La desigualdad de la renta en el modelo de crecimiento de la economía española. Alternativas a las políticas de ajuste

En el presente trabajo se analiza la relación existente entre el patrón de distribución de la renta y el modelo de crecimiento de la economía española y se plantean diversas propuestas para tratar de revertir el profundo incremento de la desigualdad y la pobreza que se ha producido desde el comienzo de la actual crisis económica, que, a su vez, permitan la transformación del aparato productivo español.

Junto con las correspondientes secciones de Introducción y Conclusiones, son tres los principales apartados en los que se divide el documento:

En el primero se analiza la citada relación entre desigualdad de la renta y crecimiento económico presente en la economía española durante la década y media anterior al estallido de la crisis. Como veremos, lo que caracterizó al crecimiento del periodo fue la formación de una burbuja inmobiliaria, sostenida sobre un importante proceso de endeudamiento privado. Dicha burbuja permitió que la economía española lograse tasas de crecimiento mayores que las de las economías de su entorno, así como una importante creación de empleo. Sin embargo, lo hizo a costa de una limitación del incremento de los salarios que impidió que la expansión económica redundase en una reducción de la desigualdad. No sólo eso, sino que esa contención salarial lastró la demanda interna y reforzó una especialización comercial y productiva en actividades de media-baja intensidad tecnológica, impidiendo la desaparición del déficit comercial estructural de la economía.

En el segundo apartado se analiza el impacto sobre la desigualdad y el crecimiento de las medidas de ajuste fiscal y salarial puestas en marcha frente a la crisis. Como veremos, la insistencia en medidas de reducción de los costes laborales ha resultado en una profundización de la recesión. Por un lado, la denominada devaluación interna ha resultado inútil para asegurar el logro de un saldo externo positivo. Por el otro, la caída de los salarios, unida a las subidas de impuestos y los recortes de gasto público, ha deprimido aún más el consumo, tanto privado, como público. Todo ello, junto los negativos efectos que esas medidas han tenido sobre los niveles de actividad económica y, consecuentemente, sobre el empleo, han provocado un profundo empeoramiento de los niveles de desigualdad y pobreza, generando una situación de emergencia social.

En contraste con la estrategia de ajuste, en el tercer apartado se presentan una serie de medidas con las que se trata, simultáneamente, de alterar el patrón de distribución de la renta y transformar el modelo de crecimiento de la economía española. Dichas medidas se dividen en tres dimensiones principales: uno, medidas de redistribución estatal con las que asegurar unos niveles mínimos de vida al conjunto de la población; dos, medidas en el ámbito laboral con las que invertir la tendencia a la caída de la participación de los salarios en la renta nacional, reimpulsando el crecimiento mediante una ampliación de la demanda interna; y, tres, medidas sobre el patrón de inserción externa, en concreto, una propuesta de modificación del proceso de integración económica que incluya mecanismos de reequilibrio de los patrones de especialización comercial y productiva de las economías y, con él, de las balanzas por cuenta corriente de los países.

Leer artículo completo en formato PDF (enlace alternativo).

Ricardo Molero Simarro, Doctor en Economía por la Universidad Complutense de Madrid con una tesis sobre la relación entre distribución de la renta y crecimiento económico en China, es profesor del Departamento de Economía de la Universidad Loyola Andalucía y colaborador honorífico del Departamento de Economía Aplicada I (Economía Internacional y Desarrollo) de la Universidad Complutense de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *