reformada por última vez hace ya 14 años, se ha quedado obsoleta y es imposible que con el actual marco legal seamos competitivos en Europa en la próxima década.…  Seguir leyendo »

The Aula Magna, an indoor concert hall at the Central University of Venezuela, where the sculptor Alexander Calder shaped the hall’s acoustic screens like clouds in 1953. Credit Félix León Carrillo

When the main campus of the Central University of Venezuela (Universidad Central de Venezuela, or U.C.V.) was declared a World Heritage Site in 2000, UNESCO deemed it “a masterpiece of modern city planning, architecture and art” and an “outstanding example of the coherent realization of the urban, architectural and artistic ideals of the early 20th century.”

Two decades later, this paradigm of art — an emblem of Caracas and the pride of Venezuela’s public education system — is in ruins, and its demise may go unnoticed in a country that’s suffered so much loss.

Last year, a section of the roof covering the walkway connecting the university’s buildings collapsed because of a lack of maintenance.…  Seguir leyendo »

Dentro de la universidad y a escala global, la actual pandemia ha propagado, no sólo un listado de preocupaciones y desafíos, sino un lenguaje parejo de corte psicosocial. Cualquiera de las sensibilidades y temas en boga, como son la diversidad, la equidad, la inclusión, la movilidad, la empleabilidad y la digitalización, conducen a similares aproximaciones y argumentos, independientemente de las voces que uno escuche o publicaciones que uno lea.

Posiblemente, el desgarro individual y colectivo producido por la covid-19 ha condicionado la mirada y ambiciones de aquellos que gestionan, estudian y trabajan en la universidad. Desde Estados Unidos o Canadá hasta Australia, pasando por Reino Unido o Alemania y parando en la India, Emiratos Árabes o Qatar, no sólo se aborda una única agenda de temas a la hora de mirar el presente y futuro de la educación superior, sino que se repite un mismo discurso.…  Seguir leyendo »

¡Todos al máster!

Durante las primeras décadas del siglo pasado, un periodista madrileño de cierto predicamento, Vicente Sánchez Ocaña, primo y valedor de Josefina Carabias, uno de esos agudos informadores que podría ser el cronista de este Gobierno cuando sus componentes ocupen un lugar de privilegio en el camposanto de Spoon River, escribía, en una de sus habituales colaboraciones para La Nación de Buenos Aires, que en la sociedad española había coléricos socialistas (Baroja los denominaba «pedantes, charlatanes e hipócritas»), coléricos carlistas, coléricos republicanos, coléricos catalanistas, coléricos vascos, trolistas –es decir, profesionales de la mentira como Valle-Inclán–, políticos chanchulleros o histriónicos, generales de salón (y no fue muy acertado en esto), monologuistas como Unamuno.…  Seguir leyendo »

Joseph Alois Schumpeter fue uno de los economistas más influyentes de la primera mitad del siglo XX. Su teoría de la creación destructiva rompió con la estática de la economía de su tiempo e introdujo el emprendimiento como factor fundamental del crecimiento económico. Criado en el seno de una familia aristocrática del decadente Imperio Austrohúngaro, como joven y brillante profesor, gustaba de escandalizar a sus compañeros y alumnos glorificando sus habilidades como jinete y solía ir a seminarios y clases con botas de montar. Con el triunfo del nacionalsocialismo en Alemania, se trasladó en 1932 a Harvard, se nacionalizó estadounidense y combatió en sus escritos las ideas totalitarias de socialismo en favor de la libertad en la sociedad y en el mercado.…  Seguir leyendo »

Nubes Acústicas de Alexander Calder, 1953. Aula Magna. Credit Félix León Carrillo

La Ciudad Universitaria de Caracas, campus principal de la Universidad Central de Venezuela (UCV), fue declarada Patrimonio de la Humanidad en diciembre de 2000. Koichiro Matsuura, el entonces director general de la Unesco, resumió las razones de la decisión: “La Ciudad Universitaria es una obra maestra, un ejemplo de realización coherente de los ideales artísticos, arquitectónicos y urbanísticos de principios del siglo XX”.

Dos décadas después, este paradigma de arte, urbanismo y arquitectura va camino de convertirse en una ruina, como si aquel extraordinario reconocimiento, hubiera sido una condena en vez de un premio a la excelencia. Partiendo de la declaración de la Unesco, las implicaciones de semejante decadencia, gestándose en uno de los más importantes símbolos espirituales e intelectuales de Venezuela, conciernen a toda la humanidad.…  Seguir leyendo »

Cuando en esta movida y peculiar primavera me había planteado este título en forma de pregunta, en un primer momento no supe responder. La verdad es que nuestra Universidad es una de las pocas instituciones que, desde su creación allá por el siglo XI, ha mantenido un mismo marco conceptual en busca de sus tres conocidas misiones básicas: docencia, búsqueda de la verdad (investigación) y vinculación con la sociedad. Sin embargo, la búsqueda del conocimiento para trasladarlo a la sociedad a la que debe servir, es todavía algo poco frecuente en nuestro sistema universitario, tal vez porque se encuentra tan fuertemente regulado en nuestro país que los profesores que intentan llevarlo a cabo, lo hacen con un gran desgaste: el sistema no ha desarrollado espacios de libertad.…  Seguir leyendo »

En las últimas semanas se está hablando de la Universidad, por un lado, con motivo del proyecto de real decreto que sobre creación de universidades prepara el Gobierno; y, por otro lado, con ocasión de la anunciada ley orgánica del sistema universitario. En relación con el primero, conviene advertir que, con el debido respeto, la propuesta elaborada por el Gobierno vulnera en distintos temas la autonomía universitaria garantizada por nuestra Constitución. Por ejemplo, cuando señala la inversión mínima que cada universidad debe hacer en investigación o cuando establece límites en el número de alumnos, entre otros.

A partir de aquí, conviene reconocer y compartir la importancia que la investigación debe tener en toda Universidad para que pueda ser considerada como tal, algo que con acierto señala el proyecto normativo del Ejecutivo.…  Seguir leyendo »

Debo empezar confesando que ignoraba que los rectores y la rectora de mis queridas universidades catalanas hubieran sido elegidos para convertirse, de facto, en el comité directivo de un partido político, decidiendo en nombre propio lo que toda la comunidad universitaria piensa sobre la vida política catalana. Ni tampoco sabía que, por tanto, estaban facultados para decidir ideológica y políticamente la posición que todas las personas que componemos dicha comunidad debemos tener sobre la petición de amnistía para los políticos presos a consecuencia de una sentencia judicial por diversos incumplimientos de la ley. Hasta ahora estaba convencido de que los votos en las elecciones universitarias daban la representación al rector para defender todas aquellas cuestiones que tienen que ver con el progreso de la academia, pero ignoraba que se les facultase también para que pusieran a la institución al servicio de una determinada idea partidista en la política catalana, transformándose con ello en los depositarios de la voluntad política de los miles de universitarios catalanes.…  Seguir leyendo »

Esperanza, Sara o Marina son algunos de los testimonios que Ramón Flecha recoge en su artículo recientemente publicado por la prestigiosa revista científica en estudios de género Violence Against Women. Leer sus relatos me devuelve al pasado pero también al presente. En 2016 buena parte de la prensa española se hizo eco de la investigación que publicamos en la misma revista. En aquel artículo exponíamos los resultados de la primera investigación sobre violencia de género en las universidades españolas. Esos resultados eran noticia por ser la primera vez que se investigaba sobre el tema. En una de las entrevistas que me hicieron recogieron mi siguiente cita “si David quiere luchar contra Goliat en el tema de violencia de género en la Universidad, que no parta de que el resto de compañeros y compañeras se pondrán del lado de la víctima”.…  Seguir leyendo »

Estudiantes ante el examen de admisión a la UNAM, en Ciudad de México, en agosto de 2020.Hector Vivas / Getty Images

Si los Gobiernos, rectores, estudiantes, padres de familia, empleadores y, en general, la sociedad, quieren que la educación superior que reciben los jóvenes latinoamericanos siga siendo una vía para mejorar sus trayectorias personales y profesionales y para que los países crezcan de manera productiva y sostenible, van a tener que mover el paradigma. Y no se trata solamente de los saldos que deje la pandemia en términos de deserción, pérdidas de aprendizaje, costos socioemocionales y contracción económica y del empleo, sino también, y más relevante, porque desde hace unos años el modelo tradicional de provisión de estudios superiores ha venido cambiando de manera irreversible.…  Seguir leyendo »