Víctimas terrorismo

Leí ayer en el periódico de mayor difusión en el País Vasco el siguiente titular: «Doce adoquines recordarán a los baracaldeses prisioneros de los nazis». Tras leer la totalidad de la noticia sobre esta encomiable iniciativa en recuerdo de las víctimas de uno de los peores regímenes totalitarios de la historia pensé, si han acordado esto en relación con las víctimas del nazismo, seguro que algo similar habrán hecho con las personas asesinadas por la banda terrorista ETA, no en Alemania, sino en su pueblo.

Marqué el número de teléfono del ayuntamiento de Baracaldo y pregunté a una amable telefonista si el ayuntamiento había adoptado, o tenía previsto adoptar, alguna iniciativa similar con respecto a las nueve personas asesinadas por ETA en las calles de su municipio.…  Seguir leyendo »

Pese a que ETA, a través de su representación política el Congreso, que es Bildu, logrará la revisión de lo que fue la lucha contra esta organización terrorista en sus años de mayor apogeo criminal, en la cuenta de los casi 400 de sus crímenes sin resolver hay que anotar el secuestro y tortura de tres jóvenes gallegos, de los que nunca más se supo, que fueron confundidos con guardias civiles. Conviene recordarlo, ahora que vamos a volver la vista hacia atrás. Pero conviene subrayar que el jefe del comando de ETA que perpetró estos hechos era un tal Tomás Pérez Revilla, que más tarde, a su vez, moriría en un atentado de los GAL.…  Seguir leyendo »

El 4 de julio pasado en Highland Park, cerca de Chicago, un psicópata asesino disparó a las personas que celebraban la fiesta nacional, matando a ocho de ellas. Entre esas víctimas mortales estaban el padre y la madre de Aiden McCarthy, un niño de dos años que fue encontrado vagando solo por las calles. Ante el terrible suceso, la comunidad de North Shore se unió para ayudar a ese niño en sus necesidades futuras y en sólo una hora se recaudaron más de dos millones de dólares.

Esta tragedia familiar ha traído a mi memoria unos hechos, similares en su origen pero no en la solidaridad que generaron, ocurridos en Vizcaya tras sendos asesinatos de ETA.…  Seguir leyendo »

Miguel Ángel Blanco: recordado, olvidado

«El antónimo del olvido no es el recuerdo, sino la justicia», afirma Yerushalmi. Veinticinco años después del asesinato de Miguel Ángel Blanco, los homenajes que le recuerdan son un triste consuelo ante la falta de voluntad política para impedir la impunidad de quienes aún justifican su asesinato. Explica Kundera que «el hombre queda separado del pasado por dos fuerzas que se ponen inmediatamente en funcionamiento: la fuerza del olvido, que borra, y la fuerza de la memoria, que transforma». Hoy la memoria de aquel crimen incurre en un sentimentalismo efímero que borra y transforma su auténtico significado. Como escribió Javier Zarzalejos, secretario de la Presidencia del Gobierno durante el secuestro y asesinato del concejal, se quiere «proyectar una versión puramente sentimentalizada de lo que ese crimen significó, privándolo de su significado político y cívico real».…  Seguir leyendo »

Imposible olvidar que otro 30 de enero, pero de 1998, la banda terrorista ETA asesinó a dos inocentes más de la extensa lista de personas que cayeron muertas por la asquerosa voluntad de quienes planificaron y realizaron su «ejecución». Se llamaban Alberto Jiménez- Becerril y Ascensión García Ortiz. Tenían tres hijos de entre cuatro y nueve años, llevaban casados pocos tiempo y como miles de ciudadanos de España, Alberto se había comprometido para gestionar con diligencia y buen sentido los intereses de los sevillanos desde el Ayuntamiento de Sevilla, que entonces tenía de alcaldesa a Soledad Becerril, una de las muchas mujeres surgidas del deseo de que la democracia fuera ya para siempre el sistema de convivencia entre los españoles.…  Seguir leyendo »

José Luis Martínez Almeida (2i), la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (2d), y el líder del PP, Pablo Casado (d), en la ofrenda floral por el XXVII aniversario del asesinato por ETA de Gregorio Ordóñez. SEBASTIAN MARISCAL MARTINEZ AGEN

1980 fue el año más salvaje y sangriento en la historia de la banda terrorista ETA. Casi un centenar de personas fueron asesinadas en aquellos días de plomo. Un tercio de ellas sólo en Guipúzcoa.

Es precisamente en ese momento cuando Gregorio Ordóñezdecide dar un paso adelante. Se afilia al partido político más perseguido, en el año más brutal y en la provincia más peligrosa. Y lo hace movido por dos razones que él mismo explicó: para plantarle cara a los pistoleros de ETA y para plantarle cara a los pistoleros verbales del nacionalismo vasco. Y usaba exactamente esa expresión: pistoleros verbales.…  Seguir leyendo »

Decir que la historia acumula víctimas es volver a lo archisabido. Pero ese regreso debe practicarse una y otra vez porque la desmemoria, la ignorancia y la mentira siempre amenazan con borrar lo que puede ayudarnos a mejorar nuestra condición moral. Por supuesto, hay víctimas y víctimas. Algunas, al dejarse embargar por el odio y el hambre de venganza, acaban convirtiéndose en verdugos. Por otro lado, hay quienes se dicen o creen víctimas, aunque no lo sean: personas y colectivos que se presentan como damnificados y legatarios de agravios y daños imaginarios o fingidos. El día en que un etarra mató a sangre fría al profesor y juez Francisco Tomás y Valiente en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid (año 1996), un alumno de la Universidad del País Vasco tomó la palabra para explicar que ese asesinato era consecuencia del «genocidio» que estaba sufriendo el «pueblo vasco».…  Seguir leyendo »

Odón Elorza fue alcalde de San Sebastián entre 1991 y 2011. Durante esos 20 años, jamás visitó el cuartel que la Guardia Civil tenía en esa ciudad, el de Intxaurrondo. Ello, a pesar de que 102 guardias civiles de ese cuartel, 102, fueron asesinados por ETA. El que fue alcalde de San Sebastián tuvo muchas ocasiones para acompañar con su llanto a las viudas de aquellos guardias asesinados, pero ahora vemos que prefirió reservar sus lágrimas para enjuagar los pactos entre su partido y la formación que dirige Arnaldo Otegi.

Odón Elorza, el pasado miércoles, usó a las víctimas. Ante una apelación a la dignidad con la que todos los demócratas debiéramos condenar la vulneración de los derechos humanos que representó el terrorismo, su reacción fue la de soliviantarse ante la obviedad y contraatacar recordando los nombres de aquellas víctimas a las que conoció personalmente.…  Seguir leyendo »

El entonces lehendakari, Patxi López, y Maixabel Lasa, que fue directora de la oficina de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno Vasco entre 2001 y 2012, plantan un árbol en 2019 en la celebración del Día de la Memoria.David Aguilar (EFE)

Maixabel Lasa nos reveló su inteligencia y valentía hace un par de años en el magnífico documental de Jon Sistiaga, Zubiak, y ahora las realza la recién estrenada obra maestra de Icíar Bollaín.

Se entrevistó con los asesinos de su marido y, además de una entereza encomiable, demostró que se vence mejor convenciendo al adversario. Tras aquel programa de entrevistas entre víctimas y victimarios, promovido durante el mandato de Mercedes Gallizo al frente de Instituciones Penitenciarias, los etarras pasaron del simple arrepentimiento a la convicción de que la lucha armada había sido un horrendo y nefasto error.

Maixabel supo conllevar también la incomprensión inicial de amigos de su entorno y afrontar con inapelable dignidad los ataques de la derecha política, mediática y, tal vez los más hirientes, los de algunas personas de la Asociación de Víctimas del Terrorismo instigadas por dirigentes del PP.…  Seguir leyendo »

Alegoría sobre el buen gobierno, de Ambrogio Lorenzetti.

Algo nos pasa cuando cada vez que aparece la palabra perdón en el debate público se monta un circo. Parece que la izquierda perdona siempre contra alguien, y la derecha contra todo. EH Bildu perdona contra las víctimas del terrorismo, Pedro Sánchez contra los constitucionalistas y Andrés Manuel López Obrador contra España, mientras que a muchos en la derecha les parece que el perdón va contra la lógica jurídica y política. El perdón ha pasado a ser algo a la contra: contra unos, contra otros y contra todos, y deja más víctimas por el camino que el mal que se pretendía perdonar.…  Seguir leyendo »

Cuando desde la ética valoramos una acción heroica que va más allá de lo exigible, utilizamos el concepto de acto supererogatorio.

No cabe duda de que perdonar al asesino de tu marido es uno de estos actos de excelencia moral ante el que sólo cabe la admiración: un acto supererogatorio. Sin embargo, no podemos exigir que se convierta en norma, pues es una acción que supera el deber.

Y esto es importante, porque si perdonar fuera norma exigible, entonces no perdonar sería una acción condenable. Perdonar se convertiría en una obligación para toda víctima. Y no lo es. Es un acto de naturaleza superior (de ahí el término supere) a nuestro deber, a lo que se nos ruega que hagamos (rogatorio).…  Seguir leyendo »

Concordia y firmeza

La Concordia, esto es, el reconocimiento del distinto como sujeto de los mismos derechos que a mí me amparan, el respeto por aquel que no piensa como yo y que no por ello es mi enemigo, no está reñida con la firmeza en la defensa de los valores y los derechos fundamentales de la persona, especialmente si esta se dirige hacia el que, lejos de respetar y reconocer al distinto, lo persigue y extorsiona hasta que se somete o se rinde; y, si no se somete ni se rinde, lo mata. Eso es, exactamente, lo que hizo ETA durante cuatro largas décadas, y eso es, exactamente, lo que sigue justificando Bildu, la voz de la serpiente, allá donde puede y le dejan, antes y ahora.…  Seguir leyendo »

Pintadas a favor de ETA

Durante décadas, el conocimiento que la sociedad española ha tenido sobre el terrorismo es inversamente proporcional al daño que este ha causado. Los españoles han conocido antes el nombre de muchos terroristas que el de sus víctimas.

Hoy, en el 23º aniversario del asesinato del concejal del PP en Rentería Manuel Zamarreño, es obligado contar su historia.

José Manuel Zamarreño Villoria (San Sebastián, 1955) trabajaba desde muy joven como calderero en los Astilleros Luzuriaga, muy cerca de Rentería (Guipúzcoa), el lugar donde vivía.

Allí, en el corazón de la Euskadi más industrial, en un piso de 49 m2 en el barrio de Capuchinos, se las apañaba con su mujer y sus cuatro hijos.…  Seguir leyendo »

Cuarenta años al servicio de las víctimas

El 4 de febrero de 1981 tres mujeres valientes (Ana Mª Vidal-Abarca, Sonsoles Álvarez de Toledo e Isabel O’Shea) dieron un paso al frente y fundaron, casi en la clandestinidad, la Asociación Víctimas del Terrorismo. Desde entonces, durante estos 40 años, la Asociación ha trabajado sin descanso por hacer la vida más fácil a las víctimas del terrorismo y por reivindicar memoria, verdad, dignidad y justicia para todas ellas.

Desde su fundación, cinco han sido los objetivos perseguidos por la AVT: dar visibilidad al colectivo de víctimas del terrorismo, sin distinción de ideologías o del grupo terrorista responsable; ofrecer asistencia integral, específica y profesional a las víctimas; concienciar e interpelar a la sociedad sobre el problema del terrorismo en España -y en el mundo-, sus causas injustificables y sus víctimas; llevar la voz de las víctimas y defender la memoria, verdad, dignidad y justicia del colectivo ante las instituciones (públicas y privadas, nacionales e internacionales), tribunales de justicia y medios de comunicación y alzar la voz de alarma frente a algunas decisiones políticas que han resultado lesivas para este colectivo.…  Seguir leyendo »

En los últimos años de mi docencia preguntaba a mis alumnos —¡de 4º de carrera y de Economía de la salud!— si sabían quién había sido Lluch. Ninguno lo conocía. Esto no puede ser y lo tenemos que corregir. Lluch es un héroe de la democracia española y los jóvenes y las generaciones futuras tienen que aprender el significado de su figura y sus virtudes. Las sociedades necesitan personas a las que considerar como referentes políticos, morales y personales que con su ejemplo les guíen. Lluch sin duda reunió cualidades para cumplir esta función histórica.

De las muchas vidas que vivió la principal fue la de político democrático.…  Seguir leyendo »

Este 10 de noviembre, Día de la Memoria instituido inicialmente en homenaje a las víctimas del terrorismo etarra, se ha celebrado con la ausencia de éstas y de los partidos constitucionalistas, y con la presencia de Bildu. Y con el lendakari Urkullu subrayando, como mensaje central de su discurso, que “hubo otros terrorismos y vulneraciones de derechos humanos que se produjeron al amparo de estamentos del Estado”.

La alusión de Urkullu a que “somos y queremos ser un país con memoria” ha hecho inevitable para muchos recordar Patria, la gran novela de Fernando Aramburu, recientemente adaptada a la televisión por HBO.…  Seguir leyendo »

La heroica normalidad de Ordóñez

Muy pocas veces hablé con Gregorio Ordóñez. Bilbao y San Sebastián, cercanas en la geografía, siguen siendo en trato social mutuo más distantes que Oviedo y Cádiz, ciudad esta última de montañeses y asturianos. En realidad, San Sebastián está tan lejana de Bilbao como de la Guipúzcoa profunda. En sus memorias, Enrique Múgica Herzog escribía que San Sebastián ha vivido de espaldas a la provincia, cuya capitalidad natural ha residido siempre en Tolosa. Los bilbaínos íbamos rara vez a Donostia, a pesar de lo que rezaba una canción bochera: «¡Qué suerte tienes, oh, Bella Easo! /¡Tener Bilbao a sólo un paso!».…  Seguir leyendo »

Le 16 janvier 2015, rue Nicolas-Appert à Paris, près des anciens locaux de «Charlie». Photo Christophe Maout pour Libération

Mardi 28 juillet : des détonations résonnent dans une rue parisienne. L’attentat ne parvient pas à atteindre le chef d’État qu’il visait. Cependant, il tue une vingtaine de personnes et fait une quarantaine de blessés. Dans les heures qui suivent, «une foule immense s’est répandue dans les rues, sur les places». Dans ces manifestations de solidarité émergent également des comportements hostiles contre celles et ceux qui refusent de s’associer à l’émotion collective. D’autres accusent l’inefficacité de la police, réclament «une digne réparation pour les familles de ceux qui ont été les victimes», ou s’inquiètent des possibles restrictions des libertés. …  Seguir leyendo »

Ordóñez, la justicia pendiente

Gregorio Ordóñez y su hijo Javier se miran fijamente en una fotografía de 1994. Sus perfiles aparecen casi en perfecta simetría, contemplándose el uno al otro como si fueran el reflejo de un espejo. El bebé cuenta con unos pocos meses de edad; su padre, con 36 años. La mirada diáfana del hombre joven, pero maduro, observa al pequeño y a la inversa. Sus semblantes conforman un tierno retrato de padre e hijo en la exposición Gregorio Ordóñez. La vida posible en San Sebastián. Javier había cumplido 14 meses cuando Gregorio fue asesinado por ETA el 23 de enero de 1995 poco después de tomar esta instantánea.…  Seguir leyendo »

El día que mataron a Gregorio Ordóñez se nos estrangularon las palabras. Algo nos sacudió de una forma distinta, áspera y mordiente. Algo se nos rompió en la respiración de lo probable, con aquella pureza diluida en el agua sucia de las alcantarillas. La mañana se había oscurecido definitivamente y los chicos valientes con la chispa en los labios, que venían a llevarse la vida por delante, como Gregorio Ordóñez, tenían asegurado un disparo en la nuca. Eran días más turbios de lo que pensábamos, días de furia entre los soportales de un mutismo impuesto por los ejecutores y por sus voceros, que no tenían empacho en demostrar que las apariencias no engañan.…  Seguir leyendo »