Violencia sexual

Una de las claves de la consultoría política radica en contemplar el ejercicio político desde el prisma de la estrategia. Y la estrategia se define como la gestión del medio y largo plazo.

Pero esta visión estratégica nunca será acertada si no viene precedida de una muy correcta lectura e interpretación de la actualidad. Y sobre esto precisamente me gustaría reflexionar en este artículo que, cuando vea la luz, coincidirá con la noticia de que ya serán aproximadamente 200 los depredadores sexuales beneficiados por la ley del 'solo sí es sí'. Esta cifra será un hecho cierto, como también lo es que sólo será la punta de un iceberg de violadores, pederastas, abusadores… que se verán beneficiados por la misma.…  Seguir leyendo »

En el ordenamiento jurídico español rige el principio de irretroactividad de la ley penal desfavorable (art. 9.3 de la Constitución). Como excepción rige el de la retroactividad de las leyes penales favorables. La Constitución no menciona esta posibilidad de aplicación retroactiva, ni en el art. 25.1 ni en el art. 93. Como no se prohíbe, la ley puede establecer la retroactividad beneficiosa de la ley penal. Así se reconoce en el vigente Código Penal de 1995 (art. 2.2); antes de la promulgación de la Constitución el principio ya estaba reconocido en el Código Penal de 1973 (art. 24).

El principio de retroactividad de la ley penal favorable se recoge en textos internacionales: en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966 y en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea de 2010, que forman parte del ordenamiento jurídico nacional.…  Seguir leyendo »

Harvey Weinstein in court in Los Angeles in October. Pool photo by Etienne Laurent

Since 2017 the name Harvey Weinstein has been practically synonymous with “sexual predator”. In the years since the wave of accusations against the former movie mogul, it has even been argued, as a defense, that other serial abusers are not as bad as Mr. Weinstein.

But Mr. Weinstein’s notoriety is not supposed to matter if you are selected to serve on a jury in a trial of his crimes. Jurors are usually instructed to decide each case exclusively on its own facts. And it is a hotly disputed question how much prosecutors are allowed to disclose to the jury about a defendant’s past when, like Mr.…  Seguir leyendo »

Se suele definir el linchamiento como la violencia que provoca la turba desatada. Pero no es así. Charles Lynch, que dio su nombre a la Ley de Lynch, era un juez de Carolina del Norte, acaudalado granjero independentista, que emprendió una lucha política contra la causa lealista. Es decir, contra los leales al rey de Inglaterra.

Como las leyes no le amparaban, Lynch decidió aplicar su propia ley, la Ley de Lynch, contra unos pobres desgraciados. Lynch creía que lo importante era la causa y que la ley y el procedimiento debían sacrificarse a ella. Más tarde, usando su poder político, Lynch se ocupó de convalidar la ley para que todo volviese a estar en orden.…  Seguir leyendo »

Hace unos días, Carla Toscano, diputada de Vox, se dirigía a Irene Montero en sede parlamentaria con las siguientes palabras: "Su único mérito es haber estudiado en profundidad a Pablo Iglesias". Una expresión machista que debe ser contundentemente condenada. Quien defienda la existencia de nepotismo y pretenda denunciarlo no puede servirse de palabras tan sexistas e irresponsables que consideran que la valía y los méritos de las mujeres dependen del servicio sexual dado a los varones.

Unidas Podemos y Vox son anverso y reverso de similar populismo y discurso encendido. Unos chillan "fascistas" y "machistas", los otros "feminazis" y "comunistas". Ni todo lo que no le gusta a la izquierda institucional es machismo ni mucho menos fascismo, ni la denuncia de violencia sexual que desagrada a parte de la derecha es "feminazismo" o "hembrismo".…  Seguir leyendo »

Violación real y cultura de la violación

Parece lógico pensar que reducir las penas a los violadores promueve las violaciones. Como alguien podría no estar de acuerdo, lo plantearemos en términos irrefutables: sumados todos los períodos de tiempo que iban a ser de cárcel y ahora son de libertad, y alcanzada una cantidad significativa de beneficiados, las violaciones aumentarán en la misma tasa en que la estadística sitúa la reincidencia para este tipo de delitos.

Existen posturas contrarias a las penas de privación de libertad: «Hay que vaciar las cárceles», postulaba Manuela Carmena cuando era jueza de vigilancia penitenciaria. Los que así piensan nunca reconocerán que promueven la delincuencia; sin embargo, en la idea que se han formado sobre los delitos y las penas, que puede llegar a ser una auténtica teoría, y seguramente en Carmena lo es, el riesgo del aumento de la criminalidad ha sido sometido a un juego de equilibrios con otras consideraciones y valores, y se ha acabado dando por bueno no ya el riesgo sino la certeza de que se cometerán más delitos.…  Seguir leyendo »

La técnica legislativa es esencial

La labor del académico es por lo general muy solitaria; y en gran medida muy desagradecida. Dos, sin embargo, son los momentos en los que el académico al menos encuentra recompensada su dedicación: cuando propone criterios de interpretación judicial y cuando propone reformas legislativas. La polémica desatada por la entrada en vigor de la conocida reforma del Código Penal bajo el amparo del dogma 'solo sí es sí' obliga a distinguir cuidadosamente ambos momentos de satisfacción.

La legislación se ha convertido en el siglo XXI en un ser que adolece de una importante hipertrofia. Los penalistas, históricamente, compadecían a sus homólogos administrativistas y casi lloraban por los fiscalistas.…  Seguir leyendo »

Lo sucedido esta semana con la entrada en vigor de la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual a raíz de varias peticiones de reducción de condena puede observarse como parte de una dinámica mucho más amplia de dificultad creciente para el acuerdo político, en un clima de elevada polarización política y social. Esta dificultad la llevamos observando desde hace algún tiempo en buena parte de las políticas relacionadas con la igualdad de género. No es algo exclusivo de nuestro país, aunque por diversas razones, aquí parece ser particularmente expresivo.

La polarización reduce el espacio para el acuerdo en dos frentes distintos.…  Seguir leyendo »

Me aburren las guerras culturales. Pareciéndome simplista la segmentación del debate público entre ejes materiales y ejes culturales, puesto que hay vasos comunicantes siempre en las cuestiones políticas y la frontera de las disociaciones burdas es brumosa, sí es cierto que en los últimos tiempos el debate público se ha inundado de asuntos meramente relativos a los usos y costumbres de la vida de las personas.

En muchos casos, el enfoque predominante ha pivotado en torno a las tesis de la representación, sin perjuicio de que muchos de los asuntos que se abordaban tenían implicaciones reales en la vida de las personas: en sus derechos y deberes, en sus posibilidades de emancipación.…  Seguir leyendo »

¿Han bajado las penas de los delitos sexuales? Esta es la pregunta estelar de la última semana, abonada por la perplejidad de que el ministerio impulsor de la reforma lo niegue y simultáneamente lo afirmen los tribunales a través de sus resoluciones de revisión a la baja de algunas condenas.

La respuesta es sí: en ciertos supuestos y moderadamente. No solo por razones de realismo jurídico, porque el Derecho es al final lo que los jueces dicen que es el Derecho, sino porque son inequívocos los designios de la ley. Como sería muy aburrido detallar en este breve artículo la medida (cuánto) y la extensión (en qué delitos) de esta reducción punitiva, me conformo con exponer un par de ejemplos.…  Seguir leyendo »

Racionalidad legislativa

a Ilustración supuso la incorporación a la actividad legislativa de los ideales racionalistas que postulaban la unidad del ordenamiento, y la generalidad y abstracción de las previsiones de la ley, iguales para cualquier ciudadano. Se trataba de dotar de coherencia y seguridad al sistema jurídico, para convertirlo en un cauce por el que discurriera la sociedad con sus humanos desvelos e inquietudes, sabiendo con razonable certidumbre qué cabía esperar como consecuencia de los actos de cada cual. Con ello se sustituía el previo estado de inseguridad derivada del derecho de autor, que reservaba soluciones particulares, ya fueran privilegios o desventajas, igualmente odiosos, según el tipo de persona al que se aplicara, o el particular interés del soberano.…  Seguir leyendo »

Hace escasos días recibí una llamada de un buen amigo que, movido por la polémica en torno a la revisión de penas en delitos relativos a la libertad sexual, me realizó la pregunta del momento: ¿deben o no ser revisadas las condenas impuestas hasta la fecha? Mi respuesta, con cierto aire a Jarabe de Palo, fue concisa y abierta: depende del caso, dije, sin añadir nada más. Esta respuesta no sació el afán de conocimiento de quien la formuló, por lo que instantes después replicaba: ¿Y de qué depende? Tal interpelación me obligó a ser más certero en mi respuesta y añadir matices más propios del técnico en Derecho.…  Seguir leyendo »

'Sí es sí': Sánchez y el contagio populista

La obsesión por el lenguaje es una característica de los populismos. Propaganda, transformación social y guerra cultural. La norma que ya sirve para excarcelar a agresores sexuales o rebajarles la pena fue antes un eslogan estampado en una pancarta. "El grito feminista del 'sí es sí' y el de 'hermana, yo sí te creo' se convierten en ley", fue la celebración de Irene Montero cuando la aprobó el Congreso, como nos recordó en su columna del jueves Leyre Iglesias.

No había ninguna evidencia de que las nuevas formas de violencia sexual que estaban provocando alarma, como las agresiones grupales recurrentes o la sumisión química, fuesen a combatirse mejor a través de la demolición completa de la gradación racional que articulaba el Código Penal, aunque fuera pertinente algún retoque.…  Seguir leyendo »

A propósito de la ley ‘solo sí es sí’: los árboles y el bosque

La Ley de Garantía de la Libertad Sexual ha desatado esta semana una tormenta política y mediática porque su entrada en vigor ha posibilitado que condenados por delitos sexuales puedan solicitar una revisión de penas ya impuestas. Varios tribunales han aplicado reducciones que han incluido excarcelaciones y han saltado todas las alarmas. En un contexto político como el nuestro, en el que el punitivismo ha permeado el sentido común, nada activa más nuestra sensación de inseguridad que la idea de delincuentes saliendo de las cárceles. Es más, son justamente este tipo de delitos, los delitos de violencia sexual, los que en las democracias actuales más fácilmente desencadenan la demanda social de fuertes castigos.…  Seguir leyendo »

La chapucera prodigiosa

Pocas líneas discursivas me atraen menos que el "ya lo decía yo". Prefiero alimentar el debate conmigo mismo, interpelarme a través de los lectores, buscar enmiendas a cualquier proposición previa, completarme en la discusión con el opuesto, reconocer cuando creo haberme equivocado.

Lo hice la semana pasada, a propósito de la liquidación del delito de sedición, dándole a Feijóo la razón que le había quitado cuando se levantó de la mesa en la que negociaba sobre el Poder Judicial. Lo he hecho retrospectivamente, subrayando que los hechos han demostrado que era Zapatero y no yo quien acertaba, nada menos que respecto a la negociación con ETA.…  Seguir leyendo »

En derecho penal español rige el principio de retroactividad de las leyes penales favorables para el reo: el artículo 2.2 del Código Penal establece que “tendrán efecto retroactivo aquellas leyes penales que favorezcan al reo, aunque al entrar en vigor hubiera recaído sentencia firme y el sujeto estuviese cumpliendo condena”. Este principio legal deriva de la idea de que resulta injusto seguir aplicando las valoraciones de ayer cuando la ley —esto es, la soberanía popular que expresa el Parlamento— hoy incorpora una nueva visión del delito en cuestión, menos severa para quien fue enjuiciado con la ley anterior. Esta regla no es sólo una decisión legal, sino que ha sido incorporada al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y a la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.…  Seguir leyendo »

Cuando un edificio lleno de mozos y otro lleno de chicas quedan frente por frente pasan cosas, unas lícitas y otras ilícitas. Es conveniente no confundirlas. En una sociedad civilizada, los machos han pasado a ser varones y se ha canalizado –se ha culturizado– el instinto primate. Porque somos primates. La testosterona del humano joven está disparada, lo que conduce a agresiones sexuales en grupos como los descritos por Ayaan Hirsi Ali en 'Presa'. Grupos procedentes de culturas donde el sometimiento de la mujer es real y no imaginario, al punto de ocultar sus cuerpos en diversos grados que van del velo (sea hijab o shayla) al ominoso burka, que tapa hasta el último centímetro de piel, quedando los ojos tras una rejilla.…  Seguir leyendo »

Han pasado cinco años desde que la etiqueta #MeToo rompió las estadísticas en más de ochenta países con un tuit de la actriz Alyssa Milano. Pero el movimiento fundado en 2006 por la activista Tarana Burke no tenía como objetivo protagonizar un momento concreto de nuestra historia, sino dejar poso en la construcción de los derechos de las mujeres.

El caso Weinstein viralizó el hashtag #MeToo hasta las 500.000 interacciones en Twitter y doce millones en Facebook. Cabe reflexionar sobre cómo la viralización se ha evaporado, como lo hace la fama, para tergiversar un movimiento que logró desnaturalizar el acoso, pero que se tambaleó luego por la polarización de la sociedad.…  Seguir leyendo »

Una visión crítica del "sólo sí es sí"

El próximo 7 de octubre entrará en vigor la reforma del Código Penal introducida por la LO 10/2022, de 6 de septiembre, de Garantía Integral de la Libertad Sexual: la mal llamada "ley de solo sí es sí". Digo mal llamada porque, en realidad, hace más de 200 años que en España "sólo sí es sí". Ya el Código Penal de 1822 castigaba como delito los actos sexuales realizados sin consentimiento del otro, y así lo han seguido haciendo, ininterrumpidamente, los siguientes códigos penales españoles, hasta el último -de 1995- cuyo artículo 181 castiga al que sin que medie consentimiento realizare actos que atenten contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona.…  Seguir leyendo »

In the United States — where reproductive rights are under attack and there has never been a female president — people routinely make assumptions about India’s women. For years, I have argued with foreign correspondents who have looked at us through the prism of subjugation and stereotypes, pointing out that our complex realities defy orientalist tropes.

Sign up for a weekly roundup of thought-provoking ideas and debates

But now, I am speaking out as an enraged Indian woman. We have been betrayed, not just by the unsparing use of rape as a weapon of intimidation and violence, but also by the way our bodies have been turned into political battlefields.…  Seguir leyendo »