La obsesión de Mundó con Arrimadas y 39 reflexiones más sobre el debate

1. Cataluña debe de ser el único rincón de Europa en el que se considera normal que dos presuntos delincuentes acusados de graves delitos (los exconsejeros Carles Mundó y Josep Rull) participen en un debate electoral como el de ayer de La Sexta.

2. ¡Y para quejarse de la supuesta falta de cultura democrática española!

3. Por otro lado, tienen razón. En una democracia menos bisoña que la española, ellos tendrían prohibido participar en debates electorales.

4. Y no digamos ya ser candidatos en unas elecciones. Si pueden aparecer por televisión y pasear libres por la calle es por los complejos que aún arrastra la joven democracia española.

5. ERC lleva dos semanas escondiendo a Marta Rovira, la sucesora de Carles Junqueras y supuesta candidata a la presidencia de la Generalitat. Ayer tampoco fue ella la escogida por su partido para participar en el debate.

6. En su lugar enviaron a Carles Mundó, un político con serias dificultades para hablar en castellano y cuya obsesión por Inés Arrimadas rozó, en determinados instantes, la vergüenza ajena.

7. La candidata de Ciudadanos lo toreó como se toréo a Rovira frente a Jordi Évole y aquí paz y después gloria.

8. En las redes sociales, el público independentista celebró la supuesta victoria de Mundó sobre Arrimadas. Debieron de ver otra cadena.

9. Pero en el fondo, los entiendo. Son un pueblo cuyo día nacional celebra una derrota en vez de una victoria. Están acostumbrados a ellas y les gustan hasta el punto de considerarlas victorias.

10. Mención aparte para el encargado de escoger en ERC a sus representantes en los debates electorales. Ojalá nunca pierda su puesto en el partido porque como tenga que buscarse la vida en el sector privado como director de personal va a pasar mucha hambre.

11. “Candidata de laboratorio” llamó Mundó a Arrimadas. Ella le daba datos y él los llamaba “chascarrillos”. Muy mal deben de pintar sus encuestas internas.

12. Cuando Arrimadas le acusó de vivir en Matrix, el de ERC le respondió, fuera de sí, “¡ni Matrix ni puñetas!”. Fue un alivio que todos los espectadores de La Sexta pudieran ver aunque fuera durante un segundo el autoritarismo que los políticos de ERC se esfuerzan por esconder bajo esa apariencia de jesuitas de buen corazón apabullados por la supuesta violencia del Estado español.

13. Si algo demostró el debate de ayer en La Sexta es cómo se diluyen los políticos independentistas fuera de su hábitat habitual, es decir TV3. Y no sólo a causa de sus evidentes dificultades para hablar en el idioma que hablan la mayoría de los catalanes.

14. Albiol tuvo un detalle ingenioso. “¿Ve estas líneas que tengo detrás? Eso es el Gobierno independentista, lioso y sin sentido”. El decorado era, efectivamente, un espanto.

15. Josep Rull dijo que Cataluña quiere ser la Suecia, la Dinamarca o la Austria del sur. Debe de ser consciente de que su partido la ha convertido en Corea del norte y ese era su propósito de enmienda.

16. Yo les resumo los argumentos de los tres candidatos independentistas: España nos roba, PP corrupto, Arrimadas facha. Más allá de eso, el páramo.

17. A Puigdemont ni lo mencionaron durante el debate. Y el expresidente, en Bélgica, llamándose a sí mismo “presidente legítimo en el exilio” en pleno ataque de megalomanía aguda y mientras su propio partido hace todo lo posible para que no lo relacionen con él.

18. Bueno, miento: su nombre sí que apareció durante el debate. Fue cuando Mundó le dijo a Rull que su canditato es Junqueras, no Puigdemont. Se avecina guerra civil entre independentistas por las ruinas del procés. Cojan palomitas porque hay cuitas pendientes entre ellos y la sangre va a anegar las cloacas de Barcelona.

19. Domènech, que se presenta como cabeza de lista del partido que ha arrasado económicamente Barcelona gracias a Ada Colau, habló de políticas sociales. Supongo que las financiará con billetes del Monopoly porque si la creación de riqueza depende de su partido vamos arreados.

20. También habló de “esclavismo”. ¿Pero en qué país vive este hombre?

21. El candidato de la CUP, que venía con el guion aprendido y al que Dios no ha llamado por el camino de la improvisación, parecía muy, muy, muy enfadado.

