La igualdad, más allá de las palabras

Este lunes 8 de marzo celebramos un Día Internacional de la Mujer muy especial. Nuestras vidas han cambiado totalmente en un solo año.

La pandemia de Covid-19 provoca que, para todos nosotros, la situación sea hoy más difícil. Pero hoy quisiera acordarme especialmente de las mujeres que se han visto afectadas por esta pandemia.

Mujeres que han perdido la vida debido al maldito virus, mujeres que han perdido a seres queridos.

Mujeres que han perdido su empleo, o han tenido que compaginarlo con los cuidados de sus hijos o mayores.

Mujeres que han liderado la lucha contra la pandemia, desde el sector sanitario, desde las fuerzas de seguridad del Estado, desde los servicios esenciales.

Pienso en todas nosotras y en lo importante que es seguir luchando por nuestros derechos y por la igualdad.

Y es que esta lucha por la igualdad no es cuestión de un solo día. Desde el Partido Popular trabajamos y nos manifestamos por la igualdad de oportunidades de mujeres y hombres, los 365 días del año y en todos los ámbitos.

Más allá de las palabras, los populares construimos con hechos una sociedad mejor, más libre y justa. Nos avalan más de 40 años en esta lucha. Por eso, no vamos a permitir que nadie hable por nosotros.

Las mujeres del PP somos pioneras y referentes en política: primeras presidentas del Senado y del Congreso, presidentas de Comunidades Autónomas, primeras alcaldesas, primera defensora del pueblo, primera española vicepresidenta de la Comisión Europea.

Hemos gobernado siempre a favor de la igualdad desplegando las mejores políticas de empleo. Estoy muy orgullosa del último gobierno del Partido Popular, del que formé parte como ministra de Igualdad. Situamos el empleo femenino en máximos, con más de 8,5 millones de afiliadas a la Seguridad Social, y dejamos la brecha salarial en mínimos, por debajo del Reino Unido o Alemania.

Defendimos la conciliación: regulamos por primera vez el teletrabajo (hoy una realidad desbordante) y ampliamos el permiso de paternidad.

Y luchamos contra la violencia de género: con reformas del Código Penal, con la prisión permanente revisable y, especialmente, con el logro histórico de la aprobación del primer Pacto de Estado contra la Violencia de Género, un acuerdo que tuve el honor de liderar como ministra del Gobierno de España.

Esos éxitos fueron posibles porque entendemos que la lucha por la igualdad debe ser transversal, superando la barrera de los partidismos. Entendemos la igualdad de la misma manera que la entienden la mayoría de españoles.

Es una lucha por la igualdad real y efectiva para que las mujeres y los hombres tengamos los mismos derechos y las mismas oportunidades, sin barreras ni discriminaciones. Sin demagogia ni falsos debates.

Defendemos que todas podamos elegir nuestro proyecto de vida en total libertad. Y, por ello, debemos colaborar todos juntos, mujeres y hombres.

Lamentablemente, hoy sufrimos un gobierno de España que utiliza el feminismo electoralmente, dividiendo a las mujeres y enfrentándonos a todos. Nos dicen que sólo somos buenas mujeres si somos de izquierda.

Pero el feminismo no es decir miembras y miembros, ni es crear una guerra de sexos o de ideologías. Los partidos del Gobierno de coalición son maestros de la retórica y la propaganda, pero sólo alcanzaremos la igualdad creando oportunidades reales y trabajando juntos.

Por esta razón, en el PP defendemos a las mujeres sin atacar a los hombres, sin culpabilizarlos por el hecho de serlo.

Y no tenemos complejos a la hora de exigir al Gobierno de Pedro Sánchez que deje de instrumentalizar políticamente a las mujeres. Nos insulta al tratarnos como un instrumento político, como hicieron en las pasadas celebraciones del 8-M. La reivindicación de la igualdad debe ser patrimonio de todos.

España es un gran país, mucho mejor que su actual Gobierno. Es uno de los países que más ha progresado en las últimas décadas en todos los ámbitos, también en igualdad. Y seguiremos avanzando si superamos los partidismos y las ideologías de confrontación.

Queda mucho trabajo por hacer. Y desde la Unión Europea vamos a colaborar en ese trabajo. La primera presidenta de la Comisión Europea, la popular Ursula Von der Leyen, acaba de anunciar una nueva legislación para luchar contra la violencia de género, porque “vivir libre y sin miedo es un derecho fundamental”.

Y hemos presentado una directiva para la transparencia salarial, para ser tratadas con justicia en nuestros trabajos. Porque, más allá de las palabras, la igualdad también se defiende liderando Europa con hechos.

Dolors Montserrat es eurodiputada y portavoz del PP en el Parlamento Europeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.