Vox

El vencedor de la moción de censura de Santiago Abascal contra Pedro Sánchez ha sido Pablo Casado. El PP necesitaba un proyecto, una idea a la que aferrarse, y parece que la ha encontrado. No se trataba de apoyar a uno frente a otro, sino de colocar a ambos en el mismo bloque, en esa España alterada que preocupa. ¿Quién puede negar que la crispación social va en aumento, o que el ataque a las instituciones democráticas es cada vez más descarado y peligroso?

El ambiente de odio social, alimentado por unos y otros, es palpable día a día. El temor a molestar a alguien con una opinión política o una bandera no se vivía en España desde hacía décadas.…  Seguir leyendo »

Las mociones de censura en España han funcionado más para alimentar el postureo presidenciable de los partidos que la presentan —su capacidad de liderar la oposición parlamentaria y defender un programa alternativo de gobierno— que para sustituir al Gobierno de turno. Hasta ahora, solo una de las cuatro mociones presentadas en el Parlamento ha tenido éxito, la de Pedro Sánchez en mayo de 2018, mientras que en las comunidades autónomas lo hicieron cinco de un total de veintiuno. Esto es así porque para tumbar al Gobierno en el sistema español no basta con retirarle el apoyo: se necesita un candidato alternativo que consiga ser investido por una mayoría en la Cámara.…  Seguir leyendo »

En la pasada moción de censura, de 2017, de Pablo Iglesias contra el presidente Rajoy, una luz se encendió en la cabeza de Pedro Sánchez: era posible derrotar al PP en una moción presentada por el PSOE.

En efecto, los 82 votos favorables acumulados de Iglesias fueron neutralizados por las 97 abstenciones lideradas por el PSOE. Era evidente que la suma de votos de Podemos y las abstenciones daban una mayoría suficiente como para jubilar a Rajoy. Dado que el PP no retiraba a Rajoy, los exvotantes del PP habíamos extremado la debilidad del inquilino de la Moncloa.

Sólo había que esperar una coyuntura favorable, una percha, en la que colgar la iniciativa de la moción para terminar con el gobierno de Rajoy.…  Seguir leyendo »

La moción de censura es un instrumento de control que existe en los sistemas parlamentarios para exigir la responsabilidad política del Gobierno. En el caso de España, el procedimiento se encuentra recogido en el art. 113 de la Constitución, y a través del mismo el Congreso de los Diputados puede retirar su confianza al presidente del Gobierno y forzar con ello su sustitución.

Hay establecidos una serie de requisitos para limitar que este mecanismo pueda ser empleado de manera indiscriminada por sus señorías como una maniobra para debilitar y desestabilizar al Gobierno. Por eso, una propuesta de moción de censura debe ser presentada, al menos, por una décima parte de los diputados (35), en escrito motivado dirigido a la Mesa del Congreso en el que debe incluirse el nombre de un candidato alternativo.…  Seguir leyendo »

Debido a los efectos colaterales de la globalización, existe desde hace tiempo en Europa una tendencia de rasgo nacional-identitario cuya base romanticista crea distancias insalvables con el conservadurismo de raíces ilustradas.

Entre los objetivos de este movimiento se encuentra el levantar barreras físicas contra la inmigración, fronteras culturales contra lo extranjero, la negación del proyecto europeo y la atribución de derechos a la nación como cuerpo orgánico -en lugar de a los de los individuos que la forman- con la transversalidad que implica clamar contra la globalización y sus élites. Por eso sus defensores son capaces de negarles los derechos a los inmigrantes mientras crean un sindicato para la clase trabajadora.…  Seguir leyendo »

Ni salvar España, ni echar a Sánchez, ni frenar a los independentistas. La moción de censura que ha anunciado Vox solo pretende dar un impulso a un Santiago Abascal que se encuentra dramáticamente estancado o en caída libre en las encuestas.

Para evitar que España caiga «en la ruina, la muerte y la opresión», como dice Abascal, su moción tendría que ser apoyada por todos los regionalistas e independentistas, incluidos ERC, Bildu, BNG y el PNV. Es más; incluso Unidas Podemos tendría que caer rendido ante el programa de Vox, contando, claro, con el PP y Cs.

Incluso se puede deducir que la moción de censura beneficiará a los nacionalistas.…  Seguir leyendo »

Con el sugerente título en español de «El arco de Hércules», James Boyd White inicia una serie de diez sabrosos ensayos sobre la retórica y la poética en el Derecho. El primero lo dedica a la persuasión y la comunidad en «Filoctetes» de Sófocles. El asunto me ha venido a la cabeza ante la preocupante situación de que pueda no existir realmente una oposición al Gobierno en España. Una alternativa y una expectativa reales.

La legitimidad democrática supone dos condiciones: el derecho de oposición y la libertad de sufragio (Ferrero). La existencia de una oposición al poder es fundamental para que haya democracia.…  Seguir leyendo »

La protesta en Madrid organizada por Vox contra el manejo del gobierno de España a la pandemia del coronavirus. Credit Manu Fernandez/Associated Press

En los últimos días España se zambulló, otra vez, en otro episodio de nacionalismo rabioso y torpe.

Este mes, decenas de vecinos salieron a las calles de Salamanca, un barrio acomodado de Madrid, a golpear cacerolas al grito de “libertad, libertad, libertad”. Otro grupo estacionó sus autos en una avenida obedeciendo a una convocatoria del partido de extrema derecha español, Vox, para reclamar la renuncia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por su manejo de la pandemia. Casi en simultáneo, una piña de jóvenes recorrió la ciudad vistiendo camisetas pardas y con banderas de España reclamando que la patria es de quienes pelean por ella.…  Seguir leyendo »

El día que Macarena Olona llamó sepulturero a Pedro Sánchez durante el pleno del Congreso que debatía la prórroga del estado de alarma, me derrumbé. Aquel insulto me hizo sentir vergüenza, impotencia y cierta humillación. Al principio no entendí mis sentimientos, dado que no soy precisamente una cheerleader de la gestión de Sánchez en esta crisis. Sin embargo, confieso que nunca antes me había sentido tan cerca de ningún presidente del Gobierno de mi país como ese día. Pensé entonces que mi disgusto podía deberse a las circunstancias extremas que nos rodean, pero según avanzan los días y los insultos, comprendo que la razón no era emocional sino estrictamente política.…  Seguir leyendo »

Empieza la cuenta atrás. La extrema izquierda ya está en el Gobierno. Cada semana que pasa, el social-comunismo español teje más intereses y toma más control sobre el Estado. No son temas banales, por mucho que se disfracen de ensueños «del pueblo» tutelados por papá Estado. Ay de aquellos socialistas moderados, ya diluidos bajo su líder a los pies del camarada morado, mucho más espabilado y peligroso.

El efecto rebote no iba a ser menos: de extrema izquierda a extrema derecha y tiran porque les toca. Los turbios años de la Europa convulsa empiezan a vislumbrarse de nuevo; Orban, Le Pen, Salvini, Andrzej Duda, grupos como Ley y Justicia, el Brasil de Bolsonaro.…  Seguir leyendo »

Puede parecer chocante o incorrecto pero soy de la opinión de que la diversidad de oferta política electoral y de programa del centro-derecha y derecha española favorece y no perjudica. Sólo hace falta aplicar un poco de inteligencia en la relación de los tres actores durante la legislatura y en los comicios, dada nuestra ley electoral.

En el amplio abanico de opiniones, en el espacio político del centro hasta la derecha, hay un acuerdo básico en temas esenciales como la unidad de la Nación o políticas racionales y equilibradas sobre inmigración. Sin embargo, en otros temas, de modo completamente comprensible y legítimo, hay sensibilidades distintas en cuestiones como el presente y futuro de la UE, la eutanasia, el aborto o la gestación subrogada.…  Seguir leyendo »

El seguro de vida de la coalición frentepopulista gobernante es la fragmentación del centro y la derecha, acentuada por la potencia disruptiva de Vox y el consiguiente efecto de bloqueo que provoca en una oposición consagrada de forma prioritaria a la pugna interna por el liderazgo. Sánchez está relativamente cómodo ante esa competencia entre sus adversarios, que lejos de resultar virtuosa llena de confusión a un segmento social frustrado por la derrota y por la imposibilidad de identificar una alternativa a medio plazo. La indiscutible habilidad del partido de Abascal para abrirse espacios con su discurso de guerra cultural y su estilo bizarro facilita además a la izquierda su simplista estrategia de asociar a todo el espectro liberal y conservador con la herencia de Franco, al que más que desenterrar ha resucitado para pasarse el mandato agitando su espantajo.…  Seguir leyendo »

Hace muy poco nos abandonaba sir Roger Scruton (1944-2020). Referente académico del mundo conservador, el filósofo británico forjó su itinerario intelectual como reacción a la disparatada agenda de la izquierda totalitaria y sus élites progresistas. En varios de sus libros dejó escrito que fue en París, en Mayo del 68, donde decidió combatir desde y con las ideas a esa Nueva Izquierda que haría de las identidades sexuales, raciales y religiosas, junto con otros temas, como el clima, la causa para introducir conflicto en las sociedades y erosionar la civilización occidental ante el fracaso de la lucha de clases.

Lo que pocos imaginaron es que las élites y las distintas formaciones políticas, en Europa y en España, se aliarían con el marxismo cultural del que se nutrió la Nueva Izquierda y que hoy predomina en nuestras instituciones ante el estupor de muchos españoles, cuyas preocupaciones son radicalmente inversas a los temas que impone la izquierda y que no tienen más objeto que liquidar los lazos que unen y sostienen la comunidad política, la Nación.…  Seguir leyendo »

Con reiteración se atribuye a Bismarck la frase «España ha demostrado ser la nación más fuerte del mundo: los españoles llevan siglos intentado destruirla y no lo han conseguido». No figura en ninguna obra sobre el «canciller de hierro» y aparece, sólo en español, ya rebasada con creces la mitad del siglo pasado. En suma, es apócrifa. Pero no por ello deja de responder a la realidad de un país con dos últimos siglos convulsos: ocupación del territorio nacional, guerras externas, guerras civiles dinásticas, golpes de Estado, esperpénticas asonadas cantonales, dictaduras, rebeliones militares, cambios de régimen, magnicidios… Entre las grandes naciones España tiene el récord de asesinatos de presidentes de Gobierno: cinco.…  Seguir leyendo »

Santiago Abascal, leader of the Vox party, waves at a rally in Madrid on Jan. 12 protesting the new coalition government of Spanish Prime Minister Pedro Sánchez. (Jon Nazca/Reuters)

Two Spanish factions — the far left, whose agenda includes cultural aggression, and Catalonia’s secessionists — are playing with fire. Santiago Abascal is the fire.

His party’s name — Vox (Voice) — proclaims that it exists to speak for those who think their beliefs have become not just embattled but unutterable. Those beliefs — about nationalism, marriage, immigration, schooling and even bullfighting and hunting — have lost ground in the democratic competition of Spain’s rowdy marketplace of ideas. This does not assuage their sense of grievance because they think the public forum unfairly privileges other voices. Sound familiar, America?

Vox is a counteroffensive that probably will, and perhaps should, mostly fail in cultural matters.…  Seguir leyendo »

En 2019, Cas Mudde, tal vez junto con Cristóbal Rovira Kaltwasser uno de los mayores expertos sobre populismo, publicó el libro The far Right Today (La extrema derecha hoy)en el que, entre otros muchos aspectos, analizaba las razones por las que en los últimos años esta familia de partidos ha conseguido un éxito electoral sin precedentes en los países de nuestro entorno.

Mudde iniciaba su recorrido con una aclaración conceptual bien oportuna, a saber, la existencia de dos grupos diferenciados dentro de la far right: la extrema derecha y la derecha radical. Así, mientras la extrema derecha rechaza la esencia de la democracia, esto es, la soberanía popular y la regla de la mayoría, la derecha radical se opondría fundamentalmente al componente liberal de la misma: los derechos de las minorías, el Estado de derecho y la separación de poderes.…  Seguir leyendo »

La emergencia de la ultraderecha en las pasadas elecciones generales, constituida ya en la tercera fuerza política del país, ha dejado a nuestros politólogos y observadores habituales un tanto desconcertados. Hasta ese momento el ascenso mediático (incluso su entrada en el Parlamento) no dejaba de ser un acompasarse al resto de países europeos. Suponía la corrección de una anomalía histórica: la insólita convivencia dentro de unas mismas siglas políticas desde las aspiraciones liberales (una suerte de progresismo de derechas) hasta un nacionalismo casi medieval; fuese cual fuese el motivo histórico de esta prodigiosa elasticidad ideológica era previsible que el tejido se desgarraría por algún lado, y que cada facción, con independencia de eventuales concurrencias y alianzas, pondría sobre la mesa aquellas ideas y políticas que les diferencian ante sus votantes, como sucede desde el arranque de nuestra democracia en el así llamado «espacio de izquierdas».…  Seguir leyendo »

El gran éxito de Vox el 10-N está multiplicando las llamadas a implantarle un cordón sanitario. Izquierda, nacionalistas y periodistas, cada cual lo teje a su modo y lo extiende a más o menos ámbitos de la vida pública. En su versión más gruesa, el cordón sanitario sería una maroma de barco que impediría a Vox participar en cualquier gobierno y hasta aparecer en televisión. Se trataría de hacerlo invisible y políticamente irrelevante con la esperanza de que la marginación le restara apoyo social.

La idea de aislar a los partidos de extrema derecha sigue vigente en países como Alemania, Francia u Holanda, mientras en Italia, Dinamarca y Austria han gobernado en coalición recientemente.…  Seguir leyendo »

Las explicaciones corrientes del crecimiento experimentado por Vox en las últimas elecciones generales giran alrededor de factores tales como el representar este partido la versión española de un fenómeno europeo y aún mundial —la nueva extrema derecha populista; el haber sido potenciado directa o indirectamente por determinados medios de comunicación; y un supuesto carácter franquista-fascista, que entroncaría con una base social de este signo hasta hace poco cobijada en el Partido Popular y/o en Ciudadanos. La primera explicación es indudable. La tercera debe matizarse.

Vox es la versión española del nacional-populismo presente en Europa con partidos como los de Le Pen o Salvini, entre otros, que han llegado al gobierno en Polonia y Hungría.…  Seguir leyendo »

Escribe Chantal Mouffe en Por un populismo de izquierda (2018) que en los próximos años el eje del conflicto; esto es, de la batalla por el establecimiento de un “sentido común”, de una “hegemonía”, estará entre un populismo de izquierda y otro de derecha. Esa situación ha llegado ya a España.

Podemos surgió en lo que Mouffe llama “momento populista”. Incluso el mismo Errejón, mero repetidor de las palabras de la filósofa, llegó a escribir que la situación sociopolítica española abría la puerta a una “solución populista de izquierdas”. Era el año 2014. Ese momento era definido por el cuestionamiento del sistema económico, sus instituciones y la élite política, en medio de una desafección general y una crisis social.…  Seguir leyendo »