Víctimas terrorismo (Continuación)

José Antonio Zarzalejos, director de ABC (ABC, 27/01/04).

Desde que la humanidad se civilizó las colectividades han intentado encontrar procedimientos de reparación a la aflicción injusta practicada por unos hombres contra otros. El reproche penal ha sido y es la expresión más depurada de la repulsa social al crimen, que añadió a la condena una regla compensatoria material -el llamado «pretium doloris», el precio del dolor- que hasta tiempos muy recientes se ha considerado que liberaba la conciencia colectiva. Hablamos, pues, de penas y de indemnizaciones. Incluso las víctimas de los delitos han entendido que cualquier otra reparación que fuese más allá de esa ecuación sancionadora sobrepasaba las posibilidades reales del Estado y de la sociedad.…  Seguir leyendo »

Antonio Beristain es catedrático emérito de Derecho Penal (LA RAZON, 22/01/04).

No se entiende siquiera por qué hablarían de reconciliación cuando ya estaban reconciliados con el criminal al día siguiente del crimen, cuando jamás han pedido cuentas a los asesinos». (V. Jankélévitch, «El perdón», 1999, 76).

Hace pocas fechas leí, con profunda emoción, la trágica nota que don Salvador Ulayar hizo pública acerca del asesinato terrorista de su padre, don Jesús, en Echarri Aranaz, cuando él era niño; así como del vergonzoso nombramiento de hijo predilecto del pueblo al autor del delito. Decidí ponerme en contacto con su familia para trasmitirle mi empatía y brindarle mi apoyo fraternal, como sacerdote jesuita y como jurista.…  Seguir leyendo »

Por Carmen Iglesias, de las Reales Academias Española y de la Historia (ABC, 09/03/03):

«Es toda una experiencia vivir con miedo, ¿verdad?», le dice el magnífico replicante Nexus IV en la película «Blade Runner» al aterrado policía interpretado por Harrison Ford, después de perdonarle la vida. «Eso es lo que significa ser esclavo», termina. En una de las escenas más emocionantes de la historia del cine, el ciborg que quiere conservar la memoria de su vida y de los hechos maravillosos que sólo él ha visto y puede transmitir, se nos aparece como la quintaesencia de lo propiamente humano: la rebelión contra el olvido de la muerte, la afirmación de una libertad que nadie ni nada podría quitarnos, como es la de no vivir bajo el temor durante la frágil y corta vida individual que nos toca a cada cual.…  Seguir leyendo »