Europa Se Logra Unidos

Por Frank-W. Steinmeier, ministro de exteriores de Alemania (ABC, 05/01/07):

Durante el primer semestre de 2007 Alemania asumirá por duodécima vez la Presidencia de la Unión Europea. Tenemos ante nosotros seis meses repletos de trabajo y de cometidos difíciles. Al mismo tiempo consideramos que la Presidencia es una gran oportunidad que deseamos aprovechar con nuestros socios europeos, continuando la excelente labor profesional de la Presidencia finlandesa, a la que expreso mi sincero agradecimiento.

Para culminar con éxito la Presidencia necesitamos del apoyo de todos los Estados miembros, no sólo de sus Gobiernos sino, sobre todo, de sus ciudadanos y ciudadanas. Europa se encuentra en una etapa difícil, pues la confianza de la ciudadanía en la UE ha disminuido. Las razones del pasado hoy ya no bastan. Los ciudadanos y ciudadanas esperan que en cada caso expliquemos minuciosamente el valor añadido concreto de la política europea. Una y otra vez debemos argüir la necesidad de una política común europea.

Durante nuestra Presidencia queremos recuperar parte de dicha confianza. El 50.° aniversario de la firma de los Tratados de Roma el 25 de marzo de 1957 se cumplirá durante la Presidencia alemana. Una buena ocasión para echar la vista atrás. Y una buena ocasión también para dejar patente que Europa es una historia de éxito. La paz, la libertad, la democracia, el bienestar y la superación de la división del continente: en Europa hemos alcanzado logros que no se pueden dar por sobreentendidos y por los que el mundo entero nos admira.

Pero sobre todo hemos de mirar hacia adelante, pues en la actualidad estamos viviendo un cambio definitivo en la política europea e internacional. Los cometidos políticos principales a los que hoy debemos enfrentarnos son la modernización económica, social y ecológica en la era de la globalización, la garantía del suministro energético con unos recursos cada vez más escasos, la lucha contra el terrorismo y el crimen internacional organizado, la lucha en favor de la paz y la democracia en el mundo, así como el compromiso con el futuro de nuestro planeta. Los europeos sólo podremos cumplir con éxito una gran parte de las citadas labores si trabajamos juntos. Superaría la capacidad de los Estados miembros de la UE el tratar de desarrollar dichos cometidos cada uno por su cuenta.

La Presidencia alemana de la UE en 2007 quiere contribuir a dirigir la UE más hacia el futuro y los cometidos citados. La agenda de la Presidencia es muy densa: forman parte de nuestras prioridades los impulsos para un mayor crecimiento y empleo, los avances en la política energética común y en la protección climática, la mejora de la cooperación en la lucha contra el terrorismo y la criminalidad, así como asuntos de política exterior. En la cuestión constitucional y tras dos años de intermedio de reflexión, pretendemos poner de nuevo en marcha el proceso de reforma de la UE, fijando para ello modalidades, hoja de ruta y orientación del contenido. Queremos conservar la esencia política de la Constitución, para que la UE sea más transparente, más democrática y más eficaz.

La UE se encuentra ante un momento decisivo de cara al futuro. La Presidencia alemana no podrá resolver todas las cuestiones. Por ello es por lo que también cooperamos estrechamente con las Presidencias sucesoras portuguesa y eslovena en el marco de la «Presidencia a tres». Para mí es de particular importancia que nuestra Presidencia emita una señal de esperanza. El porvenir alberga grandes oportunidades. Para alcanzar el éxito conjunto necesitamos de las personas en toda Europa. Europa se logra unidos; de ello estoy seguro.