Vox

Empieza la cuenta atrás. La extrema izquierda ya está en el Gobierno. Cada semana que pasa, el social-comunismo español teje más intereses y toma más control sobre el Estado. No son temas banales, por mucho que se disfracen de ensueños «del pueblo» tutelados por papá Estado. Ay de aquellos socialistas moderados, ya diluidos bajo su líder a los pies del camarada morado, mucho más espabilado y peligroso.

El efecto rebote no iba a ser menos: de extrema izquierda a extrema derecha y tiran porque les toca. Los turbios años de la Europa convulsa empiezan a vislumbrarse de nuevo; Orban, Le Pen, Salvini, Andrzej Duda, grupos como Ley y Justicia, el Brasil de Bolsonaro.…  Seguir leyendo »

Puede parecer chocante o incorrecto pero soy de la opinión de que la diversidad de oferta política electoral y de programa del centro-derecha y derecha española favorece y no perjudica. Sólo hace falta aplicar un poco de inteligencia en la relación de los tres actores durante la legislatura y en los comicios, dada nuestra ley electoral.

En el amplio abanico de opiniones, en el espacio político del centro hasta la derecha, hay un acuerdo básico en temas esenciales como la unidad de la Nación o políticas racionales y equilibradas sobre inmigración. Sin embargo, en otros temas, de modo completamente comprensible y legítimo, hay sensibilidades distintas en cuestiones como el presente y futuro de la UE, la eutanasia, el aborto o la gestación subrogada.…  Seguir leyendo »

El seguro de vida de la coalición frentepopulista gobernante es la fragmentación del centro y la derecha, acentuada por la potencia disruptiva de Vox y el consiguiente efecto de bloqueo que provoca en una oposición consagrada de forma prioritaria a la pugna interna por el liderazgo. Sánchez está relativamente cómodo ante esa competencia entre sus adversarios, que lejos de resultar virtuosa llena de confusión a un segmento social frustrado por la derrota y por la imposibilidad de identificar una alternativa a medio plazo. La indiscutible habilidad del partido de Abascal para abrirse espacios con su discurso de guerra cultural y su estilo bizarro facilita además a la izquierda su simplista estrategia de asociar a todo el espectro liberal y conservador con la herencia de Franco, al que más que desenterrar ha resucitado para pasarse el mandato agitando su espantajo.…  Seguir leyendo »

Hace muy poco nos abandonaba sir Roger Scruton (1944-2020). Referente académico del mundo conservador, el filósofo británico forjó su itinerario intelectual como reacción a la disparatada agenda de la izquierda totalitaria y sus élites progresistas. En varios de sus libros dejó escrito que fue en París, en Mayo del 68, donde decidió combatir desde y con las ideas a esa Nueva Izquierda que haría de las identidades sexuales, raciales y religiosas, junto con otros temas, como el clima, la causa para introducir conflicto en las sociedades y erosionar la civilización occidental ante el fracaso de la lucha de clases.

Lo que pocos imaginaron es que las élites y las distintas formaciones políticas, en Europa y en España, se aliarían con el marxismo cultural del que se nutrió la Nueva Izquierda y que hoy predomina en nuestras instituciones ante el estupor de muchos españoles, cuyas preocupaciones son radicalmente inversas a los temas que impone la izquierda y que no tienen más objeto que liquidar los lazos que unen y sostienen la comunidad política, la Nación.…  Seguir leyendo »

Con reiteración se atribuye a Bismarck la frase «España ha demostrado ser la nación más fuerte del mundo: los españoles llevan siglos intentado destruirla y no lo han conseguido». No figura en ninguna obra sobre el «canciller de hierro» y aparece, sólo en español, ya rebasada con creces la mitad del siglo pasado. En suma, es apócrifa. Pero no por ello deja de responder a la realidad de un país con dos últimos siglos convulsos: ocupación del territorio nacional, guerras externas, guerras civiles dinásticas, golpes de Estado, esperpénticas asonadas cantonales, dictaduras, rebeliones militares, cambios de régimen, magnicidios… Entre las grandes naciones España tiene el récord de asesinatos de presidentes de Gobierno: cinco.…  Seguir leyendo »

Santiago Abascal, leader of the Vox party, waves at a rally in Madrid on Jan. 12 protesting the new coalition government of Spanish Prime Minister Pedro Sánchez. (Jon Nazca/Reuters)

Two Spanish factions — the far left, whose agenda includes cultural aggression, and Catalonia’s secessionists — are playing with fire. Santiago Abascal is the fire.

His party’s name — Vox (Voice) — proclaims that it exists to speak for those who think their beliefs have become not just embattled but unutterable. Those beliefs — about nationalism, marriage, immigration, schooling and even bullfighting and hunting — have lost ground in the democratic competition of Spain’s rowdy marketplace of ideas. This does not assuage their sense of grievance because they think the public forum unfairly privileges other voices. Sound familiar, America?

Vox is a counteroffensive that probably will, and perhaps should, mostly fail in cultural matters.…  Seguir leyendo »

En 2019, Cas Mudde, tal vez junto con Cristóbal Rovira Kaltwasser uno de los mayores expertos sobre populismo, publicó el libro The far Right Today (La extrema derecha hoy)en el que, entre otros muchos aspectos, analizaba las razones por las que en los últimos años esta familia de partidos ha conseguido un éxito electoral sin precedentes en los países de nuestro entorno.

Mudde iniciaba su recorrido con una aclaración conceptual bien oportuna, a saber, la existencia de dos grupos diferenciados dentro de la far right: la extrema derecha y la derecha radical. Así, mientras la extrema derecha rechaza la esencia de la democracia, esto es, la soberanía popular y la regla de la mayoría, la derecha radical se opondría fundamentalmente al componente liberal de la misma: los derechos de las minorías, el Estado de derecho y la separación de poderes.…  Seguir leyendo »

La emergencia de la ultraderecha en las pasadas elecciones generales, constituida ya en la tercera fuerza política del país, ha dejado a nuestros politólogos y observadores habituales un tanto desconcertados. Hasta ese momento el ascenso mediático (incluso su entrada en el Parlamento) no dejaba de ser un acompasarse al resto de países europeos. Suponía la corrección de una anomalía histórica: la insólita convivencia dentro de unas mismas siglas políticas desde las aspiraciones liberales (una suerte de progresismo de derechas) hasta un nacionalismo casi medieval; fuese cual fuese el motivo histórico de esta prodigiosa elasticidad ideológica era previsible que el tejido se desgarraría por algún lado, y que cada facción, con independencia de eventuales concurrencias y alianzas, pondría sobre la mesa aquellas ideas y políticas que les diferencian ante sus votantes, como sucede desde el arranque de nuestra democracia en el así llamado «espacio de izquierdas».…  Seguir leyendo »

El gran éxito de Vox el 10-N está multiplicando las llamadas a implantarle un cordón sanitario. Izquierda, nacionalistas y periodistas, cada cual lo teje a su modo y lo extiende a más o menos ámbitos de la vida pública. En su versión más gruesa, el cordón sanitario sería una maroma de barco que impediría a Vox participar en cualquier gobierno y hasta aparecer en televisión. Se trataría de hacerlo invisible y políticamente irrelevante con la esperanza de que la marginación le restara apoyo social.

La idea de aislar a los partidos de extrema derecha sigue vigente en países como Alemania, Francia u Holanda, mientras en Italia, Dinamarca y Austria han gobernado en coalición recientemente.…  Seguir leyendo »

Las explicaciones corrientes del crecimiento experimentado por Vox en las últimas elecciones generales giran alrededor de factores tales como el representar este partido la versión española de un fenómeno europeo y aún mundial —la nueva extrema derecha populista; el haber sido potenciado directa o indirectamente por determinados medios de comunicación; y un supuesto carácter franquista-fascista, que entroncaría con una base social de este signo hasta hace poco cobijada en el Partido Popular y/o en Ciudadanos. La primera explicación es indudable. La tercera debe matizarse.

Vox es la versión española del nacional-populismo presente en Europa con partidos como los de Le Pen o Salvini, entre otros, que han llegado al gobierno en Polonia y Hungría.…  Seguir leyendo »

Escribe Chantal Mouffe en Por un populismo de izquierda (2018) que en los próximos años el eje del conflicto; esto es, de la batalla por el establecimiento de un “sentido común”, de una “hegemonía”, estará entre un populismo de izquierda y otro de derecha. Esa situación ha llegado ya a España.

Podemos surgió en lo que Mouffe llama “momento populista”. Incluso el mismo Errejón, mero repetidor de las palabras de la filósofa, llegó a escribir que la situación sociopolítica española abría la puerta a una “solución populista de izquierdas”. Era el año 2014. Ese momento era definido por el cuestionamiento del sistema económico, sus instituciones y la élite política, en medio de una desafección general y una crisis social.…  Seguir leyendo »

Vox y el futuro de nuestra democracia

Tras las elecciones andaluzas de diciembre de 2018, en las que Vox irrumpió de golpe en la política de nuestro país, escribí en las páginas de este diario que los ciudadanos que habían votado por la extrema derecha no lo habían hecho ni en defensa de la reducción de los impuestos, ni de la derogación de la ley de violencia de género, ni de los valores católicos, ni de la familia tradicional. Vox había sido la reacción a una crisis identitaria desencadenada por el conflicto catalán y la inmigración, de la misma forma que Podemos había surgido en 2014 como reacción a las injusticias sociales que había provocado la Gran Recesión.…  Seguir leyendo »

Seguidores de Vox, el partido de extrema derecha de España, celebran en Madrid los resultados de las votaciones del 10 de noviembre.Credit...Andrea Comas/Associated Press

Corría septiembre de 2017, plena crisis catalana, y la escena apareció en todas las televisiones: en varias ciudades españolas, grupos de policías partían hacia Barcelona y ciudadanos los vivaban: “¡A por ellos!”, les gritaban, y agitaban banderas nacionales. “¡A por ellos!”, siguieron gritando este domingo por la noche en Madrid, con las mismas banderas, los manifestantes que festejaban la transformación del partido de extrema derecha Vox en la tercera fuerza política española.

Recordaban, con sus gritos, el asunto que los lanzó a esta fama: la cuestión catalana y la incapacidad de los sucesivos gobiernos de la derecha y el centroizquierda españoles para solucionarla.…  Seguir leyendo »

No sé qué fue peor en el debate del lunes, si la exhibición de xenofobia y de defensa de los ultrarricos que hizo Abascal, o el silencio atronador ante las obscenas propuestas de aquel.

No recuerdo una campaña en la que se hayan lazando ante millones de ciudadanos y ciudadanas tal cúmulo de pretensiones inmorales, antidemocráticas y anticonstitucionales, como las que expuso con toda tranquilidad el líder Vox, a campo abierto.

Esencialmente, Abascal vino a decir tres cosas, a cual más grave: la primera, que las personas de origen extranjero que viven en España —casi el 10% de la población— sencillamente sobran.…  Seguir leyendo »

Aristóteles dijo que el hombre es, por naturaleza, un animal político. Parecemos estar abocados por propia naturaleza a esa ordenación de la convivencia. Y siendo así, más vale que sepamos encauzar la elección de los que van a predisponer ese orden. Bajo mi punto de vista, la política, a la que algunos llaman incluso ciencia, debería honrar esa definición, y procurar acercarse a la racionalidad y no a banales emociones.

Sin embargo, sabemos que los defensores de ciertas ideologías suelen aferrarse a sistema de creencias. Para ser más gráficos: hemos pasado del «no, bonita, las feministas son socialistas» de Carmen Calvo al «no, bonito, los machotes ibéricos son de Vox».…  Seguir leyendo »

La extrema derecha ha encontrado dos maneras de crecer en Europa. La primera y más obvia fue aquella con la que dieron los nuevos líderes radicales emergente hace un par de décadas: la derecha absoluta, fundamentada en la idea de libertad económica completa y nacionalismo excluyente. Las posiciones antiinmigración de corte xenófobo se combinaban con una defensa de la familia tradicional y sus roles asociados, así como de una presencia reducida del estado en los bolsillos de los ciudadanos. Tal fue la naturaleza de los primeros ejemplos exitosos de esta nueva familia política: el FPO austriaco, el SVP suizo o incluso la primera versión del FN francés.…  Seguir leyendo »

En los últimos días los medios de comunicación se han hecho eco del ofrecimiento del PP a Cs y a Vox para acudir coaligados en unas más que hipotéticas elecciones de noviembre, bajo la denominación “España Suma”. Pablo Casado ha venido a rescatar una vieja estrategia de Alianza Popular, la unión del centro-derecha bajo unas mismas siglas, que en su día dio tan buenos resultados y que terminó por convertir al PP en el único partido desde el centro a la derecha.

Ahora, en un principio, se trataría de configurar candidaturas unitarias al estilo de Navarra Suma en todas las provincias.…  Seguir leyendo »

Los votantes de Vox, el partido de extrema derecha en España, han tomado fuerza en estos últimos años (Bernat Armangue)

El primer partido de extrema derecha que ha llegado al Parlamento español en cuatro décadas se llama Vox. Es un partido machista, como el estadounidense Donald Trump. Xenófobo, como el italiano Matteo Salvini. Homófobo, como el brasileño Jair Bolsonaro. Autoritario, como la francesa Marine Le Pen. Entre otros muchos excesos, sus dirigentes han asegurado que los inmigrantes pueden traer “pandemias como el ébola”; que la homosexualidad “no es amor sino vicio” y “se puede curar con terapias”; que la prostitución es “la forma más segura” de tener sexo y evitar una denuncia por violación si eres hombre; y que las feministas son “feas como las hermanastras de Cenicienta”.…  Seguir leyendo »

'Don Cirongilio de Tracia', publicado en Sevilla (1545) por Bernardo de Vargas.

Hay un momento, en la Segunda Parte del Quijote, en la que el Ingenioso Hidalgo cataloga a los ilustres antecesores que le han servido de fuente de inspiración como caballero andante: «¿Quién más honesto y más valiente que el famoso Amadís de Gaula?, ¿quién más discreto que Palmerín de Inglaterra?, ¿quién más acomodado y manual que Tirante el Blanco?…». Pero, tras detenerse en estos tres héroes míticos de las novelas de caballerías, menciona a otros paladines menores, tipo Felixmarte de Hircania o Lisuarte de Grecia, y, como si tomara aliento, añade enfáticamente: «¿Quién más arrojado que don Cirongilio de Tracia?».…  Seguir leyendo »

Vox y el cantón de Cartagena

Después de contemplar el esperpento del jueves en la Asamblea de Murcia, donde Vox protagonizó su singular «¡Viva Cartagena!» retrotrayéndose a la época cantonal de la ciudad que hoy alberga la Cámara autonómica y dejando compuesto y sin investidura al aspirante del PP, Fernando López Miras, cabe preguntarse lo que aquel crítico teatral neoyorquino tras asistir al estreno de una obra que entendía indigna de figurar en la gran cartelera del mundo. Desfogando su disgusto, aporreó con dureza el teclado de su máquina de escribir para sentenciar como el que clavetea un féretro: «Anoche se estrenó… ¿Por qué?».

No debió de ser para menos aquello ni tampoco lo ha sido este episodio jupiterino digno de figurar, por lo desatentado y estúpido, en una recreación de Míster Witt en el cantón.…  Seguir leyendo »