22. Vidal Aragonés, que así se llama el hombre, dijo que su modelo de país era Islandia porque tiene los mismos habitantes que Cataluña. Hay que reconocer que para ser de la CUP las cuentas le salieron razonablemente bien: Cataluña sólo tiene 22 veces más habitantes que Islandia (siete millones y medio por 334.000).

23. Así les salen los programas económicos a los independentistas, claro. “La Cataluña independiente es viable” dicen. Hombre, contando así, Somalia superará el PIB de los EE. UU. en breve.

24. Tiene gracia que Vidal Aragonés, en cualquier caso, perteneciente a una formación que defendía que se “tuvieran hijos en grupo”, aspire a ser islandés. Imagínense a Björk al lado de Anna Gabriel y entenderán el cortocircuito cultural.

25. Nadie que no sea catalán, como un servidor, puede entender qué tipo de lógica lleva a un político independentista a dedicarle tiempo a promulgar leyes y legislar tasas obviamente ilegales sólo para poder quejarse cuando sean tumbadas por los tribunales. Inés Arrimadas lo denunció ayer y a Mundó por poco se le caen las gafas azules del pasmo.

26. Mención aparte para esas gafas. Entiendo que en Cataluña las gafas de colores se consideran tolerables, pero alguien debería decirle a los independentistas que en el resto del mundo sólo las llevan los niños de siete años.

27. También Josep Rull, como Mundó, tuvo dificultades para expresarse en castellano. Debe ser uno de esos éxitos de la inmersión lingüística de la que tanto hablan los nacionalistas. ¿Quién no querría que su hijo fuera escolarizado en el mismo sistema que ha hecho que los catalanes hablen español como si fueran apaches?

28. Rull llamó a su formación “el partido por el diálogo”. Y lo dijo sin reírse.

29. Ellos, que declararon una independencia unilateral y negaron los derechos de la oposición en el Parlamento catalán pasándose por el arco del triunfo sus propias leyes, llamándose a sí mismos “el partido del diálogo”. Ni Trump se atrevería a tanta desfachatez.

30. Iceta estuvo discreto y relativamente elegante, que puede que sea la táctica más inteligente cuando a tu lado tienes a tres independentistas y un demagogo de izquierdas poniéndose solos en evidencia y vociferando discursos no oídos en España desde la Guerra Civil.

31. Mención de honor para el guantazo a dos manos, de padre amantísimo, que le dio a un Vidal Aragonés que andaba rasgándose las vestiduras por las políticas sociales. “Ustedes aprobaron un presupuesto que destinaba cero euros a guarderías”. Al de la CUP le salió barba de golpe, así que puede dar por bueno haber quedado como el adolescente gañán del debate si a cambio ha aprendido a dejarse en casa los discursos de encierro universitario en la facultad de políticas.

32. ¿Quién ganó el debate? Depende. Si lo medimos en votantes arrebatados al rival, nadie. Los candidatos salieron del debate con prácticamente los mismos votantes con los que entraron en él.

33. Si lo medimos en solvencia de propuestas, los partidos constitucionalistas. Aunque tampoco es muy difícil: al otro lado estaban los de “la economía catalana va como un tiro gracias al procés”.

34. Si lo medimos en zascas, pues miren: me importa un pimiento porque eso sólo sirve para las redes sociales y no tiene efectos en la vida real.

35. Si lo medimos en inteligencia política, ahí los ganadores claros vuelven a ser de nuevo los partidos constitucionalistas.

36. No se entiende por ejemplo la insistencia de Mundó en atacar a Arrimadas. Porque no luchan por los mismos votantes y porque esos ataques sólo pueden llevar votos de votantes del PP dubitativos hacia ella.

37. En este sentido, ella fue bastante más inteligente. Atacó al independentismo en general pero no se centró en un partido en concreto. Su discurso final iba dirigido claramente a los votantes que todavía no han decidido su voto.

38. Saliéndonos del debate por un instante. La ANC ha confirmado que sólo reconocerá a Puigdemont como “presidente legítimo”.

39. La ANC ha dicho también que sólo reconocerá a un Gobierno independentista.

40. Si es una táctica para convencer al juez de que decrete la libertad de Jordi Sánchez, alguien debería decirles que les está saliendo regulera.

Cristian Campos, periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *