La presencia empresarial española en el Sudeste Asiático

Las empresas españolas son cada vez más conscientes de que existen interesantes nichos de oportunidad para ellas en esta parte del mundo. Este documento es fruto de las acciones realizadas a lo largo del primer año de vida del grupo de trabajo sobre la presencia empresarial española en el Sudeste Asiático, creado por el Real Instituto Elcano en diciembre de 2013. Se divide en siete capítulos: el primero analiza la evolución en la última década de los flujos comerciales y de inversión entre España y las seis principales economías de la ASEAN: Indonesia, Tailandia, Malasia, Singapur, Filipinas y Vietnam; los siete restantes están dedicados a las relaciones comerciales y financieras de España con estos países.

Índice

  • Introducción: el Sudeste Asiático, ¿una nueva frontera para la empresa española? Mario Esteban.
  • La presencia empresarial española en el Sudeste Asiático: un análisis sectorial y territorial. Amadeo Navarro.
  • Recomendaciones para incrementar la presencia empresarial española en Indonesia. José Luis Jordán.
  • Presencia económica española en Vietnam: intercambio comercial, inversiones y expectativas de futuro. Juan Inoriza.
  • Cómo incrementar la presencia empresarial española en Singapur: oportunidades tras la firma del Acuerdo de Libre Comercio con la UE. Clara Portela y María García.
  • Claves para fortalecer la presencia empresarial española en Malasia. Luis Blancafort y Jacinto Soler.
  • La presencia española en Tailandia: análisis y sugerencias para potenciar las relaciones empresariales y culturales. Gloria García.
  • Rectificando el desconocimiento mutuo: redescubrir Filipinas como puerta de entrada a la ASEAN. Ricardo G. Barcelona y Bernardo M. Villegas.

Introducción: el Sudeste Asiático: ¿una nueva frontera para la empresa española?

El Sudeste Asiático es una de las regiones económicamente más significativas y dinámicas del planeta. Si sumásemos el PIB de los países que componen la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) nos encontraríamos con la séptima mayor economía del mundo que, según PWC, escalará hasta la cuarta posición en 2050. A más corto plazo, el Fondo Monetario Internacional prevé que su PIB se vaya a duplicar en esta década (2010-2019), apoyándose en una población joven que se incorpora masivamente a un mercado laboral con múltiples oportunidades y en un panorama macroeconómico favorable: con sistemas bancarios sólidos, bajo endeudamiento público y rápido crecimiento de la productividad, por encima de países como la India, Brasil y México. Esto permitirá que antes de finalizar esta década, más de 120 millones de personas se sumen a la clase media de estos países y que aumente sustancialmente su demanda privada y pública de bienes y servicios del exterior.

Además, asistimos a un proceso de cambio institucional en la región, que debería cristalizar en 2015 en la anunciada Comunidad Económica ASEAN. Más allá de si los países de la ASEAN serán capaces de cumplir con los plazos y con los criterios que ellos mismos se han marcado, es innegable que seguirán profundizando en su integración económica, con vistas a conseguir a corto-medio plazo la libre circulación de bienes, capital y trabajadores. Estas trasformaciones aumentan el atractivo de la región para las empresas españolas y también obligan a las que ya están implantadas a tomar medidas para adaptarse a este nuevo contexto.

Sin embargo, las compañías españolas, salvo contadas y notables excepciones, no suelen tener al Sudeste Asiático en su radio de acción. Esto se debe a que la empresa española apenas estaba comenzando a internacionalizarse durante el primer período en que la región atrajo inversión extranjera con gran intensidad, en los años previos a la crisis financiera asiática que estalló en 1997. Con el cambio de siglo, los Estados del Sudeste Asiático fueron dejando atrás la crisis para embarcarse en un proceso de rápido crecimiento económico que llevó a los inversores internacionales a llamar de nuevo a su puerta; además, en ese momento también crecía el número de empresas españolas que comenzaban a mirar hacia Asia. Sin embargo, la mayor parte de las empresas españolas que desembarcaron en Asia pasaron por alto el Sudeste Asiático y se dirigieron a China. De hecho, según el V Índice Elcano de Riesgos y Oportunidades para la economía española, ningún país de la ASEAN se encuentra entre los 35 países con los que España mantiene mayores relaciones económicas. El desconocimiento de las oportunidades que ofrecen los países de la ASEAN es uno de los principales factores que han frenado a las empresas españolas, junto al hecho de que el Sudeste Asiático ni esté tan próximo a España como Europa y el Mediterráneo, ni ofrezca las similitudes lingüísticas y culturales de América Latina, ni prometa un mercado de más de 1.000 millones de consumidores como China y la India.

A pesar de ello, las empresas españolas son cada vez más conscientes de que existen interesantes nichos de oportunidad para ellas en esta parte del mundo. En este marco, el Real Instituto Elcano creó en diciembre de 2013 un grupo de trabajo sobre la presencia empresarial española en el Sudeste Asiático. Este documento es fruto de las acciones realizadas a lo largo del primer año de vida del grupo y se divide en siete capítulos. El primero analiza la evolución en la última década de los flujos comerciales y de inversión entre España y las seis principales economías de la ASEAN: Indonesia, Tailandia, Malasia, Singapur, Filipinas y Vietnam. Los seis capítulos restantes están dedicados a las relaciones comerciales y financieras de España con estos países. Cada capítulo expone las posibilidades y las dificultades que cada una de estas economías presenta para el empresariado español y desarrolla una serie de recomendaciones adaptadas a cada mercado concreto para superar los obstáculos existentes y facilitar la materialización de dicha oportunidades. En este documento prima, por consiguiente, un enfoque práctico, y esperamos que pueda ser de utilidad para las compañías españolas que tengan o se planteen tener actividad en el Sudeste Asiático.

Leer artículo completo en formato PDF (enlace alternativo).

Mario Esteban, Investigador principal de Asia-Pacífico del Real Instituto Elcano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